25 mayo 2009

África: el continente olvidado

Hoy se celebra El día de África, el continente marcado por la pobreza, el SIDA, las pandemias, el hambre, el subdesarrollo, los conflictos armados y la corrupción.

Mientras aquí estamos inmersos en unas elecciones europeas, en la gran mayoría de los países africanos la forma de Estado es una dictadura pura y dura o, en el mejor de los casos, una dicta-blanda.

Mientras aquí nos quejamos por nuestros niveles de educación y de salud, en África según el estudio Social Watch no se alcanzará un nivel parecido al nuestro, salvo cambios estructurales, hasta el año 2353.africa04

Mientras en nuestras basuras, los pobres del primer mundo recogen alimentos, en África, de 930 millones de habitantes más de 400 millones pasan hambre, de ellos 50 millones tienen hambre crónica.

Mientras aquí nos empeñamos en cerrar fronteras y construir alambradas y muros, en África sólo los conflictos armados han desplazado de sus países a once millones de personas.

Y añadamos que:

  • Más de 78 millones de niños están sin escolarizar
  • Los dirigentes políticos africanos, según el ODI (Instituto ultramarino de desarrollo) han desviado entre 700.000 y 800.000 millones de dólares procedentes del petróleo.
  • 200.000 niños son esclavos o trabajan como soldados.
  • La corrupción está generalizada en quienes detentan los poderes públicos.
  • Existen conflictos abiertos en muchos países, algunos de violencia extrema como en el Sudán y el Congo. Y otros de una duración interminable y de una injusticia supina como el de Marruecos y el Sahara.
  • Hay casi veintinueve millones de afectados por el SIDA.
  • Trescientos millones de africanos sobreviven sin agua potable.

Y eso ocurre en un continente que tiene casi el 10% de las reservas petrolíferas, casi todo el Coltán del mundo y gran parte de las reservas de diamantes y metales preciosos. Donde solamente la aristocracia política se beneficia de esa riqueza.

Y todo esto en el llamado "continente de la esperanza" dada la juventud de sus habitantes. Un continente con enormes riquezas naturales, cuya historia, cultura, leyendas y enormes posibilidades turísticas lo convierten en una fuente de recursos.

Mientras aquí, en éste, nuestro primer mundo, nos empeñamos en cerrar las fronteras, en esquilmarles de sus riquezas y en olvidarnos de su realidad.

A menudo olvidamos que existe un Primer Mundo, a costa de un Tercero.

Hoy quiero gritar más fuerte que nunca que:

¡OTRO MUNDO ES INDISPENSABLE! 

Salud y República

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Propiedad y comercio para África ya!!!
Esas 2 instituciones son las que nos han hecho prosperar y nadar en la abundancia al mundo libre, a diferencia de allí donde ha pervivido el género totalitario en sus distintas especies franquista, socialista (véase Castroprisión, la URSS o la China pre Deng Xiao Ping), islamista...
Protección efectiva de la propiedad y desarrollo del comercio africano es lo que les hace falta para salir del empobrecimiento "SOLIDARIO" inducido desde nuestros "bienintencionados" gobiernos.

Carmen dijo...

Rafa, los datos que das ponen los pelos de punta. Hoy estoy un poco cansada y mientrás volvía a casa, con un atasco monumental por cierto, pensaba en que nuestro acento, nuestra mente se posa en temas que para la mayoría del planeta, las 2/3 partes no tendrían ningún sentido: ellos intentan tan solo sobrevivir. Y nosotros aquí líados entre Rouco y la Cospedal.
Susribo tu final también: "Otro mundo es indispensable". Rafa, ojalá lo logremos entre todos.
Me ha encantado tu entrada. Un beso

Corpi dijo...

Los primeros interesados en que Africa esté como está, con su deficiente educación, su inexistente sanidad y sus florecientes dictaduras somos los del primer mundo, porque para que nosotros podamos vivir como vivimos, ellos han de vivir como viven. Es incompatible y absolutamente insostenible que todos vivamos como lo hacemos nosotros. De nosotros depende. Pero: ¿estamos dispuestos a reducir drásticamente nuestro nivel de vida para que mejore, aunque sólo sea un poco, el suyo?

canuit dijo...

Ya lo dijo Corpi ¿hasta donde estamos dispuestos a renunciar con nuestro nivel de vida actual?
Mi Viejo siempre dice que no es solo la culpa de quien nos mal gobierna.
El Canuit

fritus dijo...

