23 marzo 2017

Las varas de medir de la Justicia en la libertad de expresión

Ayer han juzgado a Cassandra Vera por varios tuits donde hacía chistes sobre Carrero Blanco. Y no es la única que ha sido acusada por enaltecimiento del terrorismo al escribir tuits. Parece que a este país, con fama de tener sentido del humor, hay cuestiones que no se pueden tratar ni tan siquiera en coña.

Es un absoluto exceso pedir cárcel, como se ha hecho y como parece que se sigue haciendo, cuando alguien relaciona de forma chistosa a alguien o algo con el terrorismo. Habría que recordar que las palabras no matan y que la ofensa en broma siempre ha existido y se castiga en sitios donde impera la dictadura.

Porque además, esta Justicia que tantas dudas nos ofrece en tantas cosas, lo diga Agamenón o su porquero, no es igual para todos. Han entrado en la cárcel dos titiriteros por –dijo el juez—hacer apología del terrorismo, cuando estaban escenificando una escena con marionetas. Y muchas otras personas han sido y siguen siendo juzgadas por algunos tuits que dicen ofender a víctimas del terrorismo, mientras vemos pasar ante nuestros ojos personajes variopintos que se permiten vejar a mujeres, homosexuales o inmigrantes sin que la fiscalía mueva un dedo.

Es un error. Sólo en el caso de que esos escritos lleven a la acción y puedan producir situaciones delictivas es cuando deben ser juzgados. Y es que en este país, a la derecha le produce gozo recortar también la libertad de expresión. La ley mordaza, hoy ya se ha aprobado su cambio en el Congreso, es un ejemplo de ataque a la libertad de expresión de forma exacerbada.

Pero hay más. No todos los casos se juzgan igual. Y para ver un ejemplo claro, podemos comparar dos casos. Cassandra Vera ha sido juzgada por decir que “ETA ha pagado el viaje a la luna a Carrero Blanco”, que era un dictador cruel, porque dice el fiscal que enaltece el terrorismo y ofende a las víctimas. Sin embargo, Rafael Hernando –portavoz del PP en el congreso, y por tanto con mucha más repercusión pública--, fue denunciado por su desprecio a las víctimas franquistas, a las que humilló con sus comentarios y     resulta que ha sido declarado inocente. Por cierto, la misma nieta de Carrero Blanco --al igual que hizo Irene Villa en el caso del tuit del concejal Zapata--, se ha mostrado sorprendida y en contra de que un tuit sobre su abuelo, pueda acabar dando con los huesos de su autora en prisión.

Aquí, ya lo he comentado en varias ocasiones, el problema es que hay víctimas de primera y de segunda. Y la Justicia no actúa igual para todas. Las del terrorismo de ETA son de primera y los jueces y fiscales están dispuestos a castigar cualquier cuestión que pueda, bajo su punto, significar oprobio, humillación o ridículo, aunque lo que se diga sea en chanza.

Las víctimas del franquismo, o del 11-M (que se lo digan a Pilar Manjón), o las víctimas del terrorismo doméstico, son víctimas de última categoría, y no merecen, según nuestras instituciones, el apoyo, el cariño y la veneración que sí tienen las víctimas de ETA. Es por eso, por lo que, el Sr. Hernando, y unos cuantos peperos pueden humillarlas, sin ningún pudor. Y ahora imagínense qué hubiera pasado si alguien hubiera dicho:

Las víctimas de ETA están todos los días con los muertos para arriba y para abajo y son el entretenimiento de algunos. Bueno, pues eso es lo que dijo Hernando referido a las víctimas franquistas y la Fiscalía dice no encontrar delito en ello. Dos varas de medir.

La chanza no debe ser delito, los chistes no pueden llevar a nadie ante un juez, no volvamos a los tiempos de Franco (todavía recuerdo un amigo que pasó dos años en la cárcel por contar un chiste de Franco a principio de los años setenta).

Ninguna declaración escrita o hablada puede ser delito si no lleva a cometer un acto delictivo.

Por lo tanto no debemos olvidar dos axiomas democráticos:

TODAS LAS VÍCTIMAS DEL TERROR MERECEN TODO EL RESPETO
y
LAS PALABRAS NO MATAN

Salud y República

20 marzo 2017

Rajoy amenaza y Rivera se raja

Después de un amago, las aguas han vuelto a su cauce. Ciudadanos harto de que le ninguneara su partido nodriza, le negó el apoyo al tema de los estibadores. Y parece que se hundía el mundo para el PP. Sus hijos predilectos les habían fallado y los peperos no se lo esperaban. Y, claro, Rajoy se cabreó. ¡Faltaría más! ‘Si vuelve a ocurrir: elecciones’ Y se arregló.

Rivera y sus chicos salieron volando a decir que ellos estaban dispuestos a aprobar el presupuesto del PP, ¡por supuesto!, que C’s es la clave de la estabilidad y que lo seguirá siendo. Pues eso, que C’s volverá a seguir de mamporrero del PP lo que sea necesario para mantenerlo en el poder. No vaya a ser que unas nuevas elecciones les deje con el culo al aire.

Ellos tienen que cumplir su misión. Su apoyo es fundamental para que el PP pueda gobernar y lo seguirán haciendo. Eso sí, el PP debería darles algo a cambio, aunque sea para disimular. ¡Una limosnita, por favor! Tiene que parecer que actúan por cuenta propia, si no, se acelerará su desaparición.

Y es que el PP es insaciable. C’s les ha ayudado a mantener las leyes fundamentales que habían dicho que iban a derogar, y de las últimas intervenciones en el Congreso recordemos cómo han cambiado su opinión en relación al impuesto al sol y han evitado que se derogue, o cómo han defendido junto al PP la bajada del IVA a los toros, a pesar de que los otros espectáculos culturales y otros productos de primera necesidad sigan con el IVA más alto. O, ¿por qué no?, que el Presidente de Murcia sigue en su sitio, a pesar de estar imputado, y los de C’s han renunciado a una moción de censura.

En fin, que no nos engañen. ¿Qué se puede esperar de un partido que se denominaba socialdemócrata y cambia su identificación por liberal, sin pestañear, en un congreso express? Lo de los estibadores ha sido sólo una dramatización para que parezca que C’s tiene autonomía propia. Este partido que ha basado toda su fuerza en tratar de corregir la corrupción, vemos como se pliega a sus capos peperos y deja Murcia en manos de un imputado y está dispuesto a aprobar un presupuesto, cuando de los 150 puntos del pacto que firmaron PP y Ciudadanos no se ha cumplido prácticamente ninguno. Sólo cuestiones tangenciales impuestas por la presión social y no por ese acuerdo.

