11 febrero 2010

Más tropelías de Israel

No hay día que no haya noticias provocadas por Israel. Y lamentablemente todas en la misma línea negativa. Son ataques a los derechos humanos dirigidos contra los palestinos. Porque aunque la guerra de Gaza parece que terminó, Israel se encarga de mantener vivos los rescoldos del sionismo. Y naturalmente tiene que demostrar esa superioridad que le da su amistad con el amigo americano que le permite cometer constantes desmanes con plena impunidad.

Su comportamiento está por encima del bien y del mal. Su gobierno no hace sino conculcar los derechos humanos, en aras de mantener sometido a un pueblo como el palestino, que cada día se encuentra más asfixiado y sobreviviendo en situaciones límites.Niña de gaza

Hace poco se probó que era verdad que habían bombardeado con fósforo blanco a población civil durante la invasión a Gaza en enero de 2009. Ha quedado demostrado que al menos un ataque al complejo de la agencia de la ONU se hizo con ese gas prohibido en zonas pobladas. Naturalmente fue descubierto en un informe realizado para la ONU, mientras que las autoridades de Israel seguían negándolo, a pesar de las diversas denuncias puestas por organizaciones internacionales. Pero claro no pasa nada, porque ¿saben quien juzga a los responsables?, los mismos militares israelíes, que les han sancionado (a lo mejor con una medalla). Y es que no hay nada como ser juez y parte con el consentimiento del Primer Mundo.

Hace cuatro días, ni corto ni perezoso, el ejército israelí detuvo a una periodista española, activista de derechos humanos. Lo hicieron en Ramala, Cisjordania, zona bajo control de la Autoridad Nacional de Palestina. Pero, claro, no es gente que mire fronteras y que cumpla legalidades, así es que, aunque no tenían jurisdicción para hacerlo, sin ningún pudor y saltándose una vez más el derecho internacional, consumaron su fechoría.

Ahora las autoridades israelíes están acelerando el proyecto para construir un Museo de la Tolerancia en Jerusalén. Esta iniciativa, que podría parecer digna de un pueblo civilizado, tiene un “pequeño problema”, lo quieren hacer sobre uno de los cementerios musulmanes más antiguos. Demostrando una vez más la absoluta falta de respeto para con los demás y sus creencias.

¿Hasta cuándo seguirá esta ignominia? ¿Nadie va a parar estas canalladas? ¿Cuánto tiempo podrá sobrevivir así el pueblo palestino? ¿Dónde está el Obama que prometió ocuparse del problema de Oriente Medio? ¿Quién hará cumplir las resoluciones de la ONU a Israel?

Lamentablemente esta constante infamia es consentida por la Comunidad Occidental, que bien la apoya o bien se tapa los ojos para no verla

Salud y República

15 comentarios:

Txema dijo...

Buen día D. Kabi. Como siempre que planteas esta cuestión me llenas de dudas.

Por un lado, la innegable e inadmisible actitud del gobierno de Israel con el silencio o casi silencio de Occidente.

Por otro la preocupación que me produce que estos hechos acaben degenerando en una nueva forma de anti semitismo. La frontera es muy fina y la tentación de generalizar muy grande.

En todo caso, lo que deberíamos hacer, desde la condena a la violencia, incluida la de Hamás, pese a que pueda parecer justa, es apoyar a los grupos que, desde ambas partes (y los hay), hacen esfuerzos para lograr algún acuerdo, aunque al principio sea de mínimos.

Pero, desde luego, condeno sin reservas las agresiones de este tipo a las que te refieres.

saludos

Dilaida dijo...

Perdona Rafa que no haga comentario, hace años que este asunto me corroe por dentro y si te pongo aquí lo que pienso sería muy muy fuerte, sólo te diré que estoy convencida que los judíos no van a parar mientras quede vivo un sólo palestino.
Bicos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues esta ignominia va a continuar por los siglos de los siglos, no hay dios que lo arregle querido Rafa, es de pena y es un crimen.

Anónimo dijo...

Son unos Salvajes, alguien debería convencerles de que somos arrieros, es increíble, nadie mejor que ellos para comprenderlo…. Son inhumanos y no dioses precisamente.
Salud y Justicia.

fritus dijo...

Querido Rafa
Volver a hablar del tema de Palestina significa volver a indignarse, revivir las sensaciones de la navidad del 2008 cuando la guerra de Gaza, volver a darse cuenta de la inutilidad del derecho internacional, otra vez enrabiarse ante los atropellos sangrientos del Estado de Israel...y eso es lo que siento mientras escribo esto.
Con respecto al comentario de Don Txema, y su referencia a un posible crecimiento del antisemitismo, sólo hacer un apunte. Servidor es de los que distingue entre raza/religión/cultura hebrea y estado de Israel...así que estoy completamente de acuerdo con lo que dice, de hecho estoy plenamente convencido de que tanto dentro de las fronteras de Israel como en las comunidades judías escampadas por el mundo hay personas bienintencionadas que se oponen a las acciones criminales del gobierno de Israel. Seguramente son minoría.
Pero es que lo crucial del hecho es que Israel es uno de los pocos estados-raciales que existen en el mundo. Es decir, que han sido sus propios gobiernos los que asimilan el estatus de ciudadano israelita al judío, buscando una uniformidad etnica/cultural/ideologica en su población. Los palestinos residentes en Israel , que son minoría, no tienen representación parlamentaria. En enero del año pasado , el comité electoral de la Kneset (Parlamento) aprobó por una amplia mayoría una petición de tres partidos ultranacionalistas judíos que prohíbía la participación electoral de dos partidos árabes que en la pasada legislatura obtuvieron siete escaños.
Que no se extrañen si la opinión pública identifica equivocadamente judaísmo con Estado de Israel, pues ellos son los principales responsables de esta identificación errónea…y totalitaria.