Don Rafa, un post cojonudo, sí señor...con datos irrebatibles, con una visión solidaria de la realidad. a mí también, como a Doña Carmen, me ha encantado tu entrada.
Y coincido contigo en que no se arreglará sino con cambios estructurales a nivel planetario,..como sabes que soy un poco paleto,y estoy en un lunes poco elocuente, te arreo una cita de mi paisano Manolo Vazquez Montalbán y me quedo más ancho que largo, pero creo que viene a cuento...

"... "Este problema requiere un nuevo equilibrio internacional. Un nuevo orden económico y político mundial. ¿Cómo se resuelve sin pérdida de la capacidad de acumulación del sistema capitalista, del Norte en relación con el Sur? ¿Qué formación política va a plantear eso de una manera descarada? ¿Va a llegar el PSOE y va a decir: "Para que ustedes no se horroricen cada noche cuando conectan el noticiario y ven los niños de Somalia muriéndose de hambre, apriétense más el cinturón: no por la reconversión industrial, sino porque hay que repartir la capacidad de producción, de consumo y de acumulación"?

Pues eso, que no hay más recetas, y el aprecio que os tengo a tí y a tu santa casa me impide contestar a tu anónimo tempranero como se merece, ...por eso se escudará en un anónimo, digo yo,...una historia del Colonialismo europeo en dos tomos no le iría mal, y con un poco de suerte hasta sale Kipling y la "carga del hombre blanco" que eso a los fachas os pone cachondos...venga, Anónimo valiente, lee un poco, que no te sentará mal.

Un abrazo

Selma dijo...

Siempre junto a tí, Rafa, estoy... estaré... y en un día como hoy, como cada día...Este Hermoso Continente que tenemos anclado muy adentro nuestro...De donde, no lo olvidamos, vinieron nuestros antepasados, hace millones de años.. les guste o no a estos que en sus despachos deciden de su suerte..

Vengo a gritar, lo más fuerte que pueda, contigo y con todos:¡OTRO MUNDO ES INDISPENSABLE!

Un beso cariñoso y solidario, Rafa...

daalla dijo...

Siempre me ha parecido repugnante que se hiciera una carrera Paris-Dakar de niños monos estropeando los pocos y pobres caminos y llenando de polvo y ruido los pacíficos poblados por donde pasa. Esa es la actitud que tenemos siempre hacia Africa, como bien pauntas en tu entrada. Explotamos sus riquezas, nos aprovechamos de su tirón turístico pero sus problemas que se los resuelvan ellos. La egolatría elevada al cubo.
Saludos

RGAlmazán dijo...

Carmen, son datos escalofriantes, y hay más, igual de penosos. Y efectivamente ya se conforman ellos con sobrevivir...
Un beso.

Pues sí Corpi, así es, es necesario un Tercer Mundo para que exista el Primero. Y me temo que el egoismo es mayor que la solidaridad.

Canuit, te digo lo mismo, creo que no habría mucha gente dispuesta a bajar su nivel de vida para que los africanos comieran, ni más ni menos.

Sí, Fritus, no hay otra que cambios estructurales y no limosnas que ni siquiera llega a la población. Y, como no podía ser menos, Vázquez Montalbán, el gran ausente, tenía razón.

Sí, Selma, gritemos juntos que OTRO MUNDO ES INDISPENSABLE. Un beso.

Daalla, Lo del París-Dalar es de cárcel. Y efectivamente es un indicio de nuestra relación con África. Una relación de poder asimétrica. Nosotros disfrutamos y ellos... ya veremos.

Salud y República

Felipe Medina Santos dijo...

Es cierto lo que dice Carmen.Aquí, parece,que nos miramos nuestro propio ombligo y sólo estamos pegados a nuestra pequeña realidad cuando infinidad de seres humanos padecen desnutrición,enfermedad,tiranía....
Somos ciudadanos del mundo.Nuestra patria y nuestra bandera es nuestra conciencia y nuestro sentir profundo por todos aquellos que sufren y que irremediablemente mueren en un mundo que mira de reojo,como sin querer verlos,como sin querer mancharse.
Son el prójimo en su sentido más antropológico del término.Son nuestros hermanos a los que debemos
infinidad de lágrimas,infinidad de compromiso y batalla...batalla,porque ¡OTRO MUNDO DEBE SER POSIBLE!