Suma y sigue. El PP tiene a sus cachorros Ciudadanos cogidos por las partes blandas y éstos lo saben. Su futuro pasa por llegar a ser parte del PP, en puestos de primer orden, y si no hacen caso, es posible que se queden compuestos y sin novio.

Salud y República

17 marzo 2017

La Iglesia Católica para atrás como los cangrejos

Basta observar cómo ha quedado la nueva composición de la Conferencia Episcopal, para darse cuenta que la Iglesia Católica marcha como los cangrejos. Ahora resulta que ha sido elegido como vicepresidente un obispo que fue expulsado por el propio Papa de su puesto en Roma, y que de forma sorpresiva ha sido rescatado como segundo hombre fuerte de la CEE (Conferencia Episcopal Española). Se trata del ínclito Antonio Cañizares, obispo homófono, machista, xenófobo, conservador a ultranza e inquisitorial de espíritu.

Cañizares marcó con el abominable Rouco Varela un periodo de intransigencia y de políticas despectivas contra sectores débiles de la sociedad. Se dedicaron a hacer política, olvidándose de aquello de “dad al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios”. Su constante injerencia en temas políticos y su apoyo al pensamiento más rancio y conservador ha hecho de su figura, un obispo de otros tiempos y, desde luego, muy alejado de la doctrina que pretende imponer el Papa Francisco, tratando de erigirse en su contrapoder. Es “más papista que el Papa” y su Iglesia no pasa del siglo XIX.

Es uno de esos obispos –muy frecuentes en España--, que están obsesionados con los menores, el sexo, los gays, las mujeres, los inmigrantes, el aborto y el matrimonio homosexual. Y se afana en hacer de sus homilías, discursos ofensivos y en contra de leyes aprobadas. Olvidándose de que vivimos en un Estado aconfesional, donde la religión no puede ni debe interferir en la vida política.

Basta ver su pasado para darse cuenta de quién es este tipo. ‘Por sus palabras –y por su vestimenta-- lo conoceréis’:
·        “Organismos e ideologías, como la de género, se están uniendo para destruir a la familia. 
·        “No podemos tolerar que la más insidiosa ideología, la de género, destruya al hombre”.
·        España se encuentra a la cola de Europa en matrimonios religiosos y civiles y a la cabeza en uniones de hecho. Esta situación traerá la gravedad de una crisis económica mucho mayor que no podremos superar. Conlleva derroteros de destrucción”.
·        “En los últimos años ha habido una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el “imperio gay” y ciertas ideologías feministas”.
·        “Las leyes que fomentan la ideología de género, la más insidiosa que ha habido en toda la historia de la humanidad, está socavando el núcleo central de toda la sociedad, que es la familia”
·        “¿La invasión de emigrantes y refugiados es todo trigo limpio? ¿Dónde quedará Europa dentro de unos años?”  Muy pocos de los refugiados que vienen a Europa son perseguidos”.
·        “No son comparables los casos de abusos en unos cuantos colegios de Irlanda con los millones de vidas destruidas por el aborto”.
·        “Viene la noche oscura del ateísmo colectivo. Los ateos están vacíos y desorientados y sus ideas prevalentes son el dinero, el sexo, el goce narcisista y el goce del cuerpo”.
Se trata de un personaje peligroso, capaz de atraer a lo más casposo de este país y prometerles la vida eterna a cambio de unirse a una Cruzada contra esta España. De hecho ha sido el obispo que más ha participado en manifestaciones contra el aborto o contra el matrimonio homosexual, y para colmo ha llegado a celebrar una vigilia en Valencia, antes de las elecciones catalanas, para rezar por una España: Una, Grande y Libre.  Eso sí, jamás se le ha escuchado una crítica contra los curas pederastas. ¿Hay quién dé más?

Salud y República

14 marzo 2017

¡Todos a los toros! Que es más barato

Hay que ver que bien cumple el PP los acuerdos de C’s. Los que quiere, claro. Ahora resulta que el ministro de Educación y portavoz ha afirmado que va a bajar el IVA. ¡Ya era hora! dirá cualquiera que lo lea. Porque bajar impuestos siempre suele caer bien y más si dicen que es en el campo de la cultura. Y, además, lo hacen para cumplir con ese pacto “tan maravilloso y que tan bien están ejecutando con C’s, por ejemplo, en los temas de corrupción.

Por lo que seguramente artistas, músicos y demás gente de la farándula y del ‘buen vivir’, estarán la mar de contentos. Pero no, ahora resulta que los espectáculos como el cine, el teatro, la ópera, los conciertos o el ballet siguen con el mismo IVA. Ese maravilloso IVA que subieron del 8 al 21%, y que hoy dobla al que se aplica por los mismos productos, de media, en Europa.

Claro que se trata de cambiar las costumbres. En vez de ir a una ópera o asistir al cine, lo que tenemos que hacer para saber cómo aprecia nuestro gobierno la cultura es ir a los toros. Porque, señores, lo que va a disminuir es el IVA taurino –que ya han confirmado que lo van a bajar al 10%--, y por tanto se abaratarán las bochornosas corridas de toro. Eso, vamos, lo que se dice pura y dura marca España. Nuestra cultura patria, y no hay más que
hablar.

Mientras que los pañales, los preservativos, los tampones, la luz y el material escolar siguen al 21%, no hay nada como disfrutar de un buen crimen, de una tortura perfecta, de una matanza salvaje. Y para ello, nada como ayudar a que la gente pueda ver lo que muchos llamaban y algunos siguen llamando ‘La Fiesta Nacional’. Sin olvidar la apreciable labor contra la inflación que puede jugar la bajada del rabo de toro.

No hay nada como presumir, y presumir de algo único por su carácter cultural. Además ya saben que los taurinos afirman –se ve que en su otra vida eran toros de lidia— que los toros no sufren, que están hechos para morir dignamente, como guerreros. Claro que son unos guerreros un poco especiales, guerreros que siempre pierden y mueren sin salvación en la batalla, mientras que su asesino juega de forma ventajista, muestra parte de su cuerpo como trofeo y es aclamado como un gran ídolo. Vamos, que hemos vuelto a Roma, a la Roma de hace dos mil años.

