29 septiembre 2011

Me joden los listos: Obama

Se ve que este hombre que levantó tantas expectativas está perdiendo el rumbo y no sabe cómo atinar. Se aproximan las elecciones y cualquier cosa vale para echar balones fuera. Ahora resulta que según el premio Nobel de la Paz la culpa de que no se arregle esta crisis, es de Europa.
Obama recrimina al viejo continente no haber tomado las medidas oportunas y ser lentos en reaccionar. Francamente, no le voy a quitar la razón, pero que sea él quien lo reclama, me parece de una hipocresía y de una desvergüenza innoble. Es como si un pirómano tuviera que decirle a los bomberos cómo tienen que apagar un fuego.
El presidente poderosísimo no debería olvidar que Lehman Brothers era un banco estadounidense, que las hipotecas subprime fueron un invento americano, que Madoff, el mayor defraudador mundial de la crisis, era un ciudadano norteamericano, que las agencias de rating que fueron incapaces, el día anterior, de prever la crisis, son yanquis, y que fue allí, precisamente en USA y por USA donde la crisis surgió. Así es que, menos cara dura que ya está bien de echar la culpa a otros.


Todos estamos pringados por el abuso de los poderes financieros, y sobre todo de los norteamericanos. El Sr. Obama, tan santo él, debería hacer acto de contrición, arrepentirse y pedir perdón, en nombre de su país. Sin embargo, como está pasando su peor momento de aceptación entre sus ciudadanos y el año que viene hay elecciones, tiene que buscar excusas.
Excusas para no aceptar que su país fue el principal creador de la crisis, excusas para explicar que ya son 46 millones los pobres en EE.UU. Excusas para explicar que su promesa sobre el plan de salud pública ha fallado completamente. Excusas para explicar los cientos de miles de millones de dólares que ha regalado a los bancos culpables. Excusas para explicar al mundo la vergüenza de la pena de muerte en varios estados americanos, excusas por el mantenimiento de la prisión de Guantánamo. Y ahora parece que ha encontrado una excusa culpando a Europa de la crisis, para que su gente mire hacia otro lado.
Es verdad que en Europa se han tomado medidas equivocadas, apoyando a los culpables –las instituciones financieras-- y recortando el Estado del Bienestar, pero debe quedar claro que quien menos debe decir ni pío es quien es el responsable político del país que ha provocado esta crisis mundial. Y ahora va de listo.
¡Vaya jeta que tiene este pacifista de pacotilla!
Salud y República

Nota: La caricatura es del amigo Kikelín

11 comentarios:

Mari Carmen dijo...

También a mi me fastidian a morir tanto listillo bastardo como nos anda mangoneando. ¿Para cuándo otra toma de la Bastilla?

Saludos :)

Genín dijo...

Es que este tío ya aburre...
Salud

Txema dijo...

Paja en ojo ajeno, pero no viga en el propio.
saludos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Obama era un bluf. Puro marquéting.
Un abrazo.

Txema dijo...

Ya se sabe que vemos la paja en el ojo ajena y no la viga en el propio.

saludos

Dean dijo...

Recuerdo que de niño escuchaba que el puesto más importante del mundo era el de presidente de USA. Pero lo que no sabía era que ya desde mucho antes la persona que estaba de turno en la casa blanca era un mero pelele de los mercados, un juguete de los lobbies que le manipulan a su antojo, y ahora, a este último se le ven claramente los hilos con los que le manejan, ya ni se toman la molestia de disimularlo un poco. Más que el presidente, es la mentalidad norteamericana la que va de lista.
Un saludo.

Eastriver dijo...

Bluf (como dice Antonia), desengaño, mentira, márqueting, inevitabilidad... no sé, Rafa, pero infinidad de nombres y adjetivos acuden a mi mente cuando oigo su nombre.

jotake dijo...

me recuerda a zapatero no da una en el clavo y la culpasiempre es de los demas ¿seran familiares?

Rafael-F dijo...

Ya has olvidado la secuencia de la confesión... tantos años de ateísmo se notan pero a lo que vamos:
Acto de contrición, propósito de la enmienda y confesión de los pecados.

Antonio Rodriguez dijo...

No es por defender a Obama, pero en algo si tiene razón. Las recetas que se estan imponiendo en Europa a través del BCE, no solo no están solucionando la crisis sino que la están agravando.
Las políticas de ajustes duro que se estan imponiendo en todo los estados, los recortes sociales, la reducción de las inversiones públicas; están haciendo que el consumo interno se resienta gravemente y con ello las posibilidades de un crecimiento de la economía.
Manda narices que sea Obama quien esté trantando de imponer políticas keinesianas, como el incremento de las inversiones en obras públicas, mientras en Europa se opta por reducir el deficit a coste de los recortes sociales.
No obstante, Obama, tiene muchos motivos para tener la boca callada.
Salud, República y Socialismo

Txema dijo...

Es que se suele ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Pero es verdad que algo de razón tiene.

saludos