08 diciembre 2008

La SGAE es una espía

Hasta ahora sabíamos que la SGAE (Sociedad de gorrones ambiciosos y especuladores) --no confundir con la Sociedad General de Autores y Editores, que ya no existe--, era capaz de, con la ayuda de los partidos de izquierda, tiene guasa la cosa, forrarse con una ley injusta y que permite que paguemos por derechos de autor y por derechos de pernada.

Estos chicos se han creído que todo el monte es orégano. Claro y es que tienen que mirar por ellos. Imagínense el Rey del Pollo Frito, Ramóncin, viviendo de lo que vende. Estaría en la indigencia. Y no digamos del líder de los Canarios, D. Teddy, que su grupo dejó de grabar hace treinta años. Y de algo tienen que vivir.sgae

Pero claro, se han pasado varios pueblos. Ahora resulta que espían en las bodas. Mandan a un emisario, y además de colarse de gorrón en la ceremonia, toma nota de lo que tocan para luego pasar la factura. Y todo sin ninguna autorización de los novios. O sea al más puro estilo gansteril.

Bueno, pues la Agencia de Protección de Datos les ha puesto una multa de más de 60.000 euros, por ir espiando sin permiso y grabar un acto íntimo, a lo que habrá que sumar el cubierto del interfecto, que seguro que se puso ciego.

O sea que cuidado si se casan. Y si no también. Si alguien pide entrar en tu casa para hacer una encuesta o te para en el coche para decirte dónde esta una calle, atención que puede ser el espía de la SGAE que quiere saber que está escuchando, cantando, tarareando y pasarle la minuta. Ni en la ducha. No canten si hay alguien desconocido cerca. Se sospecha que estos fichajes espías son ex-agentes de la CIA o de la KGB y se infiltran por las paredes. Y ya saben, a cantar cuplés o Paquito el chocolatero que no tienen derechos de autor.

Salud y República

13 comentarios:

Guanarteme dijo...

Esplendido, D. Rafael, dos reverencias. Y además no hay por donde cogerle para poder procesarle. Ja,ja,ja....

Libertad Martínez dijo...

Genial, genial. Oiga sin esperar a que me de usted su permiso voy a recomendar la difusión de esta entrada a todos mis contactos.
Ya le advierto que alguno de IU se va a enfadar (entre otros Fernando Marín) pero creo que es bueno que se enfaden porque esto es un cúmulo de despropósitos y más porque la maldita SGAE ha contado con el apoyo de IU.

fritus dijo...

ahora empiezo a comprender la pasión por la música clásica de mucha gente de mi alrededor...los derechos de autor ya han prescrito.

un abrazo

Anónimo dijo...

Lo facil es criticar a la sgae, es algo que esta de moda, que todo el mundo te aplaude etc etc...
Lo dificil es criticar a los partidos de izquerda ( y digo criticarlos de verdad no poner un par de frases en un post diciendo me parece mal) por consentir estas barbaridades.

De pone sirve quejarse, si en el fondo la queja es esteril...

Ernesto dijo...

Que los autores tengan derechos sobre sus obras es algo indiscutible.

La forma en que están regulados legalmente es otro "cantar".

Lo que no tiene por donde cogerse es la invasión de la intimidad y el saltarse a pídola la privacidad de los datos personales.

Esperemos que no se les ocurra implantar técnicas "avanzadas" de recaudación "ejecutiva", porque entonces pagaríamos el canón sobre la marcha, por las aceras y los semáforos.

Saludos.

RGAlmazán dijo...

Pero Guanarteme, ¿usted cree que también me espían a mí?

Querida Libertad, creo que apoyar el canon digital es de las mayores cagadas que hicimos en la legislatura pasada. Una vergüenza. Un beso.

Pues sí, D. Fritus Musicalus, en este momento estoy silbando el tercer movimiento de la cuarta sinfonia de no sé quién. Hay que volver a los clásicos.

Ernesto, tienes razón, los autores han de poder vivir de su trabajo. De eso a los atracos del Canon digital o a los excesos de espionaje va un abismo. Y por si acaso, querido amigo, ten cuidado de lo que silbas y procura que no tenga derechos de autor.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Moraleja sino quieres que te graben, no te cases.
La SGAE son una panda de buitres carroñeros improductivos que se pasan el dia pensando de que manera pueden estrujar más la teta de la musica.
Salud, República y Socialismo

Naveganterojo dijo...

Don Rafa, tanpoco podremos tararear "paquito el chocolatero", pues segun las informaciones de que dispongo es una cantinela dedicada al enano del bigote que se cargo la democracia en el 36, y...como su niña se acuerde y nos lo quiera hacer pagar,....nos va a salir caro de narices.
Salud y republica

canuit dijo...

Siempre dije que la música era el menos malo de todos los ruidos. Y algunos jetas como el ramoncin, el bautista y tantos más, saben que hay muchos en la izquierda que no saben donde tienen la mano derecha. Mi padre hombre de derechas, siempre dijo que el trabajo dignifica al hombre. Y ya empieza haber muchos que se dicen de izquierdas , que no han pegado un palo al agua en su puta vida, y así nos va.
El Canuit

Scila dijo...

Nadie discute la legitimidad que los autores (no sólo los de discografía que parecen los únicos protegidos) tienen todo el derecho a percibir por su trabajo creativo lo que les toque.
Pero es un sin sentido que paguemos lo que estamos pagando por ejemplo, por consumir miles de CDs para el trabajo, que no tiene nada que ver con la música, simplemente para grabar datos y conservar el histórico de la empresa.
Y lo que no tiene nombre es que esta ley, y sus derivadas, procedan de un gobierno de izquierdas, que todos sepamos qué se está haciendo con ella y no se derogue o se limiten sus abusos.
Hay que rectificar y enmendalla, ZP.

Anónimo dijo...

la E final de SGAE no es por Españoles, es por Editores :)
Sociedad General de Autores y Editores. que son los que realmente mandan en el cotarro :D

Miguel dijo...

Nadie discute que los creadores de obras artísticas no tengan derechos sobre la reproducción de sus obras, lo que sí se discute, y creo que esta es la verdadera esencia de la cuestión, es que un ente privado como la SGAE tenga derecho a percibir unas tasas que se parecen más a un impuesto que a ninguna otra cosa.

De esta manera llegamos a la singular situación de que una empresa privada está percibiendo e imponiendo unos impuestos que la propia entidad de manera discrecional ha creado.

Dicho lo dicho quiero hacer un último apunte y es que detrás de la SGAE hay un importante grupo de comunicación, por ello la SGAE parece intocable. Este grupo es el famoso, y seguro que por vosotros bien conocido e incluso apoyado, Grupo PRISA.

Miguel dijo...

Por cierto, me olvidaba,
Salud sin República