Perdonen si esta diatriba es sarcástica y menos agria de lo que debería ser, pero si escribo con la mala leche que me ha producido la noticia, hubieran salido sapos y culebras en vez de palabras. Y es que la cosa tiene su aquel.

Llevan los profesionales de la cultura luchando varios años por la bajada del IVA en sus productos, de primera necesidad vital, como son los espectáculos como el cine, el teatro o los conciertos, y resulta que no se les hace ni puñetero caso. Sin embargo, este gobierno cutre, casposo, españolísimo e inculto decide que lo que hay que bajar es el IVA de los toros. ¡Olé!

Precisamente un espectáculo que va muriendo poco a poco. Al que cada vez acuden menos espectadores. Que ha desaparecido o ha sido prohibido en algunos puntos del país. Pues bien, éste es el espectáculo elegido para ser bandera de la cultura de este país mísero, criminal y desnaturalizado por estos botarates gañanes del Partido Popular, y de los modernos de Ciudadanos que también están de acuerdo.

¡Qué pena! ¡Qué país! Y lo más grave no es que un partido político piense que los toros son cultura y que hay que premiar su afluencia. Lo grave de verdad es que un partido que hace esto –que además se financia ilegalmente, que está lleno de casos de corrupción, que miente más que habla— sea el partido más votado. Tendremos que convenir en que hay algo que falla y que la democracia es seguramente el sistema menos malo, pero desde luego no es ninguna panacea. Y a las pruebas me remito.

Salud y República

11 marzo 2017

¿Por qué no está imputada Esperanza Aguirre?

¿Qué tiene que pasar para que Espe Aguirre sea investigada judicialmente? ¿Acaso no hay indicios? ¿Es que la Fiscalía no quiere, no puede o no la dejan? ¿Cómo se puede dejar al margen a la máxima responsable de un partido investigado por siete vías de financiación ilegal? Alguien tendrá de que explicarlo. A esta alturas, por mucho que la lideresa insista es imposible que no supiera nada de nada de todos los casos que en este momento llenan de ciénaga su reinado.

El juez Eloy de Velasco está investigando sobre:
·        El Campo de la Justicia (100 millones más el mantenimiento, tirados a la basura)
·        Los 12 hospitales de gestión privada.
·        Ampliación del metro de Madrid
·        Adjudicación del restaurante de la Asamblea de Madrid a su amigo Arturo Fernández
·        Parquímetros en el municipio de Valdemoro
·        Las donaciones ilegales de López Madrid (OHL)

Y es que, la pobre es la mayor victima de la corrupción. Ella pasaba por allí. ‘No sabe, no la consta’ –les suena este estribillo--. Al fin y al cabo, sólo era la presidenta del Partido Popular y la presidenta de la C.A.M. Ella se dedicaba, por ejemplo, a hacer hospitales. ¡Cómo no!, todos la recordamos mezclando el cemento, con los ladrillos a cuestas y con la espátula en ristre. ¡Vaya jeta!

Se defiende con verdadero descaro y mostrando lo que es, una mentirosa capaz de echar la culpa a otros, con tal de salir indemne. Cuando ella llegó, Beltrán Gutiérrez, el tesorero, estaba allí. Había sido nombrado por el PP Central. Y olvida que ella le rescató, cuando le empezaron a investigar y el PP central le orilló.

Es una gran profesional de lo que hoy se conoce como la ‘postverdad’. Inventa historias que repite continuamente para que la historia veraz quede enterrada. Por ejemplo, y no es un caso único, aquello de: ‘Yo descubrí la trama Gürtel’.

Desde el principio, Espe Aguirre es una pura estafa. Su llegada a la política fue en unas circunstancias, el Tamayazo, que todavía están sin aclarar. Y después, gracias a la Fundación que ella creó –Fundescam--, ha obtenido unos resultados electorales dopada, jugando con ventaja, como a ella le gusta. Y luego, cuando se empezó a destapar la cloaca, se marchó para alejarse del olor que ella había consentido, no porque se sintiera culpable, que se sigue queriendo mucho y se cree el ‘no va más’ de la política. Y, efectivamente, no va más, afortunadamente, desde hace tres años, va claramente a menos.

Insulta a los medios y lo hace con el desparpajo propio de quien quiere hacer daño y con la altanería de quién se cree la reina del mundo. Así hace al llamar ‘La Secta’ a ‘La Sexta’ y a la espera de que los suyos rían su gracieta. Lástima que la Asociación de la Prensa de Madrid no lo considere digno de, ni tan siquiera, llamarla la atención. Claro que no es de Podemos.

Todas las investigaciones son durante sus mandatos, y todas parecen que han dejado comisiones y partidas que falsamente iban para publicidad y gastos promocionales, vía Fundescam. Hablamos de millones de euros (sólo en un caso, el de los hospitales se habla de 23 millones) que han servido al Partido Popular de Madrid para doparse en campañas electorales y ganar elecciones. Pero ella, no sabe nada. Y parece que la fiscalía la cree.

Por mucho menos han sido imputados otros actores de la política, algo que es difícil de entender. Algo que nos lleva a pensar si la Justicia es igual para todos. Y ya sabemos lo que contesta la mayoría de la gente. ¿Será imputada finalmente la lideresa? Chi lo sà?

Salud y República

08 marzo 2017

El PP y las mujeres

Que no nos engañen. Sólo palabrería. Al PP le importa un carajo la violencia de género o las desigualdades entre hombre y mujer. Ellos van a lo suyo, y desde luego entre sus prioridades no están las políticas de igualdad de género y contra la violencia machista.

Como se sabe, ‘el movimiento se demuestra andando’. Y, por mucho que digan, por mucho que repitan que están por la igualdad de género, no ponen los medios para conseguirlo.

Mientras que durante los últimos años del gobierno pepero se han llenado las arcas de los bancos y los presupuestos de Defensa han aumentado todos los años –en 2017 está previsto un aumento del 30%--, mientras que la desigualdad laboral entre hombre y mujer se ha mantenido (las mujeres cobran salarios un 25% menos, tienen trabajos más precarios y mayor dificultad de ascender a puestos directivos, etc.) y el paro femenino es un 20% mayor que el de los hombres, el presupuesto en políticas de igualdad y de lucha contra la violencia de género ha disminuido, en la última legislatura, un 20,9%.

