26 septiembre 2011

Un caramelito para las mujeres saudíes

Arabia Saudí es un país querido, muy querido por Occidente. Allí reina la paz, viven del petróleo. Por eso, cuestiones menores como los derechos humanos, o la igualdad de género, o la democracia no tienen nada que hacer.

abdala-arabia-saudi1

Nuestro “querido rey Juan Carlos” trata al rey saudí como hermano. Y cada vez que se encuentran, le da muestras vivas de afecto.

EE.UU. considera a Arabia Saudí un país muy amigo, un país que compra armas y otros productos americanos y que suministra petróleo. Un país que no da problemas. La dictadura férrea, de tipo feudal, hace que allí para respirar haya que pedir permiso, salvo que se pertenezca a la familia real o a una de las familias emparentadas con ella, pero eso, se ve, que tiene poca importancia.

Los saudíes tienen una renta per cápita alta. Los inmigrantes que son más de cinco millones del total (28 millones), son los que tienen los trabajos menos cualificados y salarios más bajos.

Pero hete aquí que el Rey Abdalá ha decidido modernizarse. Y ha hecho una excelsa concesión. Las mujeres saudíes podrán votar, a partir de 2015, hasta ahora lo tenían prohibido. Lo que es la vida, las mujeres no pueden conducir, tienen que ir acompañadas por su marido, padre o hermano si utilizan el transporte público, Tampoco pueden salir de casa sin autorización del macho saudí. Van, obligatoriamente, cubiertas por el niqab, Sin embargo, dentro de cuatro años, podrán votar. Lástima que no puedan elegir, pues no están autorizados los partidos políticos.

Una maravillosa vida regida por el islamismo fundamentalista. Allí, los tribunales saudíes impones penas corporales, como la amputación de las manos a los ladrones, o incluso pueden llegar a la pena de muerte si se trata de prácticas sodomitas, o de infidelidad en el caso de la mujer.

Y mientras Libia, Siria, Irán son países totalitarios y fundamentalistas, a los que hay que cambiar y democratizar. Arabia Saudí, Qatar y los Emiratos tienen bula para hacer y deshacer, sin importar lo que pase allí, siempre que sean amigos interesados de Occidente.

Peccata minuta, seguramente es que algunos somos un poco tiquismiquis, y pedimos demasiado. La religión ya les ofrece la vida eterna, no queramos que les facilite también la terrenal.

Salud y República

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

No les des ideas, Rafa, que tienen petróleo y con una disculpita, se lo quitamos y en paz.
Lo de los derechos humanos en esos países significa que los humanos no deben andar encorvados.

Antonio Rodriguez dijo...

Los paises islamicos son todos iguales, con sus matices. Unos más fundamentalistas que otros, pero al final son lo mismo. Totalitarios, represores de la libertad, marginadores y represores de mujeres y de homosexuales, mientras sus dirigentes viven al margen de esas normas que imponen a sus conciudadanos.
Todo país que basa su ordenamiento jurídico en una religión, es un país que marguina y reprime a su poblacion. Si defendemos el laicismo, la libertad de culto la igualdad de derechos de la mujer, la libertad sexual, los derechos de los homosexuales, ..., hay que ser beligerante con todos los regímenes que hacen los contrario en el nombre de un dios, sea este el que sea.
Salud, República y Socialismo

María dijo...

Tenéis libertad para elegir a quien nosotros os digamos.
Ya, ya...
No sólo pasa en estados islámicos, no nos equivoquemos.

Besos

Felipe dijo...

Y quién van a votar?Si las leyes la hacen el Consejo de Ministros y deben respetar la Sharia.

Seguro que la idea ha partido de Campechano I

Saludos

Genín dijo...

¿Los machos les dirán a quién tienen que votar?
No me extrañaría nada...
Salud

~~Esfera Comunista~~ dijo...

¿Pero allí, que los homosexuales son condenados a pena de muerte, la mujer no puede montar en bici, ni conducir, ni viajar sin estar acompañada de un varón o se la lapida si es adultera, no hay que ir a hacer la guerra en favor de la democracia?

Esto es como la camorra de Nápoles, mientras pagues el tributo (petróleo), no van a por ti.

Ángel Pérez dijo...

Claro: el Rey es el de las malas influencias.. pobrecito ZP que el Rey lo lleva por el mal camino. ¿No sabéis que la agenda pública del Rey la decida Moncloa?

RGAlmazán dijo...

María Jesús, el petróleo ya está en mano de las multinacionales más importantes y además comprar armas y productos a Occidente. Mientras que sean así de seguidistas no tendrán problemas.

Antonio, sí, son bastante iguales en el tema de los derechos humanos, sin embargo, desde Occidente no se les trata igual. Arabia Saudí es probablemente uno de los que menos respeta los derechos, sobre todo en el caso de la mujer, y sin embargo, ahí está, le tratan como a oro en paño, mientras que a otros les invaden. Todos deberían ser tratados igual.

María, no sólo, pero allí está bastante generalizado. Besos

Felipe, es otro fraude más con apariencia democrática.

Genín, yo creo que sí. La mayoría vendrán influidas por sus hombres. Por cierto, además qué importa si no pueden elegir al no haber partidos políticos.

Asi es, Esfera. Tal cual. No habría que invadir a ninguno, pero que cuando invaden no nos quieran decir que es por defender los DD.HH. y la democracia.

Salud y República