05 noviembre 2019

Tesis, antítesis y síntesis en Catalunya


Hoy, después de veinte días de la sentencia del ‘Procés’, seguimos como antaño, sin solución a la vista. Eso sí, con un veredicto injusto y exagerado que ha provocado un estallido social en Cataluña, pacífico en su mayoría pero con conatos violentos de primer nivel.

Y es que parece que todo el mundo –me refiero a los políticos responsables-- habla de Cataluña pero poco se hace por tratar de solucionar un conflicto que se va inquinando y parece no tener un fin razonable.

Recordemos para empezar que los independentistas, según sondeos, han pasado --durante el ‘reinado pepero’ de Rajoy--, en siete años, del 25% a casi el 50%. Lo cual se define por sí solo.

Hoy nos encontramos con políticos en la cárcel de tres a trece años condenados por sedición y desobediencia, lo que ha sido la culminación de una verdadera venganza. Porque si exagerado es el precio que tiene que pagar Oriol Junqueras, que alguien me diga si es justo que dos activistas como los Jordi, sin otro delito que manifestarse y subirse y destrozar un coche de la Guardia Civil, hayan sido castigados con nueve años de prisión.

Una vez que hemos llegado hasta aquí, por errores de unos y otros, lo que hay que buscar es una solución política (nunca debió de salir este conflicto de la política) y encontrar, mediante el diálogo una solución pactada entre los actores. Y dejarnos de más represión, que de nada ha servido y que sigue siendo el caldo de cultivo de Casado –quién mandaría a las fuerzas armadas si fuera preciso--, de Rivera –que se ha abrazado al 155 y pretende hacer de juez y parte, y detener a Torra-- y de Abascal –quién si le dejaran, fusilaría a los independentistas sin el menor reparo--.

Hemos llegado a una situación irreversible, pero de la que hay que salir lo mejor posible. Desde luego, nada favorece la violencia de algunos independentistas, ni la defensa que de ellos hacen algunos políticos como el mismo Torra. Como tampoco sirven las medidas deseadas por los líderes de la derecha española, que sólo piensan en la represión y a los que el diálogo les parece una rendición, algo que no tiene sentido, salvo que pretendan encarcelar a los millones de independentistas que existen.

Hay que sentarse a dialogar, lo antes posible. Dejémonos de tacticismos electorales. El PSOE, si forma gobierno. debe abrir una mesa entre las dos partes. Bien es verdad que la situación hoy no lo hace fácil. En primer lugar, porque el gobierno de España es provisional hasta no sabemos cuándo. Y, desde luego, porque Torra no parece un interlocutor válido cuando es discutido por muchos de su propia gente y no es capaz de pedir que pare la violencia.

Pero no se debe esperar más. Cada parte debe hacer su trabajo. Torra debe pedir el fin de la violencia y Sánchez dejarse de excusas. Se trata de un proceso largo que hay que empezar ya. Y que nadie juegue con este asunto, porque la derecha y también el PSOE, dicen no sentarse porque la petición de los independentistas es la independencia. Craso error. Todos los colectivos enfrentados se sientan a hablar, se empieza con posiciones de máximo para ir cediendo por ambas partes hasta conseguir un acuerdo, donde las dos posiciones de partida han quedado fuera de juego y se ha obtenido una solución intermedia.

Recordemos una de las grandes contribución de Hegel: Tesis, antítesis y síntesis. Se empieza en un afluente distinto para llegar al mismo río. Es difícil, seguro, pero es el único camino. Eso es lo que ha de ocurrir en Cataluña. Y démonos prisa porque este proceso está provocando la inquina y el odio entre catalanes, y también entre ciudadanos españoles, y eso puede ser una bomba de relojería.
Basta ya de tratar de sacar jugos electorales al conflicto y siéntense tirios y troyanos para arreglar la cuestión. No vaya a ser que pronto sea demasiado tarde.

Salud y República

05 octubre 2019

¡A quemar iglesias!


Acabo de descubrir mi verdadera vocación. Lo que agradezco a estos muchachos de la derechísima, Isabelita y Nacho, que, gracias a los votos de muchos madrileños y a la alianza que han alcanzado con Santi, nos gobiernan desde hace un par de meses.

Y es que me han descubierto un mundo nuevo. Yo, que de pequeño, quería ser bombero, nunca pensé que mi fuerza y mi energía salieran a contradecirme y a pasear cuando he escuchado a estos dos monstruos de la política, la Díaz Ayuso y el Aguado. Con qué sencillez han descubierto mi verdadera vocación, la de pirómano eclesiástico. Porque yo, aunque ustedes no lo sepan, estoy dispuesto a quemar iglesias, aunque sea sólo para ver cómo reaccionan estos mandamases.

Por cierto, ya tengo mis cerillas y mi papel de periódico. Y hoy he comenzado a buscar iglesias por mi pueblo, Rivas, y es difícil, no me lo ponen fácil. Que yo sepa hay dos, una en el Casco Viejo, la de siempre, con su fachada clasicona. Y allí he ido, con mis bártulos inflamables, pensando en prender fuego al edificio, pero mira por donde, se me ha ocurrido mirar a la torre y he visto un par de cigüeñas, que me han hecho renunciar. ¿Cómo voy a quemar un edificio que tiene a esa familia de animalitos anidando allí? Y me he marchado, confundido y frustrado.

Después de mi fracaso, todavía con el ánimo quebrado, he ido en busca de la otra iglesia. Más moderna, de apenas unos pocos años, y he probado a encender una cerilla y prender un periódico, pero tras varios intentos, he visto que mi esfuerzo ha sido baldío, porque es una iglesia de cemento, a prueba de fuegos, construida con materiales incombustibles. ¡vaya chasco!

Hay que ver con lo fácil que los pirómanos profesionales queman montes o con la facilidad que los bomberos de Farenheit 451 quemaban libros, por pitos o flautas, no hay forma de quemar iglesias.

Y bien que lo siento, aunque no pierdo la esperanza, si alguien sabe de una iglesia de madera, le ruego que me manden recado y les aseguro que cumpliré con mi deber de rojo recalcitrante. Lo llevo en la sangre, seguramente heredado de aquellos del 36.

