13 septiembre 2011

Una verdadera salvajada en África

Anoche lo escuché en las noticias. Y no me lo podía creer. Es lamentable las soluciones que, a veces, se toman ante situaciones graves.

En Camerún, hay un alto número de mujeres que son violadas. Se habla de un 30% de la población femenina. Pues bien, para que esto no ocurra, se aplica una solución en las zonas rurales: Cuando la mujer es adolescente y se empieza a formar físicamente, se le planchan los pechos con piedras calientes –a muy alta temperatura—, de tal forma que la parte delantera de la mujer queda con dos enormes quemaduras, y se evita que le crezcan los senos.

Violencia machista

Desgraciadamente a esa mujer, como no puede ser de otra forma, con esa solución para evitar que la violen, se la crea una tara física y psíquica para toda la vida. No sé si es peor el remedio que la enfermedad. Desde luego, está claro que esto ocurre como producto de una sociedad machista con un gobierno al que le importar poco el problema de las violaciones y por eso no lo ataja.

Lo que habría que hacer es cortar estas salvajes agresiones, imponiendo muy severas penas a los violadores. De tal forma que estos actos disminuyeran drásticamente. Está claro que quien tiene que pagar es el violador y no la  mujer, que es la víctima. Un signo claro y rotundo de que el camino para llegar a la igualdad de sexo, en este mundo, es largo y difícil, y está plagado de obstáculos. Hoy todavía en muchos sitios la mujer es, simplemente, una mercancía al servicio del hombre.

Salud y República

P.D. Lamento no poder contestar a sus comentarios ni entrar en su blogs. Estoy incomunicado, pues desde casa no me funciona el ADSL, el móvil y el teléfono fijo. Cosas de Vodafone. Llevo así, desde ayer a las dos de la tarde y no sé cuánto durará. Les estoy colgando la entrada desde una biblioteca.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

yo lo de las piedras al rojo vivo si que lo veo como una posible solución, pero se han equivocado de persona y de lugar a la hora ponerlas

Anónimo dijo...

perdon...¨" a la hora de ponerlas "

Ciberculturalia dijo...

Efectivamente una salvajada indecente. Me ha dejado verdaderamente impactada el hecho.

(Espero que se te resuelvan pronto los problemas de conexión)

Un beso

Anónimo dijo...

Pues no es menos salvajada el hecho de ser portavoz del imperialismo "humanitario", dándoselas encima de defensor de los pueblos "oprimidos".

¿Escribes desde una biblioteca, Almazán? Castigo de la tecnología doméstica a un bloguero que, con demasiada frecuencia, miente como un bellaco.

mariajesusparadela dijo...

También yolo vi ayer en las noticias de la Sexta.
Es bien triste que tenga que pagar, de una u otra manera, el más débil.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Rafa, creo que el anónimo está enamorado de ti. Tanto afán y tanto ahíco... debe esperar la continuación del verso y perdón por el chiste facilón.
Dios te castiga por medio de una compañía de ladrones, perdón teléfonica, para impedirte que mientas más. Confiésate y cumple la penitencia con cristiana resignación. Si no hay propósito de enmienda el sacramento se invalida. O sea que enmiéndate o cualquier día de estos vas a encontrarte con una declaración de amor en toda regla, (si no va acompañada de un diamante bien grande no aceptes) Si te lo trae lo coges y luego rompes con él con cualquier pretexto.
Ahora en serio, vi esta práctica en la TV y la verdad es que me pasó lo mismo que a ti.
El valiente anónimo les disculpa porque es también un violador en potencia: viola tu espacio, viola nuestro tiempo y jode que es lo que más le gusta en el mundo. Ya sabes el porqué le gusta tanto joder al personal. Digamos que tiene carencias afectivas y algún que otro problemilla para relacionarse.
Un abrazo.

Ysupais dijo...

Rafael supongo y bien supongo que sabrás que hay una opción donde a los anónimos no se les deja entrar...aunque deduzco que le dejas porque asi tod@s los que te seguimos podemos observar a gente como él.
A Africa les quedan muchisimos siglos para "evolucionar"no digo humanizarse,al igual que muchas partes mas del mundo.
Un saludo

Felipe dijo...

Es terrible lo que cuentas.No lo conocía y causa verdadero impacto.

Es,sin duda,una salvajada que alguien debe impedir.Los fundamentalismos hacen de la mujer una verdadera esclava en todos los sentidos.

Saludos

Genín dijo...

Si también lo vi, me quedé a cuadros, las piedras se las deberían poner a los tíos ahí, donde duele y ya no violaban a nadie mas...
Salud

Antonio Rodriguez dijo...

Yo también lo vi y es una salvajada. Luego hay mucho moderno que dice que hay que respetar el bagaje cultural de los pueblos, como si a esto y otras cosas se le pudiera llamar cultura
Salud, República y Socialismo

Emilio Manuel dijo...

Es como la ablación, al igual que esta, es difícil de erradicar por los gobiernos a pesar de las leyes y de los tratados ratificados con la ONU, son costumbres ancestrales de determinados pueblos perdidos, en los que influye religión y mitos.

Saludos

Miguel Ángel dijo...

También lo vi ayer y quedé tan impactado que he sido incapaz de encontrar palabras para comentar semejante barbarie. Te admiro por ello.

Miguel Ángel dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=CEVxEX-71jE

Mª Mercè dijo...

No lo ví, pero lo he leído en la prensa.

Difícil, muy difícil, hacer entender -a los que practican culturas ancestrales- que eso no está bien.

En la RDCongo hay, en el centro del país, alguna tribu que todavía y muy de vez en cuando, sacrifica niños. Lo sé de primera mano.

...........

Últimamente se pasean por blogs amigos "anónimos" que tienen ganas de jaleo y, me parece, que no lo van a conseguir.

Petons i abraçades, rafa.

Isabel Romana dijo...

Horrible el problema y horrible la solución. Mientras no se devuelva a la mujer su valor, difícilmente podrá resolverse nada de esto. Es repugnante y va contra los derechos humanos pero, como tu muy bien dices, a los mandamases les da lo mismo.
Un abrazo muy compungida.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Castigan a la mujer porque es una sociedad machista. La mujer es la que va provocando y hay que eliminar esos atributos con los que incita a los hombres.

Freia dijo...

¿Y si se usase la misma piedra pero para machacársela al violador?
Sería muchísimo más efectivo, digo yo.

Un abrazo, Rafa