08 marzo 2015

Y Aguirre quiere más: ¡Pobre Marianín!

Rajoy ya se está arrepintiendo de haber señalado con su dedo totalitario a la lideresa madrileña, y francamente no es para menos. Porque Aguirre es un peligro público, y no sólo para Madrid, también para Mariano. Sus constantes desafíos no han terminado, ni mucho menos, con su nombramiento como candidata pepera a la alcaldía de Madrid.

Porque parece que ahora empieza lo bueno (o lo malo, según se mire). Y es que Génova, después de todo lo ocurrido en Madrid, con sus colaboradores más directos implicados en temas de corrupción o a punto de serlo, no quería que siguiera siendo la mandamás pepera en la Comunidad, y a cambio la ofrecía la posiblidad de ser alcaldesa en Madrid, eso sí, dejando la dirección del partido.

Pero ella dice que nanay, que verde las ha segao, y que no se va de la dirección pepera en Madrid ni de coña. Total que la ha liado. Tuvo una reunión con Cospedal, donde la secretaria pepera le dijo que tenía que dejar la presidencia pepera madrileña, y ella se ha negado en rotundo.

Desde luego no sabemos cómo se ha negociado esta cuestión, lo que sí sabemos es que Espe Aguirre, una vez conseguido su propósito principal: ser candidata, quiere todo y no va a renunciar a nada. Por eso, esta mañana ha echado otro órdago a Mariano, diciéndole que si se carga la dirección de Madrid y pone una gestora ella no será candidata. ¿Y ahora qué?

Pues en Génova no saben qué hacer. Si ceden a Esperanza y no se cargan la dirección madrileña malo, puesto que se dirá que sigue mandando en Madrid la que ha ensuciado al partido, la amiga de los chorizos madrileños, la responsable política, la que los nombró y además sería otra bajada de pantalones de Mariano ante la condesa Aguirre, otra más. Y van… Y es que en el caso de que Aguirre salve los muebles en las elecciones autonómicas, subirán sus enteros a la espera del resultado de las generales, porque en el caso que Rajoy no gane, ella estará colocada y casi ganadora para sustituir a Mariano Rajoy, porque ésta no renuncia a nada.

Rajoy Aguirre perro

En el caso de que nombren una gestora y Espe no acepte ser candidata, Mariano tendrá que nombrar a otro candidato y si los resultados no son buenos, cargará con las culpas y tendrá la espada de Esperanza en el cogote. Y por lo tanto la convertirá en mártir y en aspirante a todo dentro del partido.

En fin, que haber nombrado a Espe candidata sin tener el acuerdo pleno de la sustitución de la dirección de Madrid ha sido otra cagada genovesa. A partir de aquí, pase lo que pase, todo será malo para Mariano. Sólo tiene una salvación, que los resultados de las próximas municipales y autonómicas le sean favorables, cosa que parece bastante difícil.

Espe puede ser la tumba de Mariano. Hoy que se celebra el día de la mujer trabajadora podemos afirmar sin reparos que si hay alguien a quien no hay que felicitar es a Espe Aguirre. ¿Por qué? Porque no es una mujer éticamente hablando, iría más lejos, no es un ser humano. Su falta de sensibilidad, su desprecio, su prepotencia no son precisamente sus valores. El ansia de poder, la corrupción, el desafía, la deslealtad, el desprecio al rival, sí que lo son.

Muchas le había hecho, pero ésta: la última, es de campeonato. Hoy, la lideresa ha dejado a Rajoy echo un guiñapo, su error al nombrarla y la respuesta de ésta le ha convertido en un muñeco enano en sus manos, le ha disminuido su poder y le ha dejado, en el mejor de los casos, en Marianín, en una marioneta que la lideresa sabe manejar como nadie. Un polichinela de pacotilla. Y todo por su mala cabeza, ¿a quién se le ocurre nombrarla candidata?

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Que bien, que se den de hostias entre ellos me parece genial...jajajaja
Salud

María A. Marín dijo...

Yo no me río.
No me fío un pelo de estos...

Que pases buena semana.
Besos