30 noviembre 2011

¿Da usted su permiso, Sr. Obispo?

Ya se ha pronunciado la comisión de expertos sobre el Valle de los Caídos. Como era de prever, un dictamen blandito y de muy difícil cumplimiento. De una comisión de expertos nombrada por un gobierno pusilánime y flojo, miedoso de la derecha y supeditado a la Iglesia, no se podía esperar otra cosa. O sea, sin ninguna contundencia y con condiciones imposibles, ha sugerido que Franco sea exhumado. Eso sí, con permiso de la Iglesia y con amplio acuerdo parlamentario. O sea, que no.

Por cierto, en ese alarde de equidistancia inexistente, siguen diciendo que el cadáver de Primo de Rivera, el ideólogo de los rebeldes vencedores, se puede quedar, porque murió durante la guerra. Clara intención de igualar a traidores rebeldes con constitucionalistas republicanos, en su afán de pasar página y borrar la Memoria Histórica, de un plumazo.

Con lo cual queda demostrado que somos un Estado supeditado a la Iglesia, porque, ¿no es Patrimonio Nacional el Valle de los Caídos? ¿qué pinta la Iglesia en la decisión? ¿cuál es el motivo por el que la Iglesia tiene que estar de acuerdo? ¿qué hay detrás de esta prerrogativa? Si no fuera por lo serio del tema, sería para mondarse de risa, ¿dónde se ha visto que para tomar una decisión un Estado soberano, de un bien que es patrimonio nacional, tenga que pedir permiso a la Iglesia?

Lamentablemente tener que pedir permiso a los obispos no hace sino constatar lo lejos que estamos de un Estado laico, además de buscar una rotunda negativa al asunto. Y requerir un acuerdo amplio en el parlamento es dejar el asunto en la vía muerta. Es tratar de confundir, porque, ¿qué significa una mayoría amplia? ¿El 60%, dos tercios, tres quintos, el 80%?

No se debe olvidar que este monumento fue levantado para honor de los rebeldes vencedores, por muchos republicanos presos, que murieron en el intento y, que quedaron allí mal enterrados. Y que hasta hoy, y me temo que en un futuro, ha servido y servirá para celebrar una “Victoria” que supuso una de las dictaduras más férreas y duras del siglo XX. ¿Cómo se puede mantener, si no es para celebrar su gesta, al asesino junto a sus asesinados?

Pero, no nos preocupemos, “la prisa” que se ha dado el PSOE en este asunto, hace que sea el PP quien lo tiene que gestionar, que es lo mismo que decir que aquí no ha pasado nada. Al cajón el informe de la comisión y todo seguirá igual.ValleCaidos_thumb[2]

Lo del Valle de los Caídos, mientras gobierne el PP, está muerto, sobre todo con un PSOE que no tiene determinación y sí miedo, y que de forma cobarde se somete a la Iglesia, también en este tema.

El PP se olvidará voluntariamente, y todo seguirá igual. El 20-N volverán las celebraciones franquistas, las misas de réquiem en honor del genocida, y aquí paz y allí gloria.

El Valle de los Caídos, puesto que no se puede volar para que desaparezca la afrenta, debería reconvertirse en el Museo del Horror, al igual que ha sucedido con algunos campos de concentración nazi. Ese debería ser su uso. Un uso que mostrara la crueldad del franquismo y que sirviera de ejemplo de lo que no puede volver a pasar. Lo demás, parches que pretenden rectificar la historia y la Memoria Histórica, y que igualan a tirios y troyanos, o sea a asesinos y torturadores con los defensores del orden constitucional.

Salud y República

13 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

Yo destruiría ese monumento, pero como parece queno es posible,que se convierta enun memorial de la guerrra civil. Pero con el fundador y el veterano fuera de allí.

Salud, República y Socialismo

mariajesusparadela dijo...

Hay una canción que dice "con la mano levantá"

Víctor C. dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reflexión Rafa. No se puede añadir nada más.

Genín dijo...

Tu es que eres la releche ¿No ves que el Psoe apenas si tiene tiempo para, in extremis, terminarle trabajos al PP, como el indulto del banquero, pa que ellos no se manchen?
Hay que ser comprensivos, coño...jaja
Salud

Felipe dijo...

Todo esto me cabrea de una forma inmisericorde.

Qué comisiones ni qué leches.Este es un edificio hecho con los presos del franquismo que trabajaron en condiciones pésimas para construir tal monstruosidad.

Y comparar al fascista Primo de Rivera con los hombres y mujeres de bien es que clama la repugnacia.

Pero,claro,es que en las filas del PSOE hay mucho falangista reconvertido.
¡Qué se puede esperar de ellos!

¡Salud y República!

(a veces, tienes la rara habilidad de provocarme inmensos cabreos)

Ciberculturalia dijo...

