22 diciembre 2015

Elecciones: Otra oportunidad perdida por la Izquierda

He dejado pasar dos días para poder comentar con mayor frialdad lo que me parece que ha sido el gran error de la izquierda en estas elecciones.

Yo creo que, por unas o por otras causas, todos los participantes en las elecciones del 20-D han perdido.

El PP, aunque haya sido el vencedor, ha perdido más de 60 escaños, el PSOE, después de lo que todo el mundo creía que había alcanzado su suelo en 2011, ha vuelto a perder 19 escaños. Ciudadanos, después de llegar a pedir un debate con el PP, por creerse la única alternativa, ha visto que sus errores en campaña le han llevado a conseguir entre 30 y 40 escaños, menos de los que ellos mismos estimaban.

Y qué decir de Podemos. En principio es el partido ganador. Ha conseguido subir durante las últimas semanas unos 20 diputados, que no es moco de pavo. Sin embargo, ha perdido la oportunidad de optar a la presidencia del gobierno. Una oportunidad perdida que ha dejado escapar. Porque el hecho de no haber aceptado la candidatura popular con Izquierda Unida, aunque tenga una posición fuerte de clara oposición en el congreso, hubiera podido alcanzar la presidencia del gobierno. Lo que demostraré más abajo.
 
Izquierda Unida, que ha sufrido un ninguneo mediático tremendo, ha tenido unos resultados muy malos, aunque no tanto como muchos intentan hacer creer, porque nadie dice que en las candidatura populares de Cataluña y Galicia, hay tres diputados más que hay que sumar a los dos que ha conseguido como Unidad Popular. Además, habría que añadir que mientras que a los demás partidos grandes y a los regionalistas les cuesta entre 50.000 y 70.000 votos conseguir un escaño, a UP—IU le ha costado más de 450.000, lo cual dice mucho de la validez del axioma democrático:“Un ciudadano, un voto”. En este caso habría que añadir: 8 votos a Izquierda Unida valen lo que uno al PP o al PSOE.
Hablemos ahora de cómo hubiera sido el resultado con una circunscripción única en toda España y no por provincias.

Es increíble ver a Ciudadanos quejarse de que los escaños les cuesta más votos que a los otros partidos. O sea se quejan, por primera vez, de algo que Izquierda Unida y antes el PCE han denunciado sistemáticamente desde las primeras elecciones democráticas. Sólo ven taras democráticas cuando les afecta a ellos, aunque sea de manera ínfima.

Recordemos que este drama se produce por haber elegido la provincia como circunscripción, algo inexplicable en nuestra estructura territorial si no fuera porque beneficia a los grandes partidos y a los nacionalistas, y por eso lo han defendido siempre, a costa de los pequeños. Así llegamos a ver que a Izquierda Unida siempre le ha costado muchos más votos un escaño que a los otros partidos. Este año la relación es de 8 a 1. Un voto al PP o al PSOE valen lo que ocho votos a IU. Esta “igualdad” tara refleja muy bien las carencias democráticas que tenemos.

Pero además de este dislate, a pesar de esta desigualdad, hoy la candidatura popular de Podemos y de Izquierda Unida, de haber concurrido juntos, nos llevaría a este cuadro:

Lo que es sólo una operación matemática simple. A lo que habría que añadir, la ilusión que hubiera despertado entre la gente de izquierdas esta candidatura conjunta, que sin duda hubiera podido añadir más votos y colocarla por encima del PSOE, sumando junto a él la mayoría absoluta.

Otra vez más la Izquierda ha demostrado su gran debilidad. La arrogancia del más poderoso, un error que se ha cometido desde siempre y que nos lleva a dividir en vez de unir. A debilitarnos en vez de fortalecernos.

El panorama poselectoral es difícil, pero, a mi modo de ver sólo hay dos posibilidades, una que el PSOE permita, con su abstención, gobernar al PP y la otra nuevas elecciones generales.

De ocurrir lo segundo hay que estar preparado porque el cartero podría llamar dos veces y no se puede cometer el mismo error. Hay que ir juntos a las próximas elecciones, ojalá que los resultados de éstas nos hagan recapacitar y podamos consolidar una candidatura única, que, estoy seguro, no llevará a poder gobernar, lo que debería ser nuestro primer objetivo, si es que de verdad creemos que estamos en un tiempo nuevo y de verdadero cambio.


Salud y República

6 comentarios:

RAMON BONILLA SOLIS dijo...

Muy certera es tu conclusión, Rafa: la desunión, ha impedido mejores resultados. Pero, no sólo eso, la desunion desmoraliza a los votantes de izquierdas.Mucho me temo que Podemos no haya aprendido la lección, a juzgar por la vehemencia con que siguen oponiéndose a cualquier acuerdo a nivel nacional con IU, a pesar de lo ocurrido. En fin, esperemos esa segunda llamada del cartero, y sigamos trabajando por la UNIDAD, porque la historia pasada y el presente nos dicen que es el único camino que garantiza el avance del pueblo.

RAMON BONILLA SOLIS dijo...

Muy certera es tu conclusión, Rafa: la desunión, ha impedido mejores resultados. Pero, no sólo eso, la desunion desmoraliza a los votantes de izquierdas.Mucho me temo que Podemos no haya aprendido la lección, a juzgar por la vehemencia con que siguen oponiéndose a cualquier acuerdo a nivel nacional con IU, a pesar de lo ocurrido. En fin, esperemos esa segunda llamada del cartero, y sigamos trabajando por la UNIDAD, porque la historia pasada y el presente nos dicen que es el único camino que garantiza el avance del pueblo.

