02 agosto 2017

El astro Cristiano Ronaldo o el abrillantador de los insectos

Nuestro amantísimo astro está siendo asediado por gente que no puede soportar su luz. Esa luz que te ciega y te abrasa. Es propio de la envidia nacional. ¡Pobrecillo! Él, que tanto da a los futboleros, capaz de meter goles y goles, ahora le quieren hacer pagar a Hacienda. ¡No es justo!
           
Además le critican. Primero que si es un defraudador, y no tienen en cuenta todo lo que nos hace gozar. Estrellas de este tamaño no deberían pagar a Hacienda, es más, tendríamos que pagar más por verle. Él, que, como todo el mundo sabe y él mismo se autodefinió, es un chico rico guapo y el mejor futbolista.

¿Cómo puede pretender la gente que pague sus impuestos? ¿Acaso no nos paga con sus goles y sus triunfos? Pues se ve que mucha gente le quiere igualar con los mindundis. El populacho mediático no le comprende, ni tan siquiera muchos seguidores de su club, ya dijo aquello de que no le querían suficientemente (y le subieron la ficha). Pero, ¿cómo no se puede querer a un dios? Sólo ateos y gente de mal vivir pueden criticar a nuestro amado astro.

Primero le imputan, lo que dice mucho de la Justicia --¿cómo se atreve?-- Luego querían que hiciera el paseíllo ante el Juzgado de Instrucción, como si fuera un ciudadano cualquiera. Menos mal que, por ser quién es, le permitieron entrar y salir en coche y sin avisar. ¡Vaya corte que se llevó la prensa cuando apostados en la puerta del Juzgado –dicen que había más de doscientos medios presentes— vieron que la gran estrella les daba plantón, después de que les había anunciado su comparecencia! ¡Cómo disfrutó viendo que se quedaron compuestos y sin Ronaldo!

Eso si, tuvo que comparecer y aguantar que le pusieran en duda su honor y no le rindiera la jueza pleitesía, por una minucia de nada. ¿Qué son 14,5 millones de euros? Menos de lo que gana en un mes. Una miseria.

Y dicen que se enfrentó con la jueza, esa plebeya con toga que gana en un año menos de lo que él en un día. ¿Cómo se atreve? Además, dicen que no le sirvió de nada tener el mismo abogado que el PP en la Gürtel. ¿Dónde acabará este país?

Menos mal que él sigue a lo suyo. La amenaza de que se iba si le imputaban ya pasó, quién le iba a pagar el pastón que gana, si no es su Real y su presi Florentino Pérez. Ellos sí que le quieren, aunque para demostrarlo deberían pagar su deuda. ¡Obras son amores y no buenas razones!

Y que conste que no sólo es guapo, rico y el mejor futbolista, además se sabe defender. Y si no vean lo que escribió en Instagram ayer a sus críticos: “lo que incomoda a las personas es mi brillo, los insectos solo atacan a las lámparas que brillan”.

No me dirán que no es ingenioso. Naturalmente su brillo nos deslumbra, para eso es un astro-sol y desprende rayos de luz que nos dejan ciego. Eso sí, para mí que lo de los insectos lo dice porque estoy seguro de que se mira mucho en el espejo. Y sí, el mayor enemigo de Cristiano es él mismo, incluso por encima de su presunto delito, es su soberbia astral.

Salud y República

3 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Cuando tios cortos de luces se les valora en decenas o cientos de millones y ganan en cinco minutos lo que un padre de familia necesita trabajar mas de un mes, ¿que podemos esperar?. Luego tenemos otra cuestión igualmente desagradable que les afecta a los forofos, son capaces de manifestarse por ese club de futbol que le estafa y sin embargo no lo hace por defender ni su salario ni defender una minima justicia social, solo se sienta ante la TV y a tragar.

La culpa no solo es de ellos, estamos creando monstruos.

Genín dijo...

En fin, lo peor es lo que paga la gente y se esgañita e ilusiona con estos mercenarios, fíjate como ha terminado hoy Neymar con el Barcelona, si te he visto no me acuerdo...
Salud

Angeles Santamarta dijo...

Cerebro necrosado.. es lo que tiene este "menino da rua" .. hay que volver al instituto , en su Portugal natal!! F