Pues no, Rafa, no le damos permiso al señor obispo. Pero ya nació equivocada la comisión de expertos porque con toda la razón explicas que parten de un supuesto erróneo: igualar a los rebeldes de los constitucionalistas.
Tienes razón que si no fuera por la seriedad del tema, es como para morirse de risa.
Un beso sin permiso del señor obispo. Seguro que no me dejaría

Ysupais dijo...

Con lo poco que le queda al Gobierno Socialista... no hicieron lo que tenian que hacer en 8 años...como lo van a hacer ahora ? Pero como se puede comprender que tenga la última palabra la iglesia en un asunto político en una pais aconfecional ? Ahora que han perdido las elecciones, el miedo ya no es por ganarlas y mantenerse en el poder...de que tienen miedo ? ufff no lo entiendo.
Un abrazo

Dilaida dijo...

A eso que llaman "monumento" que fue levantado con la sangre de muchos prisioneros para gloria, recreo y mausoleo de un dictador, yo lo volararía. Cosas como esas son las que hacen que te sientas avergonzado de pertenecer a un pueblo.
Como dice el refrán "muerto el perro se acabó la rabia". Y los curas que se busquen otro lugar.
Lo tomo a risa porque me pasa como a Felipe, debe ser con la edad, pero estas cosas a mi me cabrean un montón.
Bicos

L. de Guereñu Polán dijo...

Los que tanto gustan de hablar mal de PSOE que esperen lo que viene. En cuanto al valle de los caídos es más fácil decir que se le ponga un bomba para volarlo que darle el destino que reealmente pueda satisfacer a la mayor parte de la sociedad. Creo que la solución planteada, que los restos del dictador y criminal sean enterrados donde la familia decida y que el caso de José Antonio Primo de Rivera se considere como una víctima de la guerra civil es justo y equitativo, pero no creo que se haga nada en los próximos años. El asunto se deriva de la Ley de la Memoria Histórica y no se puede seguir reservando ese valle para honrar a un criminal que sacrificó a su pueblo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Entre los obispos y los mercados vamos buenos... ¡Ah, no, que es lo mismo...!
Besos, querido amigo.

Neogeminis dijo...

Para quienes lo vemos desde afuera resulta por demás de inexplicable.Por lo que veo para ustedes también.
Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Antonio, la solución es hacer un Museo del Horror.

María Jesús, y así seguimos. Bicos.

Victor C. Me alegro de que estés de acuerdo.

Genín, seguramente me estoy volviendo intransigente

Felipe, si te sirve de consuelo, los cabreos son compartidos. Y sí, lo de Primo de Rivera "el ideólogo", tiene guasa.

Carmen, acepto tu beso aunque sé que los obispos nos tienen fichados. Una vergüenza esa igualdad entre traidores y republicanos. Besos

Ysupais, ya lo ves, ahora resulta que piden permiso a la Iglesia. No tienen vergüenza.

Dilaida, como no se puede volar, que permanezca como Museo del Horror. Aceptaría que se quedara Franco, siempre estuviera en una sala, la de los verdugos, y en otra, estuvieran los asesinados. Bicos.

L. de Guereñu Polán, la cuestión es, primero por qué el gobierno socialista lo ha dejado para el último momento sabiendo que el PP no hará nada. Segundo, tener que pedir autorización a la Iglesia es vergonzoso, cuando el Bien es Patrimonio Nacional. Y, tercero, dejar a Primo de Rivera allí, junto a los republicanos es de chiste. En fin, me parece mala solución y tardía. Ofensiva para muchos y a sabiendas de que no se va a poner en práctica.

Isabel, querida, si no es lo mismo, se le parece mucho. En este país mandan los dos. Besos

Mónica, es inexplicable, o mejor dicho se explica porque se quiere tapar la verdadera Memoria Histórica.
Besos

Salud y República

L. de Guereñu Polán dijo...

RGAlmazán: lo de dejarlo para el último momento es según se vea; el primer momento pudo haber sido en 1976; o quizá en 1982. No eran momentos muy propicios a juzgar por lo que ocurrió en 1981... El momento justo es difícil de decidir, porque hay que poner de acuerdo a muchas personas. Entre los del PSOE seguro que hubo dudas sobre el impacto que causaría, algunos serían decididos pero otros no. La comisión encargada habrá tenido que sopesar muchas cuestiones, entre otras las jurídicas. Si el Gobierno actúa sin la participación de la Iglesia existen normas jurídicas que invalidarían cualquier acuerdo. Los deseos son deseos, pero la realidad hay que lidiarla. Claro que me gustaría que no estuviese ocupando ese lugar el cuerpo de un dictador que fue en vida un criminal, pero tampoco me gustó que existiese ese dictador... y existió. No es tema fácil. Lo que creo es que ahora debe exigirse celeridad a quiene corresponde y no hincar el diente a quienes ya no tienen el Gobierno. ¿O no?