15 febrero 2013

Arturo Fernández fraude y competencia desleal

Hay que ver cómo es la cúpula empresarial. Y, lo más grave, cómo apoya la mayoría del comité ejecutivo de la CEOE a Arturo Fernández, el impresentable. Un individuo cuyos trabajadores le acusan de pagarles en negro.

O sea, Díaz Ferrán en la cárcel, Rosell haciendo declaraciones vergonzosas y ahora su vicepresidente, Arturo Fernández, resulta que paga parte de los salarios de sus dos mil empleados en sobre, sin declarar.

La CEOE y el rey

Un tipo privilegiado, amiguete de la lideresa Aguirre, que donó dinero a la Fundación del PP de Madrid, (Fundescam), que tiene contrato con importantes entes públicos, como el Congreso de los Diputados, el Senado, la Asamblea de Madrid, dos ministerios, etc, y eso en situación ilegal pues tiene una importante deuda con la Seguridad Social. Un personaje que ya está imputado por el caso Bankia. Un tipo que presume de poseer cientos de armas, miles de botellas y más de cien coches de colección, que se jacta de cazar con el Rey y que se cachondea diciendo que no es rico, así es éste personaje.

Bueno pues este tipo es el presidente de la CEIM (la dirección de los empresarios madrileños) y vicepresidente de la CEOE. Cuya cúpula, una vez conocido el caso de su supuesto fraude a la Seguridad Social, le aplaude y le apoyan. Lo que me lleva a preguntarme: ¿Qué cúpula empresarial tenemos? ¿de dónde salen estos impresentables?

Estos son los emprendedores liberales, despotricando contra el Estado y los servicios públicos, constantemente, y chupando de él lo que pueden. Las subvenciones públicas de la CEOE representan más del 70% de su presupuesto.

Ahí les tienen ustedes, todos salvo empresarios del País Vasco, del sector químico y de los jóvenes, encima le jalean y le apoyan. La gravedad del asunto ha hecho que el tal Arturo haya decidido reflexionar (como si no lo tuviera bien reflexionado) en vez de dimitir automáticamente. Mientras tanto, los contratos de los entes públicos deberían declararse nulos para su empresa, puesto que está jugando con ventaja.

El hecho de que la mayoría de la cúpula de la CEOE y de la CEIM estén al lado de este presunto delincuente sólo puede obedecer a dos cosas. Una que hagan lo mismo que él, o sea que defrauden también, o, la otra, que son bobos, puesto que las prácticas del tal Arturo significan para los demás empresarios una competencia desleal, ya que puede bajar los precios y ser más competitivo debido a que tiene costes más bajos, por lo que se ahorra del pago a la Seguridad Social. Es algo incuestionable.

Y es que los peperos y los empresarios son primos hermanos, no hay nada más que ver cómo se ayudan y como reparten sobres a tutiplén.

Salud y República

4 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Es tal el hedor que sale de la cúpula directiva de los empresarios que no quiero pensar lo que "sentirán" los millones de desempleados en nuestro país. Qué lástima¡¡
Besos

María A. Marín dijo...

Yo me siento cazada como una pajarita.

mariajesusparadela dijo...

Menuda pandilla ilustra el post...ilustra de ilustración de los ¿ilustrísimos? presuntos.
¿sabes portugués?

Genín dijo...

¿Habrá algún estamento en este dichoso país que no esté podrido?...
Menuda gentuza la que está mandando en casi todas partes!
Salud