01 agosto 2012

A Rita Barberá le interesan las heces y la regla de sus trabajadores

Un juez acaba de ordenar que se retire el título de alcalde honorario de la ciudad de Valencia al genocida Francisco Franco, que lo ostentaba desde 1939, y que a pesar de que la oposición lo había solicitado por activa y por pasiva, en varias ocasiones, el PP nunca lo creyó oportuno, probablemente porque Rita y sus mariachis no han querido negar su oportunidad política.

Mientras tanto, ahora estamos conociendo la verdadera vocación de la alcaldesa y de sus secuaces, es una cotilla de tomo y lomo, y además está por la escatología y la ginecología, si no, no es posible entender el porqué de un cuestionario que se hace rellenar a los trabajadores del Ayuntamiento. He aquí una muestra de las preguntas ‘pertinentes’ del cuestionario (aquí pueden consultarlo entero):

  • ¿Padece hemorroides?
  • ¿Tiene estreñimiento habitual?
  • Fecha de la última regla
  • ¿Optaría usted si pudiera a servicios sanitarios diferentes de la Seguridad Social?
  • ¿Ha observado alguna anormalidad en las heces?
  • ¿Ha engordado sin justificación aparente?

rita_barbera_caricatura_kikelin

Como pueden observar estas son las preguntas que hay que hacer a un trabajador para entrar en el Ayuntamiento. Ahora resulta que Rita y sus secuaces son una panda de cotillas y que, además, están vulnerando el derecho a la intimidad que defiende nuestra Constitución, pero, en fin, es de suponer que las anormalidades en las heces o la fecha de la última regla deben ser conocidas por las autoridades municipales con el fin de mejorar las relaciones laborales entre Empresa y trabajadores.

No me dirán ustedes que la cosa no tiene guasa. Con un ayuntamiento que se salta las leyes –el caso de mantener a Franco como Alcalde Honorario o las actuaciones que han acometido y pretenden acometer contra el barrio del Cabanyal, así lo confirman— y que está en una situación económica penosa, resulta que tiene como preocupación: conocer si sus trabajadores tienen estreñimiento, o si se consideran estar en plenas condiciones, o si tiene varices o hemorroides.

Ya puestos a ser cotillear, podríamos pedirle a la Sra. Alcaldesa, esa mujer tan fina y tan dulce, que nos contestara el cuestionario, a lo mejor nos daba alguna sorpresa.

Si no fuera por lo grave que es, sería para mondarse de risa. Pero es una infamia, que espero que los trabajadores no acepten. Es preocupante saber que tu empresa quiere saber cosas tan íntimas como las que aquí se preguntan, y sobre todo para qué lo hace y qué uso puede dar a estas informaciones.

Lamentablemente, y hay que decirlo, goza de la mayoría del electorado, que, sin duda, es cómplice de estas iniquidades. Aunque ya está bien de que las mayorías absolutas puedan cruzar ciertas rayas rojas y tengan impunidad.

Y ¡ya está bien de votar por inercia! Aunque es posible que haya gente que vaya diciéndole a su alcaldesa el tipo de heces que produce, probablemente de eso debe entender mucho Doña Rita.

Salud y República

5 comentarios:

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Lo mismo se la come porque piensa que rejuvenece

Neogéminis dijo...

Cuando uno cree que ya lo había visto todo...aparecen estas cosas!...¿cómo se le puede ocurrir interrogar sobre esos temas a quienes sólo aspiran a un puesto laboral?...inconcebible!

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

No quiere bajas por estreñimiento...
Cada día entiendo menos.

Eastriver dijo...

Espantosa mujer desde siempre. Sólo que cuanto más sabemos más alucinamos. Lo de Franco no tiene nombre. Bueno, ella enterita no tiene nombre.

Genín dijo...

Es así de curiosa...
Besos y salud