24 septiembre 2009

La prostitución a examen

La prostitución está en candelero. Nadie sabe exactamente por qué, de la noche a la mañana, la prostitución ha saltado a los medios de comunicación y hoy los periódicos, las revistas, los canales de televisión y las distintas radios la han convertido en un tema de primera magnitud. Y me alegro, porque parecía uno de esos temas invisibles que todo el mundo sabe que está pero del que nadie quiere hablar.

Eso no quita para que la hipocresía vuelva al ruedo ibérico, también en este asunto. Ahora resulta que parece que medios de comunicación y autoridades se han dado cuenta, por ejemplo, de que hay putas en Las Ramblas, ¡con lo bonitas que son! – a Las Ramblas me refiero--; vamos como si fuera nuevo. Y ha llegado el tiempo de escandalizarse, todos, vecinos, autoridades, gente que pasaba por allí, gente que no conoce Las Ramblas, todos escandalizados porque allí hay putas. Como si las prostitutas nunca hubieran estado, como si nunca hubieran existido y como si no hubiera clientes que demandan ese servicio.

Escuchaba en un programa de radio ayer, que hablaba sobre este tema, tan de moda, unos datos que deberían hacer reflexionar a una sociedad que tanto se escandaliza porque las putas existen.prostitución 2

El negocio de la prostitución mueve 18.000 millones al año o sea 50 millones de euros al día. Tiene un millón y medio de usuarios al día y el 6% de la población masculina es asiduo de este negocio. Total, mueve más dinero que la droga y tiene más clientes que el cine.

Sé que el tema es muy delicado, sé que las posiciones hay que matizarlas mucho, pero como siempre hago, me voy a mojar. No me gusta la prostitución. Pero no me gusta, no por el hecho en sí, puesto que si fuera un trabajo libre y escogido –como puede serlo en algunos casos—me parece tan digno como cualquier otro. No me gusta por lo que le rodea y conlleva.

Y fundamentalmente hay, a mi modo de ver, dos asuntos que hacen que sea una profesión con problemas. Uno es el que atañe a la salud. Las enfermedades de transmisión sexual siguen siendo graves en muchos casos y por lo tanto en el caso de las prostitutas, cuyas relaciones son múltiples, requieren de un cuidado especial, que no se da.

El otro asunto es el de la explotación a la que se ven sometidas muchas prostitutas, bien por mafias organizadas o bien por chulos explotadores. Esta cuestión es de una gravedad extrema y hay que abordarla ya, sin hipocresía y con contundencia. Son decisivos incentivantes de esta explotación, la ley de inmigración y la desigualdad de género, lo explica muy bien June.

Para mí la solución a esos dos problemas es la legalización, no se pueden resolver en una situación de alegalidad. Ojalá que desapareciera si así quisieran las trabajadoras, pero mientras tanto hay que regular esta cuestión por esos dos problemas.

Lo primero que habría que hacer es escuchar a las propias trabajadoras del sexo, a sus representantes, y hacer propuestas concretas para solucionar los problemas que les atañen. No vale, como se ha hecho hasta ahora, desde instancias políticas, hablar de derechos laborales o derechos humanos y al final no hacer nada, o simplemente echarlas de un sitio para que se vayan a otro. Actuar es lo que hace falta, no se pueden dejar las cosas como están, y hay que prever la posibilidad de una alternativa de empleo a quien quiera abandonar este trabajo.

Un ejemplo más de esa hipocresía es la publicidad del negocio de la prostitución que se hace en casi todos los periódicos (de los generalistas y de ámbito nacional creo que se salva sólo Público). Diarios que obtienen pingües beneficios de esta actividad mientras a la vez defienden desde sus editoriales posturas moralistas y algunos con relevancia religiosa.

Mientras no esté legalizado este negocio todo lo que sea fomentarlo y publicitarlo significa magnificar sus problemas. Y ahí tenemos a los dos grandes partidos, PP y PSOE, unidos en su pinza particular, votando en contra de la legalización y de la prohibición de la publicidad sobre la prostitución avalada por todos los demás grupos políticos del arco parlamentario.

En fin, un problema complejo –con muchas aristas, como dicen los modernos— que hay que solucionar. No se puede mirar más al tendido, hay que atajar la cuestión. ¿No existe un ministerio de Igualdad, otro de Trabajo y otro de Sanidad? Pues se ponen en contacto con las asociaciones de prostitutas y adelante. No hagamos lo de siempre, mirar a otro lado, que son muchos años invisibilizando la cuestión, salvo para denigrarla y sacar tajada de ella.

Salud y República

15 comentarios:

Selma dijo...

Es muy complejo.. Sí, ha existido siempre y siempre existirá... mientras haya demanda, y la hay, siempre habrá oferta.
El problema a mi juicio es la invasión del espacio público... y su falta de legalización...Por higiene por encima de todo, y al ser mujer lo veo denigrante pero para nada lo prohibiría.. puedo ser ilusa pero en "casitas blancas" como antes creo que sería mejor... Y más fácil de regular en todos los sentidos, en cuanto a ingresos sujetos a control fiscal también..
Cada día por la carretera y cada pocos kms hay señoras expuestas y no quieras saber los frenazos que tengo que dar porque el que va delante mío se "despistó"...

