05 septiembre 2009

Los daños colaterales

"Precioso" eufemismo que suele tratar de justificar catástrofes y asesinatos, cometidos de forma involuntaria pero necesaria.

Así en Irak murieron decenas de miles de civiles pero no importa, no eran muertos de verdad, eran daños colaterales. Y ya saben que los israelíes no han asesinado niños palestinos, han sido simples daños colaterales, que no es lo mismo. Y así sucesivamente.

Pero, de verdad, el paradigma de los daños colaterales es Afganistán. Una muestra que ha de servir de ejemplo. Todo lo malo que ocurre en Afganistán son daños colaterales. Por eso, porque es así, nosotros, desde nuestra Ejjpaña del alma les vamos a mandar más tropas, porque hay que contribuir a los daños colaterales.

Empecemos diciendo que los daños colaterales suelen venir acompañados de otros eufemismos que les van centrando en el meollo de la cuestión. Por ejemplo, a Afganistán hemos ido y seguiremos yendo en "misión de paz". Magnífico eufemismo que nos va acercando al centro del problema. Allí no hay una guerra aunque se le parezca mucho, y si algún soldado o civil cae es producto de los "daños colaterales".

Que haya habido unas elecciones trucadas (con participación del 33% y con más denuncias de fraude que  ) da igual, "no importa si el gato es blanco o negro, lo importante es que cace ratones". Al fin y al cabo, el fraude no deja de ser un daño colateral de limitada importancia.

Que la mujer afgana siga igual de vejada y sometida que con los talibanes y que desde occidente se mire a otro lado, qué más da. Al fin y al cabo son sólo mujeres y árabes. Y eso no deja de ser un daño colateral si pensamos en la libertad y la democracia que vamos a dejar a este pueblo, un día de estos.Vejaciones Afganistán

Que en la embajada de USA en Kabul, se vejara y se ultrajara al personal afgano, no tiene la menor importancia, "son daños colaterales", es verdad que no está bien, pero lo importante es la labor de ayuda y de solidaridad que los americanos, aquellos que alimentaron a los talibanes, están haciendo para con los afganos.

Que ha habido cien muertos ayer, muchos de ellos civiles, por bombardeo de la OTAN, tiene una importancia relativa, al fin y al cabo son daños colaterales, no asesinatos. Un cálculo errado no puede empañar el magnífico proceso de paz, democracia y libertad que desde Occidente se está realizando.

Pues eso, la Constitución dice bien claro, como apuntó Cayo Lara, cuáles son las funciones que han de cumplir las fuerzas armadas:

Artículo 8.

1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Yo no acabo de entender como puede haber gente que no vea en la Constitución, claramente, que es desde Afganistán desde donde se defiende la soberanía y la integridad territorial española. Hay que estar ciegos, seguramente se tratará de pacifistas de pacotilla.

Una vez que queda claro, debemos mandar más soldados, que nos pide el cuerpo ser importante. Por cierto, ¿no será la Constitución otro daño colateral?

Salud y República

14 comentarios:

Domin dijo...

Gran entrada Kabila

Montse dijo...

Ante la frustración nos queda la ironía, ¿verdad Rafa?

Un abrazo, Montse

m.eugènia creus-piqué dijo...

Mira Rafa yo no he entendido nunca que sacaran a los militares españoles rapidamente de Irak y los metieran en Afganistán y lo que ha dicho la ministra que tal vez mandarán a más soldados allí me parece horrible.Un besito.

mariajesusparadela dijo...

No lo ha dicho solamente la ministra, también lo ha dicho Zapatero. Estamos pagando todos la magnífica preparación que los americanos dieron a Bin Laden para evitar que Afganistan cayera en manos rusas. Y ahora ¿qué?
Vuelta de los soldados españoles YA.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Son unos hopócritas, todos. Lo de la embajada no tiene nombre. Y aunque no has hablado de ello los cascos azules onusinos también tienen lo suyo.
CAFRES.

Felipe Medina dijo...

Don Rafa,casi hemos coincidido en la entrada

Un abrazo

daalla dijo...

"Queréis la fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor" Esta frase de la famosa serie musical de hace años me ha venido a la mente después de leer tu entrada. El problema es, querido Rafa, que para ser amigos de los americanos, sea Bush o sea Obama, y para pintar algo en el mundo, hay que aceptar los "pequeños" daños colaterales que apuntas.
Saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

La principal razón que, para mi, justifica la misión humanitaria es la de preservar los derechos humanos de las mujeres y ya vemos las condiciones en las que estan y las leyes que aprueban con la pasividad internacional.
No se puede estar allí y apoyar a un tirano sin que se le exija el respeto de los derechos humanos de la población y sobre todo de los más debiles: las mujeres.
No se puede estar alli sin condiciones y sin que se cumplen.
Salud, República y Socialismo

javi dijo...

¿Misión humanitaria? ¿cuantos inocentes muertos sobre la filosofia de protección utópica de atentados?. Tenía dudas sobre lo que hacían las "tropas españolas" en Afganistán, pero aumentar el número de soldados me hace aumentar las dudas (lo de dudas es relativo, en mi opniómn largo de allí desde hace tiempo).

Neogeminis dijo...

Qué asco, por favor! qué asco!...es guerra, es asesinato, es complicidad, es vejación, es humillación, es injusticia,es invasión!...NO hay eufemismos que lo tapen!...hasta cuándo, por favor, hasta cuándo!


Es nuestro deber tratar de mostrar las verdades, en al medida que podamos.

Gracias.

RGAlmazán dijo...

Bienvenido y gracias, Domin.

Montse, y que no nos falte. Un beso.

Pues sí, Geni, van a mandar más. Besos

María Jesús, me uno a tu petición de que vuelvan ya, pero ya. Bicos.

Pues sí, Antònia, también los cascos azules. Un beso.

Felipe, sí, es un tema candente y veo que a los dos nos pone de mala leche.

Daalla, es verdad, al fin y al cabo son "pequeños daños colaterales". ¡Joder!

Pues ya ves Antonio, lo que se ha conseguido en ese campo. Una leche.

Javi, pues todavía la llaman "misión humanitaria".

Mónica, efectivamente, es nuestro deber, aunque no tengamos el eco necesario para cambiar la decisión.
Un beso.

Salud y República

Selma dijo...

Aquí una pacifista de pacotilla asqueada, desanimada, desconfiada en el género humano... Y que pronto se limitará a mirar los pronosticos del tiempo en las noticias de televisión...

Besos, blues, muy blues, Rafa :(

Genín dijo...

Hay que pagar con carne la cuota correspondiente al imperio, sale mas barato, total unos cuantos soldados a quien le importa...
Salud

picapiedra dijo...

No hay más. Y si te quieres salir del guión, eres un terrorista y además no te "ajuntamos", y ya no pintas nada en esas reuniones tan importantes que nos montamos donde nos repartimos los recursos del planeta y a la que te dejamos venir e incluso dar un cachito si no nos tocas mucho las pelotas. Que para esos somos los master del universo, pringao.