17 febrero 2010

La dura lucha por el laicismo

MHUEL, Movimiento hacia un estado laico, del que ya hablé en otra ocasión está llevando a cabo una labor en pro del laicismo digna de elogios. Una acción pacífica y continuada que intenta que la religión quede relegada a su ámbito, el religioso, el privado y que quede fuera de la esfera pública.

MHUEL es una asociación que desarrolla su acción en Aragón, y en Zaragoza fundamentalmente. Allí se encuentra con un alcalde, Belloch, que como todos ustedes saben, presume y se vanagloria de que el pleno del Ayuntamiento lo presida un crucifijo. Lo que yo he llamado ya en alguna ocasión el cristo-móvil, puesto que cada vez que hay pleno lo transporta desde su despacho a la sala, cual procesión por los pasillos del ayuntamiento. El mismo alcalde que se pasea, con el traje oscuro de gala, su banda y su bastón de alcalde, en todos los actos religiosos del lugar, exactamente igual que hacían los regidores franquistas cuando se celebraban estas fiestas hace cincuenta años.

Pues bien, hace unos días tuvo lugar un debate en Aragón Televisión, que es muy explicativo de cómo son los laicos y los católicos, sobre una petición que ha hecho MHUEL para que desde la Basílica del Pilar deje de emitirse al exterior el cántico a la Virgen, el llamado “Bendita y alabada”. Este cántico se escucha tres veces al día en la plaza y sus alrededores.

Naturalmente, mi amigo Antonio Aramayona, coordinador de MHUEL, deja bien claro que no se trata de prohibir nada sino de pretender que los actos religiosos, en este caso el “Bendita y alabada” se celebren dentro de los espacios religiosos y que no invadan espacios públicos.

Ahora les dejo con el vídeo y podrán comprobar la diferencia de talante de Aramayona y de los demás invitados, salvando a los presentadores que tratan de moderar, no siempre con éxito la tertulia. Fíjense atentamente en el extremo derecha de la mesa, una señora llamada Cristina y en el extremo izquierda, un tal Pedro, cuya actitud furibunda y fanática apenas dejar hablar. De extremos se trata, y se nota, aunque los dos deberían estar en la derecha. Por cierto, una televidente que llama invita a Antonio Aramayona a irse de Zaragoza por proponer lo que propone. En fin una joya de la caverna y del fanatismo más puro.

Después de ver esto, nos damos cuenta de la serenidad y de la tranquilidad con que Aramayona aborda el tema, en contraste con otros participantes. Gracias, amigo, por demostrar esa sensatez y ese aguante (yo, probablemente no hubiera podido). Y, desde luego, se puede entender cómo se pone cierto personal casposo con la cuestión de los crucifijos en las escuelas y con otras peticiones laicas razonables.

El lugar que ocupa la Iglesia Católica en nuestro contexto es de un favoritismo total. Quieren seguir invadiéndolo todo, y volver al nacional-catolicismo, su sueño dorado.

Como siempre hay que nombrar a quien con su miedo, más que con sus convicciones, en contra de la aconfesionalidad que la Constitución proclama, subvenciona a esta Iglesia cuya única pretensión es seguir manteniendo a toda costa el poder terrenal, e imponerlo a los demás, por mucho que hablen de la otra vida. Naturalmente me refiero a este gobierno que le subvenciona todas sus parafernalias cavernícolas.

Por cierto, me lo ha recordado mi amiga Montse, no se olviden de esto dentro de poco:

xtanto

Salud y República

14 comentarios:

Neogeminis dijo...

jejeje no es fácil sostener un punto de vista en ese entorno! jajaja...pobre tu amigo!...puso a prueba sus dotes de paciencia y diplomacia hasta el final, nadie lo puede dudar. En cuanto al tema en sí de la discusión, mi opinión personal y viéndolo desde lejos se acerca bastante a la del último señor que cierra el debate. Creo que no hay que llegar a los extremos y por sobre todo, hay que aprender a debatir con altura y respeto, no buscando imponer nuestra primera impresión a costa de hablar a los gritos o de menospreciar la opinión ajena. Creo que más bien hay que aprender a escuchar e intentar ponerse en el lugar del otro para intentar achicar diferencias.
No sé cómo será, en detalle, el tema de los cánticos religiosos de Zaragosa, pero en principio, si se difunde desde la basílica hacia la plaza, quizás debería ponerse límites tolerables en cuanto al volumen, y acotar las manifestaciones hacia dentro de la iglesia. Entiendo que los parlantes no son del municipio, o sea, no se pone parte del equipamiento público para un acto religioso específico, que, de ser así, sería otro cantar (valga la ironía, jejeje), distinto es sin dudas, el tema de los crucifijos en aulas u oficinas públicas. En eso no cabe discusión, el Estado debe mantenerse totalmente separado de todo culto o manifestación religiosa y me cuesta creer que aún hay quienes así no lo entiendan.
En el tema de las fiestas religiosas tradiciones, tan arraigadas en España, es mucho más complejo poner límites, pero el debate debe tolerarse y hacerse sin ofensas, desde ya.

Un abrazo, Rafa.

Dean dijo...

