12 abril 2017

Televisión Española es “la voz de su amo” del PP

Sigue dando muestras constantes de su sectarismo, de su falta de calidad, de su pérdida de audiencia. Nunca ningún partido había bajado tanto el prestigio de una televisión como lo ha hecho el PP con RTVE en los últimos tiempos. Sólo los tiempos de Urdaci y los de TeleMadrid y Canal Nou pueden competir con la indecente televisión pública en que la ha convertido el PP a RTVE.

A diario se producen casos de partidismo exacerbado. Sus telediarios están llenos de imprecisiones, olvidos, exageraciones, todo de forma deliberada y parcial, con claros intereses políticos y electorales.

Así, en el último Informe Semanal hablaron del caso de Pedro Antonio Sánchez y lo hicieron con un sectarismo descarado. Sólo hablaron de lo que piensa y dice el susodicho y su partido, lo trataron como si su imputación fuera una hipótesis y una injusticia y no hablaron con nadie de la oposición. ¡Ésta es la televisión pública que pagamos!

Los trabajadores de Televisión Española no hacen sino denunciar la manipulación informativa y la sumisión del telediario al Partido Popular. Sin embargo los disparates siguen y el sectarismo político es cada vez más notorio.

La última del presidente de RTVE –José Antonio Sánchez, antiguo director de TeleMadrid, donde demostró su parcialidad y subjetividad a favor del PP-- es otra más que se añade a su cuñadismo pepero. Ahora resulta que dice que el descubrimiento de América por España no fue una colonización sino una evangelización y que la conquista fue una acción civilizadora. ¡Hay que tener huevos! ¿Se puede ser más cantamañanas, mentiroso y nacional-sindicalista?

Este tipo no ha leído a Bartolomé de las Casas, por cierto español de esos tiempos, ni a Bernardino de Sahagún. Es lo que tiene ser ignorante y presidente de RTVE a la vez. Una persona sensata y medianamente culta no habría nunca dicho una mentira tan lamentable. Es verdad que juzgar hechos quinientos años después de que ocurrieron no es fácil, pero negar lo que ocurrió es estúpido. España actuó como lo hacen los países colonizadores, entrando a saco para exterminar al enemigo, o en su defecto cosificarlo y poder esclavizarlo para ponerlo a su servicio. Naturalmente, también se les obligó a cambiar sus creencias y se les impuso una nueva religión, eso sí, a la fuerza y por decreto.

Somos muchos los que recordamos la televisión española de hace seis años. Ya lo he repetido en varias ocasiones, si hay algo que Zapatero hizo bien, además de algunas conquistas sociales, fue hacer de la RTVE una institución digna, ecuánime, neutral y de todos. Pero eso no lo podía mantener el PP, este partido corrupto necesitaba, además de competir dopado con dinero negro, un altavoz público a su beneficio, y no tardó en cambiar las normas para la elección del presidente del Consejo y poder nombrarlo directamente sin consenso con otros partidos.

Ahora dicen que lo van a cambiar, y quieren volver a la fórmula antigua, justo cuando no tienen mayoría parlamentaria y pretenden mantener, con ayuda de C’s, el control de la televisión pública.

Es triste y deleznable utilizar un medio público, pagado con dinero de todos, en beneficio de un partido, pero claro, ya estamos acostumbrados. Son muchos los contratos económicos realizados por instituciones peperas, en toda España, donde se contribuye a engordar a su partido a costa del precio inflado de los mismos, que naturalmente pagamos todos. Lo grave no es sólo el hecho corrupto, lo grave es que además esto lo aplaude más del 30% del electorado con su voto. ¡Así nos va!

Salud y República

3 comentarios:

mariauximarin dijo...

Las personas más jóvenes que sean conscientes de esta manipulación se indignan e incluso protestan e intentan hacer algo al respecto.
Yo, por mi edad, además de lo anterior, recuerdo los tiempos del "descansao" cuando la televisión española (la mejor de España) era de propiedad gubernamental y hacían y deshacían a su antojo. ¿Puede ser que ahora esté peor que en la dictadura?
Tengo el corazón permanentemente encogido.

Besos

RGAlmazán dijo...

En cuestiones informativas estábamos peor; era una dictadura y la censura era más fuerte, pero eso no quita para que hoy estemos mucho peor que hace sólo seis años, y con todo y con eso, no creo que haya hoy algún programa más libre e interesante que La Clave de Balbín.
Por otro lado, en cuestiones de ocio y culturales era mejor la tele de las dos cadenas. Recordemos esas obras de teatro y esos Sábado Noche que tenían calidad que hoy no encuentro. Y por cierto no había realities, que es la más vergonzosa muestra de hasta dónde puede llegar una televisión pública o privada.
Besos

Genín dijo...

Quien nos iba a decir que íbamos a echar de menos a Zapatero, por ejemplo, fue el único que aumentó mi pensión, pero lo que dice subir, sin chorradas de centimos, como estos ratas, porque con el empecé con la mínima contributiva -despues de cotizar 42 años- de unos 442, no es exacto, no me acuerdo muy bien, y terminé con el, prácticamente casi con lo que tengo ahora, 637€ todo gracias a la sensibilidad de Zapatero, y ya ves lo que hacen estos ratas, hacernos perder poder adquisitivo todos los dias, los peperos y los ciudadanos esos que son la misma vaina...
¡Que les den mucho!
Me cabreo un montón al recordar su falsedad e hipocresía...
Salud