08 octubre 2008

Joan Margarit y su "Casa de Misericordia"

El poeta catalán Joan Margarit ha conseguido el premio Nacional de Poesía por su poemario Casa de Misericordia. Arquitecto y poeta es un narrador de su tiempo, de su vida, de sus circunstancias.

Pude verle en Rivas hace unos meses. Sobran mis palabras. Sé que estará presente en todos los medios de comunicación. Les dejo con lo importante, su palabra. Sólo quiero rendir un homenaje a un hombre capaz de emocionar, un poeta como la copa de un pino.

Y ahora dos poemas de la obra premiada:

Una explicación perfecta de lo que era una Casa de Misericordia:

Casa de Misericordia

El padre fusilado.
O, como dice el juez, ejecutado.
La madre, ahora, la miseria, el hambre,
la instancia que le escribe alguien a máquina:
Saludo al Vencedor, Segundo Año Triunfal,
Solicito a Vuecencia poder dejar mis hijos
en esta Casa de Misericordia.
El frío del mañana está en la instancia.
Hospicios y orfanatos fueron duros,
pero más dura era la intemperie.
La verdadera caridad da miedo.
Igual que la poesía: un buen poema,
por más bello que sea, será cruel.
No hay nada más. La poesía es hoy
la última casa de misericordia.

Así veía el poeta a las mujeres cuando era un muchacho:

Luz de mi vida

Yo era un chico que oía por la radio
las canciones de amor, y nada me gustaba
tanto como mirar a las mujeres.
Cuánta felicidad
la niebla de sus cuerpos por las calles
y tantos sueños donde desnudarlas.
Recuerdo todavía la brutal erección
de un chico abandonado entre la lluvia,
una premonición del viejo que ahora soy.
Me gusta recordar el cuerpo de la chica
que se quedó a mi lado. Todavía
creo escuchar su voz en el teléfono:
Da la cena a los niños. Regresaré más tarde...
Probablemente, nunca regresó,
pero ahora, ya viejos, nos da igual.

Por último, os dejo con un vídeo, en catalán, en donde Joan Margarit se presenta y lee su poema Estació de França.

Salud y República

4 comentarios:

SELMA dijo...

Es terrible pensar en estos orfanatos que inspiraron "La casa de Misericòrdia", en estas viudas que ya sin pareja daban en adopción el único tesoro que les quedaban... sus hijos...
Emotiva tu Entrada Rafa,mucho y merecida, Joan Margarit es optimista respeto a la Poesia, mientras hayan Personas como él... Tambien lo somos ...
Con tu permiso Rafa te dejo este poema del mismo Joan:

NO LLENCIS LES CARTES D'AMOR

Elles no t'abandonaran.
Passarà el temps, s'esborrarà el desig
-aquesta fletxa d'ombra-
i els rostres sensuals, intel•ligents, bellíssims,
s'ocultaran en un mirall dins teu.
Cauran els anys i avorriràs els llibres.
Davallaràs encara,
i perdràs, fins i tot, la poesia.
El soroll fred de la ciutat als vidres
anirà esdevenint l'única música,
i les cartes d'amor que hauràs guardat
la teva última literatura.
Joan Margarit

Un beso cariñoso.

RGAlmazán dijo...

Precioso el poema querida Selma, precioso. Un bello poema de amor y del paso del tiempo. Este hombre es un grandísimo poeta.
Un beso.

Salud y República

Corpi dijo...

No soy lector de poesía, no me gusta, pero no puedo decir que estos tres poemas no son bonitos, no, no lo puedo decir. Son realmente bellos... y estremecedores.

Mega dijo...

¡Qué bien recita su propia poesía!
En cuanto vaya a Barcelona, me gustaría poder leerlo bien, despacio.

Su poesía, los pocos poemas que conozco, me empujan a ello.
(Por cierto, ¡qué precioso, Selma, el poema que transcribes!)
Abrazos