08 diciembre 2011

A vueltas con el fraude fiscal en España

En este país el fraude fiscal es algo que está a la orden del día. Aquí sólo pagan impuestos quienes se ven obligados. Y da “prestigio” que alguien sea capaz de engañar al Fisco, se ve bien. Así, nos encontramos que quien está soportando gran parte de los impuestos directos son los trabajadores, que reciben su salario con los impuestos estimados ya descontados.

Y mientras a los asalariados ya les vienen descontados sus impuestos, las empresas tienen en su poder armas de ingeniería financiera o de pillería fraudulenta para evitar parte de los suyos. 

Es grave e incomprensible que  la media de lo que paga un trabajador sea un 50% más que lo que paga un empresario.

el-roto-rico

Por lo tanto toda medida que intente aumentar los impuestos de forma indiscriminada (es el caso de los impuestos indirectos, por ejemplo, el IVA) es injusta puesto que perjudica a las rentas más bajas; y qué decir de las medidas que se han tomado o se están tomando en Europa (España incluida), donde directamente se penaliza a sectores de renta menor como los jubilados o los trabajadores públicos, mientras que no se toca a los empresarios o los grandes capitales.

Así es que, si se quiere obtener más dinero para las arcas públicas, habría que empezar por aquellos que más tienen, y no –como suele ocurrir— con lo que es más fácil y perjudica a los más débiles. Porque lo grave es que no hay voluntad de corregir este desequilibrio. Según Carlos Cruzado, Presidente de los Técnicos de Hacienda (GESTHA), se sigue dedicando la mayoría del esfuerzo de los inspectores en perseguir el posible fraude de los trabajadores, autónomos y microempresas, en vez de controlar a las grandes empresas, donde se da las mayores bolsas de fraude.

Según el sindicato GESTHA, de los 60.000 millones de euros que suponen la evasión fiscal estimada en España, casi 43.000 millones corresponde a las grandes fortunas y grandes empresas. A todo esto habría que sumar que la economía sumergida en nuestro país es de un 23% aproximadamente, lo que equivale a unos 240.000 millones de euros.

Por lo tanto, cualquier medida de presión fiscal habría de comenzar por cambiar la política del Ministerio de Hacienda y controlar el fraude donde más se produce, o sea en las grandes empresas y las grandes fortunas, en vez de en los asalariados o las pequeñas empresas.

¿Qué mejor inversión que, como vienen diciendo desde GESTHA, crear nuevos puestos de inspectores de Hacienda que se encarguen del fraude fiscal y la economía sumergida? Si este país consiguiera ponerse a la altura de los países europeos importantes en el fraude fiscal, podríamos estar hablando de que España sería una de las más importantes economías europeas. Por ejemplo en Alemania el fraude fiscal oscila entre el 5 y 6%, bastaría que en España bajara la economía sumergida del 23% a la mitad para obtener 120.000 millones de euros, lo que haría innecesario y despreciable tomar medidas que están ahorrando unos pocos miles de millones y que están empobreciendo a los más pobres.

Hoy la brecha entre los más ricos y los más pobres se ha ensanchado de forma considerable, y sin embargo, se siguen imponiendo medidas que la agrandan. La solución está en atajar el fraude y no en matar pájaros a cañonazos. Si hay pocos inspectores de trabajo, ¿por qué se da prioridad a que controles las rentas del trabajo y no de las grandes empresas? ¿por qué utilizar los pocos recursos en obtener pequeños fraudes cuando se sabe que existen otros mucho mayores?

Ahí estamos, que no nos vengan con gaitas, el objetivo de las medidas no es obtener mayores ingresos y reducir los gastos. El objetivo es ir regalando las prestaciones del Estado del Bienestar a particulares e ir haciendo de los trabajadores, unos esclavos del siglo XXI. Y además, nos dicen que es el único camino y que no hay más remedio.

Permítanme la grosería, pero es que es para mear y no echar gota.

Salud y República

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y, como siempre ¿quién no se escapa nunca de pagar sus impuestos a toca teja? los funcionarios públicos...