Esto es lo que cuenta, ‘obras son amores y no buenas razones’. Si al PP le hubiera interesado alcanzar la igualdad entre hombre y mujer hubiera destinado más recursos a conseguirlo. Todo lo demás: artificios y bengalas. Palabras y mentiras.

Y es que les pasa como con el franquismo. Al menor descuido enseñan la patita. Y van desde hacerse la mujer florero, con “el no sé, no me consta”, como Ana Mato o Espe Aguirre, cuando las preguntan por las corrupciones de sus allegados, hasta hacer del 8 de mayo, una fiesta propia de la Sección Femenina Franquista, como esta ocurriendo en Rota, donde el programa para celebrar este día es:

Hoy, y no les da vergüenza, hablan de igualdad de género como si se implicaran en la lucha y sin embargo, destinan a las partidas de igualdad y lucha contra la violencia de género el 0,01% del presupuesto, y organizan fiestecitas como las de Rota.

Ya está bien de mentir. Ellos siguen yendo a lo suyo, y lo suyo es mantener el poder machista. Eso sí, salvando la cara con discursos políticamente correctos –no vaya a ser que les calen--, mientras disminuyen los medios para solucionar el problema. Actuando, con lágrimas de cocodrilo, cuando ocurren asesinatos machistas, y al mismo tiempo destinando menos recursos a combatirlos. ¡Basta!

Salud y República

05 marzo 2017

Trump y Cospedal se parecen

No es una exageración, aunque parecerse al presidente cavernícola de USA sea sobrepasar las líneas mínimas de la decencia y la democracia. Pues bien, hay un aspecto en el que, ‘casualmente’, Trump y Cospedal coinciden. Y no es moco de pavo.

Me refiero al incremento en los gastos de defensa. Es verdad que Trump ha dicho abiertamente que aumenta estos gastos para ganar guerras, mientras que Cospedal, calladita, no se atreve a tamañas barbaridades.

El aumento del presupuesto que pretende Cospedal es del 30%, mientras que el mundo se ha escandalizado porque Trump lo quiere hacer en un 9%. Y, sin embargo, sólo se habla de éste último incremento.


Trump es un tipo que se ha tomado la presidencia de EE.UU. como si fuera un ‘reality show’. Un juego donde sus decisiones criminales forman parte de una contienda en la que él quiere ser el gran vencedor, cueste lo que cueste, incluyendo la eliminación de los demás contrincantes.

Cospedal lo hace por ambición política, por atraerse a los militares, a los que les quiere regalar juguetitos que les entretengan. Ella cree que así será elogiada por ellos y por todos los belicistas de este país, y eso la pone, y llena su ego de soberbia sobrenatural. Pero también está tratando de combatir, al conseguir este incremento, a su contrincante en el PP, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, con la que tiene una contienda interna de poder. Naturalmente, a costa de recursos públicos.

Y, este exagerado aumento, lo hace además sin decir de dónde pretende que se saque el dinero, para eso está Montoro que sin duda aplicará los recortes que sean necesarios para obtener los 2.100 millones de euros que pretende subir el ministerio de la Duquesa del Finiquito en Diferido. Y, todo esto, en un año donde ya se van a recortar 5.000 millones, por imposición europea.

Trump, al menos, ha sido mucho más transparente, porque todo el mundo sabe de dónde quiere sacar esos 51.000 millones de euros. Se cargara el ‘Obamacare’, disminuirá muy sensiblemente los gastos al Tercer Mundo, también los destinados al Medio Ambiente y eliminará la mayoría de los gastos sociales –que ya eran mínimos— para atender a los más necesitados.

Mientras, la Condesa de los Tres Cargos (ministra, presidenta pepera de su Comunidad y secretaria de organización del PP) hace regalitos a sus muchachos militares, vaciando un poco más los recursos de las partidas sociales, y además confirma, con gran desparpajo, que cumplirá el objetivo de la OTAN --que le ha exigido Trump a Rajoy--, que se traduce en un aumento de gastos militares de 12.000 millones de euros, en los próximos años.

Eso sí, sin despeinarse y con la mantilla puesta, que para eso se trata de un acólito del nacional-catolicismo. Y además “trumpera”.

Salud y República

03 marzo 2017

El autobús cavernícola de los miserables

¡Qué barbaridad! ¡Qué ganas de provocar! Este autobús es propio de una organización inquisitorial que ha sido defendida por gran parte del PP, una organización que los peperos ha utilizado para llenar las calles en contra del aborto y los homosexuales, hace pocos años.

Naturalmente hoy, olvidándose de cómo han apoyado a estos miserables, gran parte de los peperos dan marcha atrás y condenan el autobús de la transfobia. Pero, somos muchos los que no olvidamos la ligazón que el PP ha tenido con HazteOír.

Para empezar se unieron a esas manifestaciones en contra del aborto y del matrimonio homosexual,  luego hay que recordar que el opusdeista Fernández Díaz, siendo ministro del PP, otorgó a esta organización ultraderechista el título de asociación de utilidad pública. ¡Lamentable!, aunque propio de ese personaje oscuro y meapilas.

Esa utilidad pública les ha beneficiado, enormemente, al no tener que pagar el IBI y gran parte de otros impuestos, además de poder optar a subvenciones y de beneficiar a sus socios a desgravarse en el IRPF. De hecho han pasado en los últimos tres años de 2000 a 7000 socios y de obtener unos ingresos de 700.000 euros a los 2,6 millones.

Pero aquí no se acaba la cosa. Esperanza Aguirre y su gobierno en la C.A.M. financió a HazteOir, con todo el descaro que tiene la ex lideresa –por cierto, que a pesar de que siempre trata de opinar sobre todo, en este tema se ha callado interesadamente--, y lo hizo desde la Consejería de Inmigración, que dirigía la opusdeista Lucía Figar, dimitida por el caso Púnica.

Así es que esta marcha atrás del PP, que ahora critica a HazteOir por su campaña transfóbica, no es sino un cambio táctico ante una situación que le puede provocar problemas y pérdida de votos. Porque no se puede olvidar que esta asociación está dirigida por ‘gente encantadora’ que nació para apoyar a Aznar, y contaron con la protección de la Conferencia Episcopal cuando la presidía Rouco. Y luego fueron premiados y apoyados por Espe Aguirre y por Fernández Díaz. Sólo con estos antecedentes es para echarse a temblar.

