03 junio 2008

Crisis de ilusión: salvados por los ratones

¡Qué importa lo demás! La ideología es algo pasado, ya lo decía en tiempos muy pretéritos un ministro franquista: Fernández de la Mora Por eso, lo importante, es que este chico tan fino, de nombre Juan, elegante, yupi del siglo XXI, de apellido Costa, seguidor del gran Rato (cómo se llaman los seguidores de D. Rodrigo: ¿ratones?) ha perdido la ilusión.

Y a mí, que le voy a hacer, yo que siempre les he visto tan pulcros, tan tranquilos, con esa eficacia capitalista que les caracteriza, me desconciertan y se me encoge el corazón. Porque, ¿hay algo más triste y lamentable que perder la ilusión? La ilusión es vida. Y la vida es ilusión.

Me había hecho el propósito de no escribir de esta crisis. Todo el mundo lo hace y yo no me veo capaz de aportar nada nuevo. Ahora bien, cuando hablamos de sentimientos, de ilusión, no puedo por menos que contribuir con mi granito de arena.

Pobrecillo, visto lo visto (que todavía no sé qué es), este exministro se va a ver obligado a presentar su candidatura al gran congreso de este mes. El PP está salvado, ya hay quien quiere devolverle la ilusión. Menos mal, la verdad es que si miramos a D. Mariano, ilusión, lo que se dice ilusión, no es que su rostro emane mucha. Pero oigan, la ilusión de qué.

¿De no pasar página del 11-M? ¿De pensar que nos despedazan España? ¿De volver al Nacional-Catolicismo? ¿De comparar a los sociatas con los etarras? ¿De colocarse en la nueva dirección? ¡Cuánta ilusión les ha roto y les quiere romper Mariano!

Ya han encontrado salvador: D. Juan Costa. Y con él estarán los buenos, los nuevos ratones: Acebes, San Gil, Aguirre, Elorriaga, Pujalte, Asterloa, etc. etc (que me perdonen los demás pero es largo el elenco). Menuda lista, la flor y nata. Lo mejor de cada casa. Todos juntos y en unión, defendiendo la bandera de la Santa Tradición. La esencia de España.

Pues nada, esa es la explicación y quien esperara algo más concreto, quien deseara algo más conciso, si alguien pensaba que le iban a decir la causa, que había diferencias ideológicas, lamento llamarle iluso. La razón es la pérdida de ilusión. No hay más. ¿Por qué? ¡Y que puñetas importa! Respetemos las ilusiones internas del partido del gran partido de la oposición. Los sentimientos no se pueden explicar y cuando se explican es peor.

Por lo tanto, imiten a Pavía, móntense todos, por el bien de España, en el caballo de la ilusión y llegarán al Congreso a tiempo. Que cuando ganen tendrán tiempo de encontrar la cuestión de fondo.

Ahora si les digo la verdad, y no lo divulguen, cuando veo la lista de los ratones (ya saben seguidores de Rato) que puede salir encabezada por D. Juan, me pongo a temblar. No, si cuando dije que al final tendremos síndrome de Estocolmo de Rajoy, no iba descaminado. ¡Joder que tropa!

Salud y República

7 comentarios:

Adanero dijo...

¿Ratones o rateros? No lo tengo muy claro. Lo que nadie puede dudar es que Rajoy está metido en una ratonera y se la van a dar con queso.

Un saludo.

fritus dijo...

Hoy he oido la voz del tal Juan Costa en el programa de Francino en la SER...es muy pijo hablando, está entre el hijo de Julio Iglesias y algún tenista ...ya lo decía yo que cuanta más pasta menos ilusiones...

Un abrazo, don Rafa y todos.

Berta dijo...

Me avergüenza confesar que empiezo a sentir (en momentos muy puntuales, que conste) un cierto síndrome de Estocolmo... ¡Quién lo hubiera dicho!
Por cierto, le voy a añadir a mi recién inaugurada lista 'los blogs que visito', espero que no le importe.
Un beso

Naveganterojo dijo...

Querido amigo Rafa,pasadlo bien y tomaros una copita en mi nombre.
De nuevo y por enesima vez....gracias por estar en los momentos claves

RGAlmazán dijo...

Adanero si pero con queso rancio.
Fritus si es un yupi seguro que de no ganar se irá de Presidente de algún banco.
Berta no te avergüence que a mí me pasa lo mismo.
Navegante lamento que no vengas. Te vendría bien desconectar. La próxima será.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Amigo Rafa
Estos ratones más bien parecen gallinas que se pasan el día cacareando, pero luego son incapaces de plantarle cara al gallo del corral.
Me temo, es un decir por mi que se pudran, el congreso del P.P. se cerrará en falso y al día siguiente ratones y gallinas estarán ya pensando en el próximo congreso.
Salud, República y Socialismo.

Selma dijo...

Rafa el sábado bebe una birra a mi salud ¿sí? :-( Estaré de todo "Coeur" con todos vosotros, que sí, pasaréis un buen RATO!

Un beso muy muy cariñoso y nostálgico!