Todo ha surgido por la defensa que el trifachito madrileño hace del gran pirómano maníaco del siglo XX. Sí, hablo del traslado de los restos del mayor genocida español del siglo XX: Franco. Éste si que era una verdadero pirómano, quemó esperanzas, quemó la justicia y la razón, quemó la democracia, quemó la verdad y la libertad, quemó el orden constitucional, quemó la vida de los rojos, de los homosexuales, de los débiles, y dejó más de 120.000 cadáveres desparramados por cunetas y lugares inadecuados.

Y sin embargo, ahí le tienen, todavía en un mausoleo –espero que por poco tiempo--, en una basílica, defendido por la derecha española, esa que se forjó sobre las cenizas de los castigados y desaparecidos en la posguerra. Y es que, no pueden remediar ser lo que son, por mucho que lo nieguen. En cuanto tienen ocasión vuelven al pasado, para defender su causa, aunque lo nieguen.

Por cierto, que todo casa, después de lo visto por estos peperos, ¿a alguien le puede extrañar que el tal Almeida prefiera ayudar a reconstruir Notre-Dame que a apagar el fuego en la Amazonía? Y es que este mundo está lleno de pirómanos, aunque algunos como yo sólo seamos aficionados.

Salud y República

17 septiembre 2019

Ascensión Mendieta al encuentro con su padre


Ascensión nos ha dejado pero nos queda su vida ejemplar. Se pasó toda la vida tratando de recuperar los restos de su padre y después de una total dedicación lo consiguió.

Su padre Timoteo Mendieta, de UGT, fue asesinado el 16 de noviembre de 1939. Fusilado sin juicio, sin abogado, sin sentencia, por sindicalista, castigo máximo para los franquistas: ‘ser rojo’.

Ascensión recorrió un camino de barbecho, de desprecio, de desinterés y desvergüenza. Todas las autoridades le cerraron el paso. Fueron muchos los años de lucha donde los distintos gobiernos la ignoraron o le pusieron piedras en el camino. Qué triste tener que reconocer que –mientras nuestros gobiernos la ignoraban o la despreciaban-- gracias a una querella de la jueza argentina, María Servini, --amparada en la jurisdicción universal--, a la ayuda económica de un sindicato noruego de electricistas y al trabajo de voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Ascensión pudo, por fin, después de tantos años de lucha y sacrificio, encontrar los restos de su padre en una fosa común.

Al fin, en junio de 2017 se encontró su tesoro. Y le volvió la sonrisa, la alegría, la satisfacción. Por fin, después de tantos años y a pesar de todos los obstáculos había conseguido su objetivo. Y con esa voz suave y profunda que poseía dijo: “Ahora a vivir con alegría, si vivo. Y después, que me entierren con él”

Antes había tenido que viajar, para contar la verdad a la jueza argentina, a Buenos Aires, con su mochila de ochenta y ocho años llena. Y ese paso fue el principio del fin. Cuatro años después pudo ver cumplido su largo empeño.

Mantengo en mi memoria –en primera fila--, el día que la conocí personalmente. Izquierda Unida de Rivas le otorgó el premio “14 de abril” del año pasado. Tuve el honor de llevarla desde el lugar donde residía hasta el recinto donde le entregaron el premio. Acompañada de su hija Chon pude charlar con ella y poder sentirla cerca.

Y encontré a una mujer con 92 años, tranquila, serena, frágil y tierna. Con una voz suave y cariñosa. Nunca pude imaginar que aquel cuerpo pequeño pudiera tener una mirada tan transparente, unas ideas tan claras, y una fuerza tan convincente. Entonces entendí cómo había dedicado su vida, con obstinación, firmeza y contundencia, a encontrar el cuerpo de su padre.

Recuerdo con emoción su forma de hablar, sin odio pero con convicción. Como comentaba su triunfo, porque cuando muriese quería que la enterraran con su padre. Había conseguido su objetivo. Lo que es difícil de calcular, son las penalidades, los obstáculos, el desprecio y el olvido que tuvo que soportar de las instituciones políticas de este país. Pero, al final, obtuvo su recompensa. Su lucha no fue en vano, y su ejemplo único. Y es que Ascensión fue más grande que sus gobiernos.

Cada día que pasa quedan menos ‘Ascensión Mendieta’, el tiempo, irrecuperable, va pasando y las vidas de los familiares y amigos de esas víctimas, 115.000 asesinados por el franquismo y desaparecidos, se van nublando. Tristeza, rabia y dolor es lo que queda. Víctimas de la represión franquista siguen olvidadas por las autoridades, mientras que, como debe ser, se rinde homenaje a otras víctimas terroristas como las islámicas o las de ETA.

Víctimas de segunda o de tercera. Víctimas olvidadas, Víctimas sin juzgar, Víctimas del odio, Víctimas del poder totalitario. Estas parecen no contar, son agua pasada. Mientras, todavía se rinden honores a franquistas reconocidos, a torturadores canallas, a defensores del mayor genocidio español.

Hoy, que Ascensión se ha ido, quiero volver a sentirla cerca, a escuchar su voz, a ver su mirada limpia y transparente, a extrañar sus cortos pero firmes pasos, a sentir su beso de agradecimiento. Hoy no puede ser un día cualquiera. Ascensión Mendieta y su ejemplo deben permanecer, a pesar de las dificultades, en nuestra lucha por conseguir Justicia, Verdad y Reparación.

Querida Ascensión que la tierra te sea leve, y ojalá que tengamos fuerza para mantener tu memoria y tu ejemplo.

Salud y República

29 agosto 2019

El "nuevo" PP de Casado


Ahora que va a empezar el nuevo curso, después de varios meses de gobierno del trifachito en Andalucía y la composición de gobierno municipal y autonómico en Madrid, el Partido Popular de Casado está demostrando, en efecto, que su partido ha evolucionado. Eso sí, hacia la derecha rancia y lejos de la regeneración que sus compas de gobiernos, la gente de Ciudadanos, predican.

Sí, parece mentira pero se alejan de Rajoy, de Hernando, de Cospedal y de todo lo que nos parecía añejo hace un año. Eso sí, lo hacen para acercarse a sus amigos de Vox y para resucitar a Aznar y a Aguirre. Rajoy y sus muchachos y muchachas se han quedado a la izquierda. ¡Quién lo diría!

Se puede escribir unos cuantos folios sobre las decisiones atropelladas y rancias que el tal Casado y su equipo han decidido en estos últimos meses. Sin embargo, me limitaré a tratar algunas que demuestran la derecha decimonónica que nos quiere hacer vivir el líder pepero.