Es vergonzoso que se le concediera esa “utilidad pública” a una asociación cuyo único fin es desestabilizar las leyes democráticas aprobadas y retrotraernos a tiempos inquisitivos. De hecho la primera cuestión que han planteado los grupos de oposición, Unidos Podemos y PSOE ha sido la de suprimir ese título la ha ayudado a expandirse.

Hay que luchar contra estos impresentables cavernícolas, capaces de llevarnos al siglo XIX, si se lo permitimos y de tratar de influir en los seres más débiles, los niños. Tienen que saber que 7000 cernícalos no pueden poner en tela de juicio nuestros valores y nuestros derechos humanos.

El Gran Wyoming, con rapidez y eficacia, ha contratacado con un autobús a favor de la identidad de género. Montémonos en él.

Salud y República

28 febrero 2017

El pacto PP—Ciudadanos: un timo con premeditación

Ya se conoce como el pacto de las lentejas. Al menos así lo ha reconocido el nuevo hombre fuerte del PP, Martínez-Maillo, quién, con una caradura y una impostura propia de un pepero de pro, ha manifestado que el PP firmó el pacto de investidura con C’s porque eran lentejas –o las tomas o las dejas--, y tuvieron que aceptar cuestiones que sabían que no podrían cumplir. Lo importante era gobernar. Y, naturalmente, ellos estaban locos por hacerlo.

Mientras tanto, Ciudadanos –que parece que se pone digno y lo que hace es arrodillarse cada día un poco más ante sus capos naturales— no ha hecho sino tragar, sin conseguir hasta ahora nada más que migajas, sólo las migajas que ya pensaba adoptar el PP debido a la presión social contra la corrupción.

Hoy parece que los dos partidos se van a ver para hablar del pacto –un paripé más--, pero no se preocupen, que la sangre no llegará al río. El PP cederá en alguna cosilla para que sus chicos de C’s sigan pareciendo que sirven para algo, pero como era previsible, y ya habíamos anunciado, fallará en lo fundamental y no se adoptaran apenas cambios por ese acuerdo, que pasará de ser el pacto de las lentejas al acuerdo de “agua de borrajas”.

Hay que tener cara, montar este pacto, que es un numerito, tan pomposo como inocuo, para aparentar un apoyo de gobierno que estaba cantado, pero que había que disimular. Estos chicos de Ciudadanos, ya lo he dicho en varias ocasiones, terminarán colocados en el PP, y si no al tiempo.

En principio les han ayudado y le siguen ayudando a gobernar, aunque, de forma interesada, disimulen y parezca que tienen cierta autonomía, pero cada día se ve su actitud más clara y su posición más cercana al PP. Recordemos el congreso de C’s de hace un mes –que, por cierto, pasó desapercibido—y cuyo único resultado fue que pasaron de ser socialdemócratas a liberales, un primer paso, que terminará, cuando vean que es el momento propicio con la absorción de Ciudadanos por el PP. Eso sí, salvándose sus dirigentes y sus altos cargos, que pasarán a ingresar como peperos de alto rango, y dejando a sus electores con el culo al aire.

En fin, que no nos tomen el pelo, que si queremos ver una comedia, todavía en este país hay teatros mejores que el parlamento. Y aunque tengan entre sus filas a artistas como Tony Cantó y Felisuco, su mediocre calidad hace que su interpretación parezca más falsa que una peseta de madera.

Salud y República

27 febrero 2017

Rajoy y un señor de Murcia

No hay nada como ser amigo de Rajoy. Nada es comparable con que Rajoy te defienda. Los amigos de Rajoy, me cuentan, que se acojonan cuando el presidente les defiende, cuando públicamente sale en su apoyo. Que se lo cuenten a sus intimísimos Mata, Bárcenas, Fabra, Camps, Mato, Monago, Rus, Barberá, Soria o Fernández Díaz, y ahora a Pedro Antonio Sánchez, y al resto de los que ha halagado en algún momento.

Es difícil conocer a alguien que se haya ido dejando tantos amigos por el camino pero, eso sí, tan campante, él sigue defendiendo a troche y moche a dudosos, imputados, culpables y encarcelados sin que sus electores le pasen factura, que es lo que le interesa. Y es que ser amigo de Rajoy tiene grandes riesgos. Y como decía aquel: “Que dios me libre de mis amigos, que de mis enemigos me libro yo”.

El último en ser encomiado por el triste Rajoy ha sido un señor de Murcia, a la sazón, presidente de su Comunidad. Resulta que le han imputado y tiene, a la espera, otras investigaciones, pero tanto él como todo el PP le defienden a capa y espada, además con argumentos mentirosos.

En primer lugar se saltan un acuerdo que tienen con Ciudadanos, donde habían pactado que un imputado tenía que dimitir, y el señor de Murcia, Rajoy el PP, en un alarde de cinismo, dicen que no era eso lo firmado (claro que Ciudadanos, a pesar de ser su partido lacayo, tiene que aparentar seriedad y les está apretando) y a pasar el tiempo. Pero aún hay más.

Para defenderse mienten. Primero al no cumplir sus acuerdos, después aduciendo que ‘el pobre Sánchez’ está siendo acosado, y que ya ha tenido 16 denuncias de las que ha salido ileso. Bueno pues, parece que estudiadas las denuncias, hay de todo, unas no son de corrupción, otras son por cuestiones electorales, dos están abiertas, y otras se cuentan dos veces. Moraleja, hay dos cerradas por acusaciones de corrupción, dos abiertas que siguen su trámite y alguna que es de carácter administrativo. Total, otro mantra del PP, que sigue insistiendo en la táctica de Goebbels: “Una mentira repetida muchas veces se convierte en una verdad”.

En fin, una más del Partido Popular que vuelve a demostrar cómo lucha contra la corrupción y cómo utiliza la ley del embudo. Recordemos, que en cuanto hay un caso de imputación de algún miembro de otro partido, piden la dimisión inmediatamente, mientras que actúan con mentiras, dilaciones y divagaciones cuando se trata de un caso suyo. Rajoy sigue pensando que la impunidad es algo propio de su partido, algo que debe mantener, a sabiendas de que su electorado se lo perdona todo. Y Pedro Antonio Sánchez encantado de la vida. ¡Pobre! No sabe lo que es ser amigo de Rajoy. ¡Oh, país!

