15 octubre 2011

Gallardón y Botella, un cóctel explosivo

Me parece mal que el tal Gallardón, el faraón de Madrid, sea aupado a los altares de la lista de los diputados del PP de las próximas elecciones. Ya sé que no es una cuestión que me incumba. Ya sé que es un problema interno del Partido Popular. Sin embargo, no puedo dejar de criticar, como ciudadano, ciertas cosas.

faraonGallardón

El faraón Ruiz Gallardón ha sido un gestor nefasto. Ha endeudado a los madrileños y a las generaciones venideras. Hoy Madrid es la ciudad de Europa con más deuda por vecino, con gran diferencia.

Y, claro, para premiarle el gran Rajoy, que ya se ve de presidente, le ha colocado en las listas y así, en su momento cuando nombre el gobierno, el faraón será ministro.

Lo grave no es que sea ministro, que si no lo es él lo será otro similar, lo más grave es que eso supone abandonar la alcaldía. Quizá convenga recordar que cuando volvió a ser elegido alcalde, hizo unas manifestaciones: “Nada habrá en estos cuatro años que me haga apartarme del compromiso durante ese periodo con los ciudadanos madrileños”. Otro incumplimiento flagrante que probablemente se va a producir.

Y lo grave, es la sucesión. Porque parece que está clara, al faraón le sucederá lo más casposo y ruin del carajillo-party, de lo más extremo del PP. La señorísima Ana Botella.

Con ella podemos llegar a batir el récord Guinness de la estulticia de Alcaldes, que hasta este momento lo había conseguido con orgullo, Álvarez del Manzano. Si recuerdan, fue ese alcalde que precedió a Gallardón y que le daba por cantar villancicos, entre otras lindezas, para horror de propios y extraños.

Soy madrileño, y amo a esta ciudad con sus contradicciones y sus maravillas y penurias. Pero, me alegro, infinitamente, de ser vecino de Rivas Vaciamadrid, Porque sentiría todavía más vergüenza ajena de la que siento si viviera en la misma capital.

Y es que lo de la Botella clama al cielo y al infierno. Una mujer cuyo único valor es ser la esposísima. Eso, sólo eso, le ha hecho medrar hasta donde está y donde puede llegar. Esta señora incapaz en la gestión, ha sido en sus declaraciones y actitudes un portento de pijerío y de extrema-derecha. Una mezcla explosiva.Ana botella 3

Entró en el ayuntamiento en 2003 empujada por los duros del partido, para controlar a Gallardón, al que en su propio partido los del carajillo-party le llaman el “socialista”. Y desde que llegó, las ha hecho dobladas. Desde pedir el voto a unos jubilados que invitó a un cocido, días antes de la campaña electoral en 2003, hasta dejar a Madrid, este año, con la mitad de barrenderos en verano, “ para ahorrar”, y tener las calles hasta hace unos días llenas de mierda.

En el medio, está aquella explicación de su aversión a los matrimonios homosexuales, ya saben lo de las peras y las manzanas. O decir que la culpa de que la limpieza en Madrid no fuera perfecta era de los mendigos. O echar la culpa de la contaminación de Madrid, al polvo africano, mientras ella para ir a la peluquería, llevaba tres coches de gran cilindrada, a pesar de trabajar a diez minutos andando del establecimiento, añadiendo además que el paro asfixia más. O, también, controlar cómo hacían el reciclado de las basuras los madrileños, a los que abría las bolsas, hasta que la paró el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que prohibió hurgar en las basuras de los vecinos. O, demostrar constantemente su animadversión a los homosexuales, a los que ha puesto todas las pegas posibles para la celebración de sus fiestas del Día del Orgullo Gay, que ha querido prohibir, y luego trasladar, habiendo conseguido que se celebren conciertos mudos.

En fin, como pueden ver una alhaja que puede caer en Madrid. No envidio para nada el futuro de los residentes en la capital.

La única solución para que esta mujer no llegue a la alcaldía es que Rajoy no llegue a presidente del gobierno. Hagamos lo posible el 20-N, o los madrileños, además de los más endeudados de Europa, serán la vergüenza del continente, con una alcaldesa así al frente.

Salud y República

12 comentarios:

Txema dijo...

La verdad es que el panorama se vuelve cada vez más negro.

Evidentemente parar a Rajoy impediría que una buena parte de todas estas cosas pudieran suceder.