Por empezar por algo, podemos observar qué portavoces parlamentarios ha nombrado el tal Casado. Por un lado, Cayetana Álvarez de Toledo, una mujer que tiene como currículo, ser Marquesa de Casa Grande, tener tres nacionalidades, poseer un estilo más agresivo y faltón que el de Hernando y haber dejado al PP de Cataluña con un sólo diputado. Lo cual, como hemos visto, supone méritos suficientes para ser quién represente al PP en el Congreso de los diputados.

Y el otro portavoz nuevo, el del Senado, es Javier Maroto. Un tipo cuyo mayor mérito es no haber renovado su acta por Álava –dejando al PP sin ningún diputado en Euskadi-- y haberse colado de tapadillo y con trampas en el Senado. Puesto que le han nombrado senador por designación autonómica de Castilla y León, habiéndose domiciliado, a tal efecto, en un pueblo de Burgos (Sotosalbos), un sitio donde, a decir de los vecinos, es un absoluto desconocido. Y lo ha hecho en casa de un directivo de Accenture, una empresa consultora con sede central en Irlanda. Alguien tendrá que explicar su relación con esta empresa.

Por otra parte, lo ocurrido en Madrid, en el poco tiempo que llevan gobernando los peperos es preocupante, aunque nada sorprendente, sabiendo cuál es el nuevo estilo de este PP de Casado. Así el nuevo alcalde, Martínez-Almeida, lo primero que hizo es oponerse a Madrid Central y le salió el tiro por la culata, porque Europa le amenazó con multarle por impedir medidas que aminoraban los problemas del cambio climático. Además, este buen hombre, del que se dice que es del Opus y que ha hecho votos de castidad, es un artista en el uso de la palabra y omite –por órdenes de Vox-- la frase ‘violencia de género’ con verdadero fervor y con eufemismos indeterminados.

Pero la verdadera joya de la corona pepera, en estos nuevos tiempos, está en la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso, una presidenta que nace con sospechas claras de corrupción al pedir favores para una empresa familiar con capital público, y que ha nombrado un equipo de trece consejeros (antes eran siete, una muestra más de cómo se cumple aquello de hacer adelgazar los puestos políticos), donde sólo tres son mujeres (otra más, una mujer que no cree que las mujeres merezcan puestos que consoliden una política de igualdad). Y hay que añadir que algunos de los nombramientos son de traca.

Por ejemplo al ex alcalde de Alcorcón, conocido chupacirios, le ha nombrado Consejero de Vivienda, cuando su municipio, del que fue responsable hasta hace tres meses, es uno de los que tienen un porcentaje más bajo de viviendas públicas. Además es un exacerbado antiabortista y un detractor de las políticas de igualdad. Fue defensor a ultranza del fallado Eurovegas, quedando en ridículo sus previsiones.

Otro que tal baila es Enrique López, hoy consejero de Justicia. Un vividor pepero, cuyo partido le ha ido colocando en cargos de alto nivel en todas las instituciones judiciales que ha podido, y que tuvo un ‘pequeño desliz’, por el que tuvo que dimitir del Tribunal Constitucional. Y es que le pillaron en una moto, saltándose un semáforo en rojo, sin casco y con una tasa de alcoholemia cuatro veces superior a la permitida. Vamos, una alhaja.

Y de los otros consejeros nombrados, destaca Lasquetty, un conocido amigo y antiguo consejero de Esperanza Aguirre que tuvo que dimitir porque la Justicia le paralizó un desvergonzado e ilegal plan de privatización sanitaria. Hoy es ya el responsable de confeccionar los presupuestos de la CAM, o sea que imagínense, con ese afán privatizador que le domina, cómo serán.

Podría hablar de la gestión de la Junta de Andalucía, pero basta ver cómo han actuado en el caso de la listeriosis y que el Presidente Moreno califica de ejemplar. Mentira tras mentira.

En fin, un curso que empieza de lo más emocionante. Con un PP que perdió más de la mitad de los escaños en el Congreso, pero que, a pesar de perder puestos institucionales por doquier, gracias al acuerdo trifachito (PP, C’s y Vox) ha conseguido mantenerse en pie. Eso si, por sus costuras se le puede ver la inyección de ultraderechismo que se ha insuflado. Y eso marca el nuevo curso: cada vez más próximos a Vox.

Salud y República



05 agosto 2019

Tus pétalos preciosos vuelven hoy a brillar


Hoy, hace ochenta años, se produjo uno de los asesinatos más vergonzosos y crueles de la historia de este país. Trece rosas jóvenes, fueron ajusticiadas sin las mínimas garantías y con la máxima venganza. Triste, lamentable. Todavía los asesinos no han pedido perdón.

Sin culpa, con una sola justificación, pertenecer a los Juventudes Socialistas Unificadas, fueron asesinadas sin pudor y con odio. Así se escribía la historia, así comenzaba el franquismo, con sangre y dolor, con injusticias y venganzas.

Tú estabas allí, y me lo contaste. Viviste con estas trece muchachas sus últimas horas. Y te salvaste, como se salvaron otras, por azar, unas sí, otras no. Sin ningún motivo, si es que para matar se necesita motivo. Todo fue una farsa. Una venganza. Tú, que hace unos días, hubieras cumplido cien años, madre, me lo contaste una y otra vez. Y sí, siempre terminabas con aquello de que “su nombre no se borre de la historia”. Al final te libraste, aunque a un precio caro: tortura y escarnio. Aquí estoy, poniendo un grano de arena, recordando tu historia, rememorando a esas trece jóvenes inocentes y maldiciendo a ese régimen que tanto daño hizo, que tanto asesinó, que tanto reprimió.

Recuerdo muy bien la historia. Y recuerdo cómo cuando me la contabas se te saltaban las lágrimas. Hoy que ya no estás, no sé cómo reaccionarías ante tanto revisionismo, ante tanto franquismo instalado ya en las instituciones, ante la continuidad del asesino en su Mausoleo. Puedo imaginar qué pensarías de Vox y de sus amigos peperos y ciudavoxenses. Unos, fascistas puros, otros que les tratan de blanquear como si fueran gente de bien.

Nunca olvidaré los 5 de agosto. Nunca olvidaré que murieron asesinadas, por un régimen cruel, trece muchachas que empezaban a vivir. Sólo recordar tus palabras me emocionan y entristecen. Unos recuerdos que huelen a sangre y fuego, a torturas y muerte, a persecución e insidias, a injusticias y miedo.