Veo que es un tema como dices lleno de aristas y de hipocresías, esa doble moralidad imperante por parte de los defensores de la moral y las buenas costumbres...

El "Público" es realmente modélico y único.. y de las "Pinzas" pronto podremos extender toda nuestra colada..

Besos, Rafa.

Que quede claro que no soy nada puritana... Pero..

rafa hortaleza dijo...

Gran entrada Rafa...

Anónimo dijo...

I wish you health and happiness every day!
Ich wunsche Ihnen Gluck und Gesundheit jeden Tag!
Je vous souhaite sante et bonheur chaque jour!

網路行銷
seo

Anónimo dijo...

bueno, con el últimocomentario, el del japonés no estoy de acuerdo, pero con usted sí.
paece evidente que la legalización se impone. Y luego la regulación.

O podemos seguir con las "casas de tolerancia" del franquismo y la doble moral.

mitxel

Guanarteme dijo...

Oiga, lo del dentista le ha dejado grogui. Cuando la izquierda y el feminismo hablan de erradicar la prostitución ¿usted sale apoyando a Esperrancia? Ja,ja,ja.

Hay muchos tòpicos en esto de la prostitución. Si usted elimina todo lo delincuencial que existe alrededor del tema, se quedará con cuatro y las pobres inmigrantes latinas que van a los clubs rurales a buscar al solterón que las saque y se case con ellas.

Osea, problema poco, delincuencia mucha, necesidad algo. Desverguenza mediática toda.

Neogeminis dijo...

En este tema y por supuesto, opinando desde afuera, creo que nadie escoge practicar la profesión más vieja del mundo por puro gusto, lo hace porque no tiene otra opción, así que no comparto eso de decir que puede ser una profesión tan respetable y digna como cualquier otra. Salvo las prostitutas más caras, esas que viven rodeadas de lujos y cobran cifras siderales, las demás, la mayoría, sobreviven como pueden teniendo que aguantar lo indecible, incluso arriesgar su propia vida, exponiéndose al maltrato de clientes y policías. No creo que alguien acepte ese oficio pudiendo escoger otro. Se debe legislarlo, por supuesto, para protegerlas y proteger del contagio a quienes requieren de sus servicios, pero en general se persigue a las prostitutas y no a sus clientes. Me parece una tremenda injusticia.


Saludos!

RGAlmazán dijo...

Selma, es un tema que hay que controlar, no se puede dejar sin hacer nada. Y desde luego hay que contar con la voz de las prostitutas. Un beso.

Gracias Rafa.

De acuerdo, D. Mitxel, sólo nos faltaba volver a aquella época.

Guanarteme, no me fastidie. Con la Espe ni a por agua. Pues no, no parece que sea eso lo que quiere el PP, ha votado en contra de la legalización. Y, desde luego, lo ideal es que no existiera pero existe y eso no se borra con el deseo.

Mónica, ¿Alguien elige ser minero por gusto? Pues es igual. Lo importante, a mi modo de ver, es que si alguien lo hace, lo haga de forma voluntaria, sin presiones, sin mafias y con garantías sanitarias. Y entiendo desde luego que lo mejor es que no existiera. Y llevas razón, si no hubiera clientes no habría prostitución. Los clientes tienen responsabilidad y no se les acosa.
Un beso.

Salud y República

Txema dijo...

Hago una lectura rápida y apresurada y estoy bastante de acuerdo con D. kabileño. La izquierda mentiene en esto una postura pacata.

Dilaida dijo...

El eterno problema... Yo opino que la legalización sería la solución del problema. Las que quieran ejercer esa profesión tienen todo el derecho, pero de una forma libre y voluntaria y en condiciones minimamente aceptables.
Bicos

Antonio Rodriguez dijo...

Reconozco que no tengo una opinión solida sobre este tema. No se que sería mejor si la prohibición o la legalización. Aunque la peor de las situaciones es la actual, donde la mayoría de las mujeres que se dedican a la protitución son explotadas por proxenastas y mafias.
Creo que la protitución exite porque hay quien paga por el sexo y mafias que controlan el mundo del sexo, por eso creo que la lucha contra esa lacra debe ser contra los que generan el negoció, incluido los medios que anuncian la protitución. Y para acabar con este negocio se tiene que dar salida a las mujers que lo ejercen.
A partir de ahí las mujeres que decidan ejercer la prostitución libremente deben de contar con un marco legal que las proteja social, laboral y sanitariamente.
Salud, República y Socialismo

Antònia Pons Valldosera dijo...

