09 diciembre 2015

Madrid a los tribunales por el incumplimiento de la Memoria Histórica

Miren ustedes, uno que es de Madrid, que ha nacido a 50 metros de la Gran Vía, aunque por cuestiones económicas viva en Rivas (un pueblo ejemplar en muchos aspectos), se alegró inmensamente cuando Ahora Madrid, la nueva izquierda, ganó en las últimas elecciones municipales. De haber vivido en Madrid, la hubiera votado.

Hoy, creo que Carmena y su equipo han cometido algunos errores, siendo el más gordo el de haber aparcado el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica. Todavía en Madrid hay 186 calles, 7 centros de enseñanza y 7 espacios públicos con nombres franquistas.

Es lógico, aunque dudosamente legal, que Ana Botella, Gallardón y Esperanza Aguirre, herederos políticos del franquismo no quisieran cumplir la ley de la Memoria Histórica. Al fin y al cabo, aunque los argumentos dados sean otros, no dejan de ser descendientes de un régimen que no han condenado.

Lo grave es que el PSOE presentó una moción de urgencia para rebautizar los espacios donde imperan nombres franquistas y Ahora Madrid –al igual que Ciudadanos—, que estaba de acuerdo en principio, se abstuvo, con lo que la moción fue rechazada, dejando de este modo que el PSOE le pase por la izquierda y se quede como defensor del cambio legal, mientras que Ahora Madrid, al igual que C’s, busque excusas para dejar el tema aparcado.

Memoria Histórica Ahora Madrid

¡Qué tristeza y que decepción! ¡Qué oportunidad perdida! Éramos muchos los que pensábamos que con un gobierno de izquierdas (así lo considero yo, aunque muchos de ellos no acepten serlo y se escondan en una sorprendente transversalidad) llegaría la normalidad histórica, el rechazo de los símbolos franquistas. Pues no. Hay que esperar.

Me maravillo y no puedo por menos que sentir decepción ante este hecho de Ahora Madrid. Es difícil de entender que muchos de los componentes de este grupo, que cuando estaban en Izquierda Unida o en otras asociaciones se habían manifestado a favor de aplicar la ley y cambiar los nombres franquistas, ahora no lo crean prioritario.

Ya sé que es probable que no sea tema de primerísima magnitud para todos los madrileños, pero sí que lo es para la mayor parte de la izquierda madrileña, lo es para las asociaciones de víctimas del franquismo, lo es, sobre todo, por una cuestión de principios, de recuperación de la memoria, de hacer justicia, de cumplir una ley que está en vigor, de devolver la dignidad a una ciudad que se defendió, dejando su sangre, y sufrió como ninguna las atrocidades del franquismo.

Recriminamos a la derecha el incumplimiento de leyes y así lo hemos hecho también con ésta, y resulta que un grupo comandado por Manuela Carmena rechaza intervenir en este tema tan necesario, que defiende valores democráticos, que no implica ninguna dificultad y para el que contaban con mayoría absoluta.

Hoy, la capital del Estado, Madrid, sigue siendo un lugar donde los nombres de generales franquistas, instigadores y propagadores del régimen dictatorial tienen un lugar de honor, un sitio por el que cuando pasamos, a muchos madrileños nos da nauseas. ¡Y era tan fácil! Alguien tendría que explicar la verdadera razón, por qué una medida esperada y pactada se ha rechazado.

Para mayor oprobio, el juzgado de Lo Contencioso ha admitido una demanda contra Carmena y su equipo. No sería extraño ver al gobierno municipal ante la Justicia por defender desahucios, por apoyar actos contra la Ley Mordaza, por no cumplir el déficit por su apoyo económico a los más débiles, pero es triste e indignante que sea por no cumplir con la Ley de la Memoria Histórica.

¿Dónde han quedado los valores de la izquierda? ¿se trata de virar al centro por cuestiones electorales? ¿cómo se puede dejar aparcados principios fundamentales?

No busquemos excusas, Podemos está virando al centro y abandonando algunas de sus reivindicaciones de la Izquierda, arrastrando así a algunos grupos que dominan, como es Ahora Madrid. ¿A ver si llevan razón cuando dicen que no son ni de izquierdas ni de derechas?

Y sí, tendremos que seguir caminando por sitios como el Pº Muñoz Grandes o las calles General Rodrigo, Ministro Ibáñez Martín o General Dávila, minadas por la inmunidad y la impunidad.

¡Cosas veredes, Sancho, que farán fablar las piedras!

Salud y República

3 comentarios:

Pedro de Visma dijo...

En Coruña ya se está haciendo. En el último mes se han retirado la Plaza de Millán Astray, General Mola y la calle de Juan Canalejo (Fundador de Falange en A Coruña) y muerto en Paracuellos. El Gobierno socialista aprobó en 2009 el cambio de 29 calles después de escuchar a una Comisión de Expertos pero no tuvo güevos a hacer los cambios, después cuatro años de gobierno del PP y ahora si lo está haciendo el Gobierno de Marea Atlántica en colaboración de la Comisión para la recuperación de la Memoria Histórica.

Genín dijo...

Tienes mucha razón, es para decepcionarse, como mínimo...
Salud

Noite de luna dijo...

No te desanimes que se hará en su momento.

Cuesta mucho dinero el cambio y mi respetada alcaldesa y su equipo ha decidido hacerlo poco a poco. El PP se la quiere comer, soliviantando y mintiendo como siempre.
Personalmente, espero que esos fondos los dediquemos, los madrileños, a tapar los enormes agujeros sociales que tenemos.

Saludos