Unas mujeres que dieron su vida por pensar de una determinada manera, sin ninguna razón, y con el odio y el totalitarismo en la otra trinchera. Y ellos, los asesinos, lo hicieron a conciencia, pensaron que cortando las ramas más jóvenes con la savia fresca, borrarían esa nueva España Republicana que tanto repudiaban.

Noche larga, fría, a pesar del verano, dolorosa. Sombras que se acercaban, pisadas asesinas, ruidos de fusiles, camión esperando. Sí, salieron las trece rosas de sus celdas, unas llorando, otras con el puño en alto, otras cantando, pero todas escuchando el estruendo de los cubiertos y los platos de sus compañeras, que denunciaban la repulsa que les producía esa injusticia y homenajeaban su valor y su inocencia. Y al final del viaje, al pie de la tapia del cementerio esperaba el ocaso de unas vidas y el principio de un recuerdo imborrable.

Porque por mucho que se empeñen, por mucho que os echen tierra encima, por mucho que traten de que olvidemos, no lo conseguirán. En vosotras nos miramos, con vosotras buscamos todavía justicia, y con vosotras estaremos siempre, aunque haya quien se empeñe en cambiar la verdad, en mentir, en defender un tiempo desgraciado que nos mantuvo durante cuatro décadas sometidos, perseguidos y despreciados. Vosotras, sois nuestro espejo y eso no lo olvidaremos nunca. “Nunca os borrarán de la historia”, ese es nuestro compromiso y sólo se podrá pasar página cuando llegue de verdad: la Verdad, la Justicia y la Reparación. Hoy, más que nunca, los pétalos de vuestras rosas vuelven a brillar ¡Compañeras, siempre en nuestro recuerdo!

Salud y República

07 julio 2019

CiudaVox fuera del “Orgullo”


Pobrecillos, estos de Ciudadanos no levantan cabeza. Se marchan a Cataluña y les hacen escraches, después –siempre pensando en el bien de España, naturalmente, que para eso son amiguetes de los Abascales-- fueron a Navarra o Euskadi, donde apenas tienen votos y lo mismo. Y ayer en la fiesta del Orgullo les echaron. ¡Qué pena! ¡Qué democracia! A ellos que son tan de centro –o socialdemócratas o liberales o amiguetes de franquistas, según la fase lunar--, no les dejan en paz.

Y es que la fiesta del Orgullo estaba llena de fascistas. Fascistas a los que molestaba que una chica tan moderna, tan capitalina y tan suya como Inés Arrimada fuera exhibiéndose en medio de una manifestación que defiende derechos que tanto amparan sus amigos Santi, Javi, o el matrimonio Rocio o Iván.

Es una falta a la libertad de expresión, que te expulsen de una fiesta donde no has sido invitado, decir que defiendes derechos y te alías con gentuza franquista. Este país está lleno de fascistas: en Cataluña, en Euskadi, en el colectivo LGTBi. Todo esta copado.

Todo es fascismo menos aliarse con Vox, hacer un tripartito facha no es fascista, es simplemente una necesidad de ganar poder y chupar del bote. Eso sí, sin admitirlo, tomándonos a todos por gilipollas.

Y es que Arrimadas, Rivera y sus pupilos quieren estar en el candelero siempre, si pudieran serían la novia en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro, con tal de sacar partido y salir en los medios.

O sea que te alías con el diablo y pretendes que te den palmaditas. ¡Basta! No a la violencia física, pero la verdadera libertad de expresión es dejar que celebren su fiesta los que amparan los derechos y no los que se exhiben para que al día siguiente les traten de mártires los medios de comunicación. Colarse en un evento al que no has sido invitado y al que demuestras no defender, al aliarte con sus enemigos, es lógico que sea objeto de expulsión, lo diga Agamenón o su porquero.

Ya está bien de populismos baratos. ¿A qué han ido? Como siempre, en busca de votos. Ese es todo su interés. Su transversalidad es simplemente electoral. Las personas LGTBi les importan un bledo, es más, buscan socios que quieren curarlos y quién sabe si aniquilarlos.

Déjense de bromas y tengan un poco de vergüenza, señores de Ciudadanos. No se cuelen donde no deben y no busquen protagonismo populista, que ya tienen bastante con su crisis. Esa crisis que les está dejando sin los mejores. Esa crisis que tiene el mismo denominador común que lo que les ha ocurrido en la fiesta del Orgullo: Aliarse –aunque lo sigan negando-- con los fascistas. Estos sí, que son fascistas. Claro que teniendo entre ustedes a ciertos personajes, unos que actúan insaciables y maquiavélicamente, con tal de conseguir el poder a cualquier precio y de forma coercitiva, y otros que han escritos libros que justifican la necesidad del golpe de Estado del 36 (La República de Azaña de Juan Carlos Girauta), cualquier cosa puede suceder. Incluso que terminen desapareciendo. Así sea.

Salud y República

01 julio 2019

La Iglesia y la diplomacia vaticana


Y es que la Iglesia es la Iglesia, y no hay nada que hacer. En cuanto tienen ocasión, demuestran que su estado natural es el Nacional-Catolicismo. Se saltan todos los protocolos, incluso los diplomáticos, para demostrar que ellos están por encima de cualquier poder terrenal, puesto que representan la doctrina divina en la tierra.

Hoy, Renzo Fratini, Nuncio del Vaticano en España, la ha vuelto a liar. Y es que supuran integrismo y supremacismo por cualquier lado. Este personajillo, embajador del Papa Francisco, se cree con la facultad de dar lecciones al gobierno de nuestro país, y critica la exhumación de Franco. Claro que se le ve el plumero, para él Franco es su segundo dios y como tal, cree tener la autoridad para injerir en la decisiones del gobierno español. Lo cual dice mucho del individuo. Se trata de un diplomático de pega, puesto que cualquier principiante del oficio sabe que su primera labor es no intervenir en asuntos que conciernen sólo al otro Estado.

Aunque ya no sorprende ver cómo funciona la Iglesia Católica. Y menos cuando se trata de defender a dictadores y a genocidas. La historia –también en el siglo XX-- tiene pruebas irrefutables de ese comportamiento.

Lo más grave es que no pasará nada. El gobierno español ya ha dicho que hará una queja por las declaraciones del Nuncio, pero la verdad es que tanto al cardenal Fratini como al Vaticano se las trae al pairo. La diplomacia vaticana pedirá disculpas y hasta la próxima. El Papa ya ha demostrado en numerosas ocasiones que hablar es más fácil que actuar.