Salud y Republica

24 febrero 2017

La justicia es un cachondeo: Montesquieu está de luto

Varios episodios que han ocurrido en los últimos días nos confirman que en la Justicia no es oro todo lo que reluce. Muchos se dedican, desde altas instancias a repetir el mantra más conocido: “La justicia es igual para todos”, mientras que la realidad lo niega, de forma obstinada.

La sentencia blandita e injusta sobre Urdangarín y la Infanta, de la que ya he hablado, han abierto la veda. Pero también hemos visto con estupor cómo en Murcia, y parece que no sólo allí, existen prácticas mafiosas contra algunos fiscales con casos de corrupción. Así lo han confirmado varios de ellos, empezando por Manuel López Bernal, fiscal general de Murcia, quien ha recibido presiones para que no imputara al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez y  ha visto como a compañeros suyos, que llevaban causas de corrupción, les han seguido, les ha asaltado la casa para obtener información de sus ordenadores, o les han amenazado.

Precisamente --¡oh, casualidad!--, el fiscal López Bernal ha sido sustituido cuando estaba cursando la instrucción del presidente murciano y le había citado como investigado en el caso Auditorio.

Por otro lado se ha sabido que el fiscal general, de acuerdo con el gobierno, ha pactado con la AF (Asociación de Fiscales, la más conservadora) el nombramiento del nuevo fiscal anticorrupción. Curioso que sea el amiguete del ministro de Justicia y del gobierno, y que sea el único de los siete aspirantes que no tenia experiencia en causas de corrupción.

Mientras que el Fiscal General del Estado, cuyo objetivo debería ser la defensa del Estado, que no del gobierno, sea nombrado por el ejecutivo, no será sino un apéndice del ministro de Justicia, y más, si como ocurre ahora, el actual ministro de Justicia, Rafael Catalá desprecia constantemente la separación de poderes, habla y no para, criticando y aconsejando a jueces y fiscales sobre su cometido y tratando de mantenerlos bajo la órbita del gobierno, sin ningún pudor.

Un hecho tras otro demuestra la tesis del cachondeo que es la Justicia. El último es que el tribunal del caso Urdangarín ha decidido que éste no tiene que sufrir prisión preventiva. Y, aunque sea discutible este hecho, lo que es un trato de favor inexplicable al ex duque –a parte de una condena mínima, inferior incluso a la de su socio Diego Torres, a pesar de que tenía una petición de pena mayor--, es que no le hayan aplicado ninguna garantía. Por ejemplo, no le han impuesto fianza, ni le han retirado el pasaporte –cosa que sí que han hecho a Diego Torres--. Es más, puede vivir fuera de España, fuera de la Unión Europea –de hecho, seguirá en Suiza--, y podrá hacer acto de presencia allí, todos los meses, como está prescrito. Lo único que le han impuesto es que comunique si cambia de domicilio o si viaja fuera de la UE, lo que puede hacer de vacaciones también. Vamos que me extraña que no le manden un juez todos los meses a su domicilio en Ginebra para que constate su presencia, sin que tenga el pobre que moverse de su casa. Algo inédito.

Y es que la Justicia es un cachondeo. ¿Cuándo podrán actuar con libertad, jueces y fiscales? ¿Por qué no se cambia la forma de elección de los Tribunales Constitucional, Supremo y CGPJ, así como del Fiscal General del Estado para garantizar su independencia?

Hoy, de nuevo, nuestra democracia se resiente en uno de sus puntos más importantes, la independencia del poder judicial. Montesquieu está de luto. El PP ha vuelto a asesinar a la Justicia.


Salud y República

20 febrero 2017

El rescoldo del franquismo en el Partido Popular

Lo sabíamos y lo constatamos día a día. Por mucho que traten de minimizarlo, sus actuaciones desprenden un rancio hedor de franquismo. Basta leer las noticias que a diario surgen para no tener la menor duda. A los ultrajes y oprobios que este gobierno ha cometido y sigue cometiendo a las víctimas del franquismo, se suman noticias diarias, de las que he elegido tres, que han surgido la semana pasada, que confirman esta tesis.

El gobierno veta una ley sobre víctimas del franquismo
Además de franquistas son cobardes. Ante una proposición de ley de Esquerra Republicana que insta a un apoyo económico y jurídico del gobierno como reparación a las víctimas del franquismo, se niegan a aceptarla por razones económicas, y olvidan que todos los años se aprueban créditos para aumentar los gastos militares de forma extraordinaria. Está claro que la Memoria Histórica es banal comparada con poder aumentar nuestro “poderío militar”.

Se aprueba, con la abstención de C’s y el voto en contra del PP, una investigación contra la Fundación Francisco Franco
Ante una proposición no de ley de En Marea para investigar a la fundación del dictador criminal, el PP vota en contra (C’s, de forma cobarde y para no cabrear a sus jefes peperos, se abstiene). Lo cual significa que están de acuerdo en que exista un colectivo dispuesto a ensalzar al genocida Franco. Mientras en Alemania o en Italia está penalizado defender o ensalzar a Hitler y Mussolini, en España el gobierno lo ampara.

El Presidente del Senado homenajea a un ministro franquista.
Pues sí, al insólito hecho de que el Congreso de los Diputados edite un libro donde se recogen intervenciones de Cruz Martínez Esteruelas, ex ministro de Franco, cuando fue procurador en las Cortes Franquistas, se suma el hecho de que se presentó en el Congreso con el aval del presidente del Senado, Pío García Escudero. Martínez Esteruela participó, entre otras canalladas, en el consejo de ministros donde se firmaron las últimas sentencias de muerte. Este acto que promocionó la ultraderechista Fundación Tomás Moro, fue acogida con entusiasmo por el PP y por García Escudero, otra prueba más de la conexión del PP actual con el franquismo.

Sirvan estos ejemplos como un continuo suma y sigue, que no hace sino confirmar que el PP está dispuesto a mantener esas raíces fascistoides que les imprimió su fundador Manuel Fraga y que, incrustadas en su ADN, son partes de su esencia.

Salud y República

17 febrero 2017

Iñaki y Cristina, una sentencia muy fina

Están la mar de contentos. La sentencia ha dejado libre de culpa a la infanta Cristina, mientras que le ha soltado una pequeña propina a su marido Iñaki. Y los dos tan contentos y tan campantes.

