08 febrero 2010

Los libros bien guardados

No es preciso deciros, sé que lo compartís, que los libros son un tesoro. Dentro de poco puede que acaben como las máquinas de escribir, como piezas de museo. Los ya famosos e-books (libros electrónicos) están empezando a desplazarlos. Es cuestión de tiempo.

Sé las ventajas incomparables que ofrecen los libros electrónicos, en relación con los libros tradicionales. Su versatilidad, su multifuncionalidad, el espacio que ocupa, las materias primas que se ahorran, etc. etc.

Pero, ¿y la emoción?, ¿y los sentimientos que provocan el objeto? ¿Van a suplir cómo huele un libro? ¿y tocar un libro? ¿y acariciar sus páginas? ¿y las portadas? ¿y la firma del autor en la primera página? ¿y el recuerdo de haberlo encontrado…? Claro, se dirá que los que pensamos así somos unos románticos, reaccionarios, anclados en el pasado. Puede que tenga algo que ver ser de una determinada generación.

Pero, vean ustedes tres de las que se consideran las librerías más bellas del mundo y díganme con qué se puede paliar su falta.

Un almacén de libros en una antigua iglesia del siglo XII

 

Una librería con ciento cuarenta años de vida.

 

Un teatro convertido en templo de cultura.

 

¿Se imaginan estos templos repletos de ordenadores, libros electrónicos, programas informáticos y accesorios informáticos varios y cualquiera sabe qué más cosas?

Personalmente sólo conozco la de Buenos Aires, pero si un día tuviera que quedarme encerrado en algún sitio, con unos pocos alimentos, un fogón para cocinarlos y poco más, que sea en cualquiera de estas tres librerías. Y si tengo Internet les contaré cómo me va la vida.

Empecemos esta semana dando las gracias a uno de los objetos que más han contribuido a nuestro desarrollo cultural y a haber disfrutado de momentos de placer. Y que, sin embargo, parece tener los días contados: El libro.

Salud y República

25 comentarios:

neptuno28 dijo...

Debo ser también un romántico o un retrógrado, pero firmo debajo de su entrada.

Me encantan los libros, su olor, su textura, sus hojas coloreadas con el amarillo paso del tiempo.

Me quedo con ellos.

Un saludo DESDE y POR la izquierda.

Felipe dijo...

Soy de la opinión que los libros en formato papel no van a desaparecer por mucho que la electrónica se empeñe.

El tener un libro entre las manos,manosearlo,ponerle un marcapáginas...todo ello es impagable y forma parte de nuestra personalidad.

Conozco la Biblioteca de Buenos Aires y es una auténtica maravilla y me quedo corto.

Un fuerte abrazo

mariajesusparadela dijo...

Tenías que ver, Rafa, a Dilaida disfrutar con un diccionario (5ª ed.) de la Real academia, que encontró en mi casa el sábado...
¿de verdad crees que ese placer morirá? Yo creo que irá en aumento...

John Cornford dijo...

Le voy a decir una cosa: yo tengo 27 años y soy un fetichista total y absoluto de los libros, los adoro, me encantan. Comparto su comentario en su totalidad pero sólo espero que al menos nunca lleguen a desaparecer por completo y siempre se reserven algunas copias impresas para la distribución. Ahora bien, las posibilidades (si es que, como parece, no se las cargan a golpe de derechos de autor) de distribución de cultura a través de los e-books son de hecho inmejorables y reconozco que estoy esperanzado con ellas.

Un cordial saludo.

Gracchus Babeuf dijo...

Me tiro a la piscina:

Creo que los libros y los ebooks son medios diferentes y complementarios. La Tele no acabó con la radio, ni internet con los periódicos, ni el email con el telefono.

Para ir a trabajar en metro, el ebook es óptimo: ligero, gran capacidad de almacenamiento, buena visualización, poco peso, libros descargables tan gratis como la música (perdón)....

Sentadito en tu sillón preferido, con una copita, no hay nada comparable a un buen libro.

Un abrazo.

__MARÍA__ dijo...

Me encantan los e-readers, los e-books y todo lo que sea comodidad a la hora de leer una buena historia.
Dicho lo cual, también me encanta un libro nuevo o viejo, con sus olores, sus colores y su disposición en el espacio visual.
Yo, ahora, estoy con los libros electrónicos y reconozco que hace falta acostumbrarse a pasar las "hojas" y demás, pero son tan cómodos...

