17 agosto 2012

Crisis diplomática entre Reino Unido y Ecuador, por Assange

USA no puede permitir lo que hizo Assange con Wikileaks. No puede perdonar a quien destapó miles de actividades deleznables de sus gobiernos. Por eso, a la chita callando, ha decidido apostar fuerte para conseguir la cabeza de Assange.

Aunque todavía no hay ninguna denuncia del gobierno americano contra el líder de Wikileaks, parece que no hay dudas sobre su intención. Están presionando al gobierno británico por un lado para que consigan extraditarlo a Suecia, porque, una vez allí, USA cursará una denuncia y pedirá su extradición por delitos contra su seguridad nacional.

La fuerza del Imperio se ha visto frenada por un país: Ecuador, que ha dado muestras de cordura y que ha otorgado asilo político a Assange, aunque esto le pueda costar una presión sin igual de las grandes potencias.

assange-asilo

Hay muchas decisiones curiosas en este caso, muchos cabos sueltos que sólo pueden unirse con el gobierno de USA sirviendo de atadura. Es curioso ver cómo la extradición de Assange a Suecia, encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres, se ha convertido en un objetivo de primera necesidad para el Reino Unido, mientras que éste negó sistemáticamente la extradición del dictador Pinochet que en su momento solicitó Garzón desde España.

A Assange el gobierno sueco le ha pedido formalmente la extradición por dos delitos sexuales que tienen que ver con la no utilización del preservativo en una relación consentida. Pinochet fue el responsable de un genocidio en Chile que supuso desde el golpe de Estado de un gobierno democrático a la desaparición de miles de chilenos y el mantenimiento de una dictadura militar férrea durante 17 años.

Sin embargo, Assange es requerido por todos los medios –se ha llegado a amenazar a Ecuador de asaltar su embajada de Londres para atraparlo, saltándose todas las leyes de derecho internacional— para ser extraditado a Suecia, mientras que al genocida de Pinochet se le protegió. Hoy la embajada ecuatoriana está rodeada por decenas de policías ingleses que la cercan con el fin de capturarlo.

Suecia, también ha cedido a la presión americana, porque sabe que una vez en ese país, no pueden negar, por reglas internacionales, la extradición que sin duda, USA se apresuraría a solicitar.

Si está acusado de un delito, Assange debe ser juzgado, pero no se le puede poner en manos de un país, como los EE. UU., porque de llegar allí, será juzgado por Comisiones Militares y no por la Justicia civil, y ya sabemos las garantías que ofrece la Justicia militar en EE.UU., basta ver cómo están juzgando al soldado Bradley Manning, que fue quien facilitó los datos, y que puede ser condenado a muerte o a cadena perpetua, el mes que viene, en un Consejo de Guerra. O, por qué no, basta ver lo que ocurre en Guantánamo, con presos acusados contra la seguridad nacional, para prever que le puede ocurrir a una persona como a Assange. Le quieren ajusticiar sin piedad.

Si no hay una absoluta seguridad de que Assange no será extraditado a USA, Ecuador hace bien en no ceder, y en concederle asilo político. Sólo se podría autorizar su marcha a Suecia si hubiera una absoluta seguridad de que no se le va a otorgar la extradición a USA, cuando la pida. Eso sólo lo puede hacer el gobierno sueco, con una declaración expresa, si no es así, esa marcha a Suecia, sería el principio de un viaje a USA, con escala en Estocolmo. Y después USA se encargaría de vengarse de quien destapó sus miserias, fuera de la justicia convencional, juzgándolo por Tribunales militares, que ya sabemos lo lejos que están de los Derechos Humanos.

Garzón apoya la concesión de asilo político por parte de Ecuador y cree ineludible que el Reino Unido conceda un salvoconducto para que pueda volar a ese país el líder de Weakileaks. Mientras, el gobierno británico no está dispuesto a ceder y sigue cercando la embajada ecuatoriana y provocando un conflicto diplomático de primera magnitud.

Mientras no exista la seguridad de que Julian Assange no va a ser extraditado a Suecia, apoyo la actitud del gobierno ecuatoriano que no está prohibiendo la extradición a Suecia, sino que ésta sea un punto intermedio del objetivo que tanto el Reino Unido, como Suecia y EE.UU pretenden, su destino final a Yankilandia.

David, de nuevo, debe vencer a Goliath.

Salud y República

9 comentarios:

Genín dijo...

Bueno, está claro que todo son intereses políticos y Assange es solo el pretexto, en principio yo simpatizo con que Ecuador no se dejara impresionar por las presiones de USA, pero como digo, vete tu a saber todo lo que se mueve en la coctelera...
Salud

Dean dijo...

Pues si que les ha resultado incómodo a los americanos este hombre y terminarán callándole de la mejor manera que saben hacerlo, esperemos que muchas voces se sumen a la decisión de Ecuador.
Un saludo.

Neogéminis dijo...

El respeto a los derechos de terceros suele ser muy endeble y selectivo según sean fieles o afines con las grandes potencias. eso nadie lo puede negar.
Un abrazo

Gilberto Cervantes dijo...

Alguien dijo democracia,libertad, igualdad? Quiza alguna vez existieron.

Saludos

fritus dijo...

Lo de la posibilidad de asaltar la embajada de Ecuador es acojonante. Asaltar es un eufemismo para decir que entrarán hombres armados dispuestos a abrir fuego ante cualquiera que les impida la detención.
Entrar así en una legación diplomática, con el derecho internacional en la mano, es exactamente igual que invadir un país extranjero.
Todo esto por un tipo que-
siempre presuntamente- no paró de practicar sexo después de que se le rompiera el condón...según la propia declaración de la denunciante.
A todo esto una de las dos denunciantes, organizó una fiesta en su honor días después de la supuesta violación, y asimismo había publicado comentarios en twitter diciendo que Assange era un tipo encantador , también después de la supuesta violación.
En fin. Todo esto tiene una pinta tremendamente sucia.
Un abrazo

fritus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María A. Marín dijo...

Esto es como todo, se llega a la fama y al poder y todo el mundo quiere estar al lado de una/o, cuando se cae del "palito" nadie te conoce ni quiere saber de ti.
El caso Assange es el caso "según"
Según si eres mujer, según si eres de derechas o de izquierdas, según si tienes dinero o no...etc.
Pero mira tú por donde, hay un nexo en común (que no del mismo lado) entre ambos: ¡Garzón!

Veremos a ver ahora cómo lo hace la comunidad internacional con Correa.

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Si Assange estuviera en la embajada de Francia o Alemania, la actitud del Reino Unido no sería igual. Es lo de siempre la prepotencia de los grandes frente a los pequeños.
De todas formas hoy he oido en la radio una declaración del gobierno de Suecia en la que afirma que no es posible la extradicción a EE.UU. teniendo en cuenta la normativa de la UE sobre derechos humanos.
Yo creo que vamos a tener un proceso muy largo.
Salud, República y Socialismo

Clari dijo...

a mi me parece que son cuestiones politicas y no creo que USA pueda realmente presionar tanto al país ya que cuando decidí viajar a Ecuador por trabajo me di cuenta que es muy independiente y muy fuerte y que tiene muchas posibilidades de poder resolver estas cuestiones con las acciones correctas