01 julio 2015

¡Las urnas son peligrosas!

Así es, así lo pensamos. Sin recato, es lo natural. La ministra de agricultura lo ha explicado con toda normalidad. Diciendo lo que piensa. Bueno, mejor, diciendo lo que pensamos todos en el PP. Las urnas son un medio para conseguir el único fin posible: ¡Que ganemos nosotros!

Hemos nacido para ganar y no se hable más. Por eso hay que extrañarse de que otros ganen, eso es anormal, atípico e injusto, además de peligroso. Somos el poder, todo lo demás: tierra conquistada. ¡Y no hay más!

tejerina urnas peligrosas

Así lo hemos venido demostrando. Y cuando no ganamos es que el resultado es injusto o un peligro. Porque, ¿Quién tiene más experiencia y más ganas de mandar? ¿Quién ha heredado las esencias de la dictadura sino nosotros? Somos la verdad, y la verdad debe prevalecer por encima de tonterías, iniquidades y peligros.

Y lo decimos bien alto. Y no sólo esta ministra Tejerina, todos los demás haciendo de coro al presidente, al “Gran Mariano”. Ese oscuro objeto del desiderátum del poder que ha hablado: “los pactos son dudosamente democráticos”.

Llevamos razón, cómo van a venir unos primerizos extremistas a robarnos Madrid ó Barcelona, o a colaborar para que nos impidan gobernar en la Comunidad Valenciana o en la de Castilla-La Mancha. Eso sólo se puede entender como un peligro. Como un fallo de las urnas.

Y si no, recordemos a Hitler, que primero ganó en las urnas y luego… Pues eso, eso es lo que va a pasar. Y pasa por lo que pasa, porque como bien dice Tejerina: “Las urnas son un peligro”. Y es que el problema es votar, si no se votara no habría peligro, gobernarían los de siempre, no habría dudas. Pero se empieza jugando a la democracia y ya ven lo que pasa, llegan extremistas y ganan.

La democracia es un medio, porque si lo convertimos en un fin, puede pasar lo que ha pasado. O utilizamos bien este instrumento, que es lo que es, y nos ha de servir para perpetuarnos en el poder, o algo falla y habrá que plantearse otra fórmula para ganar.

Ahora, que habíamos esquilmado a los menesterosos –ya saben aquello de que el inferior, por el mero hecho de serlo, será severamente castigado—, y que habíamos avanzado en amordazar a la plebe –bendita ley que permite la cadena perpetua y libra a nuestra señora Espe de sentarse en el banquillo—, resulta que las encuestas dicen que podemos perder las próximas elecciones generales si se une la izquierda.

Hay que avisar a la gente. ¡Hay que meter miedo! La democracia está hecha para nosotros, sin nosotros el caos. Hay que intentar decirle a la gente que sólo hay una alternativa: la nuestra, lo demás: un peligro.

Así es que a ver si somos serios y no caemos en ningún peligro. ¡Ojito con quién se vota!

Fdo.: Un pepero de pro

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

A veces se les escapan cosas que sienten profundamente pero que ocultan por el que dirán y los votos, nunca se me olvidará la frase de oro de Zaplana, "Yo estoy en política para medrar" así, con un par, aunque luego diria que sacaron la frase de contexto...jajajaja
Salud

Molina De Tirso dijo...

Me alegro en el alma porque Tania parece honrada y, desde luego, muy inteligente y muy luchadora, algo que nunca viene mal en la izquierda. Y me alegro por mí también, ya que, aunque les ves el plumero de lejos, estas acusaciones te hacen dudar a veces. Sabes con qué intención se airean pero, quién sabe...
Y eso que no suelo creerme casi nada y estoy atenta a las rectificaciones, en otros casos la duda quedará para siempre, ya se sabe que la calumnia llega a todo el mundo y la rehabilitación a casi nadie.
Pero es un final feliz, así que ¡enhorabuena! y a seguir dando caña.