Ha triunfado la doctrina Cristina, la del “no sé, no me consta”. Una doctrina que se ha extendido por los juzgados de nuestra querida España y que muchas otras acusadas utilizan para salvarse. Se trata de una sentencia machista a tutiplén --que una mujer con la carrera de Económicas y con un puestecito de cierto nivel en la Caixa, no supiera ni lo que firmaba, ni si estaba defraudando a Hacienda o si su enriquecimiento era fruto de su sangre azul--, donde ha triunfado la tesis de la mujer florero, firmaba sin saber, sólo por amor. No me dirán que no es romántico.

Lo grave es que con esta sentencia exculpatoria se crea un precedente –la doctrina Infanta-- que los jueces deberán tener en cuenta para no discriminar a otras posibles acusadas que practican la misma práctica del “no sé, no me consta”. Como es el caso, entre otros, de la exministra Ana Mato, esa pobre ciega que no veía tres coches de alto nivel en su garaje y que dice no saber nada de los regalos que recibía.

El caso de Urdangarín ha empezado su camino hacia la nada o la casi nada. Ya verán como será un milagro si al final lo encierran. Para empezar le pedían 19,5 años y le han condenado a 6 años y 3 meses, una rebaja propia de febrero, de final de temporada. Pero lo que parece incomprensible es que a su socio Diego Torres, al que pedían una condena de 16,5 años, le han echado 8 años y 6 meses, o sea más que al cuñadísimo. Algo que huele a chamusquina. 

A todo ellos sumen que lo van a recurrir y que el Supremo hará otra rebajita, y que como el pobre no tiene antecedentes y si entra en prisión será bueno y recibirá beneficios carcelarios, su pena se reducirá aún más, y me temo que no llegue a pasar ni dos años. Por cierto que ya tienen decidido a qué cárcel ir, si se da el caso. Y han elegido una prisión en Badajoz que es la menos conflictiva. No hay nada como poder elegir el hotel, como es propio de seres superiores. Él y los suyos no quieren que lo pase mal, que bastante tiene con que le hayan condenado. ¡Pobrecillo!

Para colmo, en su momento la infanta hizo un ingreso de 450.000 euros como fianza, pues bien, --¡ojo al parche!--, la sentencia dice que tiene que pagar 265.000 euros por responsabilidad civil a título lucrativo, lo que hace que la tengan que devolver 185.000 euros. La broma le ha salido a devolver. Parece mentira pero es verdad.

Luego dicen y seguirán diciendo que la Justicia es igual para todos. Y una leche…! Esta sentencia refleja un trato discriminatorio que hace tambalearse las paredes de nuestro edificio democrático. Los fiscales, como ha demostrado el ministro del interior, y el sistema judicial están amañado cuando se trata de personajes de alto copete.

Y ya saben, si Hacienda les reclama alguna vez, alguna cantidad, basta decir que no sabía, que no le constaba, y si se aplica la doctrina Infanta –me temo que no, si no tiene sangre azul o parecido--, puede que hasta se lo perdonen. ¡Vivimos en un país de Jauja!

Salud y República

16 febrero 2017

PP y PSOE firman juntos en la UE el tratado CETA

Nada nuevo bajo el sol, aunque sea algo que niegan ambos. Sus intereses están unidos y es así, incluso, en la Unión Europea, donde aprueban juntos el acuerdo CETA, el tratado comercial con Canadá. El PP y el PSOE en perfecta comunión. aunque lo nieguen, forman el dúo perfecto del liberalismo económico.

Con la excusa de la liberación de aranceles y sin que se pueda demostrar ninguna virtud económica –a pesar de que sus defensores lo afirmen— este acuerdo tiene desventajas cualitativas graves.  Se está dejando en manos de las multinacionales aspectos serios, como la soberanía democrática de los países, anteponiendo sus intereses a los de sus ciudadanos:

·        Se crea un tribunal (ICS) que tendrá prevalencia sobre los tribunales de los distintos Estados y juzgará las posibles infracciones.

·        Beneficia a las multinacionales y perjudica a los trabajadores, pone el riesgo los derechos laborales y favorece la privatización de servicios públicos. Podrán ser recurridas las normas que según las grandes empresas frenen el comercio.

·        Desmantela estándares de protección del consumidor y del medio ambiente, en beneficios de las empresas que podrán prohibirlos si alegan que perjudica sus intereses.

·        Es un Caballo de Troya para el mercado estadounidense, puesto que unas 46.000 filiales de sus empresas con sede en Canadá podrían beneficiarse de este acuerdo e imponer sus condiciones.

·        Se podrán imponer las normas de protección canadiense, que son más laxas que las europeas, que pueden incluir estándares alimenticios hoy prohibidos en la UE.


Bueno, pues todos estos puntos que benefician claramente a las multinacionales y perjudican a los ciudadanos están incluidos en el acuerdo que acaban de aprobar en el Parlamento Europeo, el PSOE y el PP. Unidos y de la mano, una vez más, para beneficiar a las empresas transnacionales, aunque con ello se debilite la situación del ciudadano europeo.

Otra vez se demuestra que en temas económicos van juntitos. Sin que se corten un pelo. Hacen camino de la mano aunque luego traten de disimular y de enfrentarse en pequeñas disputas. Lo importante queda sellado por ese bipartidismo –no cuento a Ciudadanos que como es natural se ha alineado con el PP, también en este asunto--, que tanto daño ha hecho y pretende seguir haciendo.

Para la aplicación del CETA sólo queda un paso. La ratificación en los parlamentos nacionales. Y veremos cómo cuando llegue este tratado a la Carrera de San Jerónimo, tanto el PSOE como el PP volverán a votar juntos, demostrando una vez más que sus intereses caminan por la vereda de los poderosos.

Sólo la actuación conjunta de todas las otras fuerzas políticas y las movilizaciones ciudadanas pueden hacer parar esta locura que antepone intereses comerciales de las multinacionales y deja en manos de un mercantilismo absoluto a las personas, como consumidores y como ciudadanos. Hay que movilizarse para evitar este atropello del que nos podemos lamentar en un futuro próximo.