Se volverán a reír de nosotros. Inconcebible que en un Estado de Derecho aconfesional ocurran estas cuestiones sin que se tomen acciones que haga saber a quien las provoca, que la infamia tiene un coste.

La solución es fácil y el gobierno lo sabe, pero no se atreve. Al Vaticano le importa un pito una queja, está acostumbrado a pedir perdón con la boca pequeña y a seguir haciendo lo que le viene en ganas, en aras de ese absoluto poder que creen representar.

Lo que hay que hacer es atajar la cuestión contestando con lo que más les duele. ¿Y qué es lo que más le duele a esta institución? El dinero. Señores del gobierno, hagan la queja que quieran, pero que venga acompañada de una serie de acciones que, de una vez por todas, nos igualen con otros países católicos, como Italia y Francia, por ejemplo. Que paguen impuestos, de una vez. Y que de una vez por todas se quiebren los privilegios que tiene la Iglesia, que se rompa el Concordato y los acuerdos con la Santa Sede, que ya está bien de chupar del bote. Hoy, todavía, entre picos, palas y azadones, según Europa Laica, a la Iglesia la estamos regalando 11.000 millones de euros al año.

Sí de verdad queremos seguir el camino de la laicidad, debemos empezar a desmontar todos los privilegios de este chiringuito –éste sí que es un chiringuito de los ‘buenos’-- que nos está chupando la sangre y que hace bueno ese refrán castellano que dice: “encima de puta, pongo la cama” .


Salud y República

11 junio 2019

Ciudadanos: ¡A pillar cacho con la extrema derecha!


No es ninguna sorpresa. El hecho de que apoye y se apoye en la extrema derecha estaba más claro que el caldo de un asilo. Eso sí, siguen negando la evidencia. Mientras Vox y el PP confirman el acuerdo, el de la mesa de la Asamblea, Ciudadanos insiste en que ellos no han acordado nada. Toman el pelo a los medios, a sus electores y a todos los demás.

Creen que somos gilipollas y francamente no sé cuántos de sus electores lo son, si son capaces de creerse las mentiras del partido naranja, cuyos vaivenes superan a las montañas rusas.

Hace diez años se presentó a las europeas con Libertas, en una clara coalición de extrema derecha, posteriormente le vinieron ínfulas progresistas y decidió anunciarse como socialdemócrata. Más tarde, viendo que no era creíble, decidió convertirse en un partido de centro, para terminar al final, después de una década, volver a sus orígenes, o sea a alinearse con la extrema derecha, con Vox.

Según el momento, el objetivo de Ciudadano siempre ha estado claro: pillar cacho. Su lema bien podría ser: “Vamos, Ciudadanos. Todo por el poder”. Que más da que sea con unos o con otros. Actualmente está con la derecha, quién podría saber dónde estará mañana.

Su objetivo en los últimos años ha sido, según dicen –mintiendo nuevamente--, la regeneración de la política española. Y curiosamente se han alineado con el partido corrupto por excelencia, apenas han tenido ocasión. Han mantenido al PP en la CAM, donde la corrupción ha sido gravísima y pretenden seguir blanqueándola y tapado iniciativas que hubieran desvelado aún más las vergüenzas del gobierno pepero.

En esta última etapa, han prometido por activa y por pasiva que nunca gobernarían ni con el PSOE ni con Vox. Y sin embargo, ahí les tenemos, primero fue Andalucía, y hoy se ha concretado, aún más, al hacer que entre Vox en la mesa de la Asamblea madrileña y, por ejemplo, dejando fuera a otro partido, Mas-Madrid, que en la CAM cuenta con casi 200.000 votos más. Y eso habiendo pretendido que creamos que todo ha sido por arte de birlibirloque. Y dicen que no han pactado.

Son políticamente mentirosos y cobardes. Niegan lo evidente para que parezca lo que no es. A pesar de que los dirigentes del PP y de Vox han confirmado el acuerdo, ellos lo niegan, tratando de salvar los muebles con su electorado –al que prometieron que no iban a llegar a acuerdos con la extrema derecha-- y con Europa, donde los liberales están que arden al ver cómo los naranjitas empoderan a un partido que ellos desprecian.

Mientras que los peperos han sido coherente y han decidido pactar con un partido al que consideran una escisión suya, los muchachos de Ciudadanos niegan el pan y la sal, para luego venderse por una presidencia de la Asamblea madrileña, o sea por un plato de lentejas envenenado. Eso sí, en silencio, en secreto, como si no hubiera ocurrido.

Y, también por el otro lado. Todos recordamos el cordón sanitario que impuso al PSOE, con el que nunca pactaría por ser pro-independentista. Pues bien, ya están bajando la guardia también. En algunos municipios, con tal de pillar poder, pretenden hacer acuerdos antinatura con el PSOE. Es lo que tiene no tener ideología. Ya ha dicho su líder Rivera, en más de una ocasión, que él no ve ni rojos ni azules, sino españoles. Yo que soy un antiguo le mandaría a Ulloa Óptica para que se gradúe la vista.

Es el partido menos fiable que hay, sin dudas. Todos los otros partidos tienen una coherencia ideológica. Son personajes que van en busca del poder a cualquier precio y en cualquier dirección. Les da igual. Vieron cómo el 155 y el odio a los independentistas les daban votos y no tuvieron el mínimo empacho en exagerar y en adelantar por la derecha al mismo PP. Mi reino por un voto.

Lo grave es que, por desgracia, hasta ahora les ha funcionado, aunque espero que con estos altibajos, estas incoherencias, se les vea de una vez el plumero y sus propios militantes y electores les vuelvan la espalda. De tener éxito, nos terminaremos convirtiendo en un Estado patriotero donde la política será un juego cuyo único objetivo será conseguir votos, aunque sea mintiendo vilmente y traicionando a tirios y troyanos.

Salud y República




07 junio 2019

El Tribunal Supremo legitima el Golpe de Estado Franquista


Una barbaridad más de esta institución que se deja manejar por partidos políticos, por grandes empresas como el Ibex (caso hipotecas) o por sus propias ideas, aunque sean vergonzosas indignantes y falsas.


Pues sí, según estos jueces, de toga larga y mente plana, el ‘gran’ dictador Franco era ya, antes de ganar la guerra, Jefe de Estado. Exactamente el 1 de octubre de 1936. En fin, estos doctos personajes hacen legal un golpe de Estado y adelantan la fecha de la”victoria” dos años y medio. Y, para más inri, en el auto de la exhumación no mencionan en ningún caso la cualidad más diáfana de Franco: Ser un dictador.

