29 enero 2010

Eros y Tánatos en la literatura

El placer, el amor, el sexo, la vida: Eros. El agotamiento, el cansancio, la muerte sin sufrimiento: Tánatos.

Cara y cruz de la misma moneda. Movimiento y quietud. Actividad y descanso. Ocurre en todos los seres vivos. Sin excepción.

La literatura también está viva. Y también hay que hablar de su Eros y su Tánatos. Su vida y su muerte. Su ciclo vital.

Hoy dos noticias cumplen con ese ciclo:

TÁNATOS

J.D.Salinger ha muerto. Ese escritor uraño, misántropo, eremita, que lanzó su obra y desapareció, se escondió para no ver al mundo. Un hombre que aunque escribió varias obras, es conocido por una de ellas: El guardián entre el centeno. Una obra que el puritanismo Thanatos-1 estadounidense prohibió por hablar de sexo, de drogas y sobre todo por oponerse a la sociedad americana de la época. Pero a pesar de todo, se impuso el arte. Porque esa novela es una obra de arte que supo en 1951 poner en solfa los valores de la cultura americana y el enfrentamiento entre las generaciones, los adultos conformistas y dominadores del mundo contra los jóvenes rebeldes con pretensiones de cambio y de rebelión.

Una obra que sin ser tratada como un best-seller, ha vendido sesenta millones de copias y sigue vendiendo después de seis décadas doscientas cincuenta mil más cada año. Una ruptura generacional capaz de subyugar a medio mundo. Mientras su obra se sigue mantenido en lo más alto, él se ha ido apagando poco a poco, solo, sin sufrimiento, hasta el último suspiro.

EROS

Ayer Soledad Puértolas ha sido nombrada miembro de la Real Academia de la Lengua. La quinta mujer que entra en una Academia que está anquilosada y que es reaccionaria y machista. Es una buena noticia, ha entrada una mujer y una gran escritora. Yo tengo un especial apego a Soledad. No la he conocido personalmente, pero sí que la he seguido por todo su obra. eros

Cuando un escritor tiene una buena historia que contar, empieza con ventaja, pero tiene que saber contarla, si no no sirve de nada. Pero un buen escritor, en este caso escritora, no necesita obligatoriamente una buena historia. Es capaz de contar las cosas más cotidianas, las que ocurren en cualquier sitio y en cualquier momento y lo eleva a una categoría superior, lo convierte en arte. Desde hace ya unos cuantos años Soledad Puértolas, convierte lo normal, lo diario, lo prosaico en algo sobresaliente. Eso sólo lo puede hacer alguien que esté dotado como lo está ella. Mi enhorabuena a esta mujer cuya literatura he bebido y deleitado con placer.

La literatura también es vida y muerte. Pero siempre vuelve a renacer.

Salud y República

13 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

me gustaron tus palabras vale la pena leerte
besos

mariajesusparadela dijo...

Qué bien has unido las dos noticias más importantes de la cultura de hoy.

Felipe dijo...

El guardián del centeno la leí hace mucho tiempo y me causó un gran impacto.
Lo que plasma Salinger es parte de lo que sería la posterior contracultura americana.Se adelantó a Keruoac y Huxley

De Soledad Puértolas me gustó "Queda la noche"

Dos autores y personas muy distintas

Un abrazo

Neogeminis dijo...

Excelente tu artículo. Buena manera de iniciarnos a quienes no los hemos leído.

Un abrazo.

Dean dijo...

La literatura parece que sólo es vida, porque las obras perduran, los poemas se repiten generación tras generación, las novelas nos acompañan e inflaman nuestras almas a través del tiempo.
Un saludo.

Dilaida dijo...

¿A quién no marco "El guardián del centeno"? yo lo lei hace muchísimos años en castellano y más tarde se lo mandaron comprar en el colegio a una de mis hijas como libro de lectura en galego, y lo volví a leer, recuerdo que fue como si lo leyera por primera vez.
De Soledad Puértólas recuerdo haber leido "Queda la noche" que si no me equivoco fue Premio Planeta y alguno más.
Bicos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Eros y Tánatos, vendríaa ser como un principio y un fín, no leí la obra de Salinger pero sí conozco a Puértolas.Besos.

MALENA dijo...

MUERTE Y VIDA,
DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA...
NUNCA COINCIDEN EN TIEMPO Y ESPACIO,
PERO ESTÁN CONDENADAS A VIVIR
INFINITAMENTE UNIDAS!/MALENA

MERECIDO HOMENAJE A SALINGER (UN GRAN ESCRITOR, LO CUAL NUNCA SIENTA BIEN A LA "DOBLE_MORAL AMERICANA") Y A SOLEDAD, CON
QUIEN COINCIDO EN LO DE QUE
ES UN PUESTO MUY MERECIDO: UNA "G" MINÚSCULA PARA UNA "GRAN" MUJER!

TE DOY LAS GRACIAS POR EL MAIL,
EN RELACIÓN AL CONCURSO DE FRIDA,
Y TE ESPERO EN "EL PAÍS DE LOS BOSQUES", DESDE HOY UN LUGAR
DONDE TRANSITAR SIEMPRE Q
LO DESEES!

UN ABRAZO, RAFAEL!

MALENA

El Pinto dijo...

El placer identificado desde ese espacio humano definido como pequeña muerte, desde la que nace la vida.
Salud

Ciberculturalia dijo...

Dos visiones literarias profundamente distintas.
Salinger es para mí un autor de primer orden. Su obra más conocida, El guardián... todo un arte literario.
Soledad Puértolas, me parece una literatura amable, que no es poco cuando abunda tanta mediocridad.
Un beso

daalla dijo...

Reconozco que no he leido a Salinger y que de mi paisana Soledad Puértolas sólo leí, hace mucho, "Queda la noche", premio Planeta en 1989. Pero me gusta ver cómo pones a Eros y a Tánatos caminando juntos, las dos caras de la misma moneda, la pulsión de la vida y la de la muerte que hacen que el ser humano actúe y viva.
Saludos

RGAlmazán dijo...

Recomenzar, yo también me paseo de vez en cuando por tu blog y me gusta.

Me alegra que te haya gustado María Jesús. Bicos.

Sí, Felipe, muy distintos.

Mónica, pues vale la pena leerlos. Besos.

Dean, la literatura también pasa por sus estadios de vida y muerte, pero siempre resucita.

Dilaida, sí es una novela que marca. Bicos.

Geni, vale la pena leer a Salinger. Y la Puértolas es una admirable novelista. Petons

Malena, bienvenido a Kabila. Y adelante en el certamen. Besos.

Así es El Pinto.

Carmen, son distintos y difícilmente comparables. Pero los dos valen la pena. Besos.

Daalla, leelo si puedes, vale la pena. Y tu paisana es una gran escritora.

Salud y República

Genín dijo...

Dos noticias como la vida misma, una de cal y otra de arena.
Me ha gustado mucho tu post.
Salud