23 octubre 2012

La división de la verdadera izquierda paga su peaje

Hay compañeros en Izquierda Unida que, de buena o mala fe, pretenden imponer un purismo ideológico –absolutamente idílico— a una posible unión en lo fundamental para afrontar con ciertas garantías la defensa de los derechos fundamentales y poder confrontarse con nuestros verdaderos oponentes, la derecha.

Reconozco que en eso la derecha lo hace mucho mejor. En su seno se encuentra gente de extrema derecha y sin embargo son capaces de navegar juntos con el fin de conseguir los intereses que persiguen. ¿Por qué no ocurre lo mismo a la izquierda del PSOE?

Somos tan puristas que una sola coma de diferencia en nuestros planteamientos es capaz de hacer que surjan divisiones. Fijémonos en lo que ha ocurrido en las elecciones últimas de Galicia y de Euskadi.

la izquierda y la derecha

En Galicia, la división del Bloque Gallego en tres ha hecho que, a pesar de que el cómputo de los votos totales entre las dos organizaciones a la izquierda del PSOE que han conseguido escaños, sea superior al que tiene ese partido, hayan obtenido menos diputados. Con los votos de AGE-IU y del BG juntos, hoy esta formación habría alcanzado tres diputados más, quitando dos al PP y uno al PSG, y sería la segunda fuerza en el Parlamento gallego por delante de los socialistas. Aunque en este caso, IU haya conseguido entrar por la puerta abierta por Beiras, de forma muy importante en el parlamento gallego (nueve diputados).

Por cierto, en Euskadi la ley D`Hondt y la distribución provincial de los diputados hace que con 9000 votos más Ezker Anitza-IU que UPyD, no obtenga representación y la formación de Rosa Díez consiga un diputado en Álava. No sé qué dirá la reina del oportunismo sobre este asunto, ya que siempre se queja de que la ley electoral a quien más le castiga es a su partido.

Siguiendo con el análisis en Euskadi, la izquierda abertzale consigue gozar de una amplísima mayoría en la izquierda vasca, el hecho de que Ezker Anitza-IU, EB-B y Equo no se hayan presentado juntas ha conseguido que el fracaso sea total. Si estas tres formaciones, a la izquierda del PSE, hubieran ido juntas a las elecciones, se habrían obtenido cuatro diputados (hoy ninguno), a costa de un diputado del PNV en Guipúzcoa, uno de HB-Bildu en Vizcaya, y dos en Álava (uno del PSE y otro de UPyD). ¿No vale la pena reflexionar y buscar acuerdos entre nosotros? ¿Por qué ese empeño cainita en lanzarnos piedras y desperdiciar ocasiones de hacernos fuertes para parar a la derecha?

La gente no quiere saber de matices, quiere que la izquierda verdadera, la que tiene alternativas a la crisis se una, dejen de hacer pendejadas y busquen los puntos de encuentros que nos haga fuertes y que nos permita luchar contra las políticas neoliberales defendidas por el PP y por el PSOE. Todo lo demás son excusas insuficientes y, en muchas ocasiones, un exceso de purismo o de decisiones egoístas para mantener la cabeza del chiringuito.

Lo grave es que son muchos años y siempre ocurre igual. Está claro que el hombre es el animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y si ese hombre o mujer es de la izquierda alternativa lo hace constantemente.

Podemos ser como los seres unicelulares y dividirnos infinitamente, y como conclusión conseguir hacer de nuestra fuerza, infinitas debilidades. Eso es lo que viene ocurriendo en Euskadi (y no sólo allí), donde en vez de sumar se ha dividido y ahí quedan los resultados.

Es verdad que esta unión no cambiaría el gobierno, pero sí que haría que tuviéramos una fuerza importante en Ajuria Enea para tratar de combatir las políticas que se están imponiendo desde la derecha. Sin embargo, nos encontramos con cuatro años por delante, fuera de la institución parlamentaria, invisibilizados y cruzando de nuevo el desierto para arribar quien sabe a qué puerto. ¿Aprenderemos alguna vez? ¿Seremos capaces, en algún momento, de fijarnos en lo que nos une y sobreponerlo a lo que nos separa?

Salud y República

12 comentarios:

Luis González Varela (Luis Celeiro) dijo...

Cuando hablas de AGE-IU o AGE-EU no estás siendo preciso, en todo caso Anova-IU bajo AGE y aún así te estarías comiendo dos partidos de la coalición.

Antonio Rodriguez dijo...

LLevas razón, la derecha es más pragmatica, pero ya está bien de ser condescendientes con todos aquellos a los que les pisan el cuello y luego continuan votando para que se lo pisen más fuerte. Porque muchos de esos son los que luego exigen responsabilidades a los sindicatos por "no hacer nada contra la crisis".
Y es verdad que hay compañeros en IU que imponen un purismo ideológico –absolutamente idílico—. No hay mas que mirar a LLamazares apoyando en Euzkadi a un partido que no es el referente de IU. ¿Eso no crea confusión entre el electorado? ¿cuantos votos se habrán quedado en casa por esa razón?
Salud, República y Socialismo


Genín dijo...