Ysupais dijo...

La viñeta de El Roto imprescindible hay que verlas siempre con sus ojos. Y tu texto de lo mas coherente ...y si todos lo han sabido porque no actuan ? claro que yo entiendo poco, pero tu escribes clarito.
Un abrazo.

Felipe dijo...

Los únicos que pagan impuestos directos son las nóminas mientras que el resto se "escaquea".

Los distintos gobiernos lo saben y no hay voluntad política de perseguir el fraude fiscal.No hace falta que al gobierno se lo diga GHESTA pues él ya lo sabe,pero no quiere hacer nada.

Lo mismo que con la economía sumergida.

Lo más fácil y lo menos ético es subir los impuestos indirectos y aquí pan y después gloria.

Es problema de la derecha del PP y del PSOE.No hay más.

¡Salud y República!

María dijo...

Cuando pido un presupuesto a un profesional del tipo que sea, el 75% me pregunta si quiero el importe con IVA o sin IVA.
Esto lo encuentra todo el mundo de lo más normal -...dinero que te ahorras María...-, me dicen.
Me tengo que poner a dar un discurso para que los que así hablan se den cuenta que están estafándose a ellos mismos.
España, país de pícaros.
Los primeros los que nos gobiernan.

Besos

Dean dijo...

Encabezando las listas de los paises corruptos, muy lejos de los que tienen gobiernos transparentes, es muy difícil perseguirse a ellos mismos; los bomberos no se pisan la manguera unos a otros.
Un saludo.

Genín dijo...

Cuando pienso sobre esto, no puedo menos por estremecerme ante el riesgo de que en realidad seamos un pais de granujas, listillos de via estrecha, y lo que es peor, de ignorantes...
Así, nunca podremos igualarnos a algunos vecinos...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Mientras no se haga una profunda reforma fiscal, no regresiva como la que han hecho los socialistas, sino progresiva: a más ganancia, mayor imposición... no habrá manera de sobrellevar la crisis de manera solidaria. Si los socialistas no lo han hecho, menos lo harán los populares ya que eso atenta contra su filosofía neoliberal y altamente insolidaria.
Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

El PSOE alardea de que bajar impuestos es de izquierdas y el P.P. los baja porque es de derechas. Tanto monta, monta tanto.
Los trabajadores estamos indefensos en este pais entre gobernantes de derecha y los que hacen politicas de derecha. Hasta en Italia han hecho un guiño a la izaquierda subiendo tes puntos el IRPF a los salarios más altos.
Aqui no podemos ir agarrando el cinturón, porque nos lo van a estrechar de nuevo.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

Aquí en este país, si quieres ser importante y que te miren con respeto tienes que defraudar al fisco, tener una caja de seguridad en un banco (caja) para guardar todo el dinero negro y saber utilizarlo en épocas tales como la de ahora, cuando la gente tiene que vender sus pisos, porque no tienen con que pagar los prestamos. Así blanquean al mismo tiempo que aumentan sus propiedades.
Y esto que hace mucha gente, a nadie le sorprende y en las ciudades pequeñas todo el mundo lo sabe y lo conoce.

RGAlmazán dijo...

María Jesús, también los asalariados en general, a los que se lo desquitan antes de que puedan decidir. Bicos.

Ysupaís, me alegro de que te haya gustado. Un beso.

Así es Felipe, los demás se escaquean si pueden, y lo peor es que les permiten que puedan y no lo evitan.

María, es verdad, y está mal. Deberíamos mentalizarnos, pero con el ejemplo que dan los más poderosos, los curritos tampoco quieren pagar. Besos

Dean, totalmetne de acuerdo.

Genín, el problema es que lo somos y nos vanagloriamos de ello, en vez de avergonzarnos.

Pues sí, CArmen, ese es el principio una voluntad de perseguir el fraude, empezando por una reforma fiscal. Besos

Antonio, hasta en Italia, pero aquí se ve que no hay nada que hacer.

Dilaida eso es lo que hay que cambiar, que se elogie ese tipo de comportamientos, pero se ve que es difícil. Bicos.

Salud y República