Besos

m.eugènia creus-piqué dijo...

la que más conozco es la de Buenos Aires, aunque no he estado en ella,nos vamos a adaptar rápido creo a los e-books como nos hemos adaptado a todo lo demas, es cuestión de tiempo, lo tengo in mente comprarlo,SE AMPLÏAN LAS LETRAS y será la única manera de volver a leer, para mi es un gran invento,cómodo, práctico.... aunque el olor del libro por descontado no lo va a suplir.Petons maco.

Antonio dijo...

Es posible que los intenten acorralar y que las nuevas generaciones se habitúen al uso de los libros electrónicos, pero siempre habrá gente que aprecie el contacto con el libre, con sus letras, sus palabras y dibujos soportados en papel, en las manos...
Yo me siento a gusto entre ellos, me rodean y cercan y me rindo a su encanto, pero no sé si lo que ha de venir arrebatará el espíritu de las nuevas generaciones.
Un saludo

severino el sordo dijo...

Dudo que desapareccan,imaginemos un libro infantil con sus ilustraciones o un buen comic,o acostarse y pillar de la mesilla de noche un e-book,cuando vayamos a pasear por una libreria que ojearemos e-book,pienso como Gracchus que son dos cosas diferentes y que seria de los que compran libros para llenar estantes,saludos.

periodistaenbabia dijo...

Yo también creo en la complementariedad de ambos formatos como algunos comentaristas. No se si el libro en papel finalmente desaparecerá pero yo en casa tengo centenares de libros antiguos que son testimonio de una época y creo que deben conservarse. Sin embargo, el futuro llama a la puerta y, al igual que el CD se extinguirá, lo más probable es que el soporte literario principal dentro de un tiempo termine por ser el digital.
Supongo que todos tenemos un puntito fetichista respecto al papel, va con la condición humana. Aunque en el caso de la prensa, por ejemplo, el retroceso del papel es un hecho ya.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Easily I agree but I dream the brief should have more info then it has.

Eastriver dijo...

Sólo conocía la de BBAA, que salió en un documental recientemente, creo que en los viajeros de Cuatro. Son fantásticas las tres. Una librería siempre es fantástica. La primera, la de la Iglesia, me ha recordado La Central del Raval, en BCN, mi librería favorita, o una de mis favoritas, en Barcelona. Aunque la de Maastricht es más impresionante, justo es reconocerlo.

Ciberculturalia dijo...

Com soy una compradora impulsiva de libros, no hay cosa que más me guste que perderme en las librerías y dejarme seducir por los títulos... Las tres que traes aquí son una auténtica maravilla...
Creo que durante mucho tiempo convivirán ambos soportes que son totalmente compatibles. En un viaje la posibilidad de llevarte un montón de libros en un mínimo espacio y peso, hay que reconocer que es una maravilla.

Un beso

Dilaida dijo...

Rafa yo opino lo mismo, el placer de tocar y sentir las hojas de un libro es algo que no se puede explicar, el sábado en casa de María Jesús te puedo asegurar que fue alucinante, tiene verdaderas reliquias y entre ellas el diccionario del que te habla en su comentario.
Hoy que estoy en casa de mi hija mayor estuvimos hablando de los ebooks, ella compró uno este verano, me decía que lo hizo por el espacio, ya no tenía donde meter más libros.
Bicos

Mª Dolores dijo...

Siempre he defendido y defenderé los avances tecnológicos, faltaría más. Así que, bienvenido sea el libro electrónico.
Ahora bien, yo soy incapaz - y mira que lo he intentado - de leer un libro a través de una pantalla. No puedo. Necesito tocarlo.
El libro,ése, el que se tiene entre las manos, es irreemplazable.
Por ello, subscribo tu opinión.
Encantada de conocerte.

Antonio Rodriguez dijo...

Pues yo soy de la opinión que los libros quedarán solo para algunos selectos librófilos. La tecnología es imparable, es como la fotografia digital, hoy solo hacen fotografía analógica unos pocos sentimentales del cuarto oscuro, las posibilidades de la fotografia digital ha dejado la analogica como algo testimonial.
Y eso es lo que pasará con los libros, nos guste o no. Y vendrá la emoción del pirateo y la SGAE detras de todos los piratas de los libros electrónicos. Dentro de unos años, no se cuantos, la industria grafica y la edición se tendrá que reconvertir.
Y no llamemos E-book al libro electrónico. Nuestra lengua es muy rica.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Bienvenida MªDolores, me alegro de que pases por Kabila, y gracias por la visita.