Eso se acerca a la posición de Marruecos en cuanto a la ilegalidad de hablar de otra cosa que no sea su religión en su país, esto es libertad coartada, proselitismo a las buenas o a las malas, significa que allí solo caben los católicos, pero ¿y los demás?
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Pero si en zaragoza acaban de ponerle una calle a San José María del Camino.

Y, pensándolo bien, Zaragoza lleva toda la vida viviendo de la virgen... ( qué chiste de más mal gusto, por favor)

__MARÍA__ dijo...

Ese temple es el que hace falta para tratar ciertos temas.
Como tú bien dices, yo no podría estar ahí sin soltar un "esparpucho" Lo más seguro es que me tuvieran que poner una camisa de fuerza.

Besos

Felipe dijo...

Rafa,es una de las mejores entrada que te he leido.

El vídeo buenísimo

Creo que nosotros no veremos la tan esperada separación Iglesia-Estado

Abrazos

àngels dijo...

Que paciencia la de tu amigo... y que tramposo Luis del Val! Mira, a mi lo del laicismo como que me parecía muy light y decimonónico (con perdón, y que se me entienda: lo de enfrente es que es la Edad Media), pero ahora rectifico y reconozco que tiene mucho mérito... Un abrazo, salud pública y República!

Anónimo dijo...

Si no quieren que haya crucifijos en las escuelas,
no me obliguen bajo la coacción del Estado a mantenerlas.

Devuélvannos a la sociedad civil nuestros dineros, que ya nos ocuparemos nosotros de mandar nuestros hijos a colegios cátólicos o socialistas, agrupándonos de tal manera que no nos molesten los símbolos.

Dilaida dijo...

Como en la mayoría de los coloquios de este tipo destacan los talibanes que se creen que están en posesión de la verdad absoluta y que ni siquiera dejan hablar.
La tarea de tu amigo es muy difícil porque por mucho que explique, los otros ya tienen la mente cerrada y fueron ahí a decir que no, da lo mismo lo que digas.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

También a mí me ha gustado tu entrada, querido Rafa. Yo creo que si hubiera más y más presión se podría avanzar en el laicismo. De momento y lamentablemnte el movimiento laicista es muy minoritario.
Veré con tranquilidad el vídeo de Antonio Aramallona, por doble motivo.
Un beso estudiante

Antonio Rodriguez dijo...

Mientras siga habiendo más de un 30% de españolitos que sigan marcando la crucecita que da opción a que este año se lleve la iglesica católica 250 millones de euros de todos por la cara y mientra sigamos gobernados por un partido que no es capaz de poner en su siti a la religión, la lucha por el laicismo seguirá siendo dura. Pero como algunos tenemos mas dura aún la cabeza y más firmes nuestra ideas, no cejaremos en la lucha porque este país sea algún día verdaderamente láico.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Mónica, yo creo que no es llegar a un extremo pedir a la Iglesia que celebre sus actos para sus fieles, y que respete la libertad de los demás, que no tienen porque escuchar cánticos religiosos cuando pasean.
Besos.

Dean, se acerca al totalitarismo, puro y duro.

Pues sí, María Jesús, llevas razón, una calle a Escrivá y toda la vida viviendo de El Pilar. Bicos.

María, yo no hubiera aguantado, seguro. Tiene mérito soportar a esos individuos. Besos.

Gracias, Felipe. Y no, creo que llevas razón no lo veremos. Ahora bien, que no piensen que por eso nos van a callar.

Àngels, tuvo una paciencia extra. Y efectivamente, Luis del Val que es inteligente, fue un tramposo pues con una sola intervención, le llamo extremista. Petons.

Dilaida es imposible convencer a esos tertulianos, pero hay que tratar de convencer a los televidentes. Esa es la labor. Díficil, por cierto. Bicos.

Pues sí, Carmen, yo creo que hay que insistir y estoy seguro que lentamente se podrá ir hacia un Estado Laico. Besos.

Antonio, veamos la otra cara de la moneda, cuando empezó lo de la cruz, lo marcaban el 50%. Esperemos que, con excepción del año pasado, se vaya reduciendo ese 30%.

Salud y República

fritus dijo...

"emitirse al exterior el cántico a la Virgen, el llamado “Bendita y alabada”. Este cántico se escucha tres veces al día en la plaza y sus alrededores..."

Coño..es que si nosotros también tenemos muhezzines llamando desde el minarete...¿ con que coño de razón podemos criticar al fundamentalismo islámico? si somos como ellos.

Un abrazo. Este fin de semana voy a celebrar el comienzo de la cuaresma con una barbacoa, no es nada personal, es que hace tiempo que no liamos una....y como soy pobre y no tengo colegueo con Benedictus me da que no me darán bula.

carlos dijo...

Les pongo a Rammstein a toda pastilla, y les hundo la basílica

carmina dijo...

¡Hay! Esa moza primera a la derecha,
que voceras (con perdón)si tuviera más comprensión hacia los demás,un poco mas de calma y bondad, que por otra parte le vendría muy bien para que sus creencias fructificaran...
Era sencillo lo que quería decir Antonio, pero no le dejaron.
Por el camino cultural, decía Nieves Herrero, bueno pues si quiero ver costumbres culturales, ya entro a la Basílica y me empapo.
Besos, Carmina Tomba