27 octubre 2011

Teddy Bautista, y con dos…

Vivir para ver. Este tipo que siempre ha predicado que trabajaba por el bien de sus compañeros artistas, y que la SGAE era un medio para la defensa de su profesión, resulta que quiere sacar tajada de su cese como presidente de la SGAE.

El tal Teddy Bautista fue presidente de la SGAE hasta hace unos meses, cuando la policía le detuvo pues se encontró un desfalco en dicha sociedad de más de 26 millones de euros.

La mayor responsabilidad en la trama parece tenerla Rodríguez Neri que era el presidente de la SDAE, filial tecnológica de la SGAE. Este buen hombre que también ha denunciado a la SGAE y pide por despido improcedente 1,5 millones de euros.

Pues bien, Teddy que renunció a presidir la SGAE, ahora dice que se vio presionado y que se debe considerar un despido improcedente por lo que le deben soltar 1,2 millones de euros. Independientemente de su pensión asegurada de 24.500 euros al mes.

Este tipo que ha permitido que su amigo y socio Rodríguez Neri haya desfalcado a la sociedad por 26 millones, aunque sea sólo por omisión de su obligación de controlar las cuentas, resulta que ahora pretende sacarles otro millón largo.

Recordar como dirigía la sociedad este sátrapa me pone enfermo. Aplicando un canon ilegal. Haciendo pagar a colegios por reponer obras de teatro, a peluqueros por tener música para la clientela, a las bodas por poner música en el banquete, a las fiestas de los pueblos… Y resulta que ahora el tipejo quiere seguir chupando del bote.

No sé qué dirán sus amiguitos del alma, Ramoncín, Victor Manuel, Caco Senante, Calamaro, la propia ministra Sinde y otros que le defendían a muerte y no se creían su implicación en la trama. Ahora permanecen calladas como muertos.

En fin, una alhaja, un tipo selecto, un vividor de mucho cuidado. Porque para hacer lo que ha hecho hay que ser un gran jeta y tener dos…

2-3-1539 PORTADETES

Y tranquilos, que aquí no ha pasado nada.

Salud y República

12 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Me pasa igual, Rafa. Hablar de este tipo es ponerme directamente enferma. Oí sus pretensiones sobre el despido improcedente y lo que exige ahora y me parecieron tan indecentes como toda su gestión la frente de la SGAE.
Eso sí, mientras muchos ciudadanos gracias a su dignidad y decencia, malviven con sueldos de mierda o pensiones imposibles, él "sobrevive" con 24.500 euros al mes.
Hay que fastidiarse...
Un beso

Mario Saladich dijo...

No voy a decir que no esté de acuerdo con todo lo que afirmas de este tipejo; lo estoy. Incluso con la supuesta ilegalidad del canon, al menos en algunos casos. Pero hombre RG: el canon, ilegal o no, era aplicado con la cooperación, colaboración y toda clase de parabienes por parte de los que mandaban y aun mandan. En eso concretamente, convendría buscar más altas responsabilidades.
Que todo hay que decirlo cuando uno se pone a decir.

Salud.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Vergüenza.Este país está lleno de chorizos.
Un abrazo

Genín dijo...

Leyendo esto no puedo por menos de sentirme imbécil con mi pensión de 600€ después de 42 años cotizados, pero lamentablemente, una gran parte en un país que no paga aunque esté podrido de petroleo: Venezuela.
Salud

Antonio Rodriguez dijo...

Por eso intentaba recaudar de la manera vergonzante que lo hacia, para poder disfrutar de esos sueldazos, que posiblemente también disfruten toda su camarilla, los viejos y los nuevos.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

¡Qué listo son algunos y que tontos somo otros!
Bicos

Camino a Gaia dijo...

...si es un "pobre" trabajador que se queda en la calle, dale algo...

Txema dijo...

¿Y qué se podía esperar? Pero es verdad que desde el gobiernillo que todavía padecemos como poco se hizo la vista gorda.

saludos

RGAlmazán dijo...

Carmen, es indignante. Besos

Mario, llevas razón en que hay responsabilidad política, pero aquí hablaba de Bautista, ya he comentado esa responsabilidad en otras ocasiones. La Sra. Sinde ha colaborado en este desaguisado de forma vergonzosa.
Y, todo todo, no se puede decir, habría que escribir un libro.

Antònia. Así es. Petons

Genín, hay pensiones vergonzosas. En este país alcanzar una pensión que te permita vivir dignamente --digamos 1500 euros-- es una rareza.

Antonio, sí, desde luego, él se ha ido por la puerta grande y quiere más.

Dilaida, mejor que sinvergüenza son algunos, mientras la mayoría somos honrados. Bicos

Camino, llevas razón, pobrecillo, se merece todo.

Txema, se hizo la vista gorda y flaca, una ceguera total para dejarles que hicieran lo que les viniera en gana.

Salud y República

llenguaddicta dijo...

Querido Rafa, el mismo día que se publicaba la vergonzosa noticia, escribí una carta a El País, que seguro que no publicarán. Aquí se la dejo, para disfrute de los Kabilianos. Salut i república!

"Señor Eduardo Bautista,

Los ciudadanos de esta su querida España, la España del canon-hasta-en-la-sopa, la España del "pobre de ti si te oigo tararear el Only you en la ducha", sentimos mucho que haya perdido usted su honrado y digno trabajo. Porque no hay duda de que su trabajo era honrado y digno. Entendemos que reclame usted una indemnización, ya que en los tiempos que corren debe de ser durísimo llegar a fin de mes sin sus 50.000 euros de sueldo bien merecido tras 30 días de árduo trabajo. No se preocupe, señor Bautista, que tal como funcionan las leyes en este país, no solo le darán la razón y le indemnizarán con una cifra por la cual le debería caer a usted la cara de vergüenza, sino que además igual hasta le regalan un coche, para que no tenga que desplazarse en transporte público al juzgado el día que le toque ir a declarar como imputado por los fraudes que su sociedad ha perpetrado desde que se la sacaron ustedes de la manga para vivir del cuento.

Señor Eduardo Bautista, espero que le favorezca el traje de rayas."

~~Esfera Comunista~~ dijo...

No sabía yo ahora que si te echan del trabajo por ladrón te tienen que indemnizar por despido improcedente.

L. de Guereñu Polán dijo...

Algunos de la SGAE (artistas se autollaman) se olvidan de que son de izquierdas (dicen) cuando suena el dinerillo.