Rafa, tocas varios temas muy interesantes en tu entrada. Se habla de la prostitución desde que en el país se publicaron las fotos famosas de la Boquería y sacaron el la tele las quejas de los vecinos del Raval. Es hipócrita la posición del periódico que saca dinero de los anuncios de masajes y después se rasga las vestiduras. Eso lo primero.
Lo segundo yo no creo que sea una profesión como cualquier otra, me parece una actividad denigrante para quien la ejerce y para los que la consumen. Por cada puta que ejerce libremente como tal hay miles obligadas, explotadas y chuleadas por mafias sin escrúpulos que se lucran con esta nueva forma de esclavitud.
Algo habrá que hacer desde los poderes públicos y esto no pasa por ordenanzas municipales prohibiendo ejercerla en las calles de las ciudades porque o bien se la pasan por el forro o bien se van a la carretera.
¿Cúal es la solución? no lo sé y no creo que la haya mientras haya demanda. En la Biblia ya encontramos meretrices y hoy día, chicas que por necesidad o por dinero subastan su virginidad en internet. Nuestros niños se ven expuestos a raciones de sexo puro y duro en medios de comunicación, que no es que sea malo sino que no es adecuado para un menor que puede pensar que el sexo es algo disociado del afecto o de la libertad. A mi no me gustaría salir a la calle con mi nieto/a o hijos menores y ver a una pareja practicando sexo en el portal.
Que se afronte esta cuestión y que se busquen soluciones escuchando a todos los implicados: empresarios serios y trabajadores del sexo. Y que lo saquen de la calle,y de las carreteras ya, y que se persiga a los tratantes de mujeres, y a las mafias con toda la dureza que sea posible.
Cada uno puede hacer de su capa un sayo, si así lo quiere pero sin explotaciones y pudiendo elegir.
Soy mujer y ni por todo el oro del mundo me dedicaría a algo tan degradante. Soy una persona, no un objeto para usar y tirar. Y así veo a las prostitutas tanto a las de la calle como a las de alto standing llamadas "acompañantes"
Un abrazo.

fritus dijo...

Lo realmente jodido es que el mundo está lleno de clientes...las prostitutas no supondrían absolutamente ningún problema si no existieran ellos, y no hablo de solterones, jovencitos o discapacitados...hablo de cientos de miles de tíos que gastan pasta en el tema y luego se les llena la boca con la explotación de la mujer...

A mi humilde entender hay dos problemas gordos asociados a la prostitución.

-Uno serían las mafias y las personas que ejercen la prostitución obligadas o coaccionadas...que no creo que sean la mayoría. Eso sería un problema de índole penal y que ya se regula actualmente en el código y se persigue penalmente

-Y otro, que a mi me preocupa más...es que de esos chorrocientos mil millones de euros anuales que mueve la prostitución no tributa practicamente nada, todo es negro y escapa al fisco...vamos, que las señoras o las casas de señoras no extienden facturas con IVA ni retención de IRPF...y , viendolo desde ese punto de vista si sería deseable una regulación por parte del Estado. Y más en tiempos de crisis.

Un abrazo, y muy certero post el suyo, Don Rafael

m.eugènia creus-piqué dijo...

Rafa pasépor aquí esta mañana y creí que te había comentado y ahora he visto que no, pienso que todos son una sarta de hipócritas de tomo y lomo, lo mejor sería regularlo, ya se que hay mujeres que lo abolirían porque realmente no deja de ser una esclavitud y trata de blancas, todo lo encuentro bastante difícil y por eso los gobiernos miran hacia otro lado, como siempre. Besos.

karlos dijo...

No seamos hipócritas, me jode mucho mas la doble moral de la izquierda (por que esa doble moral es mas propia de la derecha católica y beata ). Una concejal de ERC consiguió que el festival de cine erotico de Barcelona cambiase de ubicación y luego me entero que un director de cine porno Conrad Son es simpatizante de ERC. Seamos sinceros neogeminis si las prostitutas estan desvalidas es por que su actividad es ilegal y ya se sabe que toda la actividad ilegal (como las drogas) cae en manos de mafias. Si firmaran un contrato legal 1º podrian abandonar si lo desean su profesión "2º tendrian derechos laborales, control santario y el control de los chulos\mafias seria bastante menor. Vamos a ver está claro que a ninguna mujer le gusta prostituirse, pero eso no quita que le tengamos que dar un marco legal a esas mujeres para hacer su vida mucho más fácil. Lo de erradicar la prostitución lo veo como lo de la guerra contra las drogas, ALGO IMPOSIBLE

Cliente X dijo...

No se puede pretender conocer un tema tan complejo como la prostitución únicamente por lo que se ha escuchado en un programa de radio. En muchos casos las opiniones que se tienen se fundamentan más en prejuicios y mitos que en realidades y hechos constatables.

Almazán, si te interesa el tema y verdaderamente crees que hay que escuchar a las prostitutas te invito tanto a mi blog como a los de muchas de estas chicas que tengo enlazados.

Un saludo y felicidades por el blog, vaya cantidad de seguidores que tienes.