18 septiembre 2010

Así está Afganistán

Ya sé que nuestras tropas están en “misión de paz”. No seré yo quién contradiga al portavoz del PSOE al decir que la palabra “war” es polisémica. El pobre gobierno, como siempre, dice la verdad. Y la verdad es que el año que viene Afganistán necesita de las tropas españolas para consolidar ese proceso de paz que se está consiguiendo. ¿Es que alguien lo duda? Que conste que la pregunta es retórica, sé que nadie pone el duda que el gobierno lleva razón y que nuestra misión de paz es necesaria. Aunque cueste lo que cuesta, hablo de vidas humanas –las tropas españolas han sufrido treinta bajas— y de dinero, y eso estando en época de crisis.Afganistán

Vamos que lo conseguido está a la vista. Tenemos al talibán acojonado y acorralado. Las plantaciones de opio están controladas, las mujeres han conseguido ser libres, y hoy se están celebrando elecciones legislativas “democráticas” que demuestran nuestros logros. Mejor dicho los logros de USA con la ayuda de sus siempre fieles servidores europeos.

Sí señores, como decía, el movimiento se demuestra andando. ¿Y cómo anda Afganistán? Midámoslo, por poner un ejemplo actual, observando cómo se celebran las elecciones hoy. Y aquí algunas de las pequeñas irregularidades que se están produciendo:

  • Han muerto siete miembros de la seguridad afgana.
  • Han secuestrado a treinta empleados de la comisión electoral, entre los que se encuentran dos candidatos
  • Los talibanes han atacado varios centros electorales
  • Ante las amenazas de fraude y violencia, la comisión electoral ha decidido mantener cerrados 938 colegios electorales (un 14% del total)
  • Hay numerosas denuncias de fraude que hacen pensar en un fraude masivo

Mientras tanto, ante estas “pequeñas irregularidades” Karzai y USA hablan de un paso adelante. De una normalización democrática. ¡Como debe ser! Aunque como siempre hay quien dice –se trata de inconformistas irredentos-- que no se ha avanzado y se preguntan qué puñetas hacemos en Afganistán. Siempre ha habido gente de esta calaña. Ni que fuera fácil solucionar el problema sólo en nueve años.

Ahora eso sí, que nadie me diga que estamos en guerra, que no, que es una misión de paz y que lo estamos arreglando todo. ¿O les parece poco haber sido fieles a nuestro gran amo USA y haber colocado al frente del país a un pelele que manda lo que la Tomasa en los títeres? ¿Acaso no han valido la pena tantos sufrimientos para conseguir… ?

Salud y República

11 comentarios:

Txema dijo...

Pero hombre D. Kabi, eres un protestón y, encima, un retórico.

Pero tú sabes los beneficios que para la industria de armas del mundo, incluida España, reporta esta misión de paz?

Los negocios siempre tienen un lado oscuro. ¡Que le vamos a hacer!

Y la democracia? Pero hombre por los clavos de Cristo, ya lo dijo el gran González: también se la sirve desde las cloacas.


!Como eres amigo Rafa¡

Un abrazo fuerte.

Neogeminis dijo...

Es vergonzosa la situación, no sólo la de la ocupación beligerante,sino la de los nulos "logros" obtenidos. Excelente y completo tu artículo. La ironía esa veces la más eficaz de las críticas.

Saludos.

Mª Mercè dijo...

¡Excelente artículo, Rafa!

Un abrazo!

Genín dijo...

No pintamos un carajo ahí, eso ya lo sabemos, pero hay que pagarle unos cuantos peajes a los USA para que no se cabree y nos eche a "los mercados" encima, Afganistán es uno de esos peajes, y los que quedan mientras no tengamos un gobierno con los güevos en su sitio.
Salud

Ciberculturalia dijo...

Qué pena, señor, señor...

Nosotros en misión de paz sin enterernos que hay una guerra cruel, sangrienta e injusta.

¿Estarán nuestras tropas allí, o están en el país de nunca jamás?

No se. Tengo muchas dudas

Un beso

mariajesusparadela dijo...

Desde luego, Rafa, siempre preguntando...

Dilaida dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Hace tiempo que las tropas tenían que haber regresado a casa.
Bicos

Eastriver dijo...

Fue una guerra de intereses y así ha ido la cosa. Lo que indigna es que no tengan las narices para reconocer que ha sido un fracaso y que se trató de una guerra para enriquecerse. Bueno, es la mentira a la que ya estamos tan acostumbrados. Yo me moriría de vergüenza, de tanto mentir, pero ellos ni pestañean (y el ellos es tan amplio....)

Dean dijo...

Me opongo a cualquier guerra, todas son un negocio cruel, no le veo ningun sentido al ejercito ni a las fuerzas armadas; si miramos a la historia su única finalidad era la de conquistar nuevos territorios, hoy su finalidad es el dinero.
Un saludo.

Felipe dijo...

Todo es cuestión de lo que mande el amigo americano.

¿Necesitamos un Plan Marshal?

Saludos

RGAlmazán dijo...

Txema, qué le voy a hacer, a esta edad es difícil cambiar.

Mónica, absolutamente vergonzoso. Besos.

Gracias, Mercè, me alegro de que te haya gustado. Petons

Pues así es, Genín, un peaje horrible y violento.

Carmen, el Peter Pan americano hace que los "campanillas" se mueran por seguirle el rastro. Y ahí estamos en el País de Nunca Jamás --deberíamos haber ido--
Besos.

María Jesús, es que soy un preguntón. Bicos.

Dilaida, así es. Bicos.

Ramón, ¿cómo eres? ¿mira que decir que ha sido un fracaso?

Pues sí, Dean, el dinero es el que manda, y el poder.

Felipe, y el amigo americano es tan exigente...

Salud y República

Salud y República