15 enero 2015

La sede del PP de Bilbao a costa de ETA

Una detrás de otra. Sorpresa tras sorpresa. Ahora resulta que el PP vasco solicitó fondos, a sus simpatizantes y afiliados, para aumentar la seguridad de sus cargos de confianza (concejales, alcaldes, diputados, etc) en plena actividad etarra y resulta que según la IGAE (Intervención General de la Administración del Estado, organismo dependiente de Hacienda) ese dinero se utilizó para pagar la hipoteca de la sede pepera de Bilbao. Y todo eso, además, sin estar en la contabilidad general del partido. ¡Otra maravilla!

Ahí les tienen ustedes, unos verdaderos trileros de la política. Mientras el Gran Mariano se dedica a criticar a los que hacen programas electorales que no se cumplen (seguro que lo ha hecho mirándose al espejo) en Grecia, resulta que su partido está lleno de mierda, lo mires por donde lo mires.

PP sede Bilbao

Allí mandaba María San Gil –bajo la égida de Aznar--, esa que, a pesar de parecer imposible, se ha salido del PP por la derecha. Justo esa que con su amigo Mayor Oreja siempre ha estado venerando a las víctimas del terrorismo de ETA (las víctimas del terrorismo –de todos los terrorismos—merecen respeto y toda la ayuda posible, pero no veneración). Sin embargo, parece que no les importaba engañar a su gente, pedir para aumentar la seguridad de los suyos y luego gastárselo en pagar la hipoteca de su sede (¿a ver si es que les iban a desahuciar?). ¡Qué poca vergüenza!

No se cortan, ni se han cortado un pelo. Ellos estaban en su cortijo, llamado España y como tal hacían y deshacían a su antojo, que para eso era suyo. Menos mal que parece que ese tiempo ha pasado y ahora les ha llegado su hora En parte, sólo en parte, porque ya sé que sólo pagarán unos pocos y la mayoría se irá de rositas.

No se han conformado con nada. Tenían dinero a mansalva y no se conformaban. Jugaban al más difícil todavía. En vez de sacar del mismo sitio que sacaban para los sobres, prefirieron pedir dinero a su gente y en vez de gastárselo en seguridad contra ETA lo hicieron en su local de Bilbao. Lo que se llama amor puro a los suyos y lucha contra ETA, porque digo yo ¿se puede luchar contra el terrorismo si no se tiene un local en condiciones?

Esto ocurrió en 1998 y recordemos que ETA asesinó a Miguel Ángel Blanco en 1997. Total que parece que les importaba poco la seguridad de sus concejales y mucho tener un local guapo donde poder resguardarse los días de lluvia, que por cierto en Bilbao son muchos.

En fin, una prueba más de lo mismo, de lo que vienen demostrando. Además de contar entre sus filas con verdaderos corruptos, de matrícula de honor, han demostrado ser mentirosos e insensible. No sólo nos han engañado, además en momentos de crisis se han cargado las ayudas a la dependencia y pretenden que el mejor fin de los enfermos de hepatitis C es que se mueran –están mareando la perdiz sin solucionar el problema--, sino que además, cuando ETA estaba en su apogeo, dedicaban recursos que eran para la seguridad de sus cargos públicos, a pagar la hipoteca de su local. ¡Gente encantadora! ¿o no?

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

A mi no me sorprende nada, una de las caracteristicas de la derecha y mas de la derechona, es la doble moral, otra como ya sabemos durante sus años de gobierno es hacer justo lo contrario de lo que dicen, por tanto, quienes voten por ellos son de su misma condición porque si no lo sabían antes, ahora ya lo saben...
Salud

María A. Marín dijo...

Hablar sobre estos sinvergüenzas es un poco tirar el tiempo a la basura.
Hacen lo que ellos quieren y a los demás les exigen pureza.
¡Es inaudito!

Rafa, he vuelto con el blog.

Besos y Salud