01 noviembre 2011

París, bien vale más de una misa

Ustedes disculpen. Mientras que lean esta entrada, sentados, tranquilamente delante de su ordenador, yo estaré, desde ayer, caminando. Pateando la ciudad de la luz, andando sin parar, probablemente cansado. Y así durante cuatro días más.

No hay derecho, probablemente volveré al París elegante, al cultural. Me sacrificaré y pasearé por la Rive Gauche del Sena, buscando restos del 68, cerca de la Sorbona. Gozaré de los jardines de Trocadero y me enfrentaré a la Torre Eiffel. Veré el teatro de la Opera y la Madelaine,y entraré por la Pirámide de Cristal al Louvre. Será cansado. Y todo a pie, para sufrirlo mejor.

matisse_cezanne_picasso_stein_affiche_defaut_jpg

Me acercaré a la Plaçe Vendôme, y a les Halles y al George Pompidour. Y recorreré de arriba abajo, desde L’Etoile a la Concorde, les Champs-Élysées, y pararé en el Petít Palais para contemplarlo y entraré en el Grand Palais donde me esperan, nada menos que: Matisse, Cezanne y Picasso. Y que le voy a hacer, si me han citado allí.

Otro día, recorreré temprano la orilla derecha del Sena y llegaré a Orsay, allí desayunaré con Manet.

Volveré a buscar a Quasimodo en las torres de Nôtre Dame y a Lautrec en la Plaçe del Tertre. Y seguiré sin encontrarlos, aunque les reconoceré. Ya de noche, pasearé por Pigalle, donde la noche es la vida y aparece ese París golfo, de tan buena fama.

Y trataré de saludar a las ardillas del Bois de Bologne, para terminar viendo el París moderno de La Défense

Diviértanse ustedes mientras yo sufro. Estaré tres días sin publicar nada, así es que descansen queridos kabileños, que pronto estaré aquí. Y volveré a encontrarles. Nos espera la campaña electoral. Y les aseguro que hay mucho que decir.

Cuídense durante mi ausencia y disfruten, mientras que yo sufro en París. Prometo hablarles de mi Vía Crucis a la vuelta. Y por favor, nada de envidias, no soy nada envidioso.

Salud y República

P.D. Mientras me quito este mono que tenía de París, estaré apartado de la blogosfera. Así es que si no les leo o comento, ya saben la razón. Nos vemos a la vuelta.

14 comentarios:

Txema dijo...

Disfrute mi querido amigo, disfrute.

Un abrazo

Eastriver dijo...

Eso, restregándolo... Jodío!

Antònia Pons Valldosera dijo...

Pásalo muy bien. A la vuelta ya nos darás envidia con las fotos.
Abrazos y buen viaje.

javi dijo...

Pues no se olvide Rafael de tomar la Bastilla, que va siendo hora de rememorar ciertas efemérides.

Felipe dijo...

Disfruta todo lo que puedas de esa gran ciudad.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Disfrútalo. Merece la pena sufrir eso.

Genín dijo...

Que casualidad, tengo una amiga que vive allí y otra que está con ella de visita unos días, me llamó ayer desde París, y me hizo mucha ilusión, imagino la que tendrás tu pateándolo...
Salud

Dilaida dijo...

Pues ya sabes si se está en París no queda más remedio que pasarlo bien.
Bicos

Paz Juan dijo...

No tiene Vd. perdón. Al final me ganó la apuesta y fue Vd. antes que yo.
El único consuelo que me queda es que con ese programa turístico va a volver, mi querido amigo, descuajaringadito del todo.
Me recojo los, dientes que van arañando el parqué y le mando un abrazo fuerte y doble.

PS Lo de la expo del Grand Palais no tiene perdón de dioxxxx.

Ciberculturalia dijo...

Ya sabes que te esperamos...
Besos al conjunto

Antonio Rodriguez dijo...

Que lo pases bien Rafa.
Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Qué suerte Rafa, ya me gustaría volver a París, la ciudad de la luz,disfruta mucho porque hay mucho que ver, paseate como un viajero, si puedes y pásatelo bien.Un abrazo.
Que envidia me dasssssssssss !!!

Neogeminis dijo...

jejejeje !que lo disfrutes!...lo digo con sana (¿) envidia!

Un abrazo y hasta la vuelta!

María dijo...

A mí se me ha venido a la cabeza una palabra fuerte...pero luego me ha cautivado saber que nos llevas a todos contigo.
¡Que goces mucho!
Sin envidias, sólo con mucho cariño.

Besos y ¡buen viaje!