01 septiembre 2015

Franco sigue vivo en su Fundación

Así es. La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) mantiene viva la imagen de uno de los genocidas más grandes del siglo pasado: Francisco Franco. Y ahí siguen, haciendo lo que les da la gana, aprovechándose de un talante democrático mal entendido, de una permisividad inconcebible, de una pasividad incomprensible, cuando no de una identificación ideológica.

Basta entrar en su web –no lo hagan si no tienen estómago suficiente— para poder ver cómo libremente ensalzan la figura del dictador asesino, sin el menor rubor. Hacen apología del franquismo y atacan a todo lo que se menee fuera de su órbita ideológica: La dictadura franquista. Venden insignias –con la esvástica--, emblemas y banderas anticonstitucionales.

Violencia neonazi

Hoy todavía vemos el daño que provoca esta ideología, nos confirma que darle pábulo y promocionarla conlleva a la violencia. El último caso es el de un menor atacado por un grupo neonazi al que grabaron una esvástica y 88 (en la simbología nazi: Heil Hitler!)

Se trata de una Fundación que recibió subvenciones públicas del gobierno de José María Aznar, por un valor de 147.000 euros. Una Fundación que incumple la ley y desde hace cinco años no presenta las cuentas a las que está obligada. Una Fundación que genera rencor, mentiras y trata de cambiar la historia haciendo de la ideología Nacional-Católica la única y verdadera. Una Fundación que ataca las leyes que pretenden mantener viva nuestra verdadera historia (Ley de la Memoria Histórica), mientras defiende el mausoleo del dictador en el Valle de los Caídos, como templo divino.

Entre sus hazañas está la de llamar al golpe de Estado hace menos de dos años,  “por la deriva de España, en manos de mafiosos y traidores”. O la de atacar cualquier acto, iniciativa o ley democrática que no concuerde con su ideario fascista.

Es difícil de entender cómo esta asociación totalitaria franquista no está prohibida. No es fácil comprender cómo en un país democrático se puede admitir una fundación que pretende el desarrollo y la promoción de la figura de un genocida y de su ideología criminal que tanto daño hizo a este país.

¿Se imaginan ustedes que pasaría si existiera en Italia una asociación de apoyo a Mussolini? ¿Y en Alemania, una que defendiera la ideología nazi y a Hitler? Es imposible pensarlo. En estos países, a los que a menudo ponemos de ejemplo de democracias avanzadas, sería impensable una asociación de este tipo, porque está prohibido por ley.

Basta leer sus estatutos donde se señala de forma clara y rotunda que el fin es exaltar la vida del “caudillo Franco”, a pesar de que la ley de Fundaciones dice bien claro que éstas deben defender principios democráticos, valores constitucionales, defensa de los derechos humanos… Nada de lo que defiende y persigue esta Fundación.

La pregunta pertinente es: ¿Por qué se consiente que exista una Fundación de esta calaña, cuyo fin es derribar los cimientos de nuestro sistema democrático? Alguien debería contestar a esta simple pregunta, somos muchos los que no podemos entender cómo puede estar viva una ideología y una figura mientras que sus miles de víctimas están todavía dispersos por las cunetas y olvidados de un Estado que se llama democrático.

Salud y República

4 comentarios:

María dijo...

Ni en Alemania ni en Italia permitirían sus gobiernos que existieran fundaciones de este tipo.
Solo pasa aquí porque lo permitimos.
A mí ya como no me tire de los pelos, no sé qué podría hacer.

Saludos

Eulalia dijo...

Se consiente porqué mandan ellos.
Da igual las siglas, PP, PSOE, C'S, están todos cortados de la misma tela. Y queda por ver si, caso de ganar el coletas, con mayoría suficiente para cambiar las leyes, si lo haría.
porqué mucho me temo que no. Que lo dejaría para otro día, igual que se ha arrepentido de enarbolar la bandera republicana porqué, según él, "no interesa a nadie".

Genín dijo...

La respuesta es bastante sencilla, todo esto y mucho mas que desconocemos por ambas partes -izquierda y derecha- se pactó para instaurar la democracia, guste o no, es lo que hay... :(
Salud

Javi GUANARTEME dijo...

Muy buen post amigo. Saludos