10 diciembre 2011

Un día de celebración en Kabila

Cualquier excusa es buena. No hace falta que sea el cumpleaños de alguien, ni tan siquiera que haya luna llena (por cierto, esta noche hay luna llena, no se la pierdan). A pesar de los pesares, siempre hay que buscar los momentos de celebración, eso lo sabe muy bien mi amiga María Jesús, si es posible alrededor de una mesa.

Lo más importante es sentirse vivo y eso hay que demostrarlo. Anteayer celebramos una reunión de amigos en la Kabila Tarraconense. Tres parejas y mi cuñado. Siete en total. Y la cosa resultó, como suele ocurrir. Comida, juego y charla amigable nos tuvieron disfrutando cinco horas.

Aquí, el que escribe, cocinero aficionado –con mucho por aprender por delante—, hizo unas judias con almejas y mejillones, plato que he denominado Judías Kabila, y decidimos compartirlo con estos amigos.

 

DSCI0129

En esta foto aparecemos, de izquierda a derecha: Lola, Los Pekos, el que escribe y Los Tomba.

 

DSCI0130

Aquí mi cuñado me ha sustituido en el grupo.

 

DSCI0139

Después del aperitivo, llegó la cacerola con las judías, la gran protagonista gastronómica.

 

DSCI0141

Aquí me encuentro sirviendo los platos.

 

DSCI0148

Esta es la muestra: uno de los platos.

 

DSCF6529

La mesa con los platos servidos esperando que empiece la fiesta.El entusiasmo es evidente. (Cayeron todas las judías, hubo quien repitió, entre otros el que suscribe).

 

DSCI0159

Una vez consumidas las judías, llegó el postre. Unos pasteles típicos de la zona, grandes y deliciosos.

Después, tomamos café, jugamos al diccionario y charlamos amigablemente, hasta casi las siete. La verdad es que es una gozada celebrar que se tienen amigos.

Salud y República

20 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Yo no soy envidiosa. No lo he sido nunca y no me voy a esmerar por serlo, porque no me dará tiempo; pero te juro, querido Rafa, que hubiera dado algo por conoceros...y , sobre todo,por comer esas judías...

Dean dijo...

Me alegro mucho por vosotros. Se nota el buen ambiente.
Un saludo.

Felipe dijo...

Ya veo que, en un ambiente cálido,os los pasáis fenomenal.

Y llevas razón que no hace falta que sea una fiesta,cumpleaños o algo por el estilo para reunirse un grupo de amigos y pasar un buen rato.

Un fuerte abrazo

Montse dijo...

Desprendéis alegría, da gusto veros!!! Que haya muchas más de éstas y a ver si tengo la suerte de disfrutar de alguna, jajaja.

Un abrazo desde Gran Canaria, Montse

Montse dijo...

Por fin he podido comentar!!!

Freia dijo...

"Celebrar que se tienen amigos..." ¡Cómo me gusta!
En cuanto se vuelvan a los madriles tenemos que celebrar precisamente eso con Ciber, Txema y todo aquel que quiera apuntarse. Emplazados quedan.

Un abrazo a los Pekos y a su cuñado y uno bien grande y doble para los Kabileños.

Eastriver dijo...

Las fiestas (no las del calendario, sino las íntimas, las personales) sin la gente querida no son fiestas. Se quedan en un destello de felicidad deslavazada. Con amigos alrededor de una mesa ya es otra cosa. Yo, amigo Kabila, pertenezco a la misma religión que María Jesús y tú. Una religión que te obliga sólo a ser leal y generoso, y que a cambio te da lo mejor que tiene la vida: momentos irrepetibles.

GANADORA dijo...

Una entrada algo exhibicionista, pero nada obscena. Su autor tenía ganas de compartir una reciente vivencia y lo ha hecho.

En este momento no tengo hambre, pero es "contagioso" el clima festivo del texto y de las fotos. Supongo que a mucha gente le habrá encantado el post.

Un bico.

Genín dijo...

Supongo que el lugar en donde se hiciera la digestión, estaría bien ventilado...jajaja
Salud, cocinero!

Isabel Barceló Chico dijo...

¿Y sabiendo cocinar tan bién, permitiste que en la boda de tu hija Anto sólo se sirvieran unas pocas verduras y algún pollo? Ay, Amulio, Amulio, que vas a perder la corona y con razón.

Veo que fue un encuentro delicioso por la comida y, sobre todo, por el buen humor y la camaradería. ¿Habrá algo mejor que compartir mesa y mantel con los amigos? Ojalá algún día podamos hacer un gran encuentro los albanos... Un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Una estupenda celebración y con unas judías que parecen quitar el sentido. Espero alguna vez tener el privilegio de probar tus "afanes" culinarios.
Besos a repartir

Dilaida dijo...

Las "fabas con ameixas" tienen una pinta estupenda, a mi me encantan, es una de mis comidas favoritas, lo malo es lo que viene después (gases).
Bicos

Daalla dijo...

¡Claro que sí!No hacen falta excusas para celebrar nada. Se celebra porque hoy es hoy y nada más. Por cierto que esas judías debían estar de vicio.
Salud y República

Ysupais dijo...

Buen cocinero y buenos amigos... lo ideal más mejor jejeje
Besillos.

Mª Mercè dijo...

Qué fotografías más explícitas!!

Oye... lo de las judías con los mejillones... Las he hecho con almejas, pero no se me ocurrió lo de poner mejillones y hacen una pinta!!

Petons des d'El Maresme!

Atalanta dijo...

Que buena pinta tiene tó Rafael, para la próxima cuenta conmigo, yo llevo el tinto.

Salud compañero.

Neogeminis dijo...

Qué bueno es eso de cocinar y compartir con quien se quiere!...quizás sean de los pequeños /grandes placeres que nadie debería perderse!

Muy lindo grupo asomado desde tu Kabila!
Gracias por compartirlo.
Abrazos!!

Guanarteme dijo...

¡Que ricas! Viéndolas hecho de menos el frío.

Que ustedes lo pasen bien.

Guanarteme dijo...

¡Que ricas! Viéndolas hecho de menos el frío.

Que ustedes lo pasen bien.

RGAlmazán dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Fue un día estupendo, y las judías estaban de miedo.

Besos y abrazos a repartir

Salud y República