23 julio 2014

Biblioteca Nacional: desculturizar la cultura

No hay vuelta de hoja, mientras la cultura en otros países está considerada como un activo primordial, aquí en el mejor de los casos se valora como algo ocioso, algo añadido, de importancia relativa.

Y eso lo demuestra este gobierno, como en otras muchas cosas, con las políticas que aplica. Política de pauperización, también en la cultura, política de subida del IVA, política de artículo de lujo. En definitiva, política de recortes. Para este gobierno pepero, al igual que la enseñanza, la dependencia y la sanidad, la cultura o la investigación son un mero lujo. Quien pueda que se lo pague y quien no, que se apañe. Esto es lo que hacen, olvidándose de los principios más elementales del Estado del Bienestar.

Apoyar a la cultura es propio de franceses o de suecos, los españoles nos dedicamos a cosas serias. Por ejemplo, a la hostelería, a la construcción y a otras artes mayores, eso con suerte, que si no, ya se sabe cuál es la dedicación principal de nuestros gobernantes: creación de paro.

Es vergonzoso el porcentaje del PIB que dedica este gobierno a la cultura. Que cada vez ha ido a menos. Eso sí, salvando los toros, que como todo el mundo sabe es el acerbo cultural por excelencia de este país, aunque ‘muchos ignorantes’ piensen que es tortura. Pero, sin duda, este gobierno en un arranque de españolismo imperial isabelino y torquemadiano ha decidido que el único capítulo cultural del presupuesto que merece ser cuidado y aumentado es el de la tauromaquia. El teatro, el cine, los libros y todo lo demás pura filfa.

Pues bien, un ejemplo más, el ministro Wert --ya saben, aquel tertuliano que parecía modosito y que le hicieron ministro para cargarse la Educación y la Cultura--, junto a sus adláteres que pintan lo que pintan, puros correveidiles, abrazafarolas de su excelencia el ministro (me refiero al Secretario de Estado de Cultura (pomposo título para función tan seguidista), Sr. Lasalle y a la Directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos Aramburo, otro personaje que tal baila, parecen tener como objetivo cargarse la Biblioteca Nacional. Hacer de esta institución venerada y envidiada, algo vulgar, administrativo y sin alma cultural.

Biblioteca ERE

Una medida para conseguir este nefasto objetivo ha sido cambiar la empresa externa (Ever Team Spain) que les hacía funciones de catalogación, depósito legal, archivo documentación etc. por otra empresa en un concurso con unas condiciones insólitas.

Naturalmente, hoy a los 58 bibliotecarios de la empresa Ever Team Spain que llevaban haciendo este trabajo durante años en la Biblioteca, les ha caído la losa de un ERE, que todavía está sin resolver por falta de acuerdo.

Hablaba de condiciones insólitas por las que se ha elegido a la otra empresa. Y es que se han cambiado las condiciones del concurso y se ha valorado mucho más, que en ocasiones anteriores, los condicionantes económicos y menos los técnicos o profesionales (ya saben, lo importante no es la profesionalidad, sino que sea barato). Además se ha elegido a la empresa ganadora en base a un presupuesto que es “baja temeraria” o sea muy por debajo de lo ofrecido por las demás empresas, lo que hace dudar seriamente de la posibilidad de acometer el proyecto.

Sin embargo, a pesar de todo, la Biblioteca ha preferido adjudicar el concurso a la empresa con baja temeraria, que cuenta con 30 empleados (contra los 58 que tenía la anterior) y además, con todo el morro, ha contratado 22 becarios para que le redondeen el trabajo.

Al final, los bibliotecarios profesionales a la calle. La empresa Ever Team Spain que ha ganado durante varios años el concurso y ha obtenido pingües beneficios, lo salda con un ERE, a pesar de que tiene otros proyectos culturales en los que podría haber colocado a estos trabajadores. Ellos siempre se salvan.

En fin, una historia triste más, donde pierden los de siempre. en primer lugar, los bibliotecarios hoy con un ERE sobre sus espaldas y los ciudadanos que ven como una institución prestigiosa puede acabar, por supuestas razones mercantiles –aunque yo creo que la razón es el desapego que tienen a la cutura--, como el rosario de la aurora, y que la cultura, los libros, sólo son valorados como mercancía cara y peligrosa, que hay que abaratar como sea. 

Y es que este gobierno tiene alergia a la cultura, salvo que haya cuernos y trajes de luces por medio.

Salud y República

5 comentarios:

Eulalia dijo...

Yo llevo mucho tiempo diciendo que lo único que va a salvar al país son unas cuantas guillotinas en los lugares adecuados.

Genín dijo...

Que poco comprensivo eres,el gobierno tiene que ahorrar para que se nutran los corruptos y cubrir sus maravillosas inversiones, sobre todo en la banca, fijate como se va a forrar el BBV con la compra de los catalanes, solo en eso perderemos mas que los recortes de educación y sanidad juntos, pero eso da igual, va a cargo de dinero público, miemtrastanto los banqueros a forrarse, siempre de una u otra manera, pero a nuestra costa siempre...
¡Viva España!
Salud

María A. Marín dijo...

La "cultura" que interesa en este país de paletos, es la que marquen los programas basura que más audiencia tienen de toda la parrilla.
Si preguntaran en una encuesta si saben qué se hace en la Biblioteca Nacional o quién es Paquirrín, los resultados serían vergonzosos seguro.

Con este bagaje ¿de qué nos extraña que hagan un Ere a Ever Team Spain y nadie sepa de qué va eso?
Como dice Genin: Viva España y yo añado: cañí.

Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Indigna que se manosee así algo tan valioso!
=(

Camino a Gaia dijo...

Herederos de los que cuando oían la palabra cultura sacaban la pistola, mandan al exilio a los mejor preparados y nos quedamos con la flor y nata de la desfachatez y la estulticia.