06 noviembre 2011

Grecia: principio y fin de la democracia

Después de unos días desconectado de la política española e internacional, vuelvo y encuentro que las cosas no han cambiado mucho. Aquí en España estamos sumergidos en la campaña electoral, lo demás importa poco. En Europa sigue la preocupación por el final de la crisis.

La crisis que hoy está centrada en Grecia, quién sabe donde estará mañana. Una crisis en la que los gobiernos hacen y deshacen a golpe de corneta de “Los Mercados”.

Si Pericles levantara la cabeza se asustaría. Hace veinticinco siglos que en Grecia se inventó la democracia. Esta semana se ha demostrado, con lo ocurrido con y en Grecia, que la democracia puede estar llegando a su fin.

245128

Por si quedaban dudas, se ha evidenciado quien manda. Desde Europa –Francia y Alemania, cuando se trata de mandar son los intermediarios claros entre Los Mercados y los países europeos— fijaron unas medidas para atajar la crisis griega, y en un arranque democrático –quizás el último que le quedaba— el primer ministro griego Papandréu decidió que esas medidas impuestas deberían pasar un filtro democrático en su país. Unas medidas duras y que conllevaban unas consecuencias negativas para los griegos deberían aprobarse en un referéndum democrático.

¡Horror! Los Mercados al oír tal cosa –sin duda piensan que la democracia está superada— se pusieron nerviosos y bajó la bolsa, y subieron los bonos y a USA le subió la tensión.

No es posible que Grecia nos haga esto. Con lo que nosotros estamos haciendo por ella, debieron pensar. ¿Cómo se puede dejar una cosa tan importante –nuestro beneficio-- en manos de ciudadanos corrientes y molientes?

Y entonces activaron toda la artillería. Aprovechando que había una reunión de los G-20, Los Mercados les enviaron una nota que decía: Ni se os ocurra permitir el referéndum, hay que pararlo y que se acepte la propuesta ya. Y claro, creo que el teléfono de Papandréu empezó a sonar y uno tras otro, todos los líderes del G-20, empezando por el propio Obama, le pidieron, le exigieron, le ordenaron que evitase el referéndum y que ni se le ocurriera continuar con esa imprudente reacción democrática. Que quién se creía que era. Menos gilipolleces democráticas y más contundencia. Menos contar con los ciudadanos y más obedecer a sus amos: Los Mercados.

Así es que el pobre Papandréu se acojonó. Y cortó por lo sano. En seguida, anunció que no habría referéndum, que se aprobaría el plan en el Congreso y que si era preciso él se iba, pero que ir contra sus amos nunca.

Total, que Pericles, Aristóteles, y tantos otros, esta semana han sido arrojados al desagüe del váter. Una semana gris, en la que Grecia, al igual que el resto de Europa, está diciendo adiós a la democracia y ha sucumbido a la dictadura de Los Mercados.

Salud y República

13 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Que mandan "los mercados" está muy claro, no tanto lo está la identidad verdadera de los mismos, pero, en cualquier caso, no me parece que deba tomarse a Papandreu - un hombre de negocios más norteamericano que griego, neoliberal confeso, que fue puesto en el sillón de primer ministro por " los mercados" de marras- por adalid de una democracia que murió hace tiempo, a manos de una ciudadanía apática; mucho más que a manos de ningún mercado.
Saludos cordiales.

mariajesusparadela dijo...

Papandreu fué un poco demagogo.
Y le salió mal.
¿por qué no hemos vuelto a oir hablar de Islandia?
Hay otros caminos, está clarísimo.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Por si alguien dudaba de que democracia y capitalismo eran incompatibles.

Neogeminis dijo...

El poder que tienen estos fulanos es de temer!...ni se preocupan ya en disimular (con falsa preocupación)su desmedido afán especulativo y su desprecio por el bienestar y la opinión de la sociedad.
Un asco.

Un abrazo..y espero hayas disfrutado tu estadía en la ciudad luz.

Ciberculturalia dijo...

Es estupendo desconectarse unos días aunque luego, la vuelta a la realidad es bien dura. Lo de Grecia es indignante. Me ha tenido muy enfadada a la par que preocupada.
Me alegra tu regreso
Besos también en abundancia

Eastriver dijo...

Coincido con María Jesús, lo de Grecia es una pena, la misma pena que el resto de Europa. Pero Papandreu me parece un papanatas, que casi suena igual.

Si hacemos cosas, y me parece que deberíamos hacerlas, necesitamos líderes, pero líderes inteligentes, con propuestas posibles, que sumen y no que resten.

Eastriver dijo...

¿Y por París? Eso sí que es grande. De lo poquito que nos va quedando...

María dijo...

¡Bienvenido!
Espero que las pilas cargadas te duren mucho tiempo.

Baisers

Antonio Rodriguez dijo...

Bueno pues ha conseguir lo que al parecer buscaba, responsabilizar a la derecha con los recortes impuestos por la UE.
Lo de los derechos de los trabajadores parece que le importa un bledo.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

Ya veo que París se quedó atrás y ya has vuelto a la cruel realidad.
Bicos

Camino a Gaia dijo...

También nos ha quedado bien claro, que cuando hablan de salvación o de rescate en realidad están tocando los clarines del saqueo... y el problema es que ya no queda otra cosa mas que la dignidad de las personas y la compraventa de la democracia.

Genín dijo...

A estas alturas de la jodienda darle la responsabilidad al pueblo, no me parece de recibo, eso mucho antes, al principio...
Salud

RGAlmazán dijo...

Jorge, Papandreu no es adalid de nada. Simplemente se ha plegado a los mercados y ha incumplido algo que le pedía su pueblo, el referéndum.

María Jesús, a nadie le interesa hablar de Islandia. Bicos

Esfera, pues sí, coincido contigo. Democracia plena y capitalismo son incompatibles. Un beso.

Mónica, efectivamente, su poder es tremendo así como su descaro y desvergûenza.
París, magnífico. Como siempre.
Besos

Carmen, pues sí, la vuelta a la realidad cuesta cuando ves que no ha cambiado nada. Besos

Ramón totalmente de acuerdo.
Y sí, siempre nos quedará París. Una maravilla.

María, yo también lo espero. Besos.

Antonio, a mí en este caso lo que me preocupa es la forma descarada con que se saltan lo que su pueblo dice y quiere.

Dilaida, así es. Un bico.

Camino, sí somos una mercancía barata, ni más ni menos. Nos utilizan y nos compran y venden a su antojo.

Genín, se saltan lo que el pueblo quiere. Ellos van a lo suyo.

Salud y República