Txema dijo...

Fritus estoy de acuerdo contigo. Evidentemente a mí me desagrada profundamente el gobierno que hay en Israel porque representa todo o casi todo lo que detesto, incluida la ultra ortodoxia religiosa y el nacionalismo xonófobo.

Pero, precisamente por eso, es por lo que propongo que, desde posiciones creíbles, seamos capaces de empezar campañas que supongan un refuerzo internacional de las posciones próximas al acuerdo.

¿Cómo? dejando claro que condenamos taxativamente al gobierno y apreciamos los esfuerzos por la Paz. Esto reforzará a las fuerzas de la izquierda israelí, hoy casi extraparlamentarias, de cara a cambiar la relación de fuerzas en ese país.

Pero, al mismo tiempo, tenemos que asumir (y convencer) a los palestinos deben renunciar a que Hamás, salvo que abondane los actos terroristas, sea un interlocutor aceptable que ahora es la ANP.

Perdón por extenderme en casa ajena.

mariajesusparadela dijo...

Ya he oído hablar de los judíos de forma que me he puesto a temblar. Con lo que hacen, algunos encuentran justo el pasado.

Y todos callados porque el dinero de America está en sus manos.

Felipe dijo...

Y la seguirán consintiendo.Los intereses económicos son muy fuertes(lo hemos dicho muchas veces)

La ONU,el más insolente organismo mundisl esá dominado por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad que son los que cortan el bacalao.


Saludos

J. G Centeno dijo...

Deberíamos, independientemente de su viabilidad, las cosas en su justa medida, de otra manera es imposible abordar un análisis coherente. La creación del Estado de Israel, con la participación activa de la URSS y no me duelen prendas, fue una tropelía, y las justificaciones históricas una falacia. La historia de la humanidad está llena de invasiones, pueblos expulsados, etc. A nadie se le ocurre revertir el desarrollo histórico, ¿Dónde están los sumerios? ¿Y los Acadios o los Hititas? De hecho los palestinos no dejan de ser descendientes de los que se quedaron allí, se adaptaron a las nuevas circustancias religiosas, y como no estaban convencidos de ser el pueblo elegido de Dios, se han limitado a crecer y reproducirse.
Salud y República Laica

fritus dijo...

El señor Centeno ha dicho una gran verdad, creo...lo que hoy llamamos los palestinos se parecen racialmente mucho más a los judíos que vivían en la epoca de Herodes, un poner, que los autocalificados como hebreos, que pasaron milenio y pico por Europa. Sencillamente se limitaron a adaptarse a la sobrevenida circunstancia del arrollador empuje del Islam en el siglo VIII.

Un abrazo


PD. espero me disculpeis, me estoy saliendo del tema

Eastriver dijo...

El tema está en la pasta que manejan, en su poder americano. Desde luego ni se me ocurriría atacarles ni por su religión, ni por sus costumbres, mucho menos por su ¿raza?, por ser judíos quiero decir. Evidentmente esas menudencias me traen todas sin cuidado. Pero hay acciones claramente condenables las hagan quienes las hagan. Y esa es nuestra queja. Lo mismo que es nuestra queja el insultante silencio occidental. Callamos siempre. Nos merecemos lo peor porque somos necios.

Ciberculturalia dijo...

Un tema para todos de gran complejidad. Entiendo que muchos decimos o dicen que debe condenarse la violencia, incluida Hamás. Bien. Pero yo estoy firmemente convencida que si no se diera el uso y abuso de Israel, Hamás es más que probable que no existiera. Así es que para mí el analisis pasa esencialmente por poner a Israel en su sitio, cosa dificil por cuanto su estatus es mantenido y consentido por los poderes fácticos del mundo, con especial atención a EEUU. Así es que cuando hablamos del conflicto pongamos el acento en los que crean el conflicto: sin lugar a dudas, en Israel.
Un beso

RGAlmazán dijo...

Txema desde luego que hay gente en Israel que desea la paz. Pero desde luego lo que hace su gobierno es de cárcel. Y no es de exttrañar que ellos mismos estén fomentando el antisemitismo ante tantos desmanes.
En relación a Hamas no seré yo quien dude de que es un grupo terrorista, pero no olvidemos que fue alimentado por el propio Israel para dividir a los palestinos y debilitar a la OLP. Y luego les salió el tiro por la culata.
De todas formas, Txema, mientras el estado de Israel siga practicando el terrorismo de Estado es difícil que se puedan encontrar vías de paz.

Dilaida, a mí también me ponen de una mala leche... Bicos.

Geni, ojalá te equivoques aunque hasta ahora los hechos te están dando la razón. Petons.

Fritus, totalmente de acuerdo contigo.

Sí, María Jesús, todos callados, mirando a otra parte. Bicos.

Supongo Felipe que querías decir indolente. Y sí, es el consejo de seguridad donde se parte el bacalao, y ahí USA veta.

Sí, D. Bolche y se han visto invadidos por gente de fuera que han ido a quitarles sus tierras para crear su estado.

Efectivamente, East, llevas razón, lo que es condenable son sus acciones y no su condición de raza, religión o etnia.

Sí, Carmen, así es. Yo creo que hay un culpable claro, Israel. Besos.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

El culpable siempre es el más fuerte, en este caso Israel; y no deberíamos olvidar que Hamás fue fortalecido por el estado de Israel cuando le interesó segar la hierba bajo los pies de Arafat.
Salud, República y Socialismo

Dean dijo...

Qué pasaría si el socio americano desapareciera de esta escena?
Las cosas seguramente serían diferentes. Pongamos un poco de esperanza en el papel de Obama, para que este conflicto no se eternice.
Un saludo.