22 octubre 2012

El PSOE se derrumba en Euskadi y Galicia

Galicia seguirá gobernada por Núñez Feijoo, lo que supone un alivio para Rajoy, que podrá respirar tranquilo, aunque sus resultados en Euskadi no hayan sido buenos. La mayoría de los gallegos sigue confiando en el PP, a pesar de los pesares.

elecciones galicia

Mientras, el PSOE fracasa rotundamente tanto en Euskadi como en Galicia. En el caso de Euskadi pierde 9 diputados, quedando como la tercera fuerza y muy lejos de los resultados obtenidos en las elecciones anteriores, donde la ausencia forzada de la izquierda batasuna y la alianza contra natura con el PP, le permitió presidir–de forma ilegítima, en mi opinión-- el País Vasco.

Hoy, las elecciones han vuelto a reflejar la realidad social del País Vasco, y han dejado al PSE, a pesar de tener la lehendakaritza, en su sitio. Se ha demostrado que el mandato de Patxi López ha sido un espejismo y que su lugar no está en la cúspide, sino en un lugar más apartado. Sólo una situación especial y un pacto impropio le llevo a presidir Euskadi.

Rajoy salva los muebles con nota, gracias a Núñez Feijoo, mientras que Rubalcaba se hunde con López y Vázquez, con Pachi y Patxi, sin remisión. La responsabilidad es compartida y si hay algo claro es que Rubalcaba no ha sido capaz de enderezar el barco del PSOE. Al revés, se sigue hundiendo.

elecciones paisvasco

Sin duda, Rubalcaba es un freno para el PSOE, desde que sustituyó a Zapatero no sólo no ha recuperado algo de lo perdido, sino que además está en caída libre y su partido sigue deshaciéndose como un azucarillo.

El PSOE está empezando a parecerse al PASOK griego, hoy cuarta fuerza política griega (la primera hace tres años). Rubalcaba debe dimitir si de verdad pretende lo mejor para su partido. Su tiempo ya ha pasado. No tiene credibilidad. Se ha demostrado que fue un error mantener a un vicepresidente del gobierno socialista precedente, corresponsable de los primeros recortes, como líder del partido.

De la izquierda verdadera también hay que hablar. En Euskadi, una división entre EB-B y EA (IU) ha hecho que ninguna de las dos formaciones obtenga escaño en el parlamento vasco. Está claro que no aprendemos, la gran mayoría de los votos de izquierda se los ha llevado EH-Bildu, la formación abertzale que ha obtenido unos resultados brillantes.

En Galicia, la división del bloque ha propiciado que muchos votos se hayan ido a la abstención. Sólo ha salvado los muebles, con un notable, la coalición AGE-IU que bajo la batuta de Beiras ha conseguido entrar con fuerza (9 diputados, la tercera fuerza) en el parlamento gallego.

Poco nuevo bajo el sol. El PP y Rajoy respiran,  Feijoo se ha colocado como el primer delfín para suceder a Rajoy. Y el PSOE debería renovarse de verdad si pretende seguir siendo alternancia al Partido Popular.

Debemos tener en cuenta también, que hoy, en Euskadi, el nacionalismo soberanista está representado por el 60% de los vascos. Cataluña no está sola. Estos resultados confirman que el modelo territorial está agotado y que las costuras del traje se están abriendo, cada día más.

Por cierto, aquí parece que ninguno de los líderes de los perdedores ha anunciado su dimisión, salvo Mikel Arana, el cabeza de lista de EA (IU). Sigue costando mucho despegarse del sillón, veremos si Rubalcaba aguanta o se aferra al poder, aunque sea a costa de su partido.

Salud y República

9 comentarios:

María A. Marín dijo...

Todo eso que escribes, es como dicen por aquí: "el evangelio" pero no debemos olvidar que la mayoría (otra vez) vuelve a votar PP
¿Masoquismo? ¿Ignorancia? ¿lo están haciendo bien...para los que votan mayoritariamente?
El caso es que es lo que más me ha asombrado de ambas elecciones, sobre todo de las gallegas.

Besos

El Pinto dijo...

Necesitan un bidé para lavarse la cara

Genín dijo...