Salud y República

14 febrero 2017

MAFO y Segura imputados por la salida a bolsa de Bankia

Después de que el juez instructor se negara en tres ocasiones a imputar a los dirigentes del Banco de España, la Audiencia Nacional ha decidido citar como investigados a varios de sus directivos, entre ellos a Fernández Ordóñez, el que fue Gobernador del Banco de España, y al presidente de la CMNV, Julio Segura, por la salida a bolsa de Bankia.

Era lo normal, habrá que preguntarse por qué el juez instructor no lo hizo antes, puesto que las pruebas son claras y contundentes para que fueran llamados a declarar. Existen varios correos electrónicos de la inspección del Banco de España, donde se afirma que la salida a bolsa de la entidad bancaria es un craso error que puede suponer su rescate por un valor de unos 15.000 millones de euros.

¿Y qué hizo Miguel Ángel Fernández Ordóñez o Julio Segura? No tomar acción ante la alarma de sus propios inspectores y permitir esa salida que protagonizó Rato y que provocó el hundimiento de la empresa. Al no actuar como supervisores de la situación de Bankia, que era su labor, permitieron que el agujero financiero de la entidad fuera mucho mayor.

Se trata de otra ocasión en la que las instituciones, en este caso el Banco de España y la CMNV, están al servicio el poder político, del gobierno. Está claro que la independencia de las instituciones es imposible cuando quienes están al frente deben su cumplimiento a un gobierno que los nombra.

MAFO actuó a favor del gobierno del PSOE, que fue quién le nombró, y provocó que esa huida hacia delante terminara destruyendo la entidad y provocando un rescate público que se podría haber evitado, en gran parte.

Según la inspección del Banco de España, en emails enviados unos días antes de la salida a bolsa, se ponía en cuestión la operación y se advertía de unas consecuencias muy negativas, a las que Fernández Ordóñez y Julio Segura no hicieron ni caso. Entre otras cuestiones en los anunciados correos se decía: “existen indicios múltiples, bastantes y concurrentes de criminalita en esta conducta”. Y ponía cifra al descalabro, hablando de que la pérdida sería de unos 15.000 millones de euros.

Se trató de una cooperación necesaria indecente. Y en vez de prohibir esa salida a bolsa, la autorizaron, a sabiendas de que sus inspectores estaban en contra y de que se alimentaba una huida hacia delante que el gobierno del PSOE les había ordenado, olvidando sus competencia y su obligación para con la gestión pública.

Otra más de un bipartidismo que ha asolado este país y que ha trabajado para las élites, en vez de para los ciudadanos. Tanto el PSOE, que fue quien nombró a MAFO, como el PP, que pretende no cargar a Rato con más corrupción, se han negado en varias ocasiones a crear una comisión de investigación en el Congrego –que Izquierda Unida y UPyD solicitaron-- sobre la gestión de las cajas de ahorro que tanto dinero –61.000 millones— nos ha costado a todos los españoles.

Ahora, vista la situación a la que han llegado con la imputación del exgobernador del Banco de España, el PSOE parece que va a aceptar esta investigación. Veremos, con estupor, como el Partido Socialista echará las culpas a Rato y los peperos tratarán de culpabilizar al gobierno Zapatero y a MAFO, y si no al tiempo. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Escarceos que no llegarán a ninguna parte y que pagaremos todos. Eso sí, sin apenas coste electoral, para ellos. Hay que acabar con ese bipartidismo, porque su continuo daño ha empobrecido a este país y le ha llenado de corrupción.

Salud y República

11 febrero 2017

Podemos: ¿Y mañana qué?

Hoy empieza un fin de semana crucial para Podemos. Vistalegre puede ser un campo de minas o una reunión que devuelva la ilusión. Desgraciadamente, hoy se ha perdido gran parte de la esperanza que se despertó hace unos meses. Una mala comunicación y unos excesos de personalismo han llevado a este partido a una situación difícil.

Vistalegre puede ser todo y nada. Renovarse y volver a soñar o dormir el sueño de los justos. No se puede volver atrás. Hoy, Unidos Podemos tiene más de cinco millones de personas que han confiado en el futuro, en un cambio efectivo, y eso no se puede tirar por la borda.

No soy de Podemos, pero estoy con Podemos. Con esa ilusión que despertó en la izquierda y con esa nueva situación que ha hecho tambalearse al bipartidismo, tan apartado de los electores y con tantos intereses de sillón.

Podemos ha de ser plural, y junto a Podemos deben ir todos los movimientos que defienden los mismos intereses, hablo de En Marea, Compromis, En Comú Podem, Izquierda Unida, y todas las uniones populares y confluencias que formaron parte de esa ilusión.

No voy a hablar de mis preferencias personales, que las tengo, pero sí de que los compañeros de Podemos han de hacer un esfuerzo y, pase lo que pase este fin de semana, recomenzar el lunes a mantener la ilusión y la esperanza que nació con el 15M.

Todo el mundo es necesario, nadie imprescindible, pero una vez acabada la función, lo importante es cómo se gestionarán, a partir del lunes, los resultados del domingo. Ahí puede estar la clave. Porque, aunque hay diferencias, hay mucho en común que no se puede dejar que se lo trague el sumidero. Sería perder la ocasión que no hemos tenido desde que hay democracia en este país. Por eso apelo a vuestra responsabilidad.

Y por mucho que haya desde otros partidos y desde una parte importante de la prensa, un interés en que Podemos se diluya, debemos remar todos por una izquierda unida, por un movimiento popular de izquierdas capaz de cambiar los parámetros que hoy mantienen los partidos del bipartidismo (no cuento a Ciudadanos, que es el PP bis) deseosos de que nadie se interponga en su camino, para poder seguir con sus privilegios y sus corruptelas. Ese ha de ser el objetivo.

¡Compañeros! Mucha gente espera lo mejor de vosotros, y tenéis que ser conscientes de lo que nos estamos jugando en este momento. Y no olvidaros nunca de que diez millones de ojos, como mínimo, esperan que vuestras desavenencias se diluyan y el trabajo en común pueda hacer que esa ilusión que se despertó hace poco, pueda llegar a buen puerto. En vuestras manos queda. Os deseo lo mejor, y recordad que discutir sí, que hablar de diferencias por supuesto, pero que ha de llegar una síntesis que asegure que el lunes se puede continuar una labor necesaria, imprescindible, para que nuestros deseos, los deseos de una izquierda verdadera y legítima, se puedan hacer realidad. ¡Vosotros, tenéis la palabra! ¡No la jodáis!


Salud y Republica