¡Qué vergüenza! Y se quedan tan tranquilos, sin reconocer el error. Según ellos es normal y efectivamente es así, según el Tribunal Supremo, Franco era el Jefe del Estado durante la guerra civil, aunque ello suponga que Azaña queda arrojado a la cuneta de la historia y que la legalidad salida de las elecciones de febrero queda anulada por el golpe de Estado franquista.

Es grave, muy grave pensar que la más alta institución de la Judicatura piense así. Ya no es el caso de un juez, de un militar, de unos tipejos que incluso consiguen votos. Ahora también el Tribunal Supremo. Y es que vamos como los cangrejos. Cada vez, más reconocimiento al franquismo.

A este grave error, le sigue lo que es más grave: no reconocerlo. Cuando uno se equivoca, como es el caso, lo que hay que hacer es reconocerlo, pedir disculpas y procurar no volver a caer. Bueno, pues estos altos magistrados nada. Ellos no han dicho nada malo. Al fin y al cabo, lo que hacen al no desdecirse es reconocer al fantasma genocida como su líder.

Pero no pasa nada. Parece algo normal. La violencia de una rebelión trágica se impone según sus criterios, apenas comenzada la contienda. Les da igual la legalidad y la verdad histórica, ellos a lo suyo, aunque suponga un desprecio a la democracia y a las víctimas del criminal.

Otra prueba más, y van… Luego dirán que cerremos los ojos al pasado y miremos adelante. O sea que olvidemos la violencia franquista mientras ellos juegan a utilizar las víctimas terroristas de ETA y pactan con franquistas futuros gobiernos.

Pero no, seguiremos, por encima de esta institución y de otras instancias franquistas, reivindicando lo que se niega desde hace cuarenta años: Verdad, Justicia y Reparación.

Salud y República

05 junio 2019

El odio de algunos partidillos en Rivas les ha conducido al vacío


Ya se han celebrado las elecciones municipales. Ha ganado Izquierda Unida, quien viene haciéndolo desde 1991, seguida del PSOE que ha obtenido unos resultados muy buenos, aunque a más de mil trescientos votos del vencedor.

Pero no, no voy a hablar de los ganadores. Hoy quiero hablar de los partidos cuya único fin es actuar con inquina, es más: con odio, y sólo juegan para que otros pierdan. A sabiendas de que no tienen nada que hacer, tratan de cambiar la realidad a costa de insultos, infamias, indecencias y otras ‘buenas hierbas’ contra su particular contrincante –para ellos: enemigo--, y es que, está claro que hay gente que no puede resistir actuar de forma nociva cegados por su fobia.

En el caso de Rivas, me refiero a personas que han gastado sus fuerzas en luchar contra Izquierda Unida, empleando todo tipo de recursos lamentables. Personas que han llevado a sus partidos –ellos dicen que de izquierdas, pero son simplemente anti-izquierdistas-- a la más oscura ignominia y al más profundo fracaso. Se trata de Actúa y de Rivas Puede.

Actúa, cuyo candidato y su aval principal han sido hace cinco años concejal y alcalde, respectivamente, han conseguido con un éxito arrollador (el 1,87% de los votos) hundir su partido en Rivas. El candidato desde hace cuatro años ha publicado, bajo varios nicks, mentiras e insultos contra miembros de Izquierda Unida. Precisamente, Marcos Sanz, del que, para conocerlo, sólo hay que hablar con su personal del ayuntamiento cuando fue concejal, y saber lo que piensan sobre él. Del exalcalde Pepe Masa, quiero hablar poco, simplemente creo que ha pensado que su fuerza estaba por encima de siglas y ha querido demostrar su poder personal, su megalomanía y su resentimiento, y sí, efectivamente, como hemos visto, han quedado demostrados.

De Rivas Puede hay mucho que hablar. Trataré de ser escueto. Tenían dos objetivos básicos, romper Podemos y defenestrar a Izquierda Unida, su enemigo principal. Su objetivo no era obtener buenos resultados, de hecho, los promotores anti-IU se colocaron en puestos de atrás, dejando que se estrellaran otros. Pues bien, de los dos objetivos han conseguido uno: romper Podemos en Rivas, (algo que deseo que sea reversible lo antes posible). Es curioso, a la vez que vergonzoso, ver cómo estos mismos que hace cuatro años se presentaban como los verdaderos representantes de Podemos, resulta que hoy, desde otro partido, lo han destrozado: “Tú también, Brutus”.

Lo que no han conseguido, a pesar de su campaña en las Redes Sociales, agresiva, infame y mentirosa, es que Izquierda Unida no gane. No, les recuerdo desde aquí que Izquierda Unida ha conseguido pasar de un 24,4 a un 26,2% y ha obtenido los mismos concejales que hace cuatro años. En fin, supongo que los promotores de este partido, enclavados en el anticapitalismo inútil (han conseguido un preciado “4,1%” de los votos): Inés de Nicolás --cuya inquina contra IU en las Redes Sociales ha superado su ineptitud--, José Manuel Pachón --otro que tal baila, cuyo único deseo era desbancar a IU y acabar con Podemos--; y, por último, el gran capo de la nada: Raúl Camargo –quien tiene en su coherente activo haber sido diputado autonómico, para terminar en la más absoluta miseria, fracasando en su apoyo a un partido como Rivas Puede y perdiendo su puesto de diputado en la Comunidad-- se han quedado boquiabiertos, viendo lo injusta que es la ciudadanía, incapaces de comprender sus tesis infectas.

Qué triste ver cómo, cuando se han colocado delante del espejo de Blancanieves a la espera de ser los más guapos y han visto como les han hecho un corte de mangas.

Resentidos, amargados, rencorosos, vengativos mantienen un odio visceral, que lo único que hace es dejarles en ridículo. La prueba de oro, sin duda, es el resultado de las elecciones, donde los ripenses les han puesto en su sitio. O sea en la nada.

Y seguirán. Quizá alguno se canse y sea capaz de entender la realidad, aunque no es probable. Políticamente viven en la inmundicia. Seguirán dando el coñazo, que nada tiene que ver con hacer oposición. Seguirán diciendo que su máximo enemigo es Izquierda Unida, en su mismidad con su pureza ideológica olvidarán a sus contrincantes reales: la derecha. Son así, no hay nada que hacer. Los conocemos bien. No se darán por vencidos, volverán a mentir. Por eso hay que desenmascararlos. Pero lo que sí sabemos es que a un gobierno como el que ha dirigido IU durante tanto tiempo, no lo pueden destruir cuatro insidiosos, capaces de cualquier cosa con tal de ver perder a esta organización.

