08 mayo 2009

De obreros y diputados en Madrid

En el pleno de la Asamblea de ayer tarde, fueron expulsados trabajadores de IVECO, Arcerol y BP Solar afectados por un ERE, que protestaban desde la tribuna. Así mismo ha sido expulsado el diputado Quintana por defenderlos. Esto ha colmado el vaso y todos los diputados de la oposición se han marchado del parlamento.

A la chulería de Espe-rancia hay que unir la inutilidad y desprestigio de la presidenta de la cámara, Elvira Rodríguez, que está puesta como un robot, sin ninguna flexibilidad y con la oreja pegada a lo que diga su ama.

Y se ha producido lo que es lamentable. Mientras mil trabajadores amenazados con el despido se quejaban fuera del edificio y eran contenidos por las fuerzas del orden público. Dentro había tres imputados del PP que sin vergüenza actuaron como si tal cosa.

Así es la cruda realidad. A los obreros, la fuerza pública y mientras los imputados populares con sus guardaespaldas. A los obreros a la calle. A los presuntos delincuentes a pagarles el sueldo del erario público para que puedan seguir dedicándose a sus “affaires”.

López Viejo, Martín Vasco y Alfonso Bosch para la Sra. Presidenta son inocentes, a pesar de Garzón, del TSJM y del susum corda. Y ahí estaban, con sus trajes Gürtel hechos a media y con sus imputaciones a cuesta. Como si no fuera con ellos. Mientras IVECO a punto de presentar un ERE, que puede dejar en el paro a mil obreros. Así se escribe la historia.

Salud y República

7 comentarios:

Carmen dijo...

Refa lo que cuentas es un auténtico atropello, es una sinrazón. Los imputados del PP, implicados en una historia oscura, corrupta y de la que solo ha salido de momento la punta del iceberg, y mientrás los trabajadores luchando por sus derechos y siendo expulsados por defender los mismos. Es terrible. Es la máxima subversión de los valores en un estado de derecho. Estos días cuando leo la prensa y oigo y veo tantos y tantos dislates, pienso: ¿Hasta cuándo aguantará esto? ¿Cómo nuestros pequeños mandatarios, en todos los sentidos de la palabra pequeños, no se dan cuenta de la situación y nosotros, simples ciudadanos, si?
En fin. Gracias por manternernos siempre despiertos.
Un beso

Dilaida dijo...

El mundo al revés, lo de los diputados lo estoy viendo en la tele ahora mismo, pero no dicen nada de los obreros que fueron expulsados.
Bicos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Las cosas cada vez son más extrañas Rafa, caminamos no se a donde haciendo las cosas completamente al revés de como tendrían que ser, ya ví ayer a los imputados esos del PP, sentados como si tal cosa, de lo otro no me había enterado.besos.

Ilegorri dijo...

Cada vez es menos sutil y discreto el ataque ultraderechista a los principios democráticos. Parece que la crisis puede justificar las actitudes antidemocráticas del PP. No lo entiendo pero con la que está cayendo el PP sigue cosechando votos.

Anónimo dijo...

No se puede permitir la violencia, ni de ETA de Perico de los Palotes, ni legitimarla.
"El problema de nuestro tiempo no está tanto en los violentos como los que miran hacia otro lado" (Martin Luther King).
Hay un sitio para manifestar colectivamente una posición: la calle, en pacíficas concentraciones.
No debemos permitir que se vuelvan a reventar las instituciones democráticas y violar la voluntad ciudadana como tristemente ha venido ocurriendo en nuestra patria por los iluminados de los diversos bandos.
Salud, trabajo y amor!

LKI dijo...

Son tantos ya los escándalos en uno y otro partido que este tipo de situaciones están empezando a desinteresar al ciudadano por su normalidad, ya no es noticia la corrupción en la política.
Se está perdiendo el sentido común y comenzamos a tolerar lo intolerable.
Admitamos la derrota, en estos cortos años de democracia hemos perdido la oportunidad de crear una clase política digna de merecer ese nombre. Ya no se si en los informativos hablan de la alineación del PSOE frente a un nuevo encuentro o a que un arbitro le ha sacado tarjeta roja a un jugador del PP. En esta maraña habilmente urdida de información y contrainformación todo tiene sentido, hasta el sinsentido lo tiene o nos tratán convencer de ello. Qué desilusión más grande.
Tanta sangre derramada para esto...

canuit dijo...

No puedo por menos tarde que sea contestar al anónimo.
Verás alguno ya nos estamos empezando a cansar de tanta tolerancia y que seamos siempre los mismos los que tenemos que ser tolerantes. Y si hay alguien tolerante, es el PUEBLO. La iglesia, los terratenientes entonces y los banqueros ahora nunca lo fueron. Así que yo ya deje de serlo hace unos años.
El Canuit