Pero para eso, tendrían que darse una serie de circunstancias que no me parecen viables: que la ciudadanía receuperara la fe en el psoe y que IU tuviera un subidón de aquí te espero y se convirtiera en la referencia de la izquierda.

Francamente Don Kabila, hoy por eso eso me parecen milagros.

un abrazo

Antònia Pons Valldosera dijo...

Yo confío en el subidón. Para parar a estos nefastos personajes.
Abrazos.

mariajesusparadela dijo...

Estoy contigo, Rafa, no podemos dejar que lleguen ella y sus gaviotas reidoras.

Ciberculturalia dijo...

Como dice Txema el panorama es negro, como lo es ese partido popular en donde cada vez hay más extrema derecha. Perfecto representante de la misma es la señora Botella. Ya señalas algunas de sus píldoras más venenosas.

Pero si llegan también tiene que ver con la política errática del gobierno Zapatero. Aunque ahora las voces que se recogen, y más en algunos medios propsoe, es asustar de que viene el lobo, y volvamos al voto útil...

Remontará IU recogiendo todo ese voto descontento y de izquierda? Ahí está la cuestión.

Besos

Daalla dijo...

Ójala que no llegue a alcaldesa para no darle esa satisfacción a sonrisa de hiena.
Salud y República

Freia dijo...

Mucho me temo, mi querido amigo, que esta vez Marianico el corto sí va a ser presidente.
De todas formas, la Botella todavía no sabe que Madrí es mucho Madrí, de modo que ya puede andarse con ojo. Va a salir a mani diaria, con lo que eso le ataca los pelos laqueados del tupé. La Espe rancia y ella nos van a tener todo el día ocupándoles y tomando la calle y eso rejuvenece.
Pues no somos ná los madrileños.

Un abrazo, don ripense.

Dean dijo...

Parecen los protagonistas de una película de terror, de esas en las que hasta el más valiente se esconde.
Un saludo.

Eastriver dijo...

Le pones gafas a un faraón y todo él se convierte en una parodia del día del Orgullo, que no me digas que no parece que lleve también pendientes. Me ha parecido muy divertido. Y ella, la de las peras y las manzanas (pobrecitos los del PP, cuando les mentamos todo acaba recordándonos al día del Orgullo, paradojas de la vida, porque para ellos seguro que no es motivo para enorgullecerse), Ana Botella, vista ya como nueva alcaldesa... ¿Pobres los madrileños? Pobres algunos, otros que lo disfruten, que ya verán la que les cae.

Genín dijo...

Si ganan, la apisonadora aplastará lo que se ponga por delante, hay que tratar de que no ganen...
Salud

Dilaida dijo...

La solución está en que no gane Rajoy, tú lo has dicho.
En esta vida, a veces, no queda más remedio que tragarnos un sapo, siempre será mejor que la otra opción, que el sapo nos coma a nosotros. ¿No crees?
Yo desde luego estoy dispuesta a tragarme el sapo aunque eso me produzca una ulcera, todo será bueno con tal de no ver a esa pandilla en el gobierno de España.
Bicos

RGAlmazán dijo...

Txema, tampoco soy muy optimista.

Antònia, ojalá. Petons

María Jesús, hay que hacer lo posible. Pero las perspectivas no son muy buenas. Bicos

Carmen, sí, el PSOE ha hecho bastante para que gane el PP. Besos.

Daalla, ojalá.

Querida condesita, la veo revolucioonaria y optimista con la Botella. Esperemos que así sea, si ocurre. Besos.

Dean, es que dan miedo.

Creo, Ramón que hasta ellos mismos ven a la Botella con recelo.

Genín, sí hay que tratar que no ganen.

Dilaida, si te he comprendido no estoy por votar a la contra. Estoy por votar en conciencia, lo demás puede conducirnos al desastre. Porque no hay tantas diferencias. Bicos.

Salud y República

L. de Guereñu Polán dijo...

Me dicen que el sr. Gallardón, cuando era más joven, fue guerrillero de Cristo Rey, pero no lo puedo asegurar. Lo que sí puedo asegurar es que era Secretario General del PP con Hernández Mancha; desde dentro lo traicionó para entrar en la nueva dirección con el innombrable. Todo un ejemplo. Menudo pájaro disfrazado con plumas que no son suyas...