26 mayo 2010

El Senado, una institución baldía

He visto en el telediario de anoche el espectáculo que se ha formado en el Senado con motivo de la intervención semanal del presidente del gobierno y las replicas y contrarréplicas del portavoz Pío García Escudero –conde de Baradán—y el propio presidente.

Desde luego no es la primera vez que chirría el Senado el día que interviene el presidente Zapatero, y tampoco es la primera vez que el que fue presidente del PP de Madrid, durante el periodo que se produjeron las adjudicaciones a las empresas del caso Gürtel, insulta y menoscaba al presidente.

Este ínclito personaje, otro noble pepero, es capaz de llevar los más bajos instintos a la política. No critico en absoluto que pida elecciones anticipadas, está en su derecho y no sólo eso, sino que tiene motivos para pedirlo. Pero lo que no puede es acudir constantemente al insulto, la descalificación, la chalanería y la bronca que nada deberían tener que ver con la política.senado_vacio

Vergonzosa también la actitud de todos los senadores peperos que sabiendo que no pueden hacerlo se han puesto a gritar: ¡dimisión! Una dimisión que ya había pedido su portavoz. Y lamentable la réplica de aplausos de peloteo y los gritos Gürtel, Gürtel que provenían de la bancada socialista. Diez veces ha tenido que pedir orden Javier Rojo, presidente del Senado, a esta recua de políticos maleducados.

Si no guarda las formas ni un noble aristocrático en una institución que no sirve para nada, yo abogaría porque no saliera de su palacio de invierno y dejara la política. Y con él, todos los senadores.

En fin, un ejemplo de “buenas maneras” en una institución baldía. Ahora más que nunca en momentos como éste, donde hay que ahorrar gastos hay que preguntarse, ¿para qué existe el Senado? ¿Alguien me puede decir una función útil que cumpla? Si es una institución inútil y privada de toda competencia, ¿por qué no se cambia o se elimina?, por cierto, ¿no estamos en crisis? ¿Por qué tener que soportar los gastos inútiles de estos políticos que no se sirven sino a sí mismo y hacen un paripé constante en un lugar donde nada se aprueba porque no tiene competencias para tal cosa?

El Senado cuesta casi 60 millones de euros, y sirve sólo para dar cobijo a políticos incipientes o pasados de rosca, para premiar a los que por razones de edad o de obsolescencia no llegan al gobierno o al Congreso de diputados. ¿No será más barato montar un asilo para políticos pasados y una escuela para los incipientes? Y así se les enseñaba algo de educación.

Por cierto, no me asusta nada que haya debates duros, pero que chillen y aplaudan como niños en un lugar que no sirve para nada, si no es para malgastar sesenta millones de euros, me parece mal. Muy mal.

Salud y República

23 comentarios:

Txema dijo...

Yo también vi el espectáculo de los senadores. La verdad es que la situación está derivando de forma muy complicada.

El verdad lo que dices de García Escudero, pero Kabi, cada vez que oígo a ZP me dan ganas de salir a la calle a dar voces. Sencillamente me pone de los nervios, es un personaje detestable.

saludos

Felipe dijo...

Ayer vi también este triste espectáculo y sentí vergüenza ajena.

A ZP se le podrá pedir y decir de todo pero,eso sí,con las formas y modos de personas bien nacidas.

García Escudero y su cuadrilla dieron ayer una bronca innecesaria y falta del más elemental parlamentarismo.

Saludos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Un espectáculo lamentable en una cámara inútil.
No voy a defender a Zapatero pero como Presidente y por respeto a sus votantes que fueron mayoría deberían guardar las formas y la más elemental educación y respetar las reglas de la democracia.
Pasó lo mismo con Felipe González y continuará pasando. La historia siempre se repite.
Vergüenza ajena creo que es lo que sentimos todos los ciudadanos ante tan lamentable espectáculo.
Un abrazo.

Yassin dijo...

Estamos condenados a vivir sometidos a esta panda de exaltados mentales y a los mercados... y luego no quieren que la gente fume porros o beba alcohol.. manda !·$%·"

Dilaida dijo...

¿Por qué no se van a divertir nuestros políticos?
Al fin y al cabo, ellos son unos privilegiados, no conocen las oficinas del paro y tiene sueldos astronómicos por sentarse en un escaño de vez en cuando. Cuando se aburren dan pataleos y gritos, eso relaja mucho, después de una larga jornada.
Bicos

Francisco Galván dijo...

Acabo de meter un post en mi blog sobre lo mismo. Cuánt razón tienes. Yo prpongo inhabilitar partidos políticos lo mismo que se inhabilita a futbolistas por agredir al arbitro. Lo de ayer fue una graesión al sentido común.
Te dejo el enlace por su quieres verlo:
http://elhombredelpiruli.blogspot.com/2010/05/que-los-devuelvan-al-corral.html

canuit dijo...