Ahí les dejo, a sabiendas de que no tienen solución. Por eso, hay que contar con que todo lo que puedan hacer, sea lo que han hecho, algo que sin duda han valorado ‘muy positivamente’ los ciudadanos de Rivas, que aunque ellos no se lo crean: no tienen un pelo de tontos.

Salud y República


17 mayo 2019

El 26 vuelve a confiar en la apuesta segura de Rivas: Izquierda Unida


El 26 volveremos a las urnas para votar el gobierno de nuestro pueblo. Hoy más que nunca debemos calibrar bien la importancia de nuestro voto. La última legislatura, al igual que desde 1991, el gobierno ha estado presidido por Izquierda Unida.

Se han alcanzado retos difíciles, demostrando que, a pesar del gobierno pepero de la Comunidad de Madrid que sigue disparando contra nuestro pueblo, se han podido conseguir objetivos que eran necesarios. El caso del colegio público La Luna, imprescindible en una zona nueva y de importante crecimiento en nuestro municipio es ejemplar. Mientras que la CAM no ha hecho otra cosa de dar largas, nuestro Ayuntamiento no sólo ha cedido el terreno, sino que ha adelantado cinco millones de euros para su construcción. Un modelo que se ha venido dando desde hace más de veinte años. Si no fuera por este adelanto, que ya veremos cuándo lo devuelve la Comunidad, hoy tendríamos problemas de escolarización en un barrio muy necesitado. Todo ello en un tiempo récord y saltando los obstáculos que el gobierno de la Comunidad no ha dejado de colocar.

Otro tanto ha pasado con la Biblioteca Central, Gloria Fuertes. Donde después de diez años de una tortuosa y defectuosa ejecución por parte de la Comunidad, tuvo que asumir las obras el Ayuntamiento. Lo que ha dado un impulso cultural a nuestro municipio. Como dato, el número de vecinos usuarios de las diferentes bibliotecas ha pasado de 250.000 visitas en 2017 a 344.000 en 2018.

El síndrome de nuestro gobierno regional del “todo contra Rivas” sigue vigente. Y, a pesar de nuestras reivindicaciones, peticiones constantes, luchas, el metro sigue teniendo una frecuencia baja y una tarifa que no está unificada, lo que discrimina a nuestro municipio. Otra petición que todavía no ha aceptado la Comunidad madrileña es la necesaria construcción de la cuarta estación de metro en una parcela cedida ya por el Ayuntamiento.

En esta legislatura que termina, no sólo se ha peleado, para conseguir mejores dotaciones, con la Comunidad de Madrid. La lucha contra el Ministerio de Fomento, por el enlace del municipio con la M-50, algo muy necesario para paliar gran parte de los problemas de tráfico, ha sido dura y compartida con los vecinos. Parece que hoy estamos cerca de conseguirlo.

Y qué decir de la labor de Izquierda Unida para que los bancos devuelvan el dinero de los impuestos de las hipotecas a las familias que lo habían pagado. Durante años, de forma ardua se logró que el Tribunal Supremo diera luz verde a esa devolución, gracias a las demandas judiciales de Izquierda Unida de Rivas. Sin embargo, tres semanas más tarde, los bancos presionaron e hicieron cambiar la decisión, algo que ha dejado al Tribunal Supremo como monaguillo de la patronal bancaria. Hoy todavía la denuncia sigue su curso en Luxemburgo que dirá la última palabra sobre el tema.

Otra gran conquista, de la legislatura que termina, ha sido la compra de electricidad directa, por parte de nuestro ayuntamiento en el mercado mayorista, lo que supondrá un ahorro de unos 400.000 euros en el gasto eléctrico de la ciudad.

Se ha conseguido una gestión que ha hecho más fácil la vida de los vecinos en los últimos años. Con ejemplos claros, además de los anteriores, como:

Una inversión de 29 millones en la mejora de viales, rehabilitación y mejora de colegios y equipamientos deportivos, así como la regeneración de las zonas de Covibar y el Casco viejo.
La aprobación pionera del Reglamento de Laicidad Municipal, el primero en España, para avanzar en la aconfesionalidad del Estado en el ámbito municipal.
La construcción por parte de la Empresa Municipal de la Vivienda de 527 viviendas, de las que se han entregado ya 303.

Y todo ello sin olvidar que somos el municipio que más apuesta por la gestión pública. El 90% del presupuesto municipal se gestiona de manera directa, sin empresas privadas.

En fin, el próximo día 26 podemos seguir ayudando a que importantes y necesarias reivindicaciones puedan seguir cumpliéndose. La candidatura de IU en Rivas –la que más se parece a sus vecinos y que cierra el coordinador general Alberto Garzón-- ha demostrado ser eficaz, solvente y ha mejorado los servicios municipales. Si queremos seguir en una ciudad como Rivas, con un desarrollo equilibrado y unos gestores que piensan en los vecinos, el día 26 lo puedes ratificar.

Salud y República


29 abril 2019

Hostión del Partido Popular


Y Génova parecía un desierto en noche oscura. Nadie. Un balcón vacío. El balcón del olvido, del menosprecio, de la derrota. Un cartel con una cara decadente, a pesar de su juventud, y un lema en el aire “Valor Seguro”, y sí, hay que tener valor para seguir en el cargo después de lo ocurrido.


Porque el PP no es que haya perdido las elecciones, es que, simplemente, se ha hundido, perdiendo 71 diputados, más de la mitad. Pero nada, no pasa nada para ellos. Según ellos, la culpa es de Vox –el partido ultramontano que ha conseguido una entrada importante en el Congreso pero muy alejada de sus expectativas y de las encuestas electorales--, y claro, la marquesa Cayetana --que ha llevado a la ruina al PP en Cataluña--, Javier Maroto, responsable de la campaña electoral –expulsado del Congreso para más inri por Bildu, que sube considerablemente en su feudo-- y el gran Pope, el liderísimo Pablo Casado –que se ha cargado el partido--, siguen sin dimitir, a estas horas.

