17 agosto 2008

Nadal, más que el oro

Ya he hablado en esta bitácora de Rafael Nadal. No soy fanático de nada ni de nadie, lo que no quita para reconocer las virtudes que adornan a este deportista de elite.

Hoy Rafa ha conseguido la primera medalla de oro, en una olimpiada, del tenis español. Mañana Rafa será oficialmente número uno del tenis mundial según la ATP (Asociación de Tenis Profesional). Pero Rafa va más allá.

No es un deportista con una clase única, tampoco tiene como virtud el saque ganador o el revés único. Su derecha es muy buena pero no mejor que otras. ¿Qué es lo que hace de Rafa el mejor? Nadal es el más completo, no es el mejor en ningún golpe, sin embargo maneja bien todos y con soltura. Su saque es mejorable, pero mete más primeros que ninguno. Y lo que es más importante, su cabeza es, seguramente, la mejor amueblada de todo el circuito. Capaz de saber cuándo un punto es importante y cuáles son los puntos débiles del rival que tiene enfrente. Y lo que nunca hace: dar una pelota por perdida.

Ese es Nadal, un buen tenista con una cabeza equilibrada y excepcional y con un interés por ganar todos los puntos que jamás le hacen rendirse.

Y, además, una persona normal. Mientras Federer y Djokovic, sus grandes rivales han estado en un hotel de lujo, gozando del privilegio de ser “superestrellas”, Rafa ha preferido compartir su tiempo residiendo con los demás atletas, en la villa olímpica. “Es una ocasión única para compartir todo con deportistas de distintos deportes y con gente tan increíble como Phelps”, dice este desconocido llamado Rafa Nadal.

Tampoco se me olvida, es uno de los pocos deportistas de elite que reside en España y que paga sus impuestos en este país, pudiendo haber fijado su residencia en cualquiera de los paraísos fiscales como lo hacen la gran mayoría de sus compañeros. Sí, me refiero a esos que sólo se acuerdan de su España, cuando sacan la banderita a pasear. Los falsos patriotas.

Un gran tipo, este Nadal. Enhorabuena.

Salud y República

6 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Más de acuerdo imposible ;)

Adanero dijo...

Acabo de oírle en una entrevista en la radio y el chaval está como si nada. Es de una humildad y sencillez tremenda que ya quisieran para si otros "cracks" que aún no han demostrado nada.
Este año ha ganado todo y más y habla como si todavía le quedase todo por hacer.
El reconocimiento que suele hacer de sus rivales,gane o pierda, es algo que se ve tan poco en el mundo del deporte que es de agradecer.

Un saludo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me encanta Nadal y me alegro mucho por él, se lo merece.

SELMA dijo...

Rafa, por cada una de las razones que enumeras Rafa Nadal es merecedor de toda nuestra admiración...¡Ya lo creo!
Al igual que el ciclista Joan Llaneras, de Baleares también, que con sus 39 años se llevó esta medalla de oro que dedicó a su compañero de equipo muerto en la pista, a Isaac Gálvez, muerto en una prueba
«Es como si hubiésemos ganado los dos», afirma el ciclista mallorquín...

Esta es la que debería ser la esencia del deporte...
Y sí decididamente, Nadal, más que el oro...

Un beso muy cariñoso Rafa!

Freia dijo...

Totalmente de acuerdo también. Para mí es admirable. Vd. conoce además mi opinión sobre las residencias fuera de España y las evasiones de impuestos. Es otra de las cosas que lo hacen el mejor. La grandeza se demuestra no sólo en la cancha, el estadio o las pistas.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Lo mejor de Nadal, además del aspecto deportivo con el que estoy de acuerdo contigo, es si sencilles y espontaneidad; al menos de momento.
No parece que sus tantos éxitos se le suban a la cabeza.
No puede dejar hacer una referencia a Marta Dominguez, que es tambíen una admirable deportista y que se a visto apartada de un posible triunfo por ese estupido tropezón.
Salud, República y Socialismo.