Un análisis perfecto, nada que decir, solo señalar mi desesperación de que la gente esté conforme en como gobierna el PP y le de la mayoría, no lo puedo entender y me llena de desesperanza...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Y por qué no dices, Rafa que Feijóo ha sacado 130.000 votos menos que en las anteriores elecciones?
El problema es que la izquierda está absolutamente dividida (el bloque se escindió en tres y en el Psoe hay dos grupos) y NO HAY A QUIEN VOTAR.
Si ni siquiera se entiendn entre ellos ¿no hay derecho al absoluto desencanto?.
He visto a gente llorando de rabia, desesperados de a dónde nos están llevando...

Eastriver dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eastriver dijo...

Una pena. La izquierda debería hacer una autocrítica severa. Hace como seis o siete años que lo digo. Pero no la hace. Y así nos va, y así nos seguirá yendo.

No sé qué pasará en Catalunya. Todavía puede corregirse, claro, que aun ha de empezar la campaña. Pero conozco gente de la órbita de IC y ERC que, de momento, apuesta por Mas. ¿Somos imbéciles rematados? ¿O es que hemos de creer que las izquierdas lo están haciendo mal? Obviamente lo segundo. A mí si me preguntan qué me pesa más, si la rabia por lo que ocurre o el desengaño repetido con los partidos de izquierdas, digo que lo segundo. Y cuando lo digo siempre hay algún iluminado que me dice que me he hecho de derechas. Lo cual no hace más que ratificar lo que pienso: autocrítica cero. Y a mí esto hay momentos en que me hace casi llorar, porque no nos lo merecemos, Rafa.Que la izquierda está haciendo algo mal es, en estos momentos, una verdad a gritos. Pero ya ves: todo sigue igual. Creo que desconectaré unos días de política porque no me apetece que me llegue una úlcera, así te lo digo.

Un abrazo.

Antonio Rodriguez dijo...

No se puede estar permanentemente echando la culpa de nuestras desgracias a la división de la izquierda. Cuando un proyecto político es más un problema que una solución es lógico que se presenten otros proyectos alternativos como ha sucesido en Galicia con AGE-IU.
Los votantes tambien tienen su responsabilidad. Es incomprensibleque con todo los recortes que han sufrido los gallegos por parte del P.P., tanto autonómico como estatal, no hayan utilizado la oportunidad que les daban las urnas para evidenciar el rechazo a esas politicas. Con su voto han hecho lo contrario, avalar esas políticas. A partir de ahora no tienen derecho a quejarse, pues las han avalado.
Salud, República y Socialismo

Atalanta dijo...

Lo de Galicia no lo entiendo, y lo de Euskadi lo esperaba.

Genial tu entrada Rafael.

Salud compañero

José Manuel Sánchez dijo...

Deseo hacer alguna matización al artículo pero sobre todo a algún comentario que una vez mas se ensañan con los votantes gallegos. Vamos a ver, en el articulo se habla de que "la mayoría de los gallegos siguen confiando en el PP" y a eso quiero dar datos: al PP lo votaron 653.934 gallegos y el PSOE, BNG y AGE obtuvieron 639.161 votos o sea 14.773 menos y aún quedan decenas de miles de votos de otros partidos que no han contabilizado lo que supone que la Ley electoral que tenemos ha dado 17 diputados a mayores por una diferencia de 14.000 votos y es por lo que no veo esa mayoría por ninguna parte. AGE se creo después de estar convocadas las elecciones y representó la esperanza de quienes pensaban abstenerse al no sentirse representados por lo que había y obtuvieron 200.101 votos lo que los situó en el segundo puesto en todas las grandes ciudades de Galicia excepto Pontevedra, creo que esos resultados merecen mas que un notable, yo por lo menos les daría un sobresaliente. En cuanto a los comentarios sobre los votantes gallegos ya estoy harto de tantas descalificaciones y pregunto ¿que teneis que decir de las mayorías absolutas de las comunidades de Madrid, Valencia, Baleares, Castilla León y Castilla La Mancha? ¿Acaso votan alli los gallegos?. Saludos fraternales para todos desde el noroeste.