19 septiembre 2015

¿Está bien de la cabeza Felipe González?

Lo dudo. Es más, estoy seguro de que no. Porque uno se puede equivocar, puede estallar y decir, en un momento de tensión, algo que no piensa, pero lo que no puede hacer, después de soltar una barbaridad, que ofende a la verdad y a la mayoría de la gente (a todos menos a los fascistas), es ratificarla y quedarse tan pancho, porque demuestra que no está bien, que le falta un tornillo como poco.

¿Cómo se puede decir que Pinochet respetaba mucho más los derechos humanos que Maduro? Esta barbaridad es digna de un ignorante de la historia reciente –y Felipe González no lo es— o de un chalado.

No voy a entrar a hablar de Maduro, un tipo que habiendo ganado una elecciones limpiamente, demuestra un comportamiento difícilmente democrático, ni tampoco voy a juzgar a la oposición, sin duda necesaria en cualquier democracia pero con tintes dudosamente aceptables. Independientemente de otras preocupaciones, me parece insólito lo que ha afirmado y ratificado el expresidente del gobierno español.

Pinochet según Felipe González

Los que hemos vivido el tiempo del asesino Pinochet, y Felipe es uno de ellos, y los que conocen la historia, no pueden sino afirmar que lo dicho por González es una barbaridad, además de una mentira comprobable. La crueldad de Pinochet sólo puede tener comparación con la de Hitler, la de Franco o la de los generales argentinos.

Uno puede olvidar ciertas cuestiones históricas, aunque las haya vivido, pero cuando se trata de cambiar la historia la cuestión es muy grave. ¿Es posible no recordar el sangriento golpe de Estado a Allende? ¿Cómo se puede olvidar los 40.000 muertos y desaparecidos en el Chile de Pinochet? ¿Quién es capaz de olvidar las atrocidades, violaciones, torturas y asesinatos en masa de esa época en Chile? ¿Qué persona es capaz de olvidar aquel régimen terrorista que provocó también miles de refugiados políticos? Bastaría recordar las desapariciones en masa (¿es que tampoco ha visto la película Missing, este individuo?), o las torturas que sufrió, por ejemplo, Víctor Jara.

Felipe González ha demostrado su calaña, porque se puede y se debe criticar a Maduro, sin duda, pero de eso a compararlo con Pinochet, hay un abismo. Y no sólo lo compara, es que dice que es peor. ¡Que barbaridad! Sólo le falta ya decir que Maduro supera a Franco en crueldad.

Lo grave es que hay ciertos motivos que hacen que González no pueda soportar al gobierno Maduro. Y todo viene de la amistad que tuvo con Carlos Andrés Pérez, un presidente venezolano amigo de Felipe González que robó a su país y fue uno de los políticos más corruptos de Iberoamérica, y de quien la actual oposición es hereditaria ideológicamente.

Felipe González está sobrevalorado. Fue un presidente que incumplió sus promesas electorales, recordemos la de la OTAN o la de la creación de 800.000 puestos de trabajo, durante su presidencia se probó la financiación ilegal del PSOE (FILESA) y se produjo el terrorismo de Estado (GAL). Además de empezar a fabricar la precariedad laboral con sus reformas laborales que hizo que los sindicatos convocaran la huelga más exitosa de la democracia, la del 14-D de 1988. Un personaje que ha demostrado su dignidad política aprovechándose de su cargo y utilizando las puertas giratorias (Gas Natural). En fin, una figura con un reconocimiento inmerecido.

Ahora, después de esta declaración, además de sobrevalorado, estoy convencido de que está como una cabra.

Salud y República

5 comentarios:

Ateo666666 dijo...

Lo increíble del caso es que González también apoyó a su gran amigo del alma, el presidente venezolano Carlos Alberto Pérez mientras asesinaba en las calles a más de 3.000 ciudadanos que simplemente protestaban contra las brutales medidas económicas impuestas por el FMI a ese país. Pero claro, eso era el ya lejano 1989 y la memoria del Señor X (que no olvidemos sigue siendo un referente de ese extraño partido llamado PSOE) nunca ha sido lo que se dice muy precisa. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2015/09/felipe-gonzalez-ese-deleznable-sicario.html

Tracy dijo...

Me alegra saber que opinas como yo o parecido, creo que está con demencia senil o chocheando.
Un abrazo.

Genín dijo...

¿Eso ha dicho?
Increíble...
Que mal le sienta la edad, digo yo que será un chocheo precoz porque tampoco es tan viejo como para decir esas barbaridades por edad...
En cualquier caso yo si digo que Maduro es un impresentable, para ser suave...
Salud

Juan Carlos Celorio dijo...

Me reí la semana pasada leyendo un tuit de @norcoreano en que preguntaba si Felipe se había afiliado ya a Vox.
De acuerdo con tu exposición, que me hace pensar más en una mentira exagerada más que en alguna clase de demencia.
Saludos.

Isabel dijo...

La olla hace tiempo que le dio en la cabeza, cuando se lo creyó. Qué será el poder que se creen que tienen que seguir opinando, aunque sean barbaridades.