24 septiembre 2010

De la coacción y la huelga

Sí señores, reconozco que hay piquetes en las huelgas. Y este reconocimiento público lo hago porque ya son varias tertulias radiofónicas o televisivas que no hacen sino hablar de los piquetes, como si no supiéramos que existen. Y lo hacen de una forma despectiva, negativa, culpándoles de que no son informativos y de que no dejan trabajar a los pobres trabajadores que quieren cumplir con “su obligación” un día de huelga.

Yo les voy a decir que sí, que hay piquetes. Y no quiero engañarles, algunos de estos piquetes informativos actúan coercitivamente e impiden al pobre currante que trabaje en día de huelga. Eso lo sé, lo he vivido y lo acepto. Hay piquetes que no dejan trabajar a los que quieren. Por lo tanto actúan con mala leche y, a veces, con violencia.

Sin embargo, el derecho a trabajar, ese bien preciado que hoy, queriendo, no pueden practicar cuatro millones y medio de parados, a pesar de que está en la Constitución, es agua de borrajas. Porque es un bien escaso. Y eso hace que muchos trabajadores (en las grandes empresas, es más difícil, si hay sindicatos de clase organizados) duden en hacer la huelga, pues su sustitución en el puesto de trabajo es fácil y barata, cada vez más.

Y se hace más difícil ir a la huelga cuando además, los señores empresarios, --y haberlos haylos y hasta a algunos conozco—aprovechándose de su situación de poder, amenazan a los trabajadores de forma velada o directísima, haciéndoles ver que ir a la huelga puede provocar su despido. Pero claro, de eso nadie habla, eso es lo normal, un empresario ha de defender sus intereses y poner toda la carne en el asador para que sus empresas funcionen al cien por cien, con los medios que tenga. huelga otros

Pues bien, mientras los malvados sindicalistas coaccionan con piquetes el derecho al trabajo que tienen los “buenos trabajadores” que quieren ejercerlo en un día de huelga, los empresarios modelo utilizan todo tipo de triquiñuelas y de amenazas para cumplir con su obligación: que el día de huelga se trabaje.

Una diferencia clara: los piquetes actúan el día de la huelga. Los empresarios “modelo” llevan ya días amenazando por “el bien de sus empleados”.

Ayer me decía un trabajador --de esos que se sienten amenazados porque su jefe “cumple” con su obligación—, que “tiene que” trabajar, pero que antes de entrar se había apuntado a un piquete para impedir que funcionase el transporte y así impedirse a sí mismo llegar a la oficina. Por supuesto que este trabajador es un delincuente. Sin embargo, su jefe que le ha amenazado con despedirle si hace la huelga es un “patrón modelo”. Así están las cosas.

Otra situación asimétrica. “Los trabajadores coaccionan, los empresarios cumplen con su obligación”. Suma y sigue. 

El día 29 nos jugamos mucho. Hay que decir que no a la reforma laboral. ¡Nos sobran razones!

Salud y República

12 comentarios:

angelsmcastells dijo...

... y pensar que el día 29-S me sentiré felizmente libre si no puedo coger el transporte público, ni ver la "programación habitual", ni puedo sacar ¡ojala! ni siquiera dinero de un cajero... Que cosa esa, la libertad... ¿verdad Rafa? A veces parece tan evidente que empieza para unos cuando se quejan que se la coartan los poderosos de siempre... Un abrazo!

Juan Fernández dijo...

Creo que la coacción que realizan los piquetes demuestra la poca confianza que tienen los sindicatos en el seguimiento de la huelga.
Si se viesesn apoyados por la mayoría, sencillamente organizarían una manifestación, a la que acudirían miles de personas. Y ahí se vería el apoyo de los trabajadores.
Amenazar y coaccionar a propios compañeros sólo tiene un nombre: cobardía.
Sí a la huelga, no a la coacción.
Un saludo,
Juan

VaryHeavy dijo...

Totalmente de acuerdo compañero, a los trabajadores siempre nos hacen ver como a los malos, como aquellos mala-sangre que no dejan trabajar a quien honestamente cumple con su obligación de ir a trabajar... y en nuestro pellejo quién se pone? N A D I E! como dirían esos empresarios "modelo" a esos sindicalistas y panda de rojos delincuentes que les por culo!
En los medios de comunicación capitalistas nunca hablarán de las retorcidas artimañas, amenazas y coacciones de esos empresarios chupasangre.

Pero una te digo, yo el día 29 al menos les daré por culo a ellos!

Salud, República y Revolución compañero!

Genín dijo...

Yo iré en plan solidario a la huelga el dia 29, pero no acepto que nadie me diga ni me imponga lo que tengo que hacer, ni los unos ni los otros, ¿entonces donde coño está la libertad por la que he luchado toda mi vida? ¿Es que tienen que pensar por mi y decidir lo que tengo yo que hacer? Eso ni de vaina! Por encima de mi cadáver!
Salud

Antonio Rodriguez dijo...

