02 junio 2011

Conducir es de hombres

Hablamos mucho de la situación que tienen las mujeres en algunos países árabes como en Irán, Afganistán o Yemen, sin embargo poco se dice de uno de los países donde las mujeres son “animales en reserva”. Hablo de Arabia Saudí.

Pero claro, no conviene decirlo. Ya saben ustedes que el gobierno saudí es amigo de los EE.UU. y de todo Occidente, incluido España, donde el Borbón cada vez que ve al rey saudí, le pega un abrazo que tiemblan los guardaespaldas.

Y es que he visto y escuchado, en el telediario de la Sexta, que este país árabe es el único en el mundo que prohíbe conducir a las mujeres. La policía detiene a cualquier fémina que vea conduciendo.

El mes pasado una mujer, Manal Al-Sharif, desafió esta norma y se grabó conduciendo y lo colgó en Internet. Bueno, pues el vídeo ha sido prohibido y ella detenida. Lo que ocurre es que esta acción ha servido para lanzar una acción de protesta y ahora son varias las mujeres que se han grabado conduciendo y lo han colgado en Youtube. Piden la liberación de Al-Sharif y, además, se espera una manifestación de mujeres conduciendo para mediados de este mes.

Es curioso ver que un país con una de las rentas per cápita más altas del mundo, repleto de coches de lujo, no se pueda ver a mujeres conduciendo.

La prohibición viene de los fundamentalistas, por ejemplo uno de los más extremistas afirma que “las mujeres conductoras son demonios que merecen morir”. Y otros menos salvajes dicen que no es necesario porque la mayoría tienen chófer propio. Y otros piensan que que al conducir una mujer puede que, probablemente, se descubra la cara y, además, se aleje del control de “sus hombres”, y hasta pudiera pintarse y llegar a tener relación con otros, y…

En fin, las mentes calenturientas no tienen freno. Pero, aquí no pasa nada, o son las mismas mujeres las que se rebelan y consiguen su libertad o no se logrará. Ya se sabe que Occidente a sus amigos les permite todo, por supuesto que la mujer siga siendo un ser de segunda, y, si no, que se lo digan a las afganas, donde después de años de invasión occidental, siguen sometidas a sus amos machos.

Hasta las discriminaciones pueden ser de segunda y de primera división, de acuerdo a los lazos que esos países tengan con el Imperio.

Espero que pronto las mujeres saudíes puedan conducir y se vayan quitando las cadenas, y desde luego, el mérito será suyo, sólo suyo.

Salud y República

10 comentarios:

Felipe dijo...

Es que hay dictaduras y fundamentalismos de 1ª y de 2ª.

Increíble pero eso es lo que hay con estos jequetones amigos de Borbones.

Buen día,Rafa

Ciberculturalia dijo...

Hoy hemos coincidido y es que lo que ocurre en Arabia Saudí es terrible para las mujeres. Espero que sea puesta pronto en libertad Manal. Cuánto tienen que padecer muchas mujeres para llevar una vida mínimamente digna.
Seguiremos denunciando
Un beso

///Esfera Comunista\\\ dijo...

Lo de Arabia Saudí es una teocracia pura y dura. Robas, te cortan la mano; eres adúltera, te lapidan; te violan, el tío va a la cárcel, pero a ti te lapidan. La mujer no puede conducir, no puede ir en transporte público sola. No hay cines, no hay teatros, porque supuestamente eso va en contra de las enseñanzas del Corán. En las horas de rezo se suprime la programación de televisión.

Pero claro, como tu bien dices, son nuestros amiguitos y de los yankees. Juan Carlos bien que habla de democracia pero no tiene ningún problema en relacionarse con el monarca autoritario de este país. En fin, pero fíjate, hasta a Arabia Saudí ha llegado la revolución a su manera.

Dilaida dijo...

No todos los países fundamentalistas son vistos con los mismos ojos en Occidente, unos son amigos y muy queridos sus mandatarios y otros, ya se sabe...
Bicos

Dean dijo...

¿Son conductoras suicidas?
Esos países nunca me han atraido, yo no entiendo a los que se van a hacer turismo por allí; y en cuanto al monarca español, ya se sabe de que lado va.
Un saludo.

Las Gemelas del Sur dijo...

Es inaudito que sigamos hablando, porque existe, de esta agresión continuada y consentida contra los derechos de seres humanos, como lo son las mujeres, incluidas las afganas, las saudíes, y las de todos esos paises donde el dominio del macho se esfuerza en anular su brillo, pero desde luego y con no poco esfuerzo, conseguiran conquistar su espacio. Y por supuesto lo harán por méritos propios, estoy convencida.

Saludos

Neogeminis dijo...

Muchas gracias Rafa -hablo como perteneciente al género postergado- por sumarte a estas reivindicaciones tan lógicas y primarias que uno no entiende cómo puede ser posible que aún hoy -en pleno 2011- tengamos que seguir reclamando por ellas!


Un abrazo.

Genín dijo...

Yo también lo vi, no me extrañó nada sabiendo como las gastan los machistas saudíes, eso es una pequeña anécdota, pero si, la pasta les da muchos "amigos".
Salud

María dijo...

Con las culturas distintas a la mía, me pasa que a veces me llevo un chasco. ¿Y si ellas están conformes con no conducir? Me refiero a la mayoría de mujeres, por que a la que han detenido ya se ve que lucha.
En fin, ojalá que la discriminación vaya desapareciendo pronto.

Besos

RGAlmazán dijo...

Pues sí, Felipe, así es.

Carmen, es triste ver que el gobierno saudi es amiguísimo de Occidente y nadie le critica. Y las mujeres son seres de categoría B.
Besos

Esfera, tal cual lo cuentas. Todo esto es lo que se critica diariamente a los iraníes, por ejemplo. Un beso.

Dilaida, lo que manda son intereses comerciales sin importar los derechos humanos.

Dean, sí a mí tampoco me atraen.

Gemelas, bienvenidas a Kabila. Sí, estoy convencido sólo las propias iraníes serán capaces de liberarse si se unen y hacen frente al machismo. Desde luego que no esperen ayuda de fuera.

Mónica, es una discriminación tremenda que cuesta mucho superarla. Han sido siglos que ha estado gravada a fuego en el ADN de hombres y mujeres. Un beso.

Genín, sí, son amiguetes de conveniencia. El petróleo es el nexo de unión.

María, respetar los valores de las culturas es fundamental, pero por encima están los derechos humanos, reconocidos universalmente. La mujer saudí puede que sea tan machista como su hombre, pero también lo era aquí la mujer hace sesenta años y hoy ha dado pasos muy importantes.
Besos

Salud y República