22 diciembre 2008

Puccini cumple ciento cincuenta años

Hoy se cumplen ciento cincuenta años del nacimiento de Giacomo Puccini, compositor italiano de finales del diecinueve y principios del veinte.

No soy un entendido en ópera, pero el caso de Puccini es especial. Es difícil encontrar un músico como Puccini que sume tanto y sea tan ecléctico. Su amor a la tradicional ópera italiana, representada por Verdi, su atracción por Wagner, su propensión al exotismo oriental y la influencia de la música francesa hacen a Puccini, dicen sus estudiosos, un compositor particular que nada entre todas estas tendencias para conseguir obras maestras que a la vez se han hecho tan populares como la muestra que he elegido.

No hace falta ser un ferviente seguidor de la ópera para conocer lo más popular de este compositor. Su música ha atravesado el tiempo y hoy se encuentra en películas, en spots publicitarios, en sintonías de programas de radio o televisión, en muchos y variados. Por eso Puccini aunque hace ochenta y cuatro que murió está vivo en su música, y hoy cumple ciento cincuenta años. Así lo veo.

Y ahora qué mejor homenaje que escuchar cuatro de sus más populares melodías:

Un precioso dramatismo en todas, me ha vuelto a emocionar. Sigue entre nosotros.

Salud y República

9 comentarios:

Adanero dijo...

Oiga Almazán. Que se ha salido usted en esta entrada.
Espero que no sea un claro caso de competencia desleal a nuestra querida y odiada Condesita.
Y encima va usted y pone el Nessun dorma cantado por Plácido Domingo. Esta pieza le encanta a mi crío a pesar de sus cinco añitos. Eso si, a veces se me lía y me da un disgusto diciendo que la canta Placido Wagner o Ricardo Domingo. Me temo me salga wagneriano.
Y luego Pavarotti con eso de que brillaban las estrellas.
"E non ho amato mai tanto la vita". Que lo mismo hasta me he emocionado.

Esta vez hasta le doy un beso, aunque me pique.

fritus dijo...

Yo casi que también le doy un beso aunque mariconadas las justas...preciosa entrada , también me he emocionado con esos últimos minutos de vivo del amante de Tosca...en fin Don Rafa..un abbracio ( se dice así?)

SELMA dijo...

No tengo problemas ninguno para darle no uno, sino dos besos Rafa, y agradecerle estas ofertas musicales .
Para cambiar con el Solsticio, Feliz Saturnalias!

entrenomadas dijo...

En casa había siempre una discusión. Mi padre adoraba a Verdi y mi madre a Puccini. Cuando salia el tema era de lo más pesado y entretenido al mismo tiempo.

Yo soy de Puccini. Para mí es imprescindible. Ahora mismo me voy a escuchar lo que has subido.

Un abrazo Pucciniano.

Marta

Ernesto dijo...

Rafa, no entiendo nada de música clásica, pero siempre me ha emocionado Nessum Dorma, especialmente cuando la cantaba Luciano Pavarotti.

Felicidades.

JLuis dijo...

Joé don Rafa... muchas gracias por este post que es un regalo...

Me va a perdonar pero voy a volver a "releerlo" de nuevo.

Un abrzote

RGAlmazán dijo...

Oiga Sr. Adanero le agradezco su comentario. Y no, no se trata de hacer competencia a nuestras querida (cómo se permite poner querida y odiada, so canalla)condesita. Jamás haría tal cosa, no soy tan vil como algunos, --mi condesita está muy por encima de estas cosas, aunque reconozco que me inspira-- a pesar de que esos algunos tengan un hijo que le gusta que "ninguno duerma". Hay hijos que siempre han superado a sus padres en el buen gusto y en más cosas: prudencia, educación savoir-faire y en cumplimiento de palabras jamoneras.
Emociónese hombre que eso es bueno, y me pasa hasta a mí.

D. Fritus besuconus, no se preocupe, démelo hombre si no pincho a pesar de lo que dice el muchachito de Valladolid.

Mi querida Selma le devuelvo los besos con intereses. Sabia que le gustaría, esta música está hecha para personas sensibles como usted o el hijo del primer comentarista.

Hola Entrenómadas, bienvenido/a a esta casa. ¡Que suerte! tener que asistir a discusiones caseras dónde hay que elegir entre Verdi y Puccini. Reconozco que me costaría elegir. Un honor tener a un/a "pucciniana" entre los comentaristas.

Querido Ernesto, habría que tener un caparazón de tortuga para que no se nos llegara el Nessun dorma. Una belleza única.

Hola José Luis. Ya sé bien de tu sensibilidad en los temas sociales, así es que estoy seguro de que te gustan las piezas escogidas. Si algo tiene Puccini es que transmite muy bien ese melodramatismo de su música.

Salud y República

Mega dijo...

Vengo de ver Turandot en la Staatsoper y qué bueno escucharlo de su mano y en boca de Plácido Domingo. ;-)

Beso y felices fiestas, amigo Rafa

Freia dijo...

A pesar de mi mala fama y aunque algunos descreídos sostengan lo contrario, adoro a Puccini. Y todavía se me ponen los pelillos de punta cuando escucho las palabras de Madama Butterfly justo antes de morir.
Perdone el retraso en acudir a esta entrada, pero hasta hoy no he tenido el tiempo suficiente para leer y escuchar con calma...
Le ha salido a Vd. redondo el post. Corto y consistente; como deberían ser los míos. Me rindo a sus pies mi querido don Rafael.
Y le doy un solo beso, pero que rabien todos los anteriores comentaristas porque LA ÚNICA QUE REALMENTE LO HA BESADO, HE SIDO YO.