Hoy les toca llorar por fin, y pagar sus múltiples y lamentables desvergüenzas de los últimos años. Corrupción, cloacas del Estado, partidismo judicial, insultos y mentiras, desigualdad en favor de los poderosos, promesas imperativas del 155 sin razón, odio a los independentistas, chulería galopante y pretendido acercamiento a la extrema derecha. Todo ello les ha llevado a donde están, al declive más delirante desde UCD.

Pero no, siguen sin darse cuenta, sin querer ver. Y quizá sea lo mejor. Es verdad que la crispación no es lo ideal en un Estado Democrático, pero, si eso nos lleva a que el PP siga hundiéndose y no rectifique, lo tomaremos como algo deseable. Un PP como el que dirigía Pablo Casado y su padrino Aznar se ha quedado en la cuneta. Eso sí, con su discurso anti-independentista ha conseguido seguir siendo la mayor fábrica de independentistas, y parece que no pararán hasta que la independencia se consolide en Cataluña y Euskadi. Ellos son así.

Algo debe ir mal en los partidos del 155, cuando en Cataluña, los independentistas han pasado de 17 a 22 escaños, Ciudadanos se ha mantenido con 5 y el PP ha bajado de 6 a 1 (gran hostión). Y qué decir de Euskadi, donde Ciudadanos sigue sin comerse un colín, el PP pierde los dos diputados que tenía (incluido Javier Maroto) y sin embargo PNV y Bildu obtienen 3 diputados más.

En fin, la democracia ha hablado. Ciudadanos se ha salvado aunque no llega a liderar, como era su pretensión, la derecha, Vox obtiene mucho menos de lo que esperaba, el PSOE se convierte en el gran vencedor y Unidas Podemos obtiene unos malos resultados, aunque un poco mejor de los que le daba las encuestas, y le puede convertir en un valor determinante en el próximo gobierno.

La cosa queda clara, el PP va a pasar una temporadita a la sombra. Sánchez será presidente y, espero que con Unidas Podemos, Comprimís y algún partido independentista (aunque sea absteniéndose). La única duda que podía quedar, la despejaron ayer los socialistas en la calle Ferraz, gritando ¡Con Ciudadanos, no! Esa es la única duda. Y, no lo duden, los socialistas derrotados, que los hay –barones como Susana Díaz, Lambán, García-Page o Fernández Vera o socialistas derechosos como Guerra, Bono, González, etc-- pretenderán que Ciudadanos pacte con Sánchez y deje a Unidas Podemos fuera de la órbita del poder. Ahí está la batalla que tenemos que ganar, porque Unidas Podemos es la única garantía de que un gobierno de Sánchez haga una verdadera política de izquierdas.

Salud y República


07 abril 2019

Poder decidir cuándo morir

El ejemplo que hemos conocido de Ángel Hernández y su mujer, María José, es digno de encomio. Ha demostrado toda la valentía, solidaridad y amor, que partidos como PP y Ciudadanos desconocen.  

En 2017, Unidos Podemos presentó dos iniciativas legislativas para aprobar la eutanasia, entonces no sólo el PP y C’s, también el PSOE, la pararon. Más tarde el año pasado, el PSOE presentó otra iniciativa que fue vetada por el PP –Casado llegó a decir que era innecesaria e injusta y que este problema no existía en España. ¡Menos mal!-- y por C’s. 

Hace veinte años que se produjo el primer caso mediático sobre el tema, el de Ramón Sampedro. Hoy, todavía, la eutanasia es ilegal. Está claro que el sufrimiento de los demás no importa a muchos. Precisamente una institución como la Iglesia, que predica la ayuda a los enfermos, que promociona su solidaridad con los necesitados, que dice estar al lado de los débiles, permite que personas con enfermedades irreversibles y dolorosas sufran y sufran, sin poder decidir cuándo debe terminar su sufrimiento. Sus creencias frías, insolidarias y masoquistas las aplican a los demás cuando la vida es un derecho y no una obligación. 

Ángel ha demostrado que va por delante de partidos como el PP y C’s. El primero, negando la posibilidad de decidir sobre su vida a los que padecen enfermedades muy dolorosas e irreversibles, de forma clara y contundente. En el caso de C’s, como suele hacer, lo enmascara para pretender jugar a dos palos, y con su carácter hipócrita ha puesto excusas para no aprobar la eutanasia.  

Ver el vídeo de Ángel es algo ejemplar y modélico, aunque haya fariseos en esta derecha meapilas que sea capaz de no conmoverse ante tal hecho. Su mujer le ha pedido, en infinidad de ocasiones, que la ayudara a finalizar con su vida, y él ha esperado, pensando que se podría aprobar la eutanasia. Sin embargo, después de casi treinta años de sufrimiento y de peticiones cada vez más acentuadas de su mujer, ha decidido cumplir con ese deseo y ha ayudado a que termine su sufrimiento, a pesar de la ley injusta que le puede llevar a la cárcel 

Este suceso, gracias a los partidos de la derecha y a esa institución farisaica que es la Iglesia, ha llevado a que Ángel sea procesado, procesado por evitar el sufrimiento, procesado por cumplir con su obligación, procesado por amor a su mujer, procesado por un código penal injusto que no permite actos de solidaridad, de ayuda, de cariño. 

Retrógrados, totalitarios, siempre tratando de imponer a los demás las decisiones personales, no hacen sino pretender expandir esas teorías que han producido tanto dolor, odio y retroceso. Todo por el sufrimiento. 

Ojalá que este caso sirva para que, si hay un gobierno de izquierdas próximamente, la ley en favor de una muerte pactada, la eutanasia, sea la primera iniciativa legislativa que se lleve al Congreso. Que queden retratados y desenmascarados los farsantes que pretenden caminar como los cangrejos. La vida tiene un valor encomiable, sin duda, pero cuando se acaba sin remisión y el dolor es insostenible hay que dar paso a la muerte, a la eutanasia, si ese es el deseo del enfermo. 

Vieron impasibles los sufrimientos de Ramón Sampedro, atacaron sin piedad al Dr. Luis Montes y hoy se esconden para no ver la realidad y para mantener una situación insostenible, un dolor, un sufrimiento, a pesar de la voluntad del enfermo. Ellos, que dicen creer en el infierno después de la muerte, por si acaso, lo activan en vida y lo justifican con razones irracionales. Porque vivir es cojonudo perocuando la vida no es vida, tiene que llegar la muerte, aunque sea acelerando el proceso si el dolor y la voluntad del enfermo así lo requieren. 

Salud y República