Tienes toda la razón del mundo, es proverbial la desunión de la izquierda, pero en cualquier caso habría que cambiar esa ley que el único sentido que tiene es favorecer a los grandes partidos...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Ayer en las noticas hablaron de que había tantos partidos en las elecciones gallegas que no había donde poner tanta papeleta diferente.
Y somos conscientes del "divide y vencerás", pero cada jefecillo de la izquierda es mesiánico: él y solo él , salvará al mundo.

luis barreras dijo...

dd

luis barreras dijo...

En realidad yo solo he escuchado a IA y a Llamazares defender la suma electoral vasca indicada por Rafael en su comentario, expresamente rechazada por la dirección de IU.

Ello ha conducido a una posicion incomprensible en dos elecciones celebradas simultáneamente: defender en unas la Syriza gallega - argumentando con acierto que la suma para oponerse a la crisis multiplica electoralmente - y rechazar aplicar la misma politica en Euzkadi, consiguiendo la más completa irrelevancia politica y social al priorizar la obtención de objetivos internos.

Este tipo de error no es nuevo, recordemos que tanto en Euzkadi como en Galicia (y en tantos otros lugares) la izquierda ya optó en el pasado por la estéril automutilación.

Guanarteme dijo...

Si Anova se escindió del BNG sería por algo. La teoría que defiendes es la de Rubalcaba con IU.

PSOE-BNG se asentaron en el clientelismo y el asistencialismo populista. Una cosa son los pactos puntuales y otra concurrir a las elecciones como a los carnavales, en una comparsa con los derrotados de 2.009. Y encima el BNG rechazó de plano ir en coalición con la AGE.

El problema es la ley electoral, no presentarse en unión con el sarampión nacionalista.

En lo demás te doy la razón. Yo creo que hay que tener paciencia porque lo de IU es del ADN quizás. Paciencia porque todo lo que se ha ido desgajando se ha ido diluyendo en la nada electoral y social, mientras IU está ahí. Podría estar mejor, claro, pero está ahí porque aún queda mucha gente que trabaja unida de espaldas a los que no saben perder y crean corrientes para imponer sus opiniones.

A la hora de la verdad no son estas corrientes las que han conseguido uniones en Galicia o Aragón, que han beneficiado a IU y a la izquierda.

Por cierto, otro aire se le ve a esta AGE que elaboró sus listas con bastante ecuanimidad y acierto. Igualito que en otros lares.

Salud y República.

Guanarteme dijo...

Si Anova se escindió del BNG sería por algo. La teoría que defiendes es la de Rubalcaba con IU.

PSOE-BNG se asentaron en el clientelismo y el asistencialismo populista. Una cosa son los pactos puntuales y otra concurrir a las elecciones como a los carnavales, en una comparsa con los derrotados de 2.009. Y encima el BNG rechazó de plano ir en coalición con la AGE.

El problema es la ley electoral, no presentarse en unión con el sarampión nacionalista.

En lo demás te doy la razón. Yo creo que hay que tener paciencia porque lo de IU es del ADN quizás. Paciencia porque todo lo que se ha ido desgajando se ha ido diluyendo en la nada electoral y social, mientras IU está ahí. Podría estar mejor, claro, pero está ahí porque aún queda mucha gente que trabaja unida de espaldas a los que no saben perder y crean corrientes para imponer sus opiniones.

A la hora de la verdad no son estas corrientes las que han conseguido uniones en Galicia o Aragón, que han beneficiado a IU y a la izquierda.

Por cierto, otro aire se le ve a esta AGE que elaboró sus listas con bastante ecuanimidad y acierto. Igualito que en otros lares.

Salud y República.

Neogéminis dijo...

Creo que esa resultas ser una desgraciada característica de las izquierdas. Aquí siempre ha pasado lo mismo. A la hora de definir alianzas estratégicas la derecha siempre resulta ser más pragmática. Las opciones de la izquierda, en cambio, se diluyen apenas comienzan las conversaciones.
Un abrazo

Atalanta dijo...

Yo escribí ayer un comentario después de María Jesus.... DONDE ESTA?

Dean dijo...

Me parece que la solución pasa por un nuevo grupo político con gente nueva, desconocida, lejos de los de siempre, ni de izquierdas, ni de derechas, ni del centro; simplemente gente honesta con un discurso que le llegue a la mayoría. España es un país ultracatólico con fiestas y celebraciones con nombres de vírgenes y santos, y la mayoría ya no son jóvenes; se asustan con el aborto, con la homosexualidad, con la inmigración, con la igualdad de género; y esos son los votantes. Los jóvenes con algo de conciencia votan en blanco o a un partido que defiende los derechos de los animales ya que consideran que estos se comportan mejor que los humanos. Esto seguirá tal cual aunque nos recorten hasta el último de los derechos y como los que gobiernan no son tontos del todo, el fútbol, la farándula y las fiestas medievales seguirán ocupando los titulares de la prensa.
Un saludo.

Camino a Gaia dijo...

Puede que cuando entendamos que es nuestra supervivencia la que está en juego dejemos de lado nuestro individualismo recalcitrante.
Un saludo