A los empresarios y al gobierno les importa un bledo las manifestaciones, solo reaccionan cuando se le aprieta el bolsillo y muchos trabajadores que dicen que irían a una manifestación también encontrarían una excusa para no acudir como ya sucedió en la manifestacion estatal que se convocó en Madrid, que no fueron ni los parados madrileños.
Coacción es el trabajo precario, el trabajo por días o incluso por horas, coacción son los miles de policias que ponen a la puerta de determinados comercios y negocios, coaccion son los servicios mínimos abusivos, coacion es la insolidaridad de trabajadores que se benefician de los conseguido con la lucha de sus compañero mientras ellos hacen de esquiroles y coación son los empresarios terroristas que amenazan a sus trabajadores con despedirlos o no renovarles el contrato si participan en una huelga.
Hay muchas formas de coacción que no son los piquetes informativos.
Salud, República y Socialismo

javi dijo...

Esto es una huelga, no es una fiesta con guirnaldas ni leches. El gobierno y la patronal atacan a los trabajadores con leyes hechas a su medida y el trabajador se tiene que defender de la única manera que puede.

Vamos a ver, el derecho al trabajo es para todos y todos los días, parece que a algunos se les llena la boca con el derecho al trabajo solo cuando hay una huelga.

El que realmente esté preocupado por los derechos de los trabajadores hará huelga el día 29. Es muy bonito ampararse en el derecho a trabajar en día de huelga aunque con ello se esté ayudando a pisotear los derechos de los demás.

Una cosa más, en mi pueblo el que sabotea una huelga se llama esquirol.

javi dijo...

Por cierto la redundancia de la palabra derechos está hecha a posta, parece que es el término de moda. Lástima que tras el 29 se les olvidará a muchos.

Guanarteme dijo...

Si señor, D. Rafael, eso lo ha comentado hoy Cayo Lara en Zaragoza. Los verdaderos piquetes son los que coaccionan a los trabajadores con el despido. Los que cuando pides algo que te corresponde te enseñan un tocho de curriculums y te dicen "mira cuantos quieren tu puesto".

Quizás, como dijo Fernando Lezcano en su último artículo, hay que hacer caso a Oscar Wilde, “Nunca des explicaciones. Tus amigos no las necesitan. Tus enemigos no las creen”.

Salud y República.

saramagodebepastaahacienda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
RGAlmazán dijo...

Àngels la libertad es relativa, como bien sabes. Petons.

VanHeavy, no hablan de la coacción empresarial, son empresas.

Haces bien, Genín, pero muchos van a trabajar a la fuerza, obligados porque les amenazan. Conozco casos que tengo bien cerca. Y de eso no se habla.

Efectivamente, Antonio, hay otras formas de coacción que son mucho más poderosas y sofisticadas que los piquetes.

Javi, la guerra la han declarado desde el gobierno. No queda otra que defendernos.

Guanarteme, no creo en la frase de Oscar Wilde, siempre hay gente que tiene dudas, y hay que intentar informarles.

Salud y República

ATEO - ROJO - MASON dijo...

Buena huelga señores/as.

Yo queria dejar constancia de mi visión, ya que en ningún foro, ni medio, ni tertulia, veo que estos "pretendidos derechos que dicen todos tenemos sean tratados como tales, según mi opinión claro.

Los derechos al trabajo, o a la huelga, NO EXISTEN, ni uno ni otro, nos comen el tarro hablando de ellos, pero la realidad es mucho más clara que todos los deseos de todos los que desean.

El derecho al trabajo NO EXISTE. ¿porqué?, pues porqué si alguien está en el paro, o en el grupo de personas que desean trabajar y no consiguen encontrar un trabajo, para ellos no existe. Este derecho está limitado por la oferta de puestos de trabajo del mercado.

Si alguien ya tiene trabajo y NO secunda la huelga, NO tiene derecho a ir a trabajar porqué para eso, para regular todos los derechos, se reunen las partes para decretar servicios mínimos. El derecho al trabajo está regulado.

El Derecho a la huelga NO EXISTE, ya que si usted quiere ejercer este derecho y le asignan servicios mínimos NO puede ejercer su derecho a secundar la Huelga.

Si alguien ya tiene trabajo y SI secunda la huelga, NO tiene derecho a hacer huelga en caso de que le sea impedido este derecho asignandole servicios minimos. Porqué para eso, para regular todos los derechos, se reunen las partes para decretar servicios mínimos. El derecho a la huelga está regulado.

Y no se crean, no es que esté yo en contra de los derechos PUROS, al 100%, pero en mi opinión, si estos derechos, el del TRABAJO, y el de la HUELGA, se pudiesen ejercer al 100%, LAS EMPRESAS, saldrian MUY perjudicadas.

Saludos y buena huelga.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.