Yo ya no siento verguenza ajena, solo un profundo asco, que cada día se hace más grande a quienes dicen representar al pueblo.
El Canuit

Anónimo dijo...

escuchar la entrevista que le han hecho esta mañana a Javier rojo, presidente del senado en Punto Radio, aqui os dejo el link http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=43037

Neogeminis dijo...

Independientemente de la utilidad o no del senado (aquí, se supone, cumple una función legislativa importante, junto con la cámara de diputados) lo que no se puede justificares la inmadurez y la falta de respeto. La libertad de expresión debe tener sus límites, cuidar las maneras...

Saludos.

Dean dijo...

Si la intención es ser el hazmerreir a nivel internacional lo están haciendo muy bien; cuando la incompetencia y la falta de ideas son el común denominador lo que queda es el chapaleo y los berrinches, lo he visto en miles de chiquillos malcriados -¿quizás hijos de estos mismos individuos?-
Un saludo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

La función del Senado parece ser la del sustituto de un circo de fieras. A más no llega.

Las instituciones están totalmente desprestigiadas. Sería conveniente regenerarlas desde la izquierda, desde Izquierda Unida.

Para ello IU tiene que hacer un esfuerzo. Democratizarse más, abrirse más a la ciudadanía, pensar con ella, pensar junto a ella. Dejarse de tanto quítate tú para ponerme yo. Potenciar los procesos de primarias incluso abiertos a simpatizantes y votantes.

Necesitamos una alternativa con mayúsculas. Las opciones neoliberales y socialdemócratas ya han demostrado que no solucionan nada, ningún problema; es más los engrandan.

Una alternativa sin sectarismos ni fundamentalismos. Una alternativa con un programa claro y entendible por todos. Un programa que apueste por una banca pública, por empresas públicas competitivas, por la persecución del fraude fiscal (240.000 millones de euros), por hacer aflorar ese 30% de "economía irregular" economía sumergida que existe en este país, democratizar las relaciones laborales y de producción.

Como puedes ver, una serie de medidas sencillas y fáciles de entender que cambiarían el mundo.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

javi dijo...

Teniendo en cuenta que la mayoría de los lamentables actores fueron a colegios privados, se demuestra la importancia de la educación pública.

__MARÍA__ dijo...

Los que no conozcan España ni a los españoles, pensarán que si los senadores son así ¿cómo serán los vasallos?
Después de ver tan lamentable espectáculo, pusieron en la tv lo de la toma de posesión del nuevo gobierno en el Reino Unido y ¡hay diferencias!
Yo creo que nuestro senado no sirve para nada, pero con lo que ganan podrían guardar las formas. Vamos, digo yo.
Los del PP se lo están encontrando todo masticadito para entrar a gobernar y entonces será el llanto y el crujir de dientes. Si IU se deja de zarandajas y se pone a su labor podremos tener una alternativa viable, si no...chungo lo tenemos.

Besos y gracias por tus ánimos.

Ciberculturalia dijo...

Verdaderamente fue bochornoso. Vi a retazos pero con ello me fue más que suficiente. En este caso y sin lugar a dudas la nota pésima, pero muy pésima se la lleva toda la bancada popular con su portavoz en cabeza. Vergonzoso y lamentable.

Un beso

fritus dijo...

Es una suerte que sea la "cámara alta" ...si esta llega a ser la baja, apaga y vámonos.

RGAlmazán dijo...

Txema, lamentable espectáculo. Pío, Pío es un impresentable aunque lo que diga tenga derecho a decirlo, pero no en las formas.

Felipe, tal cual. Un espectáculo bochornoso.

Pues sí, Antónia ha llegado la hora de "dimita Sr. Zapatero", segunda parte del "váyase, Sr. González". Besos.

Yassin, es muy duro soportar a estos energúmenos.

Dilaida, comparto tu comprensión irónica. Yo les daría un balón para que se entretuvieses, pobrecillos es que se aburren. Bicos.

Francisco, bienvenido a Kabila, ya he leído tu entrada y estamos en la misma línea.

Canuit, es para sentir vergüenza, sin duda.

Mónica fue un episodio lamentable, que esperemos que no se repita. Parecían energúmenos. Besos.

Dean, parecía un patio de colegio de niños malcriados, como tú dices. Ni más ni menos.

Amigo de la dialéctica. Estoy de acuerdo contigo. Pero IU necesita ponerse las pilas y que le den cancha también. El bipartidismo --tratamiento que dan los medios a las noticas políticas, más la puñetera injusta ley electoral-- es un handicap de mucho cuidado. Y, desgraciadamente, en el PSOE no entienden que aunque perdieran algún diputado con una ley más justa, la izquierda en conjunto ganaría. Así como está es difícil. Pero hay que intentarlo.

Javi, seguro, que cómo tú dices, fueron a colegios privados. Y desprecian la escuela pública...

María, ojalá podamos subir y dejarnos de zarandajas, como tú dices. Es necesario un cambio por la izquierda. Pero...
Besos.

