20 septiembre 2010

El ¿dios? de Antonio Aramayona

Estos días ha estado en el candelero el viaje del Papa al Reino Unido. Y allí el pastor católico ha vuelto a cometer otro error garrafal, otra mentira, otra caña que se le puede volver lanza. Ni más ni menos que comparó al ateismo radical con el nazismo. No voy a detenerme en ello, ya escribí al respecto.

Sí que quiero hacer presente que hoy más que nunca la jerarquía de la Iglesia sabe de su creciente debilidad y de que la razón se va imponiendo a la fe, y en vez de aceptar --como algunos de sus seguidores hace-- la única salida que les queda, la compatibilidad entre ambas, decide tratar de imponer la fe sobre la razón. Y así les va.

Todo este preámbulo es para presentarles a un amigo. Es un privilegio para mí tener un amigo como Antonio Aramayona. Un tipo reflexivo, tranquilo, activo y que ha hecho de la defensa del laicismo, su objetivo prioritario. Antonio es coordinador de MHUEL(Movimiento hacia un Estado Laico), una asociación aragonesa que es de las más activas en favor del laicismo. Y ahí está, Antonio, en todas las manifestaciones a favor del laicismo o contra los que insisten en continuar con reminiscencias nacional-católicas, por cierto, bastante tarea le dan las autoridades municipales de Zaragoza donde Belloq, alcalde socialista, sigue con sus veleidades religiosas en los actos oficiales.

Lo que piensa Antonio es sencillo:

El Estado ha de ser laico, la religión tiene su espacio en en ámbito privado. Y como tal, dice, no está en contra de la religión, sino de que no se manifieste en los actos públicos, ni esté subvencionada con fondos públicos.

Antonio es aragonés. Nació en Zaragoza y estudió Filosofía. Ha sido profesor de instituto de secundaria durante muchos años. Desde 1995 escribe un artículo, con gran éxito, todos los miércoles, en El Periódico de Aragón. Ha escrito ya dos libros: Con otra mirada (Prames, 1998) y Del amor y otras soledades (Mira, 2009). Es además de coordinador de MHUEL, miembro activo de Europa Laica y de Derecho a Morir Dignamente. Hoy se dedica a escribir, dar conferencias y a defender el Laicismo. Además tiene una página web, y dentro podréis encontrar artículos, reflexiones y su propio blog.

El hecho de que le haya traído a Kabila es porque el próximo jueves presenta su último libro ¿dios? (con minúsculas y entre signos de interrogación).

invitaciones ¿dios?

Un libro cuya pretensión es hacer reflexionar. Hace preguntas, de hecho todo él es una pregunta. Invita a re-pensar algunos conceptos básicos (infinito, espíritu, sagrado, eternidad, salvación…), analiza críticamente algunos argumentos clásicos en el mundo religioso, cuenta cómo el cristianismo llegó a ser la única religión verdadera, y acaba trazando unas pinceladas sobre el laicismo y el Estado aconfesional. No pretende ni convencer, ni vencer. En todo caso, confía en que cada uno encuentre sus propias respuestas.

Los que residáis en Zaragoza u os encontréis en la capital maña, seguro que disfrutaréis si os acercáis. Los demás, podéis leer el libro, sin duda, de interés para todos los que estamos comprometidos con esa digna aspiración, de tener un Estado Laico.

Aquí os dejo un debate en AragónTelevisión, de los que frecuentemente asiste Antonio, sobre “El peso de la religión en la situación actual”, que os ayudará a conocerle un poco.

 

Salud y República

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Las cifras que da son mareantes. Reales y mareantes.
Pero hay alcalde de Zaragora, hay sr. Bono y hay ex alcalde de La Coruña...

Felipe dijo...

En primer lugar, decir que ya quisiera ver yo debates en la televisión castellano-manchenga sobre estos asuntos.Gacía-Candau sólo nos ofrece toros,copla y mucho refrito.Cuando hablo de Candau lo hago extensible al máximo responsable de esta Comunidad,Barreda.

Entrando en materia considero que cada vez son menos los practicantes católicos que cumplan lo que la Iglesia dice.Las procesiones son 'romerías' y espectáculos dónde la gente se pone el traje y eso sirve para pasar una tarde noche acompañada de su correspondiente refrigerio.

Otro tanto ocurre con las comuniones que son bodas en pequeño.

Es la fe del folklore y la juerga pasada por el alchol.

A pesar de la poca credibilidad de los curas y de la desafección real de la gente hacia la Iglesia considero que aún estamos muy lejos del laicismo por cuanto los gobiernos siguen postrándose a los pies de la curia.

Recientemente lo hemos visto en Reino Unido dónde Ratzinger ha sido recibido por los grandes jerrarcas del país.

Ademñas con el avance de la ultraderecha no los están poniendo muy difícil.Ahí esta el caso de Suecia.

Ahora bien, es muy loable el compromiso ético de personas que se dedican a la lucha por el laicismo.

En esta 'gloriosa' España aún es más difícil.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

La clave está en los que dice y en lo que muchos estamos de acuerdo:
"El Estado ha de ser laico, la religión tiene su espacio en en ámbito privado"
Pero mientras a la izquierda no haya un gran partido laico las sotanas seguirán con sus privilegios.
Veré el video tranquilamente.
Salud, República y Socialismo

Neogeminis dijo...

Creo que ya nos habías presentado a tu amigo, si mal no recuerdo. Defiende muy bien su postura frente a las cámaras.


Un abrazo.

Corpi dijo...

Seguro que es un libro muy interesante. Otro que pasará al canon de los prohibidos.

Genín dijo...

Estando de acuerdo con lo básico, tambien estaria de acuerdo que a la Iglesia se le retribuyera como a las ONG por las causas sociales que lleva y que son de un gran gasto.
Al Cesar lo que es del Cesar...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Gracias por la referencia. Como no podré ir, al menos me compraré el libro. Será muy interesante. Y más sería mandar un ejemplar a Moncloa para explicarles que es un estado laico. Recomienda al autor que lo haga, no te parece?
Un beso

Guanarteme dijo...

¿Se necesita invitación o la entrada es libre? Si es así estaré allí, como no.

Saludos.