24 marzo 2015

Rajoy: Todos contra ETA

Iluso de mí. Y yo que creía que ETA era ya historia. Pues nada, basta con que se aproximen unas elecciones y ahí tienen ustedes al capo del PP llamando al mundo mundial a que le ayuden a acabar con ETA.

Incapaz de hacer nada, salvo recortes infames y hundir el estado del bienestar, está viendo que se le escapan las elecciones, que está más perdido que Carracuca, y Rajoy tiene que jugar órdagos a la desesperada. Remover problemas que no existen.

Ésta es la última: “Es necesario la unidad de todos los demócratas contra ETA”. Pues eso. Ahora resulta que tiene que resucitar muertos para intentar ganar votos. Votos que se le escapan por la izquierda con Ciudadanos y por la derecha con Vox. Ahora son a éstos últimos los que quiere recuperar aunque lo tiene mal, muy mal, no le van a perdonar la traición del aborto.

Rajoy y caperucita

Pues sí, ETA ha vuelto al escenario. Y es que el PP siempre ha jugado al electoralismo con ETA y sus víctimas. Y sí, mucho sacar a pasear al perro, pero lo que recordamos es claro. Aznar intentó pactar, llegando a llamarles “Movimiento Vasco de Liberación Nacional” (alguien se imagina que hubiera dicho y hecho el PP si otro partido hubiera denominado así a la banda terrorista ETA) y luego no han sido capaces de obtener la tregua definitiva (la consiguió Zapatero). Eso sí, siempre aparecen cuando lo hacen las víctimas del terrorismo etarra, siempre jugando con ventaja, sin haber conseguido nada palpable.

Y es que ha llegado la hora. Y vendrán más órdagos. Ya no saben qué hacer, se les escapa el poder y están dispuestos a todo. En mentir son maestros, en favorecer a los suyos también, pero se ve que ya no es suficiente. Necesitan más. Por eso, nos van a sacar conejos de la chistera aunque estén muertos, como es el caso de ETA. Más les valdría conseguirlo ellos, que para eso son el gobierno, que para eso tienen todos los medios del Estado, utilizando la razón y la política, en vez de salir, al ser incapaces, pidiendo árnica a los demócratas para hacerse los grandes enemigos de un terrorismo que hoy está desaparecido. Para mover el corazón de una parte del electorado y ver sí así recogen el fruto.

Se trata de remover la mierda para que el olor llegue a muchos que todavía sueñan con un terrorismo que les pueda hacer ganar elecciones. Ya lo intentaron en 2004 y les salió mal. Hoy vuelven a intentarlo. Y es que saben que están perdiendo batallas, aunque son capaces de cualquier cosa con tal de no perder la guerra. La perderán, y lo saben. Por eso…

Salud y República 

2 comentarios:

Genín dijo...

Mientras no los activen aunque sea de momento...
Salud

Fanny Sinrima dijo...

Muy buena esta entrada. Pones de manifiesto el "cangelo" que tienen a que se repita la estrepitosa caída de votos y sacan a la luz temas que no vienen a cuento, como sacando el demonio a pasear y presentarse ellos como salvadores de todos los males, cuando muchos males han sido provocados por estos gobernantes.

¡Que sigan cayendo en el abismo!

Saludos.