10 julio 2011

¡Pobrecito mi patrón! Asesinaron a Facundo Cabral

Facundo Cabral fue de los más queridos cantautores argentinos, allá por los setenta, cuando tratábamos de que este país se homologara con el resto del mundo democrático.

Sus canciones nos ayudaron, sus letras comprometidas fueron bálsamo ante los muros de la intolerancia y el franquismo. Escucharle y acompañarle era parte del rito de transición, del franquismo a esa nueva etapa que se abría.

Ayer, le asesinaron. Me he enterado aquí en Neogéminis. Y hoy quiero hacerle mi último homenaje. Aquí les dejo con dos de sus más conocidos éxitos. Esas canciones que significaron y significan, libertad, esperanza y vida, la vida que le han arrebatado unos sicarios en Guatemala, cuando menos se lo esperaba.

Pudo salvarse a duras penas de la dictadura argentina, marchándose a México, pero no pudo impedir que unos asesinos a sueldo –no se sabe por qué, todavía—, acabaran con su vida, cuando había ido a Guatemala a cantar. Su sentido del humor era conocido y siempre estuvo al lado de los desfavorecidos.

Adiós, amigo. Tus canciones y tu persona nos acompañarán en el camino de la libertad, del compromiso, de la vida.

Estas son dos de sus canciones más conocidas:


¡Te echaremos de menos!

Salud y República

P.D. El amigo Antonio, también le echa de menos.

11 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Yo también lo he sentido mucho. Era un referente para muchos de nosotros. Nos quedan sus canciones y su ejemplo de compromiso y de decencia.
Un beso en domingo

mariajesusparadela dijo...

Nosotros nos apoyábamos en él y sabíamos que nos deslizábamos un poco hacía la justicia.
Fecundo Facundo.
Cuánto ha sembrado.

Txema dijo...

Rafa, no puede haber un porqué para este asesinato.

saludos

angels dijo...

Quería también comentar esta muerte absurda... pero no me salen ya ni las palabras. Buena entrada, Rafa, lo expresan muy bien por todos!

Dean dijo...

Murió en libertad, quizás así ha sublimado su forma de vida.
Un saludo.

Felipe dijo...

Siempre se llevan a los mejores los canallas.¡Claro!,les estorban.

Saludos

Común dijo...

Hola!!!
¿Por qué, porque???, no debería Dios permitir estas cosas, no lo puedo entender, gracias por tu post……..aquí es domingo de mañana y tomando unos mates amargo, vengo a compartir con vos algo único, las muñecas de palmeras Caranday….¿quieres conocer a Rosa??, te invito que des una vuelta por el blog y dejes tus huellas en el lugar.
Un abrazo de oso.

Neogeminis dijo...

Ahora especulan que el atentado no estaba dirigido a él sino hacia el empresario nicaragüense que lo contrató y lo llevaba en su auto. En todo caso, la barbarie es la misma y lo absurdo del asesinato sigue sin poder comprenderse. Tenía 74 años, usaba bastón y casi no podía ver..y sin embargo seguía cantando, haciendo giras y echando al vuelo su mensaje pacifista y libertario que NUNCA morirá.
Muchas gracias por sumarte a su recuerdo.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Al final parece que no iban a por el, pero se ha llevado la peor parte.
Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

Que crimen tan absurdo, me quedo sin palabras...
Salud

Dilaida dijo...

Me uno a tu homenaje.
Bicos