Salud y República

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Pío García Escudero es de una soberbia insoportable. Su propia puesta en escena es repelente.
Abrazos,

Diego

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Rafa:

Lo que dices siempre ha sido así, la prensa siempre nos ha tratado de esa manera y, sin embargo, como ha dicho recientemente Peces-Barba (exige al PSOE que cambie la Ley Electoral y asegura ante Cayo Lara que urge corregir un sistema "escandaloso" e injusto para IU) que, con la actual ley, el PCE obtuvo 23 diputados en 1979, e IU 21 en 1996.

Ahora tenemos muchos más medios a nuestra disposición que en otras épocas (está Internet), además hay un mayor número de personas que cuentan con formación.

Hay que ser conscientes que España es sociológicamente de izquierdas, lo que ocurre es que la mayoría se queda en casa cuando toca votar. La partitocracia ya no pita. Hay que refundar la izquierda pero verdaderamente. Un modelo podría ser LA IZQUIERDA Alemana. No se les caen los anillos cuando tienen que gobernar y están pegados al terreno, al lado de la ciudadanía, democratizando espacios y sin tener que renunciar a nada. Pero siendo muy coherentes. Incluso de Portugal hay mucho que aprender.

Aquí IU aún tiene un perfil muy rancio, muy antiguo (en lo relativo a stalinista en las formas de hacer las cosas). Izquierda Unida ha perdido esa esencia de Movimiento Político y Social. Las luchas entre notables desvirtuaron el proyecto.

Habría que ir avanzando en una especie de acompañar sin vanguardizar que diría el Sup Marcos. Necesitamos un modelo rabiosamente democrático, algo así como lo que expone John Holloway (cambiar el mundo sin tomar el poder).

Pero un modelo, al tiempo, que sepa gestionar desde fuera la acción de las partitocracias. Instrumentalizar el voto para que nos sea útil (Votando a IU, pero marcando distancias y pudiendo revertir ese voto hacia otras opciones a la izquierda del PsoE si IU no está a la altura. Incluso conformando otras alternativas políticas que podemos hacer emerger en el futuro).

Recibe un abrazote amigo.

Antonio Rodriguez dijo...

El Senado tal como está constituido, es una institución baldia, pero no por el espectaculo que dan los senadores, porque ese mismo espectaculo se da también otras veces en el Congreso, sino porque solo sirve para reproducir los debates del Congreso.
Mientras no se transforme en una verdadera camara territorial segruirá siendo la institución baldia que es ahora, pero los intereses políticos de los partidos mayoritarios impiden su transformación.
Salud, República y Socialismo

Antonio Rodriguez dijo...

El Senado tal como está constituido, es una institución baldia, pero no por el espectaculo que dan los senadores, porque ese mismo espectaculo se da también otras veces en el Congreso, sino porque solo sirve para reproducir los debates del Congreso.
Mientras no se transforme en una verdadera camara territorial segruirá siendo la institución baldia que es ahora, pero los intereses políticos de los partidos mayoritarios impiden su transformación.
Salud, República y Socialismo

Jorge Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo. Cero a los dos partidos.

periodistaenbabia dijo...

Un espectáculo más propio de hooligans radicales del fútbol que de gente que, se supone, nos representa. Fuera con todos ellos.

Un saludo.

ElSrM dijo...

De la vergüenza que han representado, una vez más, en la cámara parlamentaria prefiero no hablar. Si tuviésemos reconocido en la Constitución el poder revocatorio de cargos públicos, estaría intentando ejercerlo contra el 95% de los cargos electos por lo menos. Son indignos. Y la gente los vota a millones, pensemos en los Ptes. Camps y Aguirre, p.ej.

Pienso en la perversión del lenguaje: aristocrático proviene de "aristei" y de "kratos", lo que unido viene a significar "gobierno de los mejores". Está claro que la Humanidad nunca o casi nunca ha conocido una "aristocracia" y sí muchas "oligarquías" (gobierno de unos pocos).

El Sen. Y Conde —no lo sabía— P. García es un buen ejemplo de esto.

Yo también eliminaría el Senado. Tras hacerlo le cambiaría el nombre al Congreso de los Diputados. Lo llamaría "Senado" :-)  La circunscripción electoral pasaría a ser la comunidad autónoma, no la provincia con mínimo de dos diputados preasignados, como ahora. Eso mataría dos pájaros de un tiro: supresión de cargos inútiles por redundantes y apoltronados y, después, justa representación de todas las fuerzas políticas españolas, del ámbito que sean, que concurran a los comicios.

También eliminaría las Diputaciones Provinciales, por cierto.

Cordialmente,

P.D.: recordemos también al hilo de algo dicho en comentarios, que I.U. o su antecesor, cuando gozaron de unos 20 escaños en el Congreso por el voto recibido, en justicia proporcional les correspondían casi 30-40 escaños.