15 octubre 2011

Finalmente han detenido al “defecador en serie”

Aunque parece una noticia de El Mundo Today, no lo es. Es tan real como la vida misma. Y es que, aunque a unos le haga gracia y a otros les parezca una guarrada, la escatología forma parte de la vida.

Unas semanas han estado en jaque la policía y los ciudadanos de Florida. No sabían qué hacer, dónde buscar. ¡Qué atrevimiento! un delincuente intestinal ha estado defecando en la puerta de una escuela, durante semanas. Y volvía al lugar del crimen para volver a cometerlo. Además, un detalle por su parte, el buen señor dejaba una nota en cada tarta que la policía no ha querido desvelar.

La policía que seguro que definió este asunto como el más grave de la ciudad –¡faltaría más!, mira que cagarse en nuestra propia cara—, ha podido dar con el defecador en serie, gracias a que ha colocado una cámara delante del lugar del crimen y le ha cogido in fraganti, cuando se disponía a soltar lastre.

El pobre cagón ha reconocido que ha sido él y que necesita ayuda, porque sus actos se debían a los “malos espíritus”.

Francamente, con los tiempos que corren, hay que dar aires a noticias así. ¿Se imaginan a la policía de Florida, uno de los Estados más inseguros de USA, que ya es decir, dedicando su tiempo y el dinero de los contribuyentes en buscar a un “terrible defecador”?

Espero que no le condenen a la pena de muerte, ya que en Florida puede ocurrir.

Un relato de los que hace bueno aquello de que la realidad supera a la ficción. Es fin de semana, relájense y disfruten.

Salud y República

14 comentarios:

Genín dijo...

jajajaja No te voy a decir a que le sentenciaría yo si fuera el juez...jajaja
Salud

mariajesusparadela dijo...

¡Menuda mierda florida!

Anda que , las preocupaciones...

mariajesusparadela dijo...

Informe semanal con los indignados. Ahora mismo.

javi dijo...

Cuando la policía de dio el alto él dijo: ¡y una mierda!.

Lo que no pase en USA...

Antònia Pons Valldosera dijo...

Ay Rafa si yo te contara! Hace muchos años unos graciosos de mi pueblo entraron de noche con premeditación y alevosía en un local de derechas, franquista después, con retratos del Fundador y del Generalísimo en la pared y se cagaron en la cafetera. Años más tarde se cagaron en una mesa de una maestra en las Escuelas Nacionales. La una es conocida como "la cagada del casal" y la otra "la cagada de la escuela" para distinguirlas. Los malvados autores nunca fueron identificados porque había mucho ácrata y mucho rojo camuflado.
Fíjate que hasta en carnaval lo escenificaron...
Un abrazo.

Reyes dijo...

Pues van a tener que venir a España los polis éstos a detener a los que se están cagando en nuestros derechos.
...
Ah no , que ya sabemos quiénes son ,es verdad.
...

Saludos , hoy emocionados.

Txema dijo...

Y encima llevaba su propio papel.

saludos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Jajajaja, que bueno y que cerdo el tío, además cagar de pié debe ser incomodísimo.Petonets.

María dijo...

¡Manos arriba y pantalones abajo!
Estos yankis...

Besos

Felipe dijo...

Desde luego esto es increíble.Y lo más seguro que alguna mente lúcida quiso llamar a los marines

Saludos

Ciberculturalia dijo...

No tenía ni idea de la existencia de esta noticia escatológica. Parece que al final han dado con el defecador.
Sí, parece una noticia de El mundo today.
Besos

fritus dijo...

Bueno...no es nada nuevo. En la epoca de la transición había un ( o varios) cagador libertario en Barcelona que se cagaba ante los símbolos de la burguesía catalana. Se cagó en la puerta del liceo, en varias centrales de entidades Bancarias o ante la estatua de Antoni López, famoso empresario mercantil marítimo, enriquecido con la trata de esclavos y fundador de la trasmediterranea....avisaba de sus "cagadas" llamando de noche a las redacciones de los periódicos, como quien reivindica un atentado.

Neogeminis dijo...

Hay otros que nos "defecan" en serie y masivamente -aunque en sentido figurado!- jejjejee

Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Genín, me lo imagino.

María Jesús, los yanquis estaban muy preocupados, aunque tú no lo entiendas. Ellos son así. Bicos.

Javi, para que veas.

Antònia, tu pueblo no se priva de nada. Petons

Reyes, efectivamente, aunque me temo que no lo entenderían. Un beso.

Txema, era para no hacer gasto.

Geni, pues él parecía muy suelto.

María. Un beso.

Felipe, seguro. Los marines lo hubieran enmierdado todo.

Fritus, ya veo que eres un experto.

Mónica, así es. Esos son peores. Un beso.

Salud y República