02 octubre 2012

Cospedal suprime los sueldos de los diputados

Ya es una realidad. Los presupuestos de Castilla-La Mancha para el año que viene tienen, además de unos recortes golosos –esta mujer está haciendo méritos en Génova a costa de los manchegos—, una novedad importante que ya había sido anunciada: Los diputados autonómicos no cobrarán sueldo.

Una maravilla, una verdadera maravilla. La reina Cospedal ahorra un millón de euros –es un decir, porque ya veremos cuánto supondrá las dietas por asistencia—, y abre una brecha para que si esto cuela se propague por otras CC.AA.

cospedal_monja_caricatura_kikelin

La cuestión tiene miga, mucha miga. Porque, lo que no dice Cospedal es que el gobierno al que ella pertenece cobrará un pastón (ella mismo cobraba simultáneamente hasta el año pasado tres sueldos, llegando a los 250.000 euros anuales) y lo que es más grave, también los cargos de confianza, donde no se ve que se ahorre por ningún sitio. En total, ahorra un millón en sueldos de políticos elegidos democráticamente, para seguir gastando 69 millones en los miembros de su gobierno y en sus cargos de confianza.

Total, deja en pañales a los diputados y sin embargo, cuida de sus muchachos, de sus amiguetes, de sus colocados, despreciando a los que han sido elegidos democráticamente. Y es que la reina de Cospedalia nos ha salido una populachera de tres al cuarto.

Lo grave, además de lo mencionado anteriormente, es que el acceso a diputado quedará bloqueado para la mayoría del personal, porque para ser diputado, de ahora en adelante, en Castilla-La Mancha, se necesitará ser rico –y así no tener que necesitar el sueldo de diputado— o ser un sponsor de algún lobby.

En resumen, los intereses que defenderán, de ahora en adelante, los diputados de Castilla-La Mancha serán los propios de su ralea o los de quienes les patrocinen.

Como pueden apreciar una maravilla. Los hijos de papá desde sus puestos de diputados apoyarán y defenderán los intereses de papá, que son los suyos, y los sponsors de algunas empresas o lobbies harán lo propio con sus representados. Mientras, los parados, los que necesiten su sueldo para vivir, los trabajadores normales no podrán acceder a la política puesto que no tienen garantizado ningún salario.

O sea, por un lado, una medida popular que pretende confluir con la corriente que existe contra los políticos y, por otra parte, una medida ideológica de tratar de perpetuar que los poderes políticos de esa autonomía sean de una clase dominante, los poderosos, provocando que no haya igualdad de oportunidades y que la gran mayoría de los castellano-manchegos no puedan optar a ser diputados.

No hay más, demagogia pura que pretende calar en los sentimientos contrarios que muchos ciudadanos tienen contra los políticos. Como si los políticos del gobierno y los cargos de confianza –que seguirán ganando grandes sueldos—, no fueran políticos. Es, sin duda, una ofensa a la democracia, y un punto de apoyo al populismo y al caciquismo.

Salud y República

9 comentarios:

El Pinto dijo...

Al tiempo que anuncia que devolverá los múltiples sueldos que compaginaba felizmente y que dieron lugar a ese «bien pagá» por el que se la conoce a tan meritoria gestora

Genín dijo...

A ver si se aplica el cuento a ella y al resto de la camarilla...
Salud

Dilaida dijo...

Estos van eliminando la oposición desde varios frentes sólo persiguen quedarse solos.
Bicos

Neogéminis dijo...

La justicia no es tal si no es pareja para todos. Lo mismo en este tema...¿cómo va eso de recortar los sueldos ajenos y ella cobrar multiplicado?

Corpi dijo...

Esto es una involución al siglo XIX, donde sólo eran diputados los potentados, que eran los que podían vivir sin cobrar de la política. Hoy, como los potentados son la mayoría del PP, serán ellos los únicos que podrán hacer política.

Dean dijo...

Como no hagamos algo, los peperos se sentarán en el trono y no habrá quien los baje, su intención es la de perpetuarse allí al mejor estilo de las dictaduras; quedan dos alternativas: Emigrar o enfrentarlos.
Un saludo.

Eastriver dijo...

Es la perversión de su línea intelectual: para acabar con la malversación, que los políticos no cobren. Los imbéciles impresentables no se han enterado que nosotros estamos a favor del sueldo digno, a los políticos y a cualquier trabajador. En lo que no estamos de acuerdo es en el choriceo.

Y estamos a favor también de que la política sea un ejercicio profesional digno que implique a toda la sociedad, no solamente a los señoritos millonarios.

Cuando leo cosas como esta veo bien claro que están diciendo a las claras, somos fascistas, sí, y qué. No se esconden: al contrario, predican su desfachatez de señoritos hipócritas.

mariajesusparadela dijo...

Primero que renuncie ella a sus múltiples...luego que declare lo que tiene y todos cobren en proporción (más el que menos tiene), para que todo el mundo pueda hacer política, no solamente los ricos.
Es una cínica.

Antonio Rodriguez dijo...

Es una vuelta al siglo XIX o durante la dictadura franquista cuando los diputados no tenian sueldo y solo los ricos podían presentarse y ser elegidos.
Salud, República y Socialismo