Hola a todos, ya veo que este tema, como suponía, es de interés.
Yo no creo que los libros como tales perduren mucho, soy más pesimista. Pasará como con la máquina de escribir y con la camara de fotos. Estoy de acuerdo con Antonio Rodríguez, me temo que la funcionalidad de este nuevo aparato gane la batalla al "viejo libro".
Seguro que habrá un periodo donde convivirán ambos, pero la guerra está perdida. Eso sí, el libro siempre quedará como el invento más relevante en el desarrollo cultural del hombre. Y será presa de coleccionistas, pero no creo que pueda permanecer compitiendo con el libro electrónico.
En fin, los guardaremos como reliquia y aprovecharemos el libro electrónico como medio cultural con las nuevas fórmulas que nos ofrece. C'est la vie.
Pero eso no quita para que sienta, si se produce, su pérdida. Como dice una amigo mío: ¡Malditas máquinas infernales! pero ¡coño!, como facilitan la cosa

Salud y República

Paco Piniella dijo...

He estado en dos de las tres. La de Oporto es pequeñita pero muy coqueta, lástima que los turistas la invaden. La de Buenos Aires era una antiguo teatro, es grandiosa, espectacular.
Salud

Sònia... no tan fiera... dijo...

Yo soy una enamorada de los libros y de las librerías.. si me pierdo, ya me podéis ir buscando en una de ellas.. y por más práctico que pueda ser un e-book, yo necesito pasar páginas, comparar ediciones, ver portadas e incluso, de vez en cuando, subrayar alguna frase que me llega al alma.. De hecho, muchos de mis libros tienen incluso dentro de ellos entrevistas con sus autores que he arrancado de algún periódico.. aichhhh

No creo que desaparezcan, porque muchos de nosotros seremos como la pequeña e irreductible aldea gala y los conservaremos...

Petons!!!!

nexus. dijo...

La de horas que he pasado curioseando por entre los anaqueles de librerías...de repente, como un fogonazo, se hace la luz, y tienes en tu mano la portada que te ha llamado la atención, sopesas el libro suavemente, admiras el brillo que ciega el diseño de su portada.
Recorres con los dedos el fino tacto de su lomo, a veces es su autor, en otras ocasiones su título sugerente, incluso ha podido ser alguna vez su magnífica edición.
Un libro no comienza en el primer capitulo, ni siquera en la primera página, la relación con un libro comienza cuando avistas su portada entre las de los demás, cuando sientes su peso sobre tus manos y te invita a leerlo sugerentemente.
Un libro no es sólo el contenido que un día escribió su autor, es algo mas que eso, un libro también forma parte del lector que lo lee, que lo interpreta, de la misma manera que un director interpreta a su manera una sinfonía.
¿Quién no tiene ese libro querido, ajado por el tiempo y las relecturas que, de cuando en cuando, vuelven a deleitarnos siempre con distintos matices?...
Yo tengo desde esta navidad un ereader, y os aseguro que no puede transmitirme lo mismo, y creedme, le he dado una oportunidad.
Coincido contigo, nada puede sustituir realmente a un buen libro de papel.
Salud y República!!
Nexus.

Txema dijo...

¡No pasarán!, los libros electrónicos tienen la batalla perdida.

un abrazo

Txema dijo...

Por cierto, D. Rafa esperaba con interés tu comentario a mi ultima entrada.

un saludo

fritus dijo...

yo no sé si soy antiguo pero suscribo completamente esta entrada, Rafa

Celia dijo...

Los sellos editoriales de CiÑe, Mandala & Lápizcero y LápizCero ediciones no tienen ningún problema en editar libros de "formato normal" y formato "e-book".
Se pueden compatibilizar perfectamente según las necesidades de l@s lector@s.

Yo, personalmente, prefiero el libro de toda la vida y el periódico de siempre, pero no renuncio al formato digital si tengo la ocasión y el medio en ese momento.

Para quien esté interesad@ en los libros electrónicos y los de siempre, visitad estos sitios webs:

www.circuloindependiente.net
www.lapizcero.es

El caso es seguir disfrutando de la lectura.
Un saludo
Celia

ABovino dijo...

Magnífico el post. Debo confesar que soy un pequeño editor y desde hace un par de años dejé de imprimir y si tengo un trabajo o libro en formao digital, lo leo en la pantalla de mi computadora.

Más allá de eso, coincido absolutamente en cuanto a la subsistencia del libro impreso. Felicitaciones por el blog y saludos,

ABovino