06 septiembre 2015

Los funcionarios como arma electoral del PP

Los funcionarios han sido también vapuleados por este gobierno, que no ha dudado en obtener recursos de donde era más fácil y qué mejor que hacerlo con los funcionarios, después de propagar aquello de que son unos privilegiados por tener un trabajo fijo, después de acusarles de que viven mejor que nadie, decidieron que tenían que sacrificarse y les detrajeron días moscosos, una paga extra y les congelaron el sueldo.

Pero ha llegado el tiempo electoral. Y naturalmente pensar, ante unas elecciones, en funcionarios, es pensar en dos millones y medio de familias que han de depositar su voto, o sea, la friolera de unos siete millones de votantes. ¡Casi nada!

Lo que quiere decir que hay que tratar de poner contentos a esos potenciales votantes para inclinar su papeleta hacia su alforja. Así parece que han pensado los peperos: más vale contar con su apoyo si se pretende obtener beneficios electorales.

Y dicho y hecho. Y, aunque no estaba previsto en los presupuestos, a pesar de que el déficit no se va a cumplir y de que la deuda sigue aumentando, se ha encontrado la forma de hacer una gracia y así, la vicepresidenta ha anunciado que se va a devolver de inmediato un 26% de la paga que se retrajo a los funcionarios en 2012.

No sólo no tengo nada contra los funcionarios, muy al contrario, me parecen necesarios. Es más, tengo un especial aprecio por aquellos que pertenecen a las áreas de Educación y Sanidad. Sin embargo, esta medida me parece una jugarreta del PP, que, pretende llevarse a los funcionarios a su jardín con un premio que pagamos todos.

Y es que se va a pedir un crédito de 252 millones de euros. O sea, se sabe que los parados de larga duración que no cobran nada en absoluto son más y, además, en los presupuestos de 2016, se ha bajado un 27% la asignación a este concepto, y sin embargo se pide un crédito para pagar algo que no estaba previsto y que no es lo más prioritario en este momento.

Kit electoral PP

Es simple y llanamente una medida pepera electoralista barata, más bien gratuita, porque les sale gratis, paga el contribuyente a pesar de que es para beneficio del Partido Popular. Piden un crédito para su propio beneficio, algo que no hacen para paliar otras necesidades más agudas, como realizar los pagos a los dependientes, o aumentar las becas de estudio, por ejemplo.

Ya está bien de que nos tomen el pelo. Espero que la gran mayoría de los funcionarios no caigan en la trampa y sepan ver cuál es el objetivo de este gobierno. Porque, ahora a tres meses de las elecciones, se les reintegra una parte que se les quitó, pero, ¿quién dice que si ganan no lo vuelvan a hacer? porque si hay algo claro es que no salen las cuentas. El déficit sigue por encima de lo previsto, la deuda aumenta considerablemente y el fondo de reserva de las pensiones está siendo esquilmada porque el empleo que se crea es de mala calidad y apenas ingresa cotizaciones.

¿Acaso piensan que la Troika no va a seguir exigiendo recortes? Y, sobre todo, el año que viene estará lejos de las próximas elecciones.

En fin, estos peperos siguen a lo suyo, todo vale con tal de garantizarse el triunfo en las próximas elecciones generales, cambian leyes, aprueban presupuestos electorales e improvisan medidas que beneficien a colectivos con tal de obtener votos cautivos. Todo lo demás, ¡qué importa! Ahora toca ganar, a costa de lo que sea y si pueden pagar su campaña electoral con dinero público, ¡Miel sobre hojuelas!

Salud y República

5 comentarios:

animalpolítico dijo...

Rafa, yo soy uno de esos funcionarios. En mi familia hay unos cuantos. Y te puedo asegurar una cosa. Yo no voy a cambiar mi voto hacia el PP por esto. Yo nunca votaré al PP. Y es más: en mi familia y entre conocidos los funcionarios no van a cambiar su voto por esto: los que simpatizaban con el PP, encantados y los que no, insatisfechos. Como era previsible...

animalpolítico dijo...

Rafa, yo soy uno de esos funcionarios. En mi familia hay unos cuantos. Y te puedo asegurar una cosa. Yo no voy a cambiar mi voto hacia el PP por esto. Yo nunca votaré al PP. Y es más: en mi familia y entre conocidos los funcionarios no van a cambiar su voto por esto: los que simpatizaban con el PP, encantados y los que no, insatisfechos. Como era previsible...

Genín dijo...

Hace mucho tiempo que piensan que los ciudadanos somos imbéciles, me aterroriza pensar que tengan razón... :(
Salud

StM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Y digo yo...Si los funcionarios no se van a dejar engañar por esta pseudo-subida y todos sabemos que el PP engaña hasta que llega al poder y luego ya a tutiplen, ¿quiénes los votan para luego sacar mayoría?
Las encuestas pueden que no acierten, pero ¿y si sí...?

Besos