Genín dijo...

Si todos fueran consecuentes con ellos mismos, tendria que haber nuevas elecciones y Rajoy dimitir, en caso contrario será, que es lo que me temo, una nueva farsa y decepción para los votantes...
Salud

Nicolás Durán dijo...

RGAlmazan, yo pienso que hay otra opción de Gobierno además de las dos que apuntas.
Que Podemos y UP-IU hagan un llamamiento a las fuerzas de izquierdas para proponer formar Gobierno para que no gobierne el PP, seguramente aunque puedo estar equivocado el PSOE no aceptaría pues tendría que elegir entre seguir siendo banquero u obrero. pero seguramente esta propuesta causaría un posicionamiento dentro del PSOE que les obligaría a mover ficha y dependiendo de su estrategia podría ser una nueva puntilla en la pérdida de electorado, y causaría un gran impacto mediático, que abrirían el debate a un nuevo guión que nadie se lo esperaba, y mudaría las relaciones con la UE, igual Syriza se reactivaría y seríamos dos países unidos contra la Troika y cambiaría también las relaciones internacionales y el enfoque en los conflictos bélicos actuales, etc.,

Y en nuestro país el poder establecido podría sufrir una gran bofetada (y el bipartidismo definitivamente defenestrado) y se verían obligados a mover los peones del tablero y presionar para conformar un gobierno entre PP y PSOE, y de darse este gobierno, entonces si que el PSOE se convertiría en el PASOK segunda parte.
Y esto se podría hacer con una propuesta con unos puntos mínimos bien explicitados y valga de ejemplos aunque podrían ser otros pero creo que son los mínimo...

Regeneración democrática, pasar del enfrentamiento del Gobierno del PP y las diferentes nacionalidades, al entendimiento y el dialogo, incluido trabajar para favorecer que Catalunya ejerza el derecho a decidir, paralización de las leyes antisociales aprobadas por los neofascistas del PP, revertir la reforma laboral, ley mordaza, revertir los recortes en sanidad y educación, reforma del Constitucional, reforma de la ley electoral, ley anticorrupción y cambios en la judicatura para perseguir y enjuiciar esta lacra, ley contra la pobreza energética, ley de desahucios, auditoria de la deuda y auditoria de donde y como se ha gastado el dinero de los presupuestos del Estado el PP, ley contra el fraude y los paraísos fiscales, cobertura de desempleo digna, pensiones, salario Mínimo Interprofesional, reformar la ley del aborto, igualdad de salario hombre y mujer, banca pública, liberalización de la auto producción energética e incentivación de las renovables, auditoria de las empresas energéticas y cambio de la ley que fija los precios, democratización de los medios de comunicación públicos, plurales, veraces e informando y no adoctrinando, etc., etc., y todas y cuantas propuestas asimilables se puedan llevar a cabo en ese año legislativo provisional. Porque lo principal, además de echar a los culpables de la ruina de España y de las políticas neoliberales, es que cuando se convocaran las elecciones adelantadas se hicieran con todas las garantía democráticas.

Sigue...

Nicolás Durán dijo...

Y si se dieran las elecciones adelantadas en un año por el nuevo Gobierno de Concentración de todos contra el PP y su clon con botox, C´s, solo cabría la unión de todas las fuerzas de la izquierda, Podemos, UP-IU, Equo, Compromis, Chunta, Anova, BNG, Bildu, Gbai, verdes, PACMA, Mareas, etc., pues estoy convencido que se estaría en condiciones de tener una aplastante victoria. Y si no se formara el Gobierno de concentración para mandar al partido podrido donde se merece... como decía Labordeta... a la mierda, y gobernara el PP con minoría o con la Gran Coalición PPSOE, más Unión, y más Unión, y pase lo que pase hasta que se sepa quien nos va a gobernar o si el PP adelantara las elecciones por no poder gobernar, la Unión como objetivo y fijación, democracia radical con transparencia y la máxima pluralidad democracia radical y a trabajar todos y todas como una piña para ganar una mayoría social en las instituciones y en la calle.

Es una idea, no se si descabellada o imposible, pero que sería un terremoto, un órdago, por el solo hecho de presentar la propuesta a la sociedad, sería un ariete contra las estrategias que los medios al servicio del régimen del 78 tienen trazadas y que van a hacer llegar en forma de bombardeo goebbelsiano a los ciudadanos para que aceptemos sin más y con resignación el guión continuista pro-régimen de la monarquía caduca, obsoleta, inútil y corrupta y del sistema neo-salvaje-liberal que la sustenta y los mamporreros del PP que la aplican que nos van a querer imponer, si o si.

JAVI GUANARTEME dijo...

Totalmente de acuerdo con Nicolás. Es deseable un bloque progresista que puede liderar Podemos pero en el que no haya porque diluirse. Una gran coalición, que por supuesto liderará el partido mayor, que en este caso es Podemos y, con un programa aportado por todos los grupos, sin imposiciones.

Y de momento no se trata de gobernar, se trata de ser la alternativa y mandar al PSOE junto con el PASOK, sencillamente. Luego ya habrá tiempo para gobernar, primero ser alternativa, que no la somos.

Saludos.