07 agosto 2012

Los cooperantes vuelven al Sahara

¡Menuda aventura! Otra más de este gobierno, incapaz de explicar nada y capaz de dictar órdenes sin dar explicaciones, con la excusa de que son los más votados y por ende, de creer que tienen bula para hacer lo que les venga en gana. ¡Faltaría más! Pues bien, así ha actuado el Ministerio de Asuntos Exteriores, ese ministerio que involucró a Francia y a Italia en una noticia económica y que tuvo que desdecirse, hace unos días.

En su línea habitual de oscuridad y mentiras, emitió, hace unos días, un anuncio incomprensible y no explicado, por el que los cooperantes prosaharauis corrían un peligro de secuestro que hizo tomar la decisión de repatriarlos, ante la posibilidad de que se produjera tal hecho.

Después de diez días y de que las ONG implicadas hayan solicitado la información necesaria y la explicación racional, la cuestión sigue igual, nadie ha dado ninguna explicación. Por ello, los cooperantes han preferido, en un acto de responsabilidad y de solidaridad con los saharauis, volver a Tinduf para continuar con su labor humanitaria.

YO-ME-ARRIESGO-POR-EL-SAHARA

Acusan al gobierno de precipitación, aunque yo creo que se ha tratado de una precipitación interesada. Hay quien dice que Marruecos ha apretado las tuercas y que ha presionado al gobierno para que deje a los saharauis aislados y sin ayuda exterior.

El hecho de que se produjera la liberación de dos españoles secuestrados, unos días antes, puede tener que ver con el caso. Se dice que los secuestradores eran fuerzas promarroquíes y que liberaron a los cooperantes con condiciones. Una, el pago de un rescate, y, la otra, con la promesa de la repatriación de las ONG que ayudan a los saharauis para abandonarles. Lo que el gobierno cumplió inmediatamente.

Hoy, han vuelto a Tinduf los componentes de las diversas ONG que fueron repatriados. Han preferido correr un riesgo, que desconocen y que no se creen, a abandonar a los saharauis a su suerte. Afortunadamente, por encima del gobierno, la sociedad civil representada por estas ONG ha antepuesto los intereses solidarios a los de una seguridad que tampoco parece peligrar.

El riesgo de secuestro siempre ha existido, pero ni el gobierno ni nadie ha demostrado que hoy haya un riesgo especial que impida solidarizarse con un pueblo al que dejamos abandonado a su suerte, con el que nuestros gobernantes tienen una deuda que no han sabido saldar, por mor de no enfrentarse a Marruecos, y a pesar de los múltiples resoluciones de la ONU a favor del pueblo saharaui.

Afortunadamente la solidaridad que ha demostrado la sociedad civil ha podido, si no devolver sus territorios a los saharauis, al menos mantenerles vivos y con la esperanza de conseguirlo un día.

Salud y República

4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Lo triste es que tengan que ser las personas particulares las que hagan lo que sería obligatorio para nuestro gobierno...uno tras otro.

Genín dijo...

Si, a un cooperante que insistió en quedarse le hicieron firmar un documento que en resumen decía que se olvidara de cualquier ayuda si se quedaba, precioso...
Salud

Neogéminis dijo...

si la ayuda que está disponible es sólo de cooperantes particulares, después los gobiernos no pueden decir que no son cómplices.

Dilaida dijo...

A mi ya me olía mal